La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

El sentido de la vida y la Felicidad. La Felicidad según el Papa Benedicto XVI La infelicidad es vivir lejos de Dios, dice el Papa en el día de todos.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "El sentido de la vida y la Felicidad. La Felicidad según el Papa Benedicto XVI La infelicidad es vivir lejos de Dios, dice el Papa en el día de todos."— Transcripción de la presentación:

1 El sentido de la vida y la Felicidad

2 La Felicidad según el Papa Benedicto XVI La infelicidad es vivir lejos de Dios, dice el Papa en el día de todos los santos Por eso, felicidad y santidad se convierten en sinónimos. «Ser santo significa vivir en la cercanía de Dios, vivir en su familia, y esta es la vocación de todos nosotros». «Para ser santos no es necesario realizar acciones y obras extraordinarias, ni poseer carismas excepcionales, es necesario ante todo escuchar a Jesús y después seguirle, sin desalentarse ante las dificultades». «La única causa de tristeza y de infelicidad para el hombre se debe al hecho de vivir lejos de Dios. Con Él lo imposible se hace posible».

3 El Sentido de la Vida Nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos, después de morir, rendimos cuentas. Si siempre es lo mismo ¿cual es el sentido que seguimos? Sentido de la vida es SER FELIZ. Y como la felicidad es personal, cada quien puede tener su propio concepto de felicidad.

4 Opiniones El SENTIDO DE LA VIDA es servir siempre fiel y obedientemente a Dios y no buscar la Verdad en donde sólo hay mentiras. Quizás tú sientes que el dinero, el poder, o encontrar a tu pareja puede ser el sentido de tu vida. O quizás buscas el sentido de tu vida en las opiniones y en la búsqueda de aprobación de tus amigos, tus padres, etc., pero siempre acabas sintiéndote igual: con una sensación interior de desesperanza y vacío. El sentido de tu vida lo sientes, cuando sufres un gran estremecimiento emocional o está en peligro tu vida. Es, en esos momentos, cuando todo aparece tan claro como si, después de una tarde con neblina, esta se disipara y apareciera el sol, reluciente, ante tus sorprendidos ojos.

5 La felicidad en la fe cristiana y el mensaje de Jesús La época que nos ha tocado vivir tiene una obsesión por el bienestar y el placer, que a veces son confundidos con la felicidad. Podemos caer fácilmente en la trampa de buscar la felicidad por medio de los bienes materiales, o por el reconocimiento social. Si creemos que está en nosotros mismos la solución para la felicidad, estamos equivocados, la felicidad no es algo que se encuentra en nosotros mismos es algo que sentimos en nuestro interior que sentimos con la pequeñas cosas de la vida al lado de nuestros seres queridos, que son insignificantes esas cosas pero profundas a la vez que nos hace sentir, rodeándonos con la gente que nos quiere y queremos. Al tema de la felicidad, siempre está el concepto del sufrimiento. Jesús, es bueno recordarlo, era verdaderamente Dios y verdaderamente hombre. Nuestro Señor Jesucristo conoció el hambre, la sed, el cansancio. A Dios no le es ajeno nuestro sufrimiento. Sin embargo no olvidemos que para los católicos, el sufrimiento y la prueba tienen un sentido, que forjarán el camino hacia la felicidad, que se encuentra en la fe cristiana. Cada vez que experimentamos contradicciones, tristezas, traiciones, son momentos de gran valor en nuestras vidas, pues en esos momentos podemos sentir los dolores y tristezas que sintió Jesús en este mundo. Si vemos el mundo con ojos humanos, terminaremos sin entender el porqué del sufrimiento. Pero si impregnamos nuestra vida de Dios, comenzaremos a ver las cosas de un modo distinto. El sufrimiento es uno de los caminos para llegar a la felicidad en la fe cristiana.

6 Dios espera que seamos cristianamente felices, y eso lo podemos lograr en nuestra vida ordinaria. Acercarse a Dios es encontrar la felicidad, y a Él se le puede encontrar en todos los momentos de nuestras vidas: en el taller, en la oficina, en la escuela, en la casa. Si nos vamos haciendo conscientes de la intervención permanente de Dios en nuestras vidas, iremos conociéndolo. Conocer a Dios es amarlo, y no hay un medio más seguro para la felicidad que amar a Dios, que cumplir Su voluntad. ¿Cuántas veces hemos visto el sufrimiento de nuestra vida en el pasado para finalmente entender que era necesario para obtener un bien mayor? La llave de la felicidad está sintetizada en los dos mandamientos fundamentales: Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo. Cuando toda nuestra atención está volcada hacia nosotros mismos, encontramos abundantes motivos de tristeza y contradicción. Quien es egoísta y solo piensa en sí mismo, va haciendo su vida solitaria y deja de encontrar sentido en la vida y en esas pequeñas cosas de la vida que son profundas, y así no encuentra la felicidad. En cambio, quien vuelca su vida en los demás estará pendiente de auxiliar, de solidarizarse con el dolor ajeno. Y, extraordinariamente, al dejar de vernos solo a nosotros mismos para mirar hacia fuera, amar y volcarnos a los demás, nuestros propios problemas y sufrimientos se vuelven menos importantes. El gran antídoto contra el egoísmo es la caridad. Y la caridad es un camino a la felicidad en la que vamos de la mano como hermanos con quienes nos rodean.

7 Si queremos felicidad instantánea terminaremos llenos de frustración. La felicidad de aspirina no existe. En conclusión el mensaje de Jesús es pasar esos ratos de sufrimientos que nos llevarán más adelante al sentido de nuestra vida y a la vez nos daremos cuenta que son esas pequeñas cosas profundas que hay en nuestro interior, como los recuerdos de personas a las que queremos y nos quieren, las que hacen esa felicidad del día al día. Así demostraremos que no somos egoístas, solo pensando en nosotros mismos, sino ayudando a los demás, que esto nos hará sentirnos felices con nosotros mismos, que en esto también se basa la fe cristiana.


Descargar ppt "El sentido de la vida y la Felicidad. La Felicidad según el Papa Benedicto XVI La infelicidad es vivir lejos de Dios, dice el Papa en el día de todos."

Presentaciones similares


Anuncios Google