La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

QUE DEBEMOS SABER LOS PADRES SOBRE LA CULTURA EMO?

Presentaciones similares


Presentación del tema: "QUE DEBEMOS SABER LOS PADRES SOBRE LA CULTURA EMO?"— Transcripción de la presentación:

1

2 QUE DEBEMOS SABER LOS PADRES SOBRE LA CULTURA EMO?

3 LOS EMOS Entre su filosofía de vida, podemos destacar: * Soy un incomprendido. * ¿Por qué tuvo que dejarme?. * La vida es un tormento. * ¡Déjame hacer lo que quiero!. * Dios no existe, solo existe el sufrir. * Porque tuve que nacer. *Haz lo que quieras, con quien quieras, donde quieras, sin importar lo que digan tus padres

4 Mientras el tímido reflexiona, el valiente va, triunfa y vuelve. Para los que se hacen llamar 'Emo', su personalidad tiene mucho que ver con su exterior. Así por ejemplo, el estar extremadamente delgado es sinónimo de la vida que quieren llevar. Esta vida es deprimente, sin sentido y sufrida. Si una persona quiere ser 'Emo' deberá ser delgado a cualquier precio, de lo contrario será rechazado por su comunidad y será llamado "casposo" o "lámpara". De igual forma, para ser 'Emo' es necesario ser alto. Si es bajo de estatura, deberá usar plataformas para verse alto. Son las reglas de la comunidad. Así mismo, el pelo siempre les cubre la cara puesto que quieren pasar de agache. Son antisociales y no les gusta ser vistos. También significa que su existencia es sombría y triste.

5 Los 'Emo' viven en constante depresión debido a que según ellos, el mundo es miserable y denigrante. Sus habitaciones suelen tener poca luz, cubrelechos de un solo color y cama sencilla y dura, de esta forma, al levantarse cada mañana recordarán lo miserable de su existencia y permanecerán en un estado de depresión todo el día.

6 Los 'Emo' no creen en religiones ni en dioses. Sus símbolos son: calaveras, corazones rotos y estrellas rosadas. Las parejas sentimentales deben ser también 'Emo'. Deben compartir su dolor en todo momento. Si el 'Emo novio' está llorando, la 'Emo novia' debe llorar también. Los dos se cortarán la piel con cuchillas al mismo tiempo, se vestirán igual al punto de no saber quién es el hombre y quién la mujer.

7 Zapatos Converse o Vans Busos ajustados al cuerpo con capucha Camisetas pegadas al cuerpo con estampados femeninos Jeans de color negro entubados Riatas de taches Estrellas rosadas en las correas o en los morrales Pelo de medio lado cubriendo el ojo derecho Piercing en la ceja izquierda y en el labio inferior izquierdo Colores: rosado y negro principalmente Algunos 'Emo' se maquillan los ojos de color oscuro al estilo gótico Como se visten?

8 COMO SE PEINAN? Ellos se diferencian fácilmente de los demás jóvenes, por su particular forma de peinarse. Aunque No a todos los que Aunque No a todos los que llevan este look, se les puede catalogar como EMO.

9 Lo malo Cortarse la piel con armas blancas es un acto autodestructivo En estos ritos existen riesgos de contagio de VIH Sida por transfusión de sangre Los 'Emo' rechazan a personas que no son como ellos en apariencia Sentimientos de odio y rechazo por el mundo que los rodea.

10 Lo feo Las niñas "pierden" su feminidad al vestirse igual que los hombres Tienen pocas expectativas de vida No tienen sueños ni anhelos en la vida Estados de depresión permanente

11 ¿En quien se inspiran los EMOS? Están inspirados en Adolf Hitler

12 Un emo ofrece un aire pesimista, lánguido… Cuando alguien le habla, miran a través de su flequillo. Hablan sin mirar a la cara, con desgano. Total, llevan en su mente la idea de suicidarse… Cuando alguien les pregunta ¿que tal estás?, ellos utilizan alguna de estas expresiones: vacío, afligido, no sé cómo estoy, de domingo por la tarde… actuan también como si fueran gay, aunque no lo sean. En esta cultura se fomenta el bisexualismo. ¿ Como actúan los EMOS?

