La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Rafael Alberti poeta del Novecento. Gli anni della prima formazione (1902-1924) 1902: nascita a El Puerto (baia di Cadice) Famiglia borghese, ricca, molto.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Rafael Alberti poeta del Novecento. Gli anni della prima formazione (1902-1924) 1902: nascita a El Puerto (baia di Cadice) Famiglia borghese, ricca, molto."— Transcripción de la presentación:

1 Rafael Alberti poeta del Novecento

2 Gli anni della prima formazione ( ) 1902: nascita a El Puerto (baia di Cadice) Famiglia borghese, ricca, molto religiosa Precoce vocazione pittorica 1917: crisi finanziaria famigliare e sofferto trasferimento a Madrid La città, il Prado, la vita culturale, le avanguardie I maestri: Vázquez Díaz La malattia La passione per la poesia

3 Rafael Alberti pittore Friso rítmico de un solo verso (Madrid 1923) Friso de las danzarinas (Madrid 1920)

4 Testi da analizzare ( ) (precedenti a Marinero en tierra) Asalto Le quité el antifaz a una palabra Y mudos frente a frente nos quedamos Le chorrearon las mejillas todos los afeites de sus ojos pintados Sólo brilló en el rostro el colorete falso de los labios Al mar La serpentina azul de esta canción Revientan las bengalas Y un cohete pirata asalta las estrellas. Suéltate los cabellos Mi corazón navegará por ellos Las algas de la noche ya están verdes Y pronto va a volar el sueño

5 Orientamento poetico-estetico degli esordi Valori estetici mediati dalle arti plastico-figurative e dalle prime avanguardie Poetica personale, indipendente da scuole o movimenti, sensibile a certe suggestioni/provocazioni ultraiste Massima libertà formale Linguaggio plastico, sollecitato da una immaginazione visiva Tono acceso, battagliero, dissacrante. Lessico metropolitano Ritmo visuale più che verbale, simultaneísmo, fragmentación verbal

6 Approdo alla poesia: cronologia 1922 : decide di abbandonare la pittura per la poesia 1924: partecipa al Premio Nacional de Literatura; conosce Federico García Lorca 1925: Vince il Premio Nacional de Literatura per la poesia e pubblica Marinero en tierra.

7 La Residencia de Estudiantes Istituzione e centro culturale che ha svolto un ruolo determinante per la definizione e diffusione della nuova poesia, vale a dire: 1.Poesia pura (esenzialità, separazione dal mondo, metapoesia) 2.Poesia dispirazione clásica (Gil Vicente, Garcilaso, Góngora) 3.Poesía de vanguardia, deshumanizada. Le attività.

8 Marinero en tierra (1925) Tema: l infanzia perduta (di cui il mare è simbolo) e la ricerca della propria voce poetica (identificata con lavventura marina). Materia poetica: autobiografia autografia; la stessa esperienza poetica. Sintesi finale: dualismo esistenziale (poeta/mondo; poeta/ispirazione; poesia/vita).

9 PRIMERA PARTE Marinero en tierra

10 Sueños del marinero Yo, marinero, en la ribera mía, posada sobre un cano y dulce río que da su brazo a un mar de Andalucía, sueño en ser almirante de navío, para partir el lomo de los mares, al sol ardiente y a la luna fría. ¡Oh los hielos del sur! ¡oh las polares islas del norte! ¡blanca primavera, desnuda y yerta sobre los glaciares!. ¡Cuerpo de roca y alma de vidriera! ¡Oh estío tropical, rojo, abrasado, bajo el plumero azul de la palmera!. Mi sueño, por el mar condecorado, va sobre su bajel, firme, seguro, de una verde sirena enamorado, concha del agua allá en su seno oscuro. ¡Arrójame a las ondas, marinero sirenita del mar, yo te conjuro!. ¡Sal de tu gruta, que adorarte quiero, sal de tu gruta, virgen sembradora, a sembrarme en el pecho tu lucero! Ya está flotando el cuerpo de la aurora en la bandeja azul del océano y la cara del cielo se colora. de carmín. Deja el vidrio de tu mano disuelto en la alba urna de mi frente, alga de nácar y cantadora en vano. Bajo el vergel azul de la corriente. ¡Gélidos desposorios submarinos con el ángel barquero del relente y la luna del agua por padrinos! El mar, la tierra, el aire, mi sirena, surcaré atado a los cabellos finos y verdes de tu álgida melena. Mis gallardetes blancos enarbola, ¡oh marinero!, ante la aurora llena ¡y ruede por el mar tu caracola!.

