La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Muchos padres disfrutan con sus hijos adolescentes y encuentran que esa edad es un tiempo gratificante. Para la mayoría, sin embargo, ser padres de.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Muchos padres disfrutan con sus hijos adolescentes y encuentran que esa edad es un tiempo gratificante. Para la mayoría, sin embargo, ser padres de."— Transcripción de la presentación:

1

2

3 Muchos padres disfrutan con sus hijos adolescentes y encuentran que esa edad es un tiempo gratificante. Para la mayoría, sin embargo, ser padres de adolescentes es una tarea ardua y desconcertante. Durante 30 años los mas influyente gurúes de la educación familiar han dado marchas y contra marchas con sus teorías: que los padres tienen que escuchar a sus hijos y dejar de reprimirlos; luego que no, que eso no funciona, que ahora tienen que ser más exigentes; no, que hay que alabarlos mucho; que no tanta alabanza; no, hay que ponerse firmes, hay que guiarlos y escucharlos más. Mejores Papas - Hijos Adolescentes

4 Hoy somos mas conscientes que en realidad no vale una manera de proceder que se crea valida para todos. El resultado de esa confusión es que ahora tenemos patrones más exigentes y nos sentimos fracasados y culpables cuando nos medimos con ellos. Pensamos que no somos buenos padres.

5 ¿Qué hacer? ¿Qué deben hacer los padres de un adolescente cuando se encuentran continuamente con problemas de conducta como estos? Se trata de problemas que ellos nunca enfrentaron antes. Muchos se culpan y se sienten fracasados e impotentes. ¿En que me equivoque? se preguntan. ¿Que hice mal?; ¿Por qué mi hijo/a me trata como a su enemigo/a? ¿Qué hacer?

6 Los problemas con los hijos adolescentes nos ponen en una situación difícil. Cuando ellos pasan por la adolescencia, la mayor parte de nosotros está alrededor de los cuarenta, que también es una edad crítica. Es cuando comenzamos a darnos cuenta de que la vida pasa y que algunas de nuestros sueños aún no se han realizado. Por esto, es fácil comprender por qué algunos padres reaccionan violentamente y proyectan sus frustraciones sobre sus hijos adolescentes. No es nada fácil conservar el sentido del humor y recordar que también hay un lado positivo.

7 Cuatro grandes Cambios al mismo tiempo Los medios de comunicación presentan en los años de juventud como apasionantes y seductores. La verdad es que, en toda la vida de una persona, no hay época más penosa e insegura, temerosa y confusa. Debajo de la agresividad, de la aparente autosuficiencia, de costumbres molestas, de amigos inconvenientes, de la rebeldía y del humor cambiante, el adolescente esconde tristeza e inseguridad por dejar la niñez, temor por las responsabilidades de adulto, tensiones sexuales, preocupación por las presiones del grupo.

8 Cuatro grandes Cambios al mismo tiempo Se pregunta: ¿Quién soy en realidad? ¿Cómo les caigo a los demás? ¿Qué piensan de mis los chicos o las chicas? ¿Qué clase de persona seré? ¿Soy tan feo/a como creo, o peor? ¿Podría quererme alguien?; ¿Por qué tanta confusión? Porque los adolescentes atraviesan cuatro grandes cambios al mismo tiempo: en su cuerpo, en sus sentimientos, en su vida social y en su mentalidad.

9 Cuatro grandes Cambios al mismo tiempo 1.- En su cuerpo El ochenta porciento de los adolescentes están tremendamente preocupados por su aspecto físico: por barritos y granos, por el tamaño o la forma de su nariz, de las orejas, de las cejas. En consecuencia: terribles sentimientos de inferioridad.

10 Cuatro grandes Cambios al mismo tiempo 2.- En sus sentimientos Hay también cambios emocionales: oscilaciones repentinas de un entusiasmo nervioso a una profunda depresión. También hay que tomar en cuenta la confusión, la frustración y la culpabilidad que se derivan del impulso sexual que comienzan a experimentar con tanta fuerza.

