La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Mi pintura es de dos mundos, dijo Guayasamín. De piel para adentro es un grito contra el racismo y la pobreza; de piel para fuera es la síntesis del tiempo.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Mi pintura es de dos mundos, dijo Guayasamín. De piel para adentro es un grito contra el racismo y la pobreza; de piel para fuera es la síntesis del tiempo."— Transcripción de la presentación:

1

2 Mi pintura es de dos mundos, dijo Guayasamín. De piel para adentro es un grito contra el racismo y la pobreza; de piel para fuera es la síntesis del tiempo que me ha tocado vivir.

3 Oswaldo Guayasamín nació el 6 de julio de Hijo de padre indígena (de ascendencia quichua), y madre mestiza. Su padre trabajaba como carpintero y, más tarde, como taxista y camionero. La familia vivía en la miseria. Oswaldo fue el primero de diez hijos. Su aptitud artística despierta a temprana edad. Antes de los ocho años, hace caricaturas de los maestros y compañeros de la escuela. Todas las semanas renueva los anuncios de la tienda abierta por su madre. También vende algunos cuadros hechos sobre trozos de lienzo y cartón, con paisajes y retratos de estrellas de cine, en la Plaza de la Independencia. Cabeza -1939

4 Boceto para Indios en Ecuador 1937

5 Dolor y sufrimiento traducido a un arte de lucha, Fuerza y drama del hombre, el indígena en su lucha y dolor Rosa Zarate, Flor Decapitada

6 A pesar de la oposición de su padre, ingresa a la Escuela de Bellas Artes de Quito. Es la época de la "guerra de los cuatro días", un levantamiento civico militar, del valeroso pueblo ecuatoriano en contra del gobierno de Arroyo del Rio. Durante una manifestación, muere su gran amigo Manjarrés. Este acontecimiento, que más tarde inspirará su obra "Los niños muertos", marca su visión de la gente y de la sociedad. Continúa sus estudios en la Escuela y en 1941 obtiene el diploma de pintor y escultor, tras haber seguido también estudios de arquitectura. Autorretrato (Self Portrait), 1950

7 "Los Niños Muertos" (The Dead Children) A territorial dispute between Ecuador and Peru erupted into war in In this painting the artist depicted children who had been massacred by unidentified military forces.

8 "La Madre y el Nino" (Mother and Child( The wretched of the earth.

9 En 1942 expone por primera vez a la edad de 23 años en una sala particular de Quito y provoca un escándalo. La crítica considera esta muestra como un enfrentamiento con la exposición oficial de la Escuela de Bellas Artes. Nelson Rockefeller, impresionado por la obra, compra varios cuadros y ayuda a Guayasamín en el futuro. Entre 1942 y 1943 permanece seis meses en EEUU. Con el dinero ganado, viaja a México, en donde conoce al maestro Orozco, quien acepta a Guayasamín como asistente. Origen (Origin), 1951

10 El Violinista 1966 También entabla amistad con Pablo Neruda y un año después viaja por diversos países de América Latina, entre ellos Perú, Brasil, Chile, Argentina y Uruguay, encontrando en todos ellos una sociedad indígena oprimida, temática que, desde entonces, aparece siempre en sus obras. En sus pinturas posteriores figurativas trata temas sociales, actuó simplificando las formas. Obtuvo en su juventud todos los Premios Nacionales y fue acreedor, en 1952, a los 33 años, del Gran Premio de la Bienal de España y más tarde del Gran Premio de la Bienal de Sao Paulo. Es elegido presidente de la Casa de la Cultura Ecuatoriana en Sus obras han sido expuestas en las mejores galerías del mundo. En 1976 crea la Fundación Guayasamín, en Quito, a la que dona su obra y sus colecciones de arte, ya que concibe el arte como un patrimonio de los pueblos.

