La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

ENEAGRAMA Estudio de las Personalidades. GRUPO 1 A. Me gusta sentir que estoy siendo útil a los demás. Esta necesidad de ser de utilidad para otras personas.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "ENEAGRAMA Estudio de las Personalidades. GRUPO 1 A. Me gusta sentir que estoy siendo útil a los demás. Esta necesidad de ser de utilidad para otras personas."— Transcripción de la presentación:

1 ENEAGRAMA Estudio de las Personalidades

2 GRUPO 1 A. Me gusta sentir que estoy siendo útil a los demás. Esta necesidad de ser de utilidad para otras personas me ha acompañado la mayor parte de mi vida llevándome a realizar grandes sacrificios y a olvidarme de mi mismo. Suelo encontrarme haciendo lo que otros esperan de mí o lo que yo considero que debo hacer. Me gusta ser responsable y correcto. No me gusta que nadie me corrija o me critique ni en público ni en privado. Deseo que los demás sepan que pueden contar conmigo. No suelo cuidar bien de mi mismo. B. Me suelo crecer y mostrarme fuerte ante las dificultades. Me fijo objetivos y metas ambiciosas y lucho por conseguirlas con empeño. Tiendo a ser una persona muy activa, trabajadora y me gusta ser el centro de atención. No me gusta pasar desapercibido ni esperar a que todo se solucione por sí mismo. Suelo saber lo que quiero y voy a por ello, cueste lo que cueste. Una vez lo he conseguido no permito que nadie me lo arrebate y me marco nuevos objetivos para el futuro. Me gusta ser autosuficiente y no dejarme influir o empujar por nadie. Los demás me suelen ver como una persona fuerte y de éxito. C. Soy una persona de pocas palabras que le gusta dedicarse tiempo para uno mismo. Cuando las cosas se complican tiendo a replegarme en mis pensamientos, sentimientos o fantasías. Soy muy imaginativo y algo solitario. Suelo sentirme diferente y algo desconectado del resto de la gente que conozco. No me gusta imponerme por la fuerza ni llamar demasiado la atención. Cuando alguien intenta forzarme o presionarme para que haga algo que no quiero hacer no me suelo enfrentar directamente pero consigo hacerle saber que soy dueño de mis actos. Soy más soñador que competitivo.

3 GRUPO 2 X. Suelo tener dificultades para controlar mis emociones. Cuando aparecen conflictos y problemas necesito que los demás comprendan cómo me siento. Si no me siento comprendido busco hacer sentir al otro lo que yo siento en esos momentos. A veces, me cuesta poder saber en quién se puede confiar. Necesito saber quién está conmigo y con quién puedo contar. Soy una persona que tiene fuertes sentimientos respecto de las cosas que vivo, aunque la mayoría de la gente no sabe lo sensible y emotivo que realmente soy. Conozco las normas pero prefiero decidir por mí mismo a que me digan lo que tengo que hacer. Y. Soy una persona optimista y positiva que piensa que las cosas se van a resolver y que la gente y el mundo es básicamente bueno y hermoso. Aunque no siempre me siento todo lo bien que me gustaría, intento que nadie se dé cuenta. Esto, a veces ha provocado que mis problemas se acumularan sin saber cómo resolverlos. Me gusta estar con gente siempre que pueda compartir con ellos los aspectos más positivos y agradables de la vida. Z. Suelo dar más importancia a la lógica y la razón que a los sentimientos. Soy pragmático, ordenado y eficiente en todo lo que hago. Prefiero trabajar solo y cuando aparecen conflictos personales miro de ser fríio y objetivo, ya que no quiero que mis emociones dificulten conseguir mis metas. Me gusta mantenerme activo y hacer las cosas a la perfección. Por lo general, no suelo mostrar mis emociones cuando otras personas "me fastidian".

4 INTERPRETACION DE NUMEROS A – X: TIPO 6 A – Y: TIPO 2 A – Y: TIPO 1 B – X: TIPO 8 B – Y: TIPO 7 B – Y: TIPO 3 C – X: TIPO 4 C – Y: TIPO 9 C – Y: TIPO 5

5 TIPO 1: El perfeccionista Se desencadena de manera automática cuando detecta que algo es imperfecto, es decir, no es como debería ser (desde su particular visión de lo que es bueno-malo; correcto-incorrecto). Como su exigencia de perfección es muy alta, fácilmente ni él mismo ni los demás satisfacen sus necesidades; se enfada porque le parece que nada ni nadie es como debería ser. Siente rabia de que las cosas no salgan como él había pensado que tenían que salir, es decir, como deberían ser.

6 TIPO 2: El ayudador Aunque aparentemente se muestra humilde y cede ante las necesidades de los demás por su afán de ser útil y necesario a todo el mundo, intenta ocultar algo a sí mismo y a los demás: Que tiene las mismas necesidades (cuando no más) que aquellos a los que trata de ayudar, pero no es capaz de reconocerlo y expresarlo Que necesita sentirse importante para aquéllos que le necesitan y para los que dependen de su consejo y ayuda; en el fondo es él quien depende de que otros le necesiten y le hagan sentirse útil pidiéndole ayuda Que necesita ser esa persona a la que todos acuden en momentos difíciles y necesita tener la palabra justa y el consejo sabio para aliviar el sufrimiento de los demás. En el fondo, tras la máscara de superioridad (yo tengo lo que tu necesitas, yo puedo solucionar tus problemas) se esconde su verdadero sentimiento de inferioridad y de dependencia (yo necesito que tu me necesites para sentirme alguien importante).