11 Cuatro grandes Cambios al mismo tiempo 3.- En su vida social Además, en la actualidad, son casi irresistibles las presiones que sufre el adolescente de parte de los amigos, de la propaganda y de la TV, para ir en contra de lo que sus padres esperan de él. Esta segunda familia les dice que deben interesarse mucho mas en la moda, en el trago, en las drogas. Lo que para sus padres es una mala conducta, para sus amigos es la manera adecuada de comportarse. Quieren ser tan libres de sus padres como parecen serlo sus ídolos.

12 Cuatro grandes Cambios al mismo tiempo 4.- En su mentalidad A medida que se desarrolla su capacidad de pensar, se vuelven más conscientes de la diferencia entre lo que el mundo es y lo que debiera ser. Esto los confunde y los vuelve críticos con los adultos y con sus modelos de vida. También aprenden a mirar hacia dentro y esto da lugar al sentimiento de no ser comprendidos.

13 ¿Por qué se portan así los adolescentes? Hay que añadir a toda esta confusión otras cargas que muchos jóvenes experimentan: La presión de los exámenes y los fracasos escolares, la separación de los padres y el tener que dejar la casa, la pertenencia a una clase social pobre o a un grupo étnico marginado, la falta de empleo o la perspectiva de no encontrar trabajo. Todo esto puede ayudarnos a comprender por qué muchos jóvenes se vuelven adictos a la droga o al trago, para hacer frente a la soledad y a los sentimientos de inferioridad.

14 6 formar comunes en las que se portan mal 1.- Llamar la atención (para que los demás se ocupen de ellos). 2.- Luchas de poder (trata de controlar la situación). 3.- Vengarse (quiere herir). 4.- Rendirse (se muestran incapaces). 5.- Buscar la aprobación de los amigos. 6.- Buscar emociones fuertes.

15 ¿Cómo premiamos su mala conducta? Generalmente es bastante fácil para los padres saber cuáles de estas seis cosas está buscando un adolescente. Basta con preguntarse: ¿Cómo me siento? generalmente mi fastidio indica que el chico esta buscando mi atención; mi cólera es signo de una lucha de poder; el sentirme herido indica que está haciéndose el incapaz. Mi preocupación indica que está tratando de ganarse la aprobación de sus amigos; mi alarma, generalmente, es señal de que busca emociones fuertes y aventuras.

16 ¿Cómo premiamos su mala conducta? Los adolescentes, habitualmente, no se dan cuenta que están buscando atención, poder, etc. No son concientes de lo que hacen; sin embargo, en su aflicción, tratan de involucrar a sus padres en sus problemas. Es asombroso ver cuantos padres muerden el anzuelo y quedan atrapados. Los psicólogos han demostrado que una conducta tiende a cesar cuando no recibe ningún premio, por ejemplo cuando es ignorada. Sin embargo, muy a menudo, nos dejamos llevar por nuestros sentimientos y acabamos por premiar la mala conducta poniéndola en evidencia (reprendiendo, gritando, obligando, amenazando y cosas por el estilo).

17 ¿Cómo responder a la búsqueda de atención? Es mucho más efectivo, si es posible, ignorar la conducta que no te parece aceptable, y hasta hacer lo opuesto de lo que habitualmente haces en lugar de dar atención cuando la exigen. Ejemplo: Julia de 17 años, es una especialista en buscar atención. Es la segunda y siempre ha sido celosa de su hermano mayor. Éste se porta tan bien que Julia trata de lograr atención siendo distinta, portándose en modo de molestar a sus padres. Y casi siempre lo consigue.

18 ¿Cómo responder a la búsqueda de atención? Su manera de peinarse y de vestir llama poderosamente la atención puesto que les choca, les disgusta y la critican constantemente por ello. Es una experta en provocar peleas con su hermana menor y sus padres casi siempre muerden el anzuelo y corren a solucionar el conflicto. Ahora ella ha decidido volverse vegetariana y su madre ha comenzado a prepararle una comida especial. ¡Más atención!