11 A Juan Antonio Espinosa Capitán de navío Homme libre, toujours tu chériras la mer. C. Baudelaire Sobre tu nave un plinto verde de algas marinas, de moluscos, de conchas, de esmeralda estelar-, capitán de los vientos y de las golondrinas, fuiste condecorado por un golpe de mar. Por ti los litorales de frentes serpentinas desenrollan, al paso de tu arado, un cantar: Marinero, hombre libre que los mares declinas, dinos los radiogramas de tu estrella Polar. Buen marinero, hijo de los llantos del norte, limón del mediodía, bandera de la corte espumosa del agua, cazador de sirenas; todos los litorales amarrados del mundo pedimos que nos lleves en el surco profundo de tu nave, a la mar, rotas nuestras cadenas.

12 El pino verde A Gregorio Prieto Prólogo en la sierra Mi corazón repartido entre la ciudad y el campo ¡Luminarias de la noche¡ ¡Mis verdes sauces llorones! ¡Ay claras confiterías de anises y de piñones! ¡El olor a trementina, a suave alcol de romero, del bosque! ¡Novia azul en la baranda de los últimos balcones! ¡Novia del monte, pobre!

13 ¡A volar! Leñador, no tales el pino, que un hogar hay dormido en su copa. -Señora abubilla, señor gorrión, hermana mía calandria, sobrina del ruiseñor; ave sin coda, martín pescador, parado y triste alacrán ¡ a volar, Pajaritos, al mar!

14 SEGUNDA PARTE MARINERO EN TIERRA

15 A Juan Chabás Prólogo Entraña de estos cantares: ¡Sangre de mi corazón tarumba por ver los mares! 1 El mar. La mar. El mar. !Sólo la mar! ¿Por qué me trajiste, padre, a la ciudad? ¿Por qué me desenterraste del mar? En sueños, la marejada me tira del corazón; se lo quisiera llevar. Padre, ¿por qué me trajiste acá? Gimiendo por ver el mar, un marinerito en tierra iza al aire este lamento: ¡Ay mi blusa marinera; Siempre me la inflaba el viento al divisar la escollera!

16 NANA Mar, aunque soy hijo tuyo, quiero decirte: "!Hija mía! y llamarte, al arrullarte: Marecita -madrecita-, !marecita de mi sangre!"

17 Considerazioni finali Autografismo Ispirazione malinconica, tono allegro, stilizzazione, grazia Distanziamento dallultraismo Combinazione di forme popolare, colte, davanguardia, in anticipo rispetto ai compagni di generazione. Imagismo Tecnica metaforica tecnica del correlativo oggettivo Ricezione dellopera (Díez-Canedo, Almagro, Bergamín…) Lorca versus Alberti

18 Da Gil Vicente a Góngora Dall azzurro al chiaroscuro violento : La Amante, 1926 (transizione dal mare alla terra. Il marinaio si avventura in un viaggio in terra spagnola, per pianure, monti e fiumi verso il mare del nord) El alba del alhelí, 1927 (canzoni dellentroterra, folclore, poesia popolare stilizzata: lo andaluzo universal) Ispirazione neogongorina: Cal y canto, 1929

19 La Amante Predominio degli ottonari (verso romance) Autografia e memorie di viaggio (narratività?) Tema amoroso-esistenziale, inno alla libertà. Brevità dei testi Tecnica coloristica (contrasto)

20 De Arande de Duero a Peñaranda de Duero ¡Castellanos de Castilla, nunca habéis visto la mar! ¡Alerta, que en estos ojos del Sur y en este cantar yo os traigo toda la mar! ¡Miradme, que pasa el mar!

