La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

No oyes ladrar los perros de Juan Rulfo Capítulo 8.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "No oyes ladrar los perros de Juan Rulfo Capítulo 8."— Transcripción de la presentación:

1 No oyes ladrar los perros de Juan Rulfo Capítulo 8

2 No oyes ladrar los perros

3 Antes de leer Actividades: A, p. 134 B, C y D, p. 135 E, p. 136

4 Lectura, p. 138 Comprensión.Actividades: A, B, p. 142 C, D y E, p. 143

5 C. De la misma familia. temblaba (temblar): temblor, temblante, tembleque morderse (morder): mordido, mordedor, mordedura oscurecía (oscurecer): oscuro, oscuridad camino (caminar): caminante, encaminarse, caminata vergüenza (avergonzar): sinvergüenza, vergonzoso. brillar: brillo, brillante, brilloso esperanza (esperanzar): esperar, esperanzado

6 D. En contexto La sombra significa lo contrario de la luz. Tambaleante significa que se mueve de un lado al otro, falta de equilibrio. Oscurecía significa que la luz desaparecía. Tropezar: chocar con algo y estar en peligro de caerse. El sudor: líquido que el cuerpo produce al hacer ejercicio o cuando uno está nervioso o tiene calor. Las heridas: lesiones, lastimaduras. El robo: el hurto, hurtar, apropiarse de lo ajeno. Los tejados: techos de los edificios o de las casas.

7 Preguntas: ¿Por qué le preguntaba el padre constantemente a Ignacio si oía ladrar los perros? ¿Crees que solo el hijo es responsable por sus crímenes o crees que el padre también lo es? Explica por qué.


Descargar ppt "No oyes ladrar los perros de Juan Rulfo Capítulo 8."

Presentaciones similares


Anuncios Google