19 ¿Cómo tratar las luchas de poder? Se necesitan dos para pelear; por eso la mejor manera de tratar a un adolescente que busca poder, es salirse de la pelea y postergar el enfrentamiento. Nadie puede pelear si no tiene con quien. Es importante que permanezcas lo más amistoso que puedas. Lo cual no es lo mismo que ceder. Cuando se calma las tensiones, los padres pueden sentarse con sus hijos y hablar juntos del problema con mayor eficacia. Bueno, este es un asunto serio. Me gustaría hablarlo contigo luego. Conviene preguntarles a los hijos que opinan de ellos, animarlos a tomar sus propias decisiones y dejar que carguen con las consecuencias.

20 ¿Cómo tratar las búsqueda de venganza? Buscar venganza es un poco como buscar poder, pero yendo aún mas a fondo. Hiere y lleva a herir. Nuestros hijos adolescentes saben muy bien cual es la mejor forma de herirnos. Pueden ser juntándose con malos amigos o con un violento: ¡Tu comida me da asco! Nos entra la tentación de golpear a nuestra vez y decir cosas que vamos a lamentar más tarde. Salirnos del cuarto puede ayudarnos a hacerles frente; pero es preciso asegurarnos de que no crean que nos vamos enojados.

21 ¿Cómo tratar las búsqueda de venganza? Podríamos decirles con un tono firme y amistoso: Quisiera hablar de esto más tarde, cuando los dos estemos mas tranquilos.. También ayuda pensar en algo mas agradable, algo que deseamos ansiosamente, y recordar lo abatido que está un joven que busca venganza. Cuando nos sintamos dispuestos a ser comprensivos, será más fácil ser amigables y dar aliento que es justamente lo que necesitan nuestros hijos. En términos generales, el método que tiene más éxito para tratar a chicos que quieren vengarse, es permanecer calmados y mostrarles (mejor que solamente decirles) que somos sus amigos, que estamos con ellos y no contra ellos.

22 ¿Cómo tratar los adolescentes incapaces? ¿Qué podemos hacer con chicos así? Antes que nada, es vital dejar de premiar esa conducta, dejar de compadecerse, consolar, criticar, reemplazarlos u obligarlos a repetir un trabajo mal hecho. Todo eso los lleva a pensar que son estúpidos, lentos, enfermos o incapaces. En cambio haríamos mejor si los alentáramos a convencerse de que por lo menos algunas cosas las pueden hacer bien (comenzando con las tareas mas sencillas), y seguimos ayudándolos con las tareas que se encuentran difíciles. Tal vez nos parezca que estamos perdiendo el tiempo, pero un poco de paciencia y tiempo ahora nos ahorran una gran cantidad de ambos mas tarde

23 ¿Cómo tratar con los que buscan la aprobación de los amigos? Es preferible no reprender ni humillar a nuestros hijos e presencia de sus amigos. Esto los hiere y a menudo empeora su conducta. Esta situación constituye un gran reto para nosotros: ofrecerles amistad y un oído muy atento para escucharlos, recordando como éramos cuando adolescentes. Los adolescentes necesitan la amistad de sus coetáneos, pero también tienen una gran necesidad de la amistad de personas adultas (aunque tal vez no lo reconozcan). Es alarmante el hecho de que tantos sufran la influencia casi exclusiva de amigos adolescentes, de series televisivas, música y revistas para adolescentes.

24 ¿Cómo tratar con los que buscan emociones fuertes? Muchos adolescentes aman la aventura. Es como su pasaporte para entrar en el mundo de los adultos, para comenzar a vivir plenamente su vida. Esto explica por qué les fascinan tanto los conciertos – pop, cultura emo, la velocidad, el alcohol, las drogas, el vandalismo, las barras bravas. Muchas de esas conductas alarman y chocan a los adultos; y algunos padres, por el miedo que tienen, los llenan de reproches, sermones y prohibiciones. ¡Esto puede llevar a los jóvenes justo ahí donde los padres no quieren que vayan!