21 El alba del alhelí Scritto quasi in contemporanea con La amante Forte presa sulla realtà (la vita del paese, Rute, dove ha vissuto per qualche tempo) Lanneddotico Narratività e drammatizzazione (Estampitas…) I tre alhelí: bianco, nero, verde Anisosillabismo (novità: ottonari e endecasillabi) e silabeo. Tra senso e suono: vocalismo (ocorrenza significativa della rima in í, dinamismo paronomasico)

22 La encerrada (da El alba...) Tu padre es el que, dicen, te encierra. Tu madre es la que guarda la llave Ninguno quiere que yo te vea, que yo te hable, que yo te diga que estoy muriéndome por casarme. […] Sin que te sienta tu madre, salte por la puerta falsa y vente a los olivares. Tu calle va recta al campo. Escondido en la cuneta, te espero con mi caballo. Te enseñaré los caminos que van rondando a los mares, amor, si vienes conmigo. Si vienes, amor, si vienes Sin que lo sepa tu madre, sin que tu padre se entere. Porque tienes olivares y toros de lidia fieros, murmuran los ganaderos que yo no vengo por ti, que vengo por tus dineros. Todas las piedras del pueblo las traigo en los pies clavadas. Vengo de allá arriba, de tu barrio, de rondar tu calle, de guardar tu casa. ¡Y nada! […] Solito en este escalón, me paso la noche entera. […] De la calle suben sombras, ya sin habla, la escalera verde de tu enredadera. ¡Yo sé que estás prisionera y que intentan libertarte gentes que no se quisiera!

23 Por eso, en este escalón, solito, para guardarte, me paso la noche entera. […] Sonámbulo entré yo anoche En tu jardín. Nadie había. ¿ Nadie? - Sí. Sobre el limonar lunero, la luna. Debajo tú. ¿Sola? - Sí ¿Qué haces tú? - Soñando estoy un traje para mi boda. -¿Conmigo? -No (Nocturno) Deja ese sueño. Envuélvete, Desnuda y blanca, en tu sábana. Te esperan en el jardín, Tras las tapias. Tus padres mueren, dormidos. Deja ese sueño. Anda. Tras las tapias, Te esperan con un cuchillo. Vuele deprisa a tu casa. Deja ese sueño. Anda. En la alcoba de tus padres Entra, desnuda en silencio. Corre deprisa a las tapias. Deja ese sueño. Sáltalas. / Vente…

24 NANA (n. 10) Yo no sé de la niña, no sé. Que yo no sé cómo es. Que no, Que sí. Que yo no sé si la vi. ¡Que sí la vi yo! ¡Que sí la recuerdo yo! ¡¡¡Viva!!!

25 Pregón ¡ Vendo nubes de colores: las redondas, coloradas, para endulzar los calores! !Vendo los cirros morados Y rosas, las laboradas, Los crepúsculos dorados! ¡El amarillo lucero, cogido a la verde rama del celeste duraznero! ¡Vendo la nieve, la llama Y el canto del pregonero

26 Considerazioni finali sulla poesia del primissimo Alberti ( ) Unità (graduale evoluzione verso la poetica neobarocca) Ambiguità estetica: avanguardia/tradizione Cultismi (vincolo con la tradizione letteraria colta a livello tematico e stilistico) Neopopolarismo e folclore (tradizione popolare dellarte, non folclore allo stato puro, come in Lorca) Versatilità metrica Costanti tematiche (mare, libertà, amore, originale autobiografismo, natura, viaggio, avventura) e progressiva accentuazione del lato oscuro e angoscioso della realtà. Cura per la forma e progressivo potenziamento della strumentazione retorica Progressivo recupero delle forme classiche (rima assonante e consonante, versi tradizionali, sonetto, sempre con qualche libertà) Accentuazione dei contrasti (colore, timbro…), luci/ombre

