La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Himno #418 ¡Siempre el Salvador conmigo! Himno #418 ¡Siempre el Salvador conmigo!

Copias: 3
Himno #493 Día grande viene Himno #493 Día grande viene.

Himno #332 Con sin igual amor Himno #332 Con sin igual amor.

Himno #424 Nunca desmayes Himno #424 Nunca desmayes.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Himno #418 ¡Siempre el Salvador conmigo! Himno #418 ¡Siempre el Salvador conmigo!"— Transcripción de la presentación:

1

2 Himno #418 ¡Siempre el Salvador conmigo! Himno #418 ¡Siempre el Salvador conmigo!

3 1 ¡Siempre el Salvador conmigo! Nada soy sin su poder. Su presencia necesito; voy, sin él, a perecer. 1 ¡Siempre el Salvador conmigo! Nada soy sin su poder. Su presencia necesito; voy, sin él, a perecer.

4 Coro Me guiará mi Salvador; hoy en él confiaré Con amor donde él me lleve sus pisadas seguiré. Coro Me guiará mi Salvador; hoy en él confiaré Con amor donde él me lleve sus pisadas seguiré.

5 2 ¡Siempre el Salvador conmigo! Puédeme la fe faltar. Sus palabras me consuelan; cual él nadie puede hablar. 2 ¡Siempre el Salvador conmigo! Puédeme la fe faltar. Sus palabras me consuelan; cual él nadie puede hablar.

6 Coro Me guiará mi Salvador; hoy en él confiaré Con amor donde él me lleve sus pisadas seguiré. Coro Me guiará mi Salvador; hoy en él confiaré Con amor donde él me lleve sus pisadas seguiré.

7 3 ¡Siempre el Salvador conmigo! Ilumíneme su faz en la calma, en la tormenta, en la lucha y en la paz. 3 ¡Siempre el Salvador conmigo! Ilumíneme su faz en la calma, en la tormenta, en la lucha y en la paz.

8 Coro Me guiará mi Salvador; hoy en él confiaré Con amor donde él me lleve sus pisadas seguiré. Coro Me guiará mi Salvador; hoy en él confiaré Con amor donde él me lleve sus pisadas seguiré.

9 4 ¡Siempre el Salvador conmigo! Sus consejos me guiarán hasta que esté en la orilla anhelada del Jordán. 4 ¡Siempre el Salvador conmigo! Sus consejos me guiarán hasta que esté en la orilla anhelada del Jordán.

10 Coro Me guiará mi Salvador; hoy en él confiaré Con amor donde él me lleve sus pisadas seguiré. Coro Me guiará mi Salvador; hoy en él confiaré Con amor donde él me lleve sus pisadas seguiré.

11 Himno #424 Nunca desmayes Himno #424 Nunca desmayes

12 1 Nunca desmayes, que en el afán Dios cuidará de ti; sus fuertes alas te cubrirán; Dios cuidará de ti. 1 Nunca desmayes, que en el afán Dios cuidará de ti; sus fuertes alas te cubrirán; Dios cuidará de ti.

13 Coro Dios cuidará de ti; velando está su tierno amor; sí, cuidará de ti, Dios cuidará de ti. Coro Dios cuidará de ti; velando está su tierno amor; sí, cuidará de ti, Dios cuidará de ti.

14 2 En duras pruebas y en aflicción, Dios cuidará de ti; en tus conflictos y en tentación; Dios cuidará de ti. 2 En duras pruebas y en aflicción, Dios cuidará de ti; en tus conflictos y en tentación; Dios cuidará de ti.

15 Coro Dios cuidará de ti; velando está su tierno amor; sí, cuidará de ti, Dios cuidará de ti. Coro Dios cuidará de ti; velando está su tierno amor; sí, cuidará de ti, Dios cuidará de ti.

16 3 De sus riquezas te suplirá; Dios cuidará de ti; jamás sus bienes te negará; Dios cuidará de ti. 3 De sus riquezas te suplirá; Dios cuidará de ti; jamás sus bienes te negará; Dios cuidará de ti.

17 Coro Dios cuidará de ti; velando está su tierno amor; sí, cuidará de ti, Dios cuidará de ti. Coro Dios cuidará de ti; velando está su tierno amor; sí, cuidará de ti, Dios cuidará de ti.

18 4 Que vengan pruebas o cruel dolor, Dios cuidará de ti; tus cargas pon sobre el Salvador; Dios cuidará de ti. 4 Que vengan pruebas o cruel dolor, Dios cuidará de ti; tus cargas pon sobre el Salvador; Dios cuidará de ti.

19 Coro Dios cuidará de ti; velando está su tierno amor; sí, cuidará de ti, Dios cuidará de ti. Coro Dios cuidará de ti; velando está su tierno amor; sí, cuidará de ti, Dios cuidará de ti.

20 Himno #493 Día grande viene Himno #493 Día grande viene

21 1 Día grande viene, un día grande, día grande viene y cerca está, cuando justos y malos separados quedarán. ¡Oh! hermano, ¿Apercibido estás? 1 Día grande viene, un día grande, día grande viene y cerca está, cuando justos y malos separados quedarán. ¡Oh! hermano, ¿Apercibido estás?

22 Coro ¿Te hallas listo? ¿Te hallas listo para el fallo del gran tribunal? ¿Te hallas listo? ¿Te hallas listo para el tribunal? Coro ¿Te hallas listo? ¿Te hallas listo para el fallo del gran tribunal? ¿Te hallas listo? ¿Te hallas listo para el tribunal?

23 2 Día triste viene, un día triste, día triste viene y cerca está, cuando: "Id, pecadores, no os conozco", el Juez dirá. ¡Oh! hermano, ¿Apercibido estás? 2 Día triste viene, un día triste, día triste viene y cerca está, cuando: "Id, pecadores, no os conozco", el Juez dirá. ¡Oh! hermano, ¿Apercibido estás?

24 Coro ¿Te hallas listo? ¿Te hallas listo para el fallo del gran tribunal? ¿Te hallas listo? ¿Te hallas listo para el tribunal? Coro ¿Te hallas listo? ¿Te hallas listo para el fallo del gran tribunal? ¿Te hallas listo? ¿Te hallas listo para el tribunal?

25 3 Día alegre viene, un día alegre, día alegre viene y cerca está; mas su luz brilla sólo en los que aman al Señor. ¡Oh! hermano, ¿Apercibido estás? 3 Día alegre viene, un día alegre, día alegre viene y cerca está; mas su luz brilla sólo en los que aman al Señor. ¡Oh! hermano, ¿Apercibido estás?

26 Coro ¿Te hallas listo? ¿Te hallas listo para el fallo del gran tribunal? ¿Te hallas listo? ¿Te hallas listo para el tribunal? Coro ¿Te hallas listo? ¿Te hallas listo para el fallo del gran tribunal? ¿Te hallas listo? ¿Te hallas listo para el tribunal?

27 1 Nos veremos junto al río? 1 Nos veremos junto al río?

28 1 Nos veremos junto al río cuyas aguas cristalinas fluyen puras, argentinas, desde el trono de nuestro Dios? 1 Nos veremos junto al río cuyas aguas cristalinas fluyen puras, argentinas, desde el trono de nuestro Dios?

29 Coro ¡Oh! sí, nos congregaremos en la ribera hermosa del río cuyas aguas vivas dimanan del trono de nuestro Dios. Coro ¡Oh! sí, nos congregaremos en la ribera hermosa del río cuyas aguas vivas dimanan del trono de nuestro Dios.

30 2 En las márgenes del río do los serafines van, donde hay bellos querubines, da la dicha eterna Dios. 2 En las márgenes del río do los serafines van, donde hay bellos querubines, da la dicha eterna Dios.

31 Coro ¡Oh! sí, nos congregaremos en la ribera hermosa del río cuyas aguas vivas dimanan del trono de nuestro Dios. Coro ¡Oh! sí, nos congregaremos en la ribera hermosa del río cuyas aguas vivas dimanan del trono de nuestro Dios.

32 3 Antes de llegar al río, nuestras cargas al dejar, libres todos quedaremos por la gracia del Señor. 3 Antes de llegar al río, nuestras cargas al dejar, libres todos quedaremos por la gracia del Señor.

33 Coro ¡Oh! sí, nos congregaremos en la ribera hermosa del río cuyas aguas vivas dimanan del trono de nuestro Dios. Coro ¡Oh! sí, nos congregaremos en la ribera hermosa del río cuyas aguas vivas dimanan del trono de nuestro Dios.

34 4. Pronto al río llegaremos, nuestras peregrinación terminando en los acentos de la célica canción. 4. Pronto al río llegaremos, nuestras peregrinación terminando en los acentos de la célica canción.

35 Coro ¡Oh! sí, nos congregaremos en la ribera hermosa del río cuyas aguas vivas dimanan del trono de nuestro Dios. Coro ¡Oh! sí, nos congregaremos en la ribera hermosa del río cuyas aguas vivas dimanan del trono de nuestro Dios.

36 Himno #332 Con sin igual amor Himno #332 Con sin igual amor

37 1 Con sin igual amor Cristo me ama, su dulce paz en mi alma derrama, por salvarme su vida dió; ya pertenezco a él 1 Con sin igual amor Cristo me ama, su dulce paz en mi alma derrama, por salvarme su vida dió; ya pertenezco a él

38 Coro Ya pertenezco a Cristo, ¡Cuán pura es su amistad! Por las edades durará y por la eternidad. Coro Ya pertenezco a Cristo, ¡Cuán pura es su amistad! Por las edades durará y por la eternidad.

39 2 Por mis pecados fui condenado, mas hoy por Cristo soy perdonado; del hondo abismo me levantó; ya pertenezco a él. 2 Por mis pecados fui condenado, mas hoy por Cristo soy perdonado; del hondo abismo me levantó; ya pertenezco a él.

40 Coro Ya pertenezco a Cristo, ¡Cuán pura es su amistad! Por las edades durará y por la eternidad. Coro Ya pertenezco a Cristo, ¡Cuán pura es su amistad! Por las edades durará y por la eternidad.

41 3 Mi corazón palpita de gozo, Cristo es de Dios el don más precioso; por redimirme su sangre dió, ya pertenezco a él. 3 Mi corazón palpita de gozo, Cristo es de Dios el don más precioso; por redimirme su sangre dió, ya pertenezco a él.

42 Coro Ya pertenezco a Cristo, ¡Cuán pura es su amistad! Por las edades durará y por la eternidad. Coro Ya pertenezco a Cristo, ¡Cuán pura es su amistad! Por las edades durará y por la eternidad.

43

44 El Desafío de Dios

45 Salmo 24:3 ¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Quién permanecerá en su lugar santo? Salmo 24:3 ¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Quién permanecerá en su lugar santo?

46 Salmo 24:4 El limpio de manos y puro de corazón, que no ha elevado su alma a la vanidad ni ha jurado con engaño. Salmo 24:4 El limpio de manos y puro de corazón, que no ha elevado su alma a la vanidad ni ha jurado con engaño.

47 Salmo 24:5 El recibirá la bendición de Jehová, y la justicia del Dios de su salvación. Salmo 24:5 El recibirá la bendición de Jehová, y la justicia del Dios de su salvación.

48 Apocalipsis 5:1 Vi en la mano derecha del que estaba sentado sobre el trono, un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos. Apocalipsis 5:1 Vi en la mano derecha del que estaba sentado sobre el trono, un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos.

49 Apocalipsis 5:2 También vi a un ángel poderoso que proclamaba a gran voz: "¿Quién es digno de abrir el libro y de desatar sus sellos?" Apocalipsis 5:2 También vi a un ángel poderoso que proclamaba a gran voz: "¿Quién es digno de abrir el libro y de desatar sus sellos?"

50 Apocalipsis 5:3 Pero ninguno, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro; ni siquiera mirarlo. Apocalipsis 5:3 Pero ninguno, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro; ni siquiera mirarlo.

51 Apocalipsis 5:4 Y yo lloraba mucho, porque ninguno fue hallado digno de abrir el libro; ni siquiera de mirarlo. Apocalipsis 5:4 Y yo lloraba mucho, porque ninguno fue hallado digno de abrir el libro; ni siquiera de mirarlo.

52 Apocalipsis 5:5 Y uno de los ancianos me dijo: "No llores. He aquí el León de la tribu de Judá, la Raíz de David, ha vencido para abrir el libro y sus siete sellos." Apocalipsis 5:5 Y uno de los ancianos me dijo: "No llores. He aquí el León de la tribu de Judá, la Raíz de David, ha vencido para abrir el libro y sus siete sellos."

53 Juan 20:17 Jesús le dijo: --Suéltame, porque aún no he subido al Padre. Pero vé a mis hermanos y diles: "Yo subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios." Juan 20:17 Jesús le dijo: --Suéltame, porque aún no he subido al Padre. Pero vé a mis hermanos y diles: "Yo subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios."

54 Mateo 28:17,18 Y cuando le vieron, le adoraron; pero algunos dudaban. Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Mateo 28:17,18 Y cuando le vieron, le adoraron; pero algunos dudaban. Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.

55 Salmo 24:7,8 7. Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, Y alzaos vosotras, puertas eternas, Y entrará el Rey de gloria. 8. ¿Quién es este Rey de gloria? Jehová el fuerte y valiente, Jehová el poderoso en batalla. Salmo 24:7,8 7. Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, Y alzaos vosotras, puertas eternas, Y entrará el Rey de gloria. 8. ¿Quién es este Rey de gloria? Jehová el fuerte y valiente, Jehová el poderoso en batalla.

56 Salmo 24:9,10 9. Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, Y alzaos vosotras, puertas eternas, Y entrará el Rey de gloria. 10. ¿Quién es este Rey de gloria? Jehová de los ejércitos, El es el Rey de la gloria. Salmo 24:9,10 9. Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, Y alzaos vosotras, puertas eternas, Y entrará el Rey de gloria. 10. ¿Quién es este Rey de gloria? Jehová de los ejércitos, El es el Rey de la gloria.

57 Mateo 11:28 Venid a mí, todos los que estáis fatigados y cargados, y yo os haré descansar. Mateo 11:28 Venid a mí, todos los que estáis fatigados y cargados, y yo os haré descansar.

58 Mateo 11:29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Mateo 11:29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas.

59 Mateo 11:30 Porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga." Mateo 11:30 Porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga."

60


Descargar ppt "Himno #418 ¡Siempre el Salvador conmigo! Himno #418 ¡Siempre el Salvador conmigo!"

Presentaciones similares


Anuncios Google