25 Aprendamos a no dejarnos atrapar Hemos considerado 6 formas principales en que los adolescentes causan problemas con su conducta; pero a menudo se sobreponen: un adolescente que toma mucho puede buscar emociones fuertes, la atención de sus padres y la aprobación de sus amigos al mismo tiempo. Lo que importa destacar, sin embargo, es que los padres fácilmente quedan atrapados en reacciones inútiles e ineficaces que no animan al hijo a desarrollar el sentido de responsabilidad y el respeto de si mismo, ni la pertenencia y la identidad. En lugar de dar la atención que exigen, podemos parar de premiar la conducta inaceptable, haciendo lo opuesto de lo que hacemos habitualmente

26 Aprendamos a no dejarnos atrapar Esto implica cambiar nuestra manera de proceder. Debemos retroceder y rehusarnos a quedar entrampados en peleas postergando la discusión y tratando de ganarnos, mas tarde la cooperación de los adolescentes pidiéndoles sugerencias ayuda y comentarios. Podemos centrarnos en la confusión y la pena de nuestros hijos cuando nos dicen palabras hirientes y así mostrarnos amables y comprensivos; podemos alentarlos a tomar sus propias decisiones y aprender de las consecuencias, en lugar de mandar y dar ordenes. En otras palabras podremos decidirnos a no dejarnos llevar por el primer impulso y a sorprender a nuestros hijos actuando de la forma que menos esperan.

27 Lo que hay que esperar… Es muy importante observar lo que sucede cuando los padres cambian su manera de proceder. En un primer momento el hijo se queda intrigado. Se da cuenta de que no hay nada de esas quejas y lamentos con que siempre comenzaba la discusión. Se ve ignorado y no premiado, pues no consigue atención. La primera reacción es quejarse más, ser malo con el hermano menor, ser más revoltoso y violento que antes. Seguramente así quiere llamar la atención. Pero mamá o papá son distintos. No muerden el anzuelo y permanecen cariñosos. También escuchan y se muestran respetuosos con las opiniones del hijo adolescente. Gradualmente, también el hijo comienza a cambiar. Hay menos peleas, un mejor ambiente, más disposición a escuchar y cooperar.

28 Sugerencias… Respeta tus derechos. No te vuelvas un felpudo para tus hijos ni permitas que no te tomen en cuenta para nada. Recuerda que, ordinariamente, no debes hacer nada por ellos que ellos puedan hacer por si mismos. Conectarse con tus hijos adolescentes, familiarizándote con los detalles de su vida, acordándote de preguntar acerca de estos y mostrando afecto, amor y atención cuando no se lo esperan.

29 Sugerencias… Pregúntate qué está buscando tu hijo / hija con su mala conducta. La clave para averiguarlo está en tus sentimientos: Fastidio, molestia (atención); ira (poder); herida (venganza); desesperanza (incapacidad); preocupación (aprobación de los amigos); alarma (emociones fuertes). Cuando sepas lo que está buscando él / ella, será mas fácil para ti no morder el anzuelo. Cuando te sientas tenso por la forma en que se comporta ti hijo adolescente, a menudo puede ser útil explicárselo respetuosamente: Ahora me siento cansado / cansada, necesito tomar un poco de aire fresco. Si la mala conducta continúa, lo que haces con tu reacción inmediata es reforzarla o, por lo menos, ponerla en evidencia. Tratar de hacer lo inesperado, retrocediendo y apartando tu atención; pero luego muestra interés y atención cuando no se los esperan. Así no premias esa mala conducta y consigues más.