27 Neogongorismo ( ) Crisi estetica: abbandono de la lírica cancioneril stanchezza per la canzone popolare, approdo a Gongora ritorno alla strofa classico-barocco (Soledad tercera, Cal y canto)

28 Neogongorismo ( ) Origine: XVIII: gruppi isolati di scrittori XIX: filologia francese e poeti (Verlaine e Darío) XX: nellambito della rivalutazione del Barocco (da Wölfflin ai poeti del 1927)

29 Neogongorismo albertiano Sforzo di ricreazione mimetica della lingua poetica di Góngora, ma senza venir meno alla propria originalità Gongorismo=avanguardia=esaltazione dei valori plastici e costruttivi nella creazione En La arboleda perdida Alberti scrive a proposito di Cal y canto: «Era una poesía de pintor, plástica, lineal, de perfilrecortado. Aquel temblor de alma de mis canciones [de Marinero en tierra y de La amante] lo iba a meter ahora como en un cofre de cristal de roca, en una blanca y dura urna, aunque transparente. Sometería el verso métrico a las presiones y precisiones másaltas. Perseguiría como un loco la belleza idiomática, los más vibrados timbres armosiosos, creando imágenes que a veces, en un mismo poema, se sucederían con una velocidad cinematográfica, porque el cine, sobre todo, entre los múltiples inventos de laida moderna, era lo que más me arrebataba...»

30 Dal neogongorismo al surrealismo Evoluzione rapidissima: riflessione esistenziale ritorno allumano la forma (forza plasmatrice e al tempo stesso rivelatrice di tensioni e contrasti) lonirico verso libero inconscio

31 Da La arboleda perdida Ya el poema breve, de corte musical me producía cansancio. Era como un limón exprimido...(andalusismo come epidemia). ¿Acaso no había tanteado ya otras formas en mi Marinero...? Cuando terminaba las últimas estrofas de mi Soledad tercera...ya relampagueaban en el cielo nocturn de mi alcoba las alas de los primero poemas de Sobre los ángeles. ¿Qué hacer, cómo hablar, cómo gritar, cómo dar forma a esa maraña en que me debatía, cómo erguirme de nuevo de aquella sima de catástrofes en que estaba sumido? Y se me revelaron entonces los ángeles. Lluegué a escribir a tientas...con un automatismo no buscado...el idioma como punta de espadas…

32 Cal y canto (1929) Titolo originario: Pasión y forma (humano/deshumano; puro/impuro) Proverbio andaluso: entre santa y santo, pared de cal y canto Carattere dinamico e di ricerca, verso la vuelta a la estrofa(Gerardo Diego) Otto sezioni con predominio di forme classiche che gradualmente sfociano nel verso libero, ispirate a una ideologia, forme di vita, estetica contemporanee. En La arboleda perdida : : «Era una poesía de pintor, plástica, lineal, de perfil recortado. Aquel temblor de alma de mis canciones [de Marinero en tierra y de La amante] lo iba a meter ahora como en un cofre de cristal de roca, en una blanca y dura urna, aunque transparente. Sometería el verso métrico a las presiones y precisiones másaltas. Perseguiría como un loco la belleza idiomática, los más vibrados timbres armosiosos, creando imágenes que a veces, en un mismo poema, se sucederían con una velocidad cinematográfica, porque el cine, sobre todo, entre los múltiples inventos de laida moderna, era lo que más me arrebataba...»

33 ARACELI No si de arcángel triste, ya nevados Los copos, sobre ti, de sus dos velas. Si de serios jazmines, por estelas De ojos dulces, celestes, resbalados. Rompe la aurora en el acantilado Su frente y por el viento marinea Por dónde tú, si el pabellon ondea, De luto, al alba, el toro desanclado?

34 Se hacen las islas a la mar, abriendo grietas de sangre al hombro de las olas, por restare a sus armas, muerta o viva. ¡Qué ajena tú, mi corazón cosiendo Al delantal de las riberas solas, con tu mastín al lado, pensativa!