11 Pablo Neruda

12 El Guitarrista El guitarrista

13 Su obra humanista, señalada como expresionista, refleja el dolor y la miseria que soporta la mayor parte de la humanidad y denuncia la violencia que le ha tocado vivir al ser humano en este monstruoso Siglo XX marcado por las guerras mundiales, las guerras civiles, los genocidios, los campos de concentración, las dictaduras, las torturas. Guayasamín fue amigo personal de importantes personajes del mundo, y ha retratado a algunos de ellos, como Fidel Castro y Raúl Castro, Francois y Danielle Mitterrand, Gabriel García Márquez, Rigoberta Menchú, el rey Juan Carlos de España, la princesa Carolina de Mónaco, entre otros. " "Las manos de Fidel"

14 "Rigoberta Menchú" Oil on canvas Portrait of the Guatemalan Maya human rights activist and winner of the Nobel Peace Price. Rigoberta Menchú Tum es una líder indígena guatemalteca y defensora de los derechos humanos, miembro del grupo Quiché- Maya. Es Embajadora de Buena Voluntad de la Unesco y ganadora del Premio Nobel de la Paz y el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional.. Se ha destacado por su liderazgo al frente de las luchas sociales en el ámbito nacional e internacional.

15 El toro y el condor, 1957

16 Huacayñan: Es la primera gran serie pictórica o etapa. Es una palabra quichua que significa El Camino del Llanto. Es una serie de 103 cuadros pintados después de recorrer durante 2 años por toda Latinoamérica

17 Divino Sembrador, las Manos Tiernas en Tierra Seca

18 "Serie los condenados de la Tierra" Quito- Ecuador,

19 Los Condenados de la Tierra

20 Eichman

21 El Dictador.El Macuto o El Militar Los Culpables nº 2

22 Serie Mujeres llorando En cuanto al origen de "Mujeres llorando" dice Guayasamín: "Recorrí muchos lugares de España y en cada pueblito encontré a alguien que había perdido un hijo, un marido, un padre, un familiar durante la guerra civil española. Eso me impresionó muy hondo y empecé a tomar notas, apuntes, y a hacer bocetos. En total creo que realicé unos quinientos bocetos antes de pintar esos siete cuadros". La manta negra con que se cubren hasta más abajo de la cintura estas plañideras altas y delgadas, y la blancura, más que de palidez, de hueso, de su rostro y de sus manos que lo prolongan o lo sustituyen, todo ello sobre un verde raspado de sombras, ha llevado, casi inevitablemente, a imaginar a cada una de ellas ocupando un ataúd. También su inmovilidad. Sólo la figura VI tiene el rostro oculto. La III ha dejado caer la cabeza mientras la V lo levanta, ambas de perfil. Y todas parecen preguntar, buscar, protestar, sin resignarse: si lo hicieran, no llorarían. Ahí están las siete maneras de llorar. La escoltan tres mujeres a un lado y tres al otro. Otra, de llorar sin llorar, es decir meditando, que es una forma de llorar, en por qué suceden las cosas: por qué se murió mi padre, por qué se murió mi hijo, por qué se murió mi marido. Después está el llanto que pide algo a Dios llorando...

23 Boceto para las mujeres llorando 1962

24 "לזכרה של טניה " Este tríptico honra la historia de la niña Tania, víctima del bloqueo contra la ciudad de Leningrado, en la Segunda Guerra Mundial. Durante el bloqueo que duró alrededor de 900 días, el pueblo leningradense se vio sometido a los más insólitos sacrificios, comiendo en la mayoría de los casos sólo 100 gr. de pan con aserrín diarios. Hoy descansan en un cementerio de la ciudad de Sankt Petersburgo decenas de miles de víctimas de ese brutal bloqueo, cometido por la Alemania facista.

