La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Hoy quiero compartir, con vos, un pasaje de la Biblia muy conocido Mr 4:37-40.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Hoy quiero compartir, con vos, un pasaje de la Biblia muy conocido Mr 4:37-40."— Transcripción de la presentación:

1

2

3 Hoy quiero compartir, con vos, un pasaje de la Biblia muy conocido Mr 4:37-40

4 Se desató entonces una fuerte tormenta, y las olas azotaban la barca, tanto que ya comenzaba a inundarse. Jesús, mientras tanto, estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal, así que los discípulos lo despertaron:

5 ¡Maestro! gritaron, ¿no te importa que nos ahoguemos? Él se levantó, reprendió al viento y ordenó al mar: ¡Silencio! ¡Cálmate! El viento se calmó y todo quedó completamente tranquilo. ¿Por qué tienen tanto miedo? dijo a sus discípulos. ¿Todavía no tienen fe?

6 Cada vez que leía este pasaje, siempre reaccionaba con crítica. Siempre criticaba a los discípulos por su poca o falta de fe. Siempre me preguntaba: ¿Cómo es posible que tuvieran miedo estando Jesús con ellos?

7 Claro, eso fue hasta que llegó el día en que me tocó vivir: “Mi Tormenta” Una tormenta tan grande que nadie podría entender, porque nadie había vivido una semejante (me decía a mí mismo).

8 Yo oraba al Señor, rogándole por la situación que estaba viviendo La tormenta era tan fuerte que las olas azotaban mi barca. ¡Tanto que ya comenzaba a inundarse! Entré en desesperación, porque seguía orando, pero Dios guardaba silencio, me parecía que ¡El Señor está durmiendo!

9 ¡Ya no podía soportar más! Entonces, un día miércoles, desde el fondo de mi alma grité con todas mis fuerzas: ¡Señor! ¿No te importa que me estoy hundiendo? ¿No te importa que me ahogue?...

10 Entonces Jesús se levantó, reprendió y ordenó a la tormenta: ¡Silencio! ¡Cálmate! Y mi tormenta se calmó y todo quedó completamente tranquilo. ¿Por qué tenés tanto miedo? Me preguntó. ¿Todavía no tenés fe?

11 El Señor me había hecho comprender que no estaba solo, todo el tiempo estuvo Él conmigo. Tanto había criticado a los discípulos, y ¡Ahí estaba yo! ¡Había aprendido una gran lección! No importa las situaciones a mi alrededor, mientras tenga la fe suficiente para creer que Jesús siempre está en mi barca.

12 De hecho, la situación no había cambiado en absoluto. Pero mi tormenta se calmó y todo quedó completamente tranquilo. Esto permitió a Dios empezar a obrar y de manera extraordinaria la situación ¡Desapareció!

13 Querido hermano/a: ¿Se desató una fuerte tormenta en tu vida? ¿Una tormenta tan fuerte que las olas azotan tu barca? ¿Una tormenta tan fuerte que tu barca comienza a hundirse? ¿Orás y orás, pero El Señor parece estar durmiendo y que no le importa que te hundís?

14 Jesús está a punto de levantarse y decirle a tu tormenta: ¡Silencio! ¡Cálmate! Y tu tormenta se va a calmar y todo se va a quedar completamente tranquilo. No tengas miedo, porque El Señor Jesús en persona está en tu barca.

15 Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo. Mateo 28:20b Antonio /


Descargar ppt "Hoy quiero compartir, con vos, un pasaje de la Biblia muy conocido Mr 4:37-40."

Presentaciones similares


Anuncios Google