35 Homenaje a Don Luis de Góngora y Argote ( ) Soledad tercera (Paráfrasis incompleta) [1]Conchas y verdes liqúenes salados, los dormidos cabellos todavía, al de una piedra sueño, traje umbroso vistiendo estaban, cuando desvelados, cítaras ya, esparcidos, 5 por la del viento lengua larga y fría templados y pulsados fueron y repetidos, que el joven caminante su reposo vio, música segura, 10 volar y, estrella pura, diluirse en la Lira, perezoso. [2]De cometa, la cola celeste y trasatlántica, cosida al hombro por un ártico lucero; 15 mitra en la almena de su frente sola; la barba, derretida, de doble río helado y luna azul de enero; grave, ante el asombrado 20 y atento alborear del peregrino, de su verde cayado haciendo cortesía, rudo, se sonreía el viento de la selva y el camino.

36 [3]De troncos que, a columnas semejantes, sostener parecían la alta esfera de la noche, sin fin, muralla fiera, cuyas siempre sonantes hojas de serafines son el nido, 30 al joven le mostraba el viento y, sin sonido, a penetrar en ella le invitaba. [4] Sin orden, escuadrón se retorcía, monárquico y guerrero, 35 luchando, prisionero en la nocturna cárcel de la umbría, que, fijo el pie en la tierra, sus brazos mil movía con simulada y silenciosa guerra. 40

37 [5] ¡Oh de los bosques mago, soplo y aliento de las verdes frondas, de las ágiles nieves mudo halago, al sin estrella, errante nadador de los trigos y las ondas, 45 los altos, voladores coturnos de los céfiros vestidos, conduce, vigilante, por entre los mentidos de las vírgenes selvas gladiadores! 50 [6] El viento, ya empinado, tromba la barba y mar veloz de nieve la cola, al peregrino extraviado, haciendo de su asombro puntería, le enseña, al par que la borrasca mueve 55 de los árboles fría, la del verde aguacero artillería.

38 [7] Al pie, dócil ya y muda, del ileso extranjero, la tierna y no mortífera metralla 60 de la silvestre, ruda, mal fingida batalla, el descendido guardabosque fiero, sus diez uñas calando bayonetas, hiere, abriendo en la umbría miradores, 65 las de vidrio cornetas de la gloria y clamores del clarín de la luna y ruiseñores. [8] Las célicas escalas, fugitivas, y al son resbaladoras 70 de las nocturnas horas, del verde timbre al despintado y frío, despiertan de las álgidas, esquivas, dríadas del rocío, de la escarcha y relente, 75 su azul inmóvil, su marfil valiente.

39 [9]Arpas de rayos húmedos, tendidas las flotantes y arbóreas cabelleras, de las aves guaridas, de los sueños y fieras 80 domador y pacífico instrumento, al joven danzan las entretejidas esclavas de los troncos, prisioneras en las móviles cárceles del viento. [10] Celosas ninfas, dulces ya los brazos, 85 pórtico y diadema retorcidos; bailadoras guirnaldas que a los infantes lazos de sus finas guedejas esmeraldas penden el son y vuelo 90 de sus libres limones atrevidos, el campo esmerilado o combo cielo de las lisas espaldas, la pierna que, viajera, dispara la cadera 95 y bebe de los pies el raudo yelo, al caminante sus agrestes voces el círculo estrechando aprisionan, unísonas, girando, fieles al coro, lentas o veloces. 100

40 CORO [10] Huéspedas del estío, del invierno y bailable primavera, custodia del otoño verdadera, del trópico y del frío serás el ¡efe y nuestro, a tu albedrío, [11] si al aire, despojada de su prisión de lino, transfigura, ya en ónix verde o mármol tu hermosura morena o blanqueada, por la que es nuestra sangre acelerada. 110 [12] Ven, que las oreades, sirenas de los bosques, te requieren libre mancebo de la selva, y mueren por sus virginidades en los claros ceñirte y oquedades.