7 TIPO 3: El exititis Hay algo deficiente en la personalidad de un 3, que mira de compensar a través de la actividad y el activismo (adicto al trabajo). Se identifica tanto con su actividad que confunde el ser con el hacer, o mejor dicho, cree ser lo que hace. Esta identificación con su rol de eficacia y actividad que vende al mundo es lo que llamamos VANIDAD. Es como un cierto narcisismo o enamoramiento de la propia imagen que tanto le ha costado crear en su entorno y que tanto le desconecta y le distancia de sí mismo, de sus sentimientos, necesidades y pensamientos.

8 TIPO 4: El envidioso Siempre comparándose con los demás y sintiéndose diferente, rara y carente de la autenticidad y la positividad con la que los demás viven sus vidas. Se sienten como si representaran un papel de víctima o perdedora que no les deja disfrutar plenamente de la vida. Quiere romper con ese rol y ser más auténtica, pero al mismo tiempo no puede aceptar que lo auténtico y lo real le lleva a vivir una vida ordinaria, sin grandes experiencias ni vivencias. Sienten nostalgia por un pasado que no pueden recuperar y un futuro que no pueden alcanzar. Siempre soñando con algo que fueron y que esperan llegar a ser pero que ahora, en el presente, no son ni pueden ser (ensimismamiento).

9 TIPO 5: El sabio Es como una aspiradora que todo lo recoge, lo guarda y lo retiene (conocimiento, datos, información...), porque piensa que algún día lo va a necesitar. No se atreve a pedir ayuda a los demás, pues teme que no le van a hacer caso; por eso acumula y guarda: para no tener nunca que pedir nada a nadie. En el fondo su afán por ahorrar y guardar es su forma de revindicar su independencia, su autosuficiencia. El efecto de esto es su desconexión con el mundo (mundo interno-externo). Es muy austero. Tiene pocas necesidades y se conforma con poco. No le cuesta privarse de lo que los otros consideran bienes y placeres. Prefiere carecer de algo antes que tener que pedírselo a alguien. Los demás le consideran tacaño y huraño. Es verdad que se le da mejor absorber que compartir. Lo malo es que al no saber dar a los demás, tampoco sabe recibir el apoyo y el cariño de los demás, que es precisamente lo que más necesita en su vida.

10 TIPO 6: El miedoso La vida para un 6 es una constante amenaza, peligro o riesgo. Se siente rodeado de enemigos que le obligan a estar siempre alerta y preparado para responder a un supuesto ataque (HIPERVIGILANCIA). De este temor viene su búsqueda de alguien más fuerte que le sirva de ayuda y protección. En el fondo, lo que más le cuesta es asumir la responsabilidad de su propia vida. Normalmente buscarán culpables fuera (figuras de autoridad en las que se apoyó) por no haber podido hacer lo que realmente quisieron hacer. Responsabiliza a otros en lugar de asumir su propia responsabilidad (proyección). Los peligros o amenazas reales no son un problema ya que está preparado y dispuesto a enfrentarse a ellos. El problema son sus miedos imaginarios, aquellos que crea en su mente imaginando escenarios peligrosos en donde le pasan las peores cosas que a un ser humano le puedan pasar (CATASTROFISMO). El problema es su hábito de pensar en lo peor y su miedo a lo que pueda suceder y quizás nunca suceda. En situaciones reales de miedo o peligro suele mostrarse valiente (ya que necesita demostrarse y demostrar que él no es un cobarde).

11 TIPO 7: El Florero Nunca parecen estar satisfechos, siempre están dispuestos a devorar más y mejores experiencias que las que el presente y la realidad les ofrece. Buscan todo lo bueno que la vida les pueda brindar, lo saborean y se lo tragan todo con voracidad (vampiros existenciales). Raramente viven el presente. Lo que saborean y disfrutan son más la experiencias placenteras futuras que generan mentalmente o a través de los recuerdos de las vivencias positivas del pasado (AUTOESTIMULACIÓN MENTAL POSITIVA). Su vida se centra en buscar mentalmente experiencias futuras o pasadas que le recuerden a aquella felicidad perdida de su infancia, llena de calor, cariño y seguridad que perdieron bruscamente. Su glotonería de experiencias dulces y agradables es un intento por recuperar aquello que le fue arrebatado bruscamente en su infancia. (SÍNDROME DE PETER PAN).

12 TIPO 8: El jefe Sienten pasión por los extremos, por el exceso y la intensidad en todo lo que hacen. La moderación y la prudencia les parece de débiles y afeminados. Exprimen todo lo que les gusta hasta la última gota (deportes, conversación con amigos que no acaba nunca....). Si conecto conmigo mismo y no encuentro más que vacío, lo que me divierte debe estar fuera de mí. ¿De donde viene este vacío?. Se debe a que reprimen algo muy suyo en su interior: la ternura y la sensibilidad. Como lo consideran un signo de debilidad que pudiera ser aprovechado por los demás, lo ocultan y evitan que salga al exterior.

13 TIPO 9: El Pasota Tienen una autoestima muy baja. No se sienten importantes para nadie, ni para sí mismos. Se infravaloran tanto que llegan a olvidarse de lo que quieren, de lo que necesitan y de lo que realmente les importa y es importante para sus vidas. Su ideal sería que nada cambiase y todo se mantuviera tal y como está, aunque las cosas no les gusten tal y como son. Cuando están dominados por su rasgo egoico se hacen pasivos, pasotas y olvidadizos, siempre buscando el descanso y la tranquilidad (DESCANSOPATAS). Lo que realmente no quieren es desperdiciar energía buscando los medios para no malgastarla inútilmente (Ley del Mínimo Esfuerzo).


Descargar ppt "ENEAGRAMA Estudio de las Personalidades. GRUPO 1 A. Me gusta sentir que estoy siendo útil a los demás. Esta necesidad de ser de utilidad para otras personas."

Presentaciones similares


Anuncios Google