30 ¿Qué nos dice la Escritura sobre la crianza de nuestros hijo/as? La Escritura nos habla también de cómo educar a nuestros hijo/as y poder establecer una sólida familia, que es parte del plan de Dios, veamos: 1.- El ejemplo de los padres es la mejor lección Tú, sin embargo, el que enseñas a otro, ¿no te enseñas a ti mismo? Tú, el que predicas: No robes, ¿robas? Tú, el que dices: No cometas adulterio, ¿cometes adulterio? (Romanos 2:21, 22.) 2.- Comuníquese francamente con sus hijos Tienes que [inculcar los mandamientos de Dios] en tu hijo/a y hablar de ellos cuando te sientes en tu casa y cuando andes por el camino y cuando te acuestes y cuando te levantes. (Deuteronomio 6:7.)

31 ¿Qué nos dice la Escritura sobre la crianza de nuestros hijo/as? 3.- Es esencial que la disciplina se base en el amor … vístanse de amor, que es el vínculo de la unidad (de la perfección). (Colosenses 3:14) 4.- El entretenimiento sano es valioso Hay un [...] tiempo de reír [...] y [un] tiempo de dar saltos. (Eclesiastés 3:1, 4.) 5.- Ayude a sus hijos a conseguir buenos amigos El que anda con sabios será sabio, Pero el compañero de los necios sufrirá daño. (Proverbios 13:20.) Y ustedes, padres, no provoquen a ira a sus hijos, sino críenlos en la disciplina e instrucción del Señor (Efesios 6,4) "Cree en el Señor Jesús, y serás salvo, tú y toda tu casa." Hechos 16,31

32 Conducta Agresiva: No se muestra vulnerable, no habla en forma personal. Dice: Mas vale que tu.... o Tu debes.... antes que Necesito.... o Quiero..... Reclama sus derechos, pero no toma en cuenta los derechos de los demás. A menudo compite y hiere, aunque este luchando para defender los derechos de otro. Es brutalmente sincero cuando te hace notar tus errores, pero habitualmente no se fija en tus esfuerzos y se olvida de felicitarte.

33 Conducta Insincera: Las personas que emplean este tipo de conducta mienten, manipulan, ponen mala cara, aplican la ley del hielo. Cualquier cosa menos hablar directamente. A menudo, muestran conformarse con lo que les molesta, pero después hablan mal de ti a tus espaldas y hasta te serruchan el piso. No soportan las críticas constructivas, pero ellos son extremadamente críticos con los demás hasta en las cosas más insignificantes.

34 Conducta Insincera: En lugar de decir sinceramente como se sienten lo minimizan (Olvídalo), son irónicos (¡Muchísimas gracias! Realmente eres atento; No te preocupes por mi). O mienten diciendo: Me duele la cabeza en lugar de: No quiero hacer el amor esta noche). Prefieren hacerse la victima y dejar que te sientas culpable. Son muy hábiles para manipular a los demás con el sentimiento de culpa (¡Te olvidaste que es mi cumpleaños! ¿Cómo lo vamos a celebrar?

35 Conducta Asertiva: Es una alternativa a la conducta agresiva, pasiva o insincera. Es una actitud que te ayuda a ser directo, sincero y respetuoso al expresar tus deseos, necesidades, opiniones y sentimientos. En el caso anterior, cuando Carlos rehúsa comer, la mama lo mira a los ojos y le dice algo como: Carlos, yo no puedo contentar a todos. Si no te gustan las zanahorias, no las comas; pero me molesta que me hables así.

36 Conducta Asertiva: Cuando alguien actúa en forma asertiva, generalmente respeta al mismo tiempo los derechos propios y ajenos. No tiene miedo de decir lo que quiere, necesita o prefiere. Empieza el Yo y no el Tu (Necesito.... o Prefiero... antes que Tu debes.... o No te importa....). Cuando pide o critica algo, te mira a la cara y nada indica, ni en su postura ni en su tono de voz, que esté tratando de disculparse.