41 [13] Tanto ajustar quisieron la sortija del ruedo a la enclavada del peregrino, fija, columna temerosa mal centrada, que, a una señal del viento, el áureo anillo, 120 veloz, quebrado fue, y un amarillo de la ira unicornio, desnudada, orgullo largo y brillo de su frente, la siempre al Norte espada, chispas los cuatro cascos, y las crines, de mil lenguas eléctrico oleaje, ciego coral los ojos, el ramaje rompiendo e incendiando, raudo, entró declarando la guerra a los eurítmicos jardines 130 de las ninfas, que, huidas, en árboles crecieron convertidas.

42 Picasso, La driada, 1908

43 Tappa neogongorina: Conclusioni Progressiva riscoperta della poesia gongorina, dal modernismo in poi, coincidente con lauge del formalismo in letteratura (sia in sede teorica che in quella creativa); con il culto per limmagine (caldeggiato dalle avanguardie); con lidea di un linguaggio poetico possibile solo nello scarto dalla norma. 1925: Gli studi e le edizioni di Miguel Artigas e Dámaso Alonso 1927: le celebrazioni gongorine, omaggi e tributi. Alberti e Góngora: ammirazione e volontà di superamento

44 Sintesi del commento alla Soledad tercera Inizio composizione Prima pubblicazione 1927 Titolo e paratesto: 1. stabilisce un collegamento ideale con le due Soledades gonogorine; 2. il testo viene proposto come un parafrasi di una supposta terza soledad gongorina che non esiste. Struttura: 1. il poema si suddivide in tre parti, la seconda delle quali (il coro) è a sua volta articolata in tre unità. La prima parte è narrata al passato, la seconda (il coro) al presente, la terza di nuovo al passato.

45 Verso Sobre los ángeles ( ) Il sistema binario (primissima maniera: mar/tierra; playa/colegio; sur/norte; blanco/negro; pasión y forma) entra in crisi. Crisi totale (creativa, personale, religiosa, sentimentale) Crisi del soggetto e crisi del linguaggio

46 Sobre los ángeles Il testo è suddiviso in tre parti introdotte da unepigrafe che si reitera in ognuna di esse ed è ricavata dalla rima LXXV di Bécquer (huesped de las nieblas) Prime due parti: crisi del soggetto, distruzione del sistema percettivo. Terza parte: crisi del linguaggio (secondo J. Siles, questa è lunica parte davvero surrealista) Mondo sotto sopra o inferno mentale (distruzione dellordine o disordine celeste), privo di ironia.

47 I critici e Sobre los ángeles L.F. Vivanco: escapada hacia lo alto. C.B. Morris : es, más bien, un rápido descenso a lo profondo S. Salinas: Dominan las imágenes de la caída. La verticalità trascendente si esplora nelle due direzioni (verso lalto e verso il basso). La discesa è una ricerca o nostalgia dellalto.

48 Gli angeli di Alberti Appaiono ad Alberti presso la Cueva de Altamira (cfr. La albereda perdida). Angeli diversi dalla iconologia tradizionale (di cui si recupera la doppia natura celestiale e demoniaca) Angeli carenti di anima e di corpo come quelli del Greco o di De Chirico. Angelo come incarnazione del soggetto dimidiato, frazionato, moltiplicato che è al centro dellopera Predominanza del vuoto. Angelo emblema di ciò che non può essere pensato, pronunciato, scritto.

49 Diverse versioni dellInmaculada del Greco

50

51 LAngelo di De Chirico

52 Sobre los ángeles di Rafael Alberti Parte prima

53 El Ángel de Los números di Rafael Alberti A Eduardo Rodrigáñez Vírgenes con escuadras y compases, velando las celestes pizarras. Y el ángel de los números, pensativo, volando, del 1 al 2, del 2 al 3, del 3 al 4. Tizas frías y esponjas rayaban y borraban la luz de los espacios. Ni sol, luna, ni estrellas, ni el repentino verde del rayo y el relámpago, ni el aire. Sólo nieblas. Vírgenes sin escuadras, sin compases, llorando. Y en las muertas pizarras, el ángel de los números, sin vida, amortajado sobre el 1 y el 2, sobre el 3, sobre el 4…