25 LA EDAD DE LA IRA : Esta es la segunda gran serie pictórica o etapa. La temática fundamental de esta serie son las guerras y la violencia, lo que el hombre hace en contra del hombre. Autorretrato, 1963 Colección "La edad de la ira" Colección "La edad de la ira" Autorretrato, 1963

26

27 Las manos, siempre las manos Las manos tenen un significado infinitamente hondo: yo no pinto las manos de los indios o los campesinos "grandes y callosas" ni las manos de los burgueses más bien "de tipo femenino". Esas son suposiciones, caricaturas, tontería. No se trata de describir el aspecto exterior. Cuando entro en las manos es a partir de conceptos mucho más profundos. Con las manos no se puede engañar. Un gran escritor europeo, que se suicidó en Brasil, dice que en torno a una mesa de juego se ven jugadores impasibles, que sonríen, que aparentan tranquilidad, pero que ninguno puede ocultar la nerviosidad de las manos. Asimismo, cuando algunas personas vienen, para que les haga un retrato, con una cierta idea de lo que son, de lo que quisieran ser, y ponen las manos para parecer, por ejemplo, pensadores... pero en cuanto se les hace una pregunta, lo primero que cambia es la actitud de las manos. El pintor constituyó con esos trece cuadros un grupo en los que las manos tienen siempre una presencia mayor que el rostro: éste no existe, por ejemplo, en "Manos insaciables" ni en "Las manos de la ira", está totalmente oculto en "Las manos de las lágrimas" y se halla distante, insinuado, menoscabado en su importancia, los ojos, una parte de la mejilla, apenas una boca, para completar la idea, y no siempre, en los diez restantes.

28

29 La edad de la ira. Las manos Las manos del miedo. Las manos de la oración. Las manos de la meditación. Las manos de la esperanza. Las manos de la protesta.

30 Las manos de la ternura Las manos del mendigo

31 Las manos de la protesta

32 Las manos de la ira Manos del terror

33

34 Las manos del terror

35 Equivocos de la Fama

36 Serie La espera El "Campo de concentración" de Guayasamín era eso: un universo concentracionario del descuartizamiento, de la asfixia, de la muerte, donde los cuerpos solidariamente se amontonan y superponen, compartiendo entre ellos una mano, un ojo: era una multitud espantosa y espantada. Veinticinco años más tarde (puesto que los once cuadros de "La espera" datan de ) el drama está visto a través de las víctimas tomadas aisladamente. Hay seis cabezas ("de tan descomunal tamaño y cercanía que no caben en el lienzo") y cinco cuerpos, todos verticales y de iguales dimensiones (204 x 124 cm) que se alternan en un contrapunto sombrío, oscuro, ¿será preciso decir que predomina el negro? Más que calaveras, esos rostros son la representación en hueso del odio, el espanto, la desesperación, lo inconcebible. No hay lágrimas sino trizaduras y las mejillas están raspadas, antes que por el pintor, por la brutalidad. En cuanto a los cuerpos, óseos, sentados, expresan quizás más que los rostros la indignación, el cuestionamiento, casi la resignación y, siempre, la espera de la muerte: no la de los muertos sino la de los sobrevivientes, tal vez no la de uno mismo sino la de los demás, deudos o desconocidos. Alguien ha señalado que todos esos seres están cerca o dentro del infierno y que lo monstruoso no es el "feísmo" de la obra sino el sistema demencial que la suscita.

37 La espera (Waiting), 1968–69

38 La espera Triptych,

39 "Reunión en el Pentágono I-V "Los personajes del grupo llamado 'Reunión en el Pentágono' son caricaturas de una terrible crueldad, seres de pesadilla.". "Los cinco cuadros, podrían parecer caricaturescos, pero sólo en apariencia. La exageración de algunos rasgos físicos es secundaria, porque en cada uno de ellos estoy mostrando un tipo de general distinto y su modo de pensar y de actuar.

40 A uno lo hago con las manos móviles, del tipo de los que te pueden matar por la espalda. A los gorilas, con una mano que pretende decir: "Este es mi poder, aquí mando yo". O al alemán, con una mano que, a más de tocar maravillosamente el piano, con la matemática de la muerte sabe cómo se puede matar a millones de personas". Y eso ya no es caricatