La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Ciclo B Al comienzo de la Cuaresma se nos hablaba de tres prácticas que nos pueden unir más con Dios: El ayuno La Limosna y la oración.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Ciclo B Al comienzo de la Cuaresma se nos hablaba de tres prácticas que nos pueden unir más con Dios: El ayuno La Limosna y la oración."— Transcripción de la presentación:

1

2 Ciclo B

3 Al comienzo de la Cuaresma se nos hablaba de tres prácticas que nos pueden unir más con Dios: El ayuno La Limosna y la oración

4 Hoy reflexionamos sobre algún aspecto importante de la ORACIÓN. Es esencial nuestra relación afectiva con Dios.

5 ¿Dónde podemos hablar con Dios? Jesús nos enseña que Dios está en todas las partes y en cualquier lugar podemos encontrar a Dios.

6 Pero hay lugares especiales que favorecen a la oración. El primer domingo de Cuaresma hablábamos del desierto donde Jesús se retiró para prepararse con la oración para enseñarnos a encontrarnos con Dios.

7 El domingo pasado, segundo de Cuaresma, hablábamos de la montaña. Desde lo alto del monte se imaginaban los israelitas que estaban más cerca de Dios.

8 Hoy se nos habla del templo. Es el lugar propio para la oración en común.

9 Por eso sintió tanto Jesús al ver que el templo se había convertido en un mercado. Y viendo que los respon- sables se aprove- chaban para hacerse ricos,

10 Jesús arroja a los mercaderes del templo. Está tomado del evangelio de san Juan. Jn 2, Dice más o menos así :

11 Estaba cerca la Pascua, Jesús fue a Jerusalén. Vio en el templo a mercaderes y a los cambistas también. Automático

12 Vendían bueyes y ovejas con gritos a viva voz, y muy indignado por ello, con azotes los echó.

13 Dispersó a los cambistas con sus monedas y enseres.

14 Y dijo a los vendedores: Todo esto de aquí quitad, que la casa de mi Padre no es casa para tratar.

15 Pues Jesús rememoraba lo que está en las escrituras: Los agravios a tu casa, por mi celo a mí me insultan.

16 Los judíos replicaron: ¿Qué señal nos mostrarás para que obres así? Y esto le oyeron hablar:

17 Destruid el santuario y en tres días lo construiré. Y ellos le contestaron: ¡Años se tardó en hacer!

18 Cuarenta y seis justamente; ¿cómo tú levantarás lo que costó tantas vidas, en tres días nada más?

19 No se refería al templo, sino a su cuerpo, el Señor.

20 Mas esto no comprendie- ron hasta que en la cruz murió.

21 Tres días estuvo muerto, y a los tres resucitó.

22 En la Escritura creyeron: era Palabra de Dios. Hacer CLICK

23 En realidad para muchos israelitas era una ventaja poder comprar en el mismo templo los animales para ser ofrecidos como víctimas. Los animales más frecuentemente ofrecidos eran ovejas y palomas.

24 El mal no era tanto por el hecho de las ventas, cuanto por la avaricia, las injusticias y robos a la gente sencilla que allí se hacían, especialmente por aquellos que debían llevar la gente hacia Dios.

25 El mal estaba en querer aprovecharse del culto a Dios para enriquecerse a sí mismos, y hacer que el culto, que debe llevar a la conversión del corazón, se convierta en un negocio.

26 Jesús nos enseña que la verdadera ofrenda para Dios debemos ser nosotros mismos. Dios quiere la ofrenda del corazón.

27 Hoy Jesús nos enseña grandes verdades. Para ello realiza un gesto profético. Así actuaban los profetas para enseñar al pueblo duro de corazón.

28 Jesús actúa con violencia. Pero existe una violencia mala, que procede del egoísmo, y una violencia sana, que se da en ocasiones, que procede del amor.

29 La violencia es mala cuando es vengativa. Así suele ser en todas las guerras. El resultado es destrucción y tristeza.

30 La violencia de Jesús no es vindicativa sino liberadora. Es una violencia que nace del amor, que brota del celo por el Padre.

31 La violencia de Jesús no arranca de la ira con deseo de venganza. Nunca usa la violencia para defenderse a sí mismo. Hubiera tenido ocasiones, como en Getsemaní: Mandó a san Pedro no usar la espada.

32 La violencia de Jesús no llega al derramamiento de sangre ni siquiera a heridas. Es más violencia de gestos y palabras, como para expresar con más fuerza su sentimiento.

33 Esta violencia de Jesús en este día contrasta con tantas páginas del evangelio donde aparece la dulzura y la mansedumbre.

34 Es necesaria una cierta violencia, aunque con amor, para defender los templos vivos de Dios. Hay demasiadas profanaciones, pues muchos son violados, maltratados, despreciados.

35 Hay muchos templos de Cristo despreciados, violados, oprimidos. Jesús nos dice que hay que restablecer estos templos. Donde hay lágrimas, pongamos alegría y esperanza

36 San Pablo nos dice que nosotros somos templos vivos de Dios. Debemos respetarnos a nosotros mismos, porque Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, habita dentro de nosotros.

37 Y nosotros somos piedras vivas de ese templo. La Iglesia viva es el templo de Jesús en la tierra.

38 Somos piedras vivas, templo del Señor, Automático

39 miembros de su Cuerpo, Iglesia en construcción,

40 pueblo reunido, viña de elección,

41 pueblo reconciliado, testigos de su amor.

42 Renacidos del Bautismo,

43 Incorporados a Cristo, somos la Iglesia de Dios.

44 Por las puertas de la vida encontramos al Señor,

45 que nos acoge en su casa, la Iglesia santa de Dios.

46

47 miembros de su pueblo, Iglesia en construcción,

48

49 testigos de su amor.

50 AMEN En unión con María, la Madre


Descargar ppt "Ciclo B Al comienzo de la Cuaresma se nos hablaba de tres prácticas que nos pueden unir más con Dios: El ayuno La Limosna y la oración."

Presentaciones similares


Anuncios Google