13 Un emo no puede estar gordo. Es triste, pero es así, por lo tanto promueven la ANOREXIA. Comunmente Consumen alcohol, Popper y otros alucinogenos. Para ellos ser palido y ojeroso es lo mas bello y atractivo. Los emos se toman las fiestas como intentos de suicidio que no llegan a su objetivo. Un emo disfruta recreándose en las resacas, tirado por el suelo, llorando y manifestando. ¡Qué dura es la vida…!

14 LOS EMOS SE OBCESIONAN CON SUS RELACIONES SENTIMENTALES PIENSAN QUE AMAR ES SUFRIR

15 QUE ESTA SUCEDIENDO CON NUESTROS HIJOS? SEREMOS LOS PADRES LOS CULPABLES DE LO QUE ESTA PASANDO? LES ESTAMOS NEGANDO EL AMOR QUE TANTO NECESITAN? ¡ESTE TEMA ES PREOCUPANTE Y NO PODEMOS IGNORARLO! ¡POR FAVOR SI TU HIJO ESTA ADQUIRIENDO ESTE ESTILO DE VIDA, DESPIERTA Y BUSCA AYUDA, NO ESPERES A QUE SEA DEMASIADO TARDE PARA REMEDIAR LA SITUACION!

16 Si realmente te preocupa, esta problemática cultural que la juventud esta adoptando, de la cual hacen parte nuestros hijos, sobrinos, hermanos, vecinos y compañeros, por favor comparte este mensaje. NECESITAMOS UNA JUVENTUD ATREVIDA, QUE TENGA DESEOS DE VIVIR, DE SALIR ADELANTE, DE LUCHAR POR SUS SUEÑOS. UNA JUVENTUD QUE CONOZCA EL VERDADERO AMOR EL AMOR DE DIOS EN SUS VALIOSAS VIDAS. Viviana Gallego Espinosa Vida Nueva

17 LA NUEVA GENERACION DE PADRES DE FAMILIA Blanco: Llevar a los hijos al cielo y capacitarlos para que sirvan Y sean lo más felices posible en este mundo.

18 1. Obediencia 2. Respeto 3. Reverencia 4. Dominio Propio En el hogar es donde ha de empezar la educación del niño. Allí está su primera escuela. Allí, con sus padres como maestros, debe aprender las lecciones que han de guiarlo a través de la vida: lecciones de respeto, obediencia, reverencia, dominio propio. Las influencias educativas del hogar son un poder decidido para el bien o el mal. Son, en muchos respectos, silenciosas y graduales, pero si se ejercen de la debida manera, llegan a ser un poder abarcante para la verdad y la justicia. Si no se instruye correctamente al niño en el hogar, Satanás lo educará por instrumentos elegidos por él. ¡Cuán importante es, pues, la escuela del hogar! (Consejos para los Maestros. pág. 83).

19

20

21 LA NUEVA GENERACION DE PADRES DE FAMILIA

22 Somos de las primeras generaciones de padres decididos a no repetir con los hijos los mismos errores que pudieron haber cometido nuestros progenitores. Y en el esfuerzo de abolir los abusos del pasado, ahora somos los más dedicados y comprensivos, pero a la vez los más débiles e inseguros que ha dado la historia. Lo grave es que estamos lidiando con unos niños más "igualados", beligerantes y poderosos que nunca existieron. Parece que en nuestro intento por ser los padres que quisimos tener, pasamos de un extremo al otro. Así que, somos los últimos hijos regañados por los padres y los primeros padres regañados por nuestros hijos. Somos de las primeras generaciones de padres decididos a no repetir con los hijos los mismos errores que pudieron haber cometido nuestros progenitores. Y en el esfuerzo de abolir los abusos del pasado, ahora somos los más dedicados y comprensivos, pero a la vez los más débiles e inseguros que ha dado la historia. Lo grave es que estamos lidiando con unos niños más "igualados", beligerantes y poderosos que nunca existieron. Parece que en nuestro intento por ser los padres que quisimos tener, pasamos de un extremo al otro. Así que, somos los últimos hijos regañados por los padres y los primeros padres regañados por nuestros hijos.

23 Los últimos que le tuvimos miedo a nuestros padres y los primeros que tememos a nuestros hijos. Los últimos que crecimos bajo el mando de los padres y los primeros que vivimos bajo el yugo de los hijos. Lo que es peor, los últimos que respetamos a nuestros padres, y los primeros que aceptamos que nuestros hijos no nos respeten. En la medida que el permisivismo reemplazó al autoritarismo, los términos de las relaciones familiares han cambiado en forma radical, para bien y para mal. En efecto, antes se consideraban buenos padres a aquellos cuyos hijos se comportaban bien, obedecían sus órdenes y los trataban con el debido respeto. Y buenos hijos a los niños que eran formales y veneraban a sus padres. Los últimos que le tuvimos miedo a nuestros padres y los primeros que tememos a nuestros hijos. Los últimos que crecimos bajo el mando de los padres y los primeros que vivimos bajo el yugo de los hijos. Lo que es peor, los últimos que respetamos a nuestros padres, y los primeros que aceptamos que nuestros hijos no nos respeten. En la medida que el permisivismo reemplazó al autoritarismo, los términos de las relaciones familiares han cambiado en forma radical, para bien y para mal. En efecto, antes se consideraban buenos padres a aquellos cuyos hijos se comportaban bien, obedecían sus órdenes y los trataban con el debido respeto. Y buenos hijos a los niños que eran formales y veneraban a sus padres.

24 Pero en la medida en que las fronteras jerárquicas entre nosotros y nuestros hijos se han ido desvaneciendo, hoy los buenos padres son aquellos que logran que sus hijos los amen, aunque poco los respeten. Y son los hijos quienes ahora esperan el respeto de sus padres, entendiendo por tal que les respeten sus ideas, sus gustos, sus apetencias, sus formas de actuar y de vivir. Y que además les patrocinen lo que necesitan para tal fin. Como quien dice, los roles se invirtieron, y ahora son los papás quienes tienen que complacer a sus hijos para ganárselos, y no a la inversa, como en el pasado. Pero en la medida en que las fronteras jerárquicas entre nosotros y nuestros hijos se han ido desvaneciendo, hoy los buenos padres son aquellos que logran que sus hijos los amen, aunque poco los respeten. Y son los hijos quienes ahora esperan el respeto de sus padres, entendiendo por tal que les respeten sus ideas, sus gustos, sus apetencias, sus formas de actuar y de vivir. Y que además les patrocinen lo que necesitan para tal fin. Como quien dice, los roles se invirtieron, y ahora son los papás quienes tienen que complacer a sus hijos para ganárselos, y no a la inversa, como en el pasado.

25 Esto explica el esfuerzo que hoy hacen tantos papás y mamás por ser los mejores amigos de sus hijos y parecerles "muy cool (buena onda) a sus hijos. Se ha dicho que los extremos se tocan, y si el autoritarismo del pasado llenó a los hijos de temor hacia sus padres, la debilidad del presente los llena de miedo y menosprecio al vernos tan débiles y perdidos como ellos. Esto explica el esfuerzo que hoy hacen tantos papás y mamás por ser los mejores amigos de sus hijos y parecerles "muy cool (buena onda) a sus hijos. Se ha dicho que los extremos se tocan, y si el autoritarismo del pasado llenó a los hijos de temor hacia sus padres, la debilidad del presente los llena de miedo y menosprecio al vernos tan débiles y perdidos como ellos.

26 Los hijos necesitan percibir que durante la niñez estamos a la cabeza de sus vidas como líderes capaces de sujetarlos cuando no se pueden contener y de guiarlos mientras no saben para dónde van. Si bien el autoritarismo aplasta, el permisivismo ahoga. Sólo una actitud firme y respetuosa les permitirá confiar en nuestra idoneidad para gobernar sus vidas mientras sean menores, porque vamos adelante lidereándolos y no atrás cargándolos y rendidos a su voluntad. Los hijos necesitan percibir que durante la niñez estamos a la cabeza de sus vidas como líderes capaces de sujetarlos cuando no se pueden contener y de guiarlos mientras no saben para dónde van. Si bien el autoritarismo aplasta, el permisivismo ahoga. Sólo una actitud firme y respetuosa les permitirá confiar en nuestra idoneidad para gobernar sus vidas mientras sean menores, porque vamos adelante lidereándolos y no atrás cargándolos y rendidos a su voluntad.

27 Es así como evitaremos que las nuevas generaciones se ahoguen en el descontrol y hastío en el que se está hundiendo la sociedad que parece ir a la deriva, sin parámetros, ni destino.

28

29

30

31

32 Hijos obedeced en el Señor a vuestros padres porque esto es justo. Efesios 6:1 Cultivad la ternura, el afecto y el amor que se expresan en pequeñas cortesías, en palabras y en atenciones solícitas.* La mejor manera de enseñar a los niños a respetar a su padre y a su madre consiste en darles la oportunidad de ver al padre rendir atenciones bondadosas a la madre y a la madre manifestar respeto y reverencia hacia el padre. Al contemplar el amor manifestado en sus padres los hijos son inducidos a acatar el quinto mandamiento y a prestar oídos a la recomendación: "Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres; porque esto es justo." Review and Herald, 15 de noviembre, Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al señor. Colosenses 3:20

33 "Una de las primeras lecciones que necesita aprender el niño es la obediencia. Se le debe enseñar a obedece antes que tenga edad suficiente para razonar."-Ed "Los requerimientos de los padres deben ser siempre razonables; deben expresar bondad, no por una negligencia insensata, sino por una sabia dirección. Han de enseñar a sus hijos en forma agradable, sin reñir ni censurar los procurando ligar consigo el corazón de los pequeñuelos con sedosas cuerdas de amor."Id "La madre es la reina del hogar, y los niños son su súbditos. Ella debe gobernar sabiamente su casa en la dignidad de su maternidad. Su influencia en el hogar de ser suprema.... Nunca la terquedad se debe dejar sin reprensión.... Es imposible describir el mal que resulta de dejar a un niño librado a su propia voluntad."-CM 86, 87.

34

35

36 La necedad está ligada al corazón del muchacho, pero la vara de la corrección la alejará de él. Proverbios 22:15 "No menosprecies, hijo mío, el castigo de Jehová, ni te fatigues de su corrección; porque Jehová al que ama castiga, como el padre al hijo a quien quiere. Prov. 3: 11, 12 "La vara y la enmienda dan sabiduría, pero el muchacho consentido avergüenza a su madre.Proverbios 29:15 "Las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas cuando estés en casa o cuando vayas por el camino, al acostarte y al levantarte. Las atarás a tu mano por señal, y las tendrás entre tus ojos como una marca en la frente. Las escribirás en los postes de tu casa y en tus puertas". Deut 6: 7-9

37 Debéis corregir a vuestros niños con amor. No permitáis que hagan lo que les plazca hasta que os enojéis, y entonces los castiguéis. Una corrección tal sólo ayuda al mal en vez de corregirlo (Review and Herald, ). ¿Y pensáis que Dios no sabe la forma en que son corregidos esos niños? Sabe, y sabe también lo que podrían ser los benditos resultados si la obra de corrección se hiciera en una forma que conquistara en vez de repeler.... Os suplico, no corrijáis a vuestros niños con ira. Ese es el tiempo por excelencia cuando debéis actuar con humildad, paciencia y oración. Entonces es cuando debéis arrodilláis con los niños y pedir el perdón del Señor. Procurad ganarlos para Cristo manifestándoles bondad y amor, y veréis que un poder mayor que el de la tierra está cooperando en vuestros esfuerzos (Manuscrito 53, 1912). 230 Cuando estéis obligados a corregir a un niño, no elevéis el tono de la voz.... No perdáis vuestro dominio propio. El padre que da rienda suelta a su ira cuando corrige a un niño, comete más falta que éste (Signs of the Times, ). Las palabras ásperas y enojadas no son de origen celestial. Renegar y regañar nunca ayudan. Por el contrario despiertan los peores sentimientos en el corazón humano. Cuando vuestros niños proceden mal y están llenos de rebeldía y os sentís tentados a hablar y actuar ásperamente, esperad antes de corregirlos. Dadles una oportunidad de pensar y serenad vuestro ánimo. Al tratar bondadosa y tiernamente a vuestros niños, recibiréis la bendición del Señor. ¿Y pensáis que en el día del juicio de Dios habrá alguien que se lamente de haber sido paciente y bondadoso con sus niños? (Manuscrito 114, 1903).

38

39


Descargar ppt "QUE DEBEMOS SABER LOS PADRES SOBRE LA CULTURA EMO?"

Presentaciones similares


Anuncios Google