54 Sobre los ángeles di Rafael Alberti Parte seconda

55 Los dos ángeles Ángel de luz, ardiendo, ¡oh, ven!, y con tu espada incendia los abismos donde yace mi subterráneo ángel de las nieblas. ¡Oh espadazo en las sombras! Chispas múltiples, clavándose en mi cuerpo, en mis alas sin plumas, en lo que nadie ve, vida. Me estás quemando vivo. Vuela ya de mí, oscuro. Luzbel de las canteras sin auroras de los pozos sin agua de las simas sin sueño, ya carbón del espíritu, sol,luna. Me duelen los cabellos y las ansias. ¡Oh, quémame¡ Más, más, sí, sí, más! ¡Quémame! ¡Quémalo, ángel de luz, custodio mío, tú que andabas llorando por las nubes, tú, sin mí, tú, por mí ángel frío de polvo, ya sin gloria, volcado en las tinieblas! ¡Quémalo, ángel de luz, quémame y huye!

56 Sobre los ángeles di Rafael Alberti Parte terza

57 Tres Recuerdos Del Cielo de Rafael Alberti Homenaje a Gustavo Adolfo Bécquer PRÓLOGO No habían cumplido años ni la rosa ni el arcángel. Todo, anterior al balido y al llanto. Cuando la luz ignoraba todavía si el mar nacería niño o niña. Cuando el viento soñaba melenas que peinar y claveles el fuego que encender y mejillas y el agua unos labios parados donde beber. Todo, anterior al cuerpo, al nombre y al tiempo. Entonces, yo recuerdo que, una vez, en el cielo…

58 2.PRIMER RECUERDO …una azucena tronchada... Paseaba con un dejo de azucena que piensa, casi de pájaro que sabe ha de nacer. Mirándose sin verse a una luna que le hacía espejo el sueño y a un silencio de nieve, que le elevaba los pies. A un silencio asomada. Era anterior al arpa, a la lluvia y a las palabras. No sabía. Blanca alumna del aire, temblaba con las estrellas, con la flor y los árboles. Su tallo, su verde talle. Con las estrellas mías que, ignorantes de todo, por cavar dos lagunas en sus ojos la ahogaron en dos mares. Y recuerdo… Nada más: muerta, alejarse.

59 3.SEGUNDO RECUERDO …rumor de besos y batir de alas… También antes, mucho antes de la rebelión de las sombras, de que al mundo cayeran plumas incendiadas y un pájaro pudiera ser muerto por un lirio. Antes, antes que tú me preguntaras el número y el sitio de mi cuerpo. Mucho antes del cuerpo. En la época del alma. Cuando tú abriste en la frente sin corona, del cielo, la primera dinastía del sueño. Cuando tú, al mirarme en la nada, inventaste la primera palabra. Entonces, nuestro encuentro.

60 Tercer recuerdo... detrás del abanico de plumas de oro... Aún los valses del cielo no habían desposado al j jazmín y la nieve, ni los aires pensado en la posible música de tus cabellos, ni decretado el rey que la violeta se enterrara en un libro. No.

61 Era la era en que la golondrina viajaba sin nuestras iniciales en el pico. En que las campanillas y las enredaderas morían sin balcones que escalar y estrellas. La era en que al hombro de un ave no había flor que apoyara la cabeza. Entonces, detrás de tu abanico, nuestra luna primera.

62 Alberti e Bécquer Homenaje in Sobre los ángeles 1931: pubblicazione del saggio:Miedo y vigilia de Gustavo Adolfo Bécquer in El Sol Sintonia: somigliaza tra le due biografie, stessa atmosfera onirica nelle creazioni, attenzione per il processo creativo. Superamento: poetiche e dinamiche espressive opposte.

63 Liricografie R

64 E

65 Y


Descargar ppt "Rafael Alberti poeta del Novecento. Gli anni della prima formazione (1902-1924) 1902: nascita a El Puerto (baia di Cadice) Famiglia borghese, ricca, molto."

Presentaciones similares


Anuncios Google