37 Decir NO ¿Cómo actuar con respeto en circunstancias y saber decir NO firme y educadamente cuando sea necesario, especialmente a tus hijos, a tu pareja o a tus parientes? Recuerda que siempre tienes el derecho de tomarte tiempo para pensarlo. Si luego llegas a la conclusión que debes decir NO, da tus razones y di NO con firmeza, pero sin agresividad y emplea la palabra NO. Controla tu tono de voz y tu no verbal. A veces un NO no es tan firme porque te disculpas o das demasiadas explicaciones; o porque das un doble mensaje sonriendo y tratando de mostrarte bondadoso con la esperanza de que te sigan queriendo a pesar de tu NO.

38 ¿Cómo reaccionar ante la crítica? La critica y el trato ofensivo puede tomar muchas formas diferentes. Pocas veces son directos y crudos: Eres un coj..... de mi También puede ser que no se diga ninguna palabra: una mirada despectiva o el simple hecho de ignorarte, interrumpirte o mirarte con desprecio. O aunque lo que te digan sea inofensivo, el tono es de arrogante, condescendencia, agresión o superioridad, y te das cuenta que están humillando.

39 ¿Cómo reaccionar ante la crítica? Sin embargo, en la familia, la gente no es tan tímida, pues lejos de aceptar la critica en forma pasiva, a menudo replica y paga con la misma moneda, sin pensar en las consecuencias. Es bueno reaccionar, por supuesto, seguramente más que sonreír y reprimirse, pero con la agresión difícilmente se consigue algo. Responder al insulto con el insulto es destructivo. Ninguna de estas maneras de proceder es una forma asertiva o útil de enfrentar el maltrato. El maltrato ya sea físico o emocional, jamás es aceptable, siempre es un error. Una manera eficaz de responder a la ofensa es hacer una pregunta directa.

40 El Valor de las preguntas Muchos padres sufren esta clase de trato irrespetuoso y ofensivo. No hay que extrañarse si ellos devuelven los golpes y dicen las mismas palabras irrespetuosas y ofensivas a sus hijos. Para romperlo, todo lo que se necesita es que uno se rehúse a dejarse atrapar en la pelea y en el intercambio de palabrotas y al contrario, opte por ser asertivo. Ser Asertivo no garantiza que vas a ganar o conseguir que el otro cambie. Ser asertivo no significa ganar ni salirte con la tuya. El objetivo es conservar tu dignidad rehusando humillarte por la falta de respeto que experimentas.

41 Ponerse al alcance del otro Esta apertura a menudo es llamada ponerse al alcance, puesto que elimina toda pretensión y trae consigo una cierta igualdad básica y respeto en la relación. Hablar a nivel de sentimientos puede ser particularmente útil, puesto que tus sentimientos enfrentan al otro, aunque sea un adolescente o un joven, con los efectos de su trato ofensivo. El otro puede moderarse si le dices algo como: Me siento herido/a por lo que acabas de decir. Y con esto le haces un gran favor. Hay otra ventaja en ponerse al alcance y ser sincero, aun cuando admites alguna de las faltas de las que se te acusan: tu apertura, generalmente, ayudará a un crítico a expresar alguna de sus propias frustraciones, cóleras y penas; lo cual es el verdadero problema que esta detrás de su crítica.

42 ¿Qué nos dice la Escritura sobre el uso de la lengua? La Escritura nos habla también de ser asertivos, de controlar nuestra lengua y de saber relacionarnos con los demás, veamos: Pro 18:21 Muerte y vida están en poder de la lengua… Pro 12:18 Hay quien habla sin tino, como golpes de espada, Pero la lengua de los sabios sana. Pro 15:23 El hombre se alegra con la respuesta adecuada, Y una palabra a tiempo, ¡cuán agradable es! Pro 16:21 El sabio de corazón será llamado prudente, Y la dulzura de palabras aumenta la persuasión. Mat 12:34 "¡Grupo de víboras! ¿Cómo pueden hablar cosas buenas siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca

43 Saber Escuchar En la primera parte vimos que conectarse con adolescentes es de suma importancia y que saber mejorar la capacidad de escucha es una de las formas más eficaces de lograr esa conexión. Escuchar es importante porque los adolescentes a menudo lanzan mensajes en clave. Con frecuencia su critica y su conducta destructiva son un reclamo de atención una tentativa de averiguar hasta donde llegan los limites, o una manera de expresar su inadaptación, sus temores, su inseguridad. El saberlos escuchar bien, descifra su código, rompe las barreras y les permite abrirse y hablar. Nos acercamos a ellos en la medida en que compartimos su confusión, sus luchas y sus ansiedades.

44 Aprender a Escuchar 1.- La más importante de todas: Querer sinceramente comprender al otro. Sin esto de nada sirve el resto, pues no se puede ayudar a los jóvenes. 2.- A menudo más vale permanecer en silencio. 3.- Estar atentos y mirar sin clavar la mirada. 4.- Voltear el cuerpo y hasta inclinarlo en dirección al que está hablando. 5.- Mostrar interés y comprensión con la mirada.

45 Aprender a Escuchar 6.- Soltar los brazos y no cruzar las piernas (un cuerpo cerrado y protegido puede indicar que la mente también esta cerrada) 7.- Esperar antes de hacer preguntas, de bromear, dar seguridad, dar consejos o consolar. 8.- Ocasionalmente, asentir inclinando la cabeza y hacer algún comentario apropiado: así es, mmmm, ya veo. 9.- Repetir palabras importantes, después de una pausa, para animar al otro a seguir hablando.

46 Pocas cosas son más alentadoras para los adolescentes, que tener a alguien que tenga tiempo para ellos y disfrute de su compañía. Muchas parejas de padres envidiarían el equilibrio que logran sus hijos. No hay garantía de éxito en el arte de ser padres; pero los padres que logran permanecer positivos y amistosos tienen mucho más éxito en ganarse la colaboración de los hijos adolescentes que aquellos que se fijan en los defectos, se impacientan y critican. El poder de Alentar

47 No basta pedir a los jóvenes que hagan las tareas domesticas. A menudo se deja el segundo paso para desarrollar el sentido de responsabilidad: adiestrarlos. Para enseñarles a hacer las cosas, conviene recordar los tres pasos siguientes: 1.- Muéstrales cómo se hace, por ejemplo, cómo limpias la panera. Explica lo que estas haciendo mientras lo haces. 2.- Deja que lo hagan ellos. Se paciente: a ti te ha tomado mucho tiempo llegar a ser tan hábil, así que no puedes exigirles que alcancen en seguida el mismo nivel. Eso es. ¡Ya diste en el clavo!. 3.- Retírate gradualmente, confiando en que aquellos lo harán solos con alguna revisión tuya de vez en cuando. Educar a la responsabilidad

48 Alentar no es solo decir palabras. Es una actitud mental: reconocer que los hijos hacen lo que pueden dentro de sus limites y buscar siempre lo mejor que hay en ellos para hacerlo aflorar. Alentamos a nuestros hijos cuando respetamos su privacidad, sus pertenencias personales, su propio espacio, su necesidad de estar solos, y hasta su derecho de no decirnos lo que piensan. La ira, la impaciencia, la deshonestidad, el abuso del alcohol, etc. enseñan a los chicos a ser violentos, impacientes, deshonestos y a abusar del alcohol. Así mismo, la paciencia, la amistad, el buen humor y la disposición a servir de los padres promueven las mismas actitudes en los hijos. Nuestra manera de tratar a las personas, incluyendo a nuestra pareja, les da importantes lecciones para la vida. Alentar sin Palabras…

49 Muchos de nosotros hemos sido entrenados para criticar y encontrar defectos mas que para alentar; por eso se necesitará tiempo para aprender a corregir a los hijos sin desalentarlos. Probablemente seguiremos encontrando defectos, reprochando, acusando, amenazando, etc., a pesar de nuestras mejores intenciones. Los hábitos de toda una vida no cambian de la noche a la mañana. Seamos, pus, pacientes con nosotros mismos; propongámonos hacer cosas pequeñas y que seamos capaces de hacer. Alentamos a los adolescentes, ya lo vimos, no solo con lo que les decimos. Sin embargo, es difícil alentar a otros cuando uno no se siente bien consigo mismo. Se amable contigo mismo…

50 Para adquirir la conciencia de la propia identidad, los adolescentes necesitan encontrar, especialmente en sus padres, adultos auténticos que se respetan a sí mismos. Pasos para afrontar un conflicto: 1.- Lo primero que hay que observar es el no quedar atrapados con las actitudes sombrías y el malhumor de los hijos, esperando el momento oportuno, para hablar del problema con el (la). 2.- Prudentemente no hablar sino más bien escuchar. Debe animarlos a hablar empleando el escuchar activamente para que se sintieran comprendidos. 3.- No hablar de sus propias necesidades y preocupaciones hasta que ellos terminaran de decir todo lo que querían. 4.- El último paso es el involucrarse en la búsqueda de posibles soluciones. Lo que vale hablar personalmente

51 Estudios al respecto han demostrado que los padres que hablan con sus hijos adolescentes, están en mejor condición ganarse su cooperación y confianza y los hijos están más abiertos a recibir su influencia. Es mucho más saludable hablar que reprimir las tensiones y guardarlas interiormente. Sin embargo, muchos padres tienen gran dificultad para hablar con sus hijos. No ven las oportunidades que ofrece una crisis para establecer con ellos nuevas relaciones y para llegar a acuerdos respetuosos y razonables. Nuestra tarea más importante como padres de familia, es darles confianza a los hijos y ayudarlos a desarrollar sus valores, su conciencia y el sentido de su identidad. Una excelente forma de lograrlo es ayudarlos a moderar su ira, a hablar cuando tienen problemas, a negociar y hacer sus propias elecciones. La importancia de enfrentar los problemas

52 1.- Comienza escuchando y verifica si has entendido. 2.- Presenta tu propio punto de vista. 3.- Piensa junto con tu hijo/as en posibles soluciones. 4.- Fíjense en las ventajas y desventajas de cada uno. 5.- Decídanse por una de ellas, viendo los detalles. 6.- Establezcan un tiempo para revisar si la solución está funcionando en la práctica. Las seis etapas para enfrentar eficazmente los problemas

53 ¿Qué nos dice la Escritura sobre la educación de los hijos? Y ustedes, padres, no provoquen a ira a sus hijos, sino edúquenlos, corríjanlos y enséñenles tal como lo haría el Señor Efesios 6,4 Instruye al niño en el camino que debe andar, Y aún cuando sea viejo no se apartará de él. Proverbios 22:6 Cree en el Señor Jesús, y serás salvo, tú y toda tu casa." Hechos 16,31

54 Enfrentamiento entre bandas en el Callao ocasionó la muerte de un joven 13:48 | Falleció en el hospital Daniel Alcides Carrión poco después de recibir un disparo en el corazón Un enfrentamiento a mano armada registrado esta madrugada entre hampones pertenecientes a los barrios de Loreto y Castilla en la urbanización Tarapacá (Callao) dejó como saldo un muerto y un herido, según reportó RPP. El medio informó que la balacera ocurrió luego de una reunión social, cuando dos jóvenes, pertenecientes al barrio de Loreto, transitaban en la cuadra 3 de la avenida Faucett, fueron atacados por dos sujetos conocidos como "Felo" y "Malei", de Castilla, lo que inició la disputa. Jeimi Gonzáles Fernandez (18), quien recibió un disparo en el corazón, falleció en el hospital Daniel Alcides Carrión. En tanto, su compañero José Feliciano Alvarado López permanece internado en el nosocomio tras recibir un balazo en el abdomen.

55

56

57


Descargar ppt "Muchos padres disfrutan con sus hijos adolescentes y encuentran que esa edad es un tiempo gratificante. Para la mayoría, sin embargo, ser padres de."

Presentaciones similares


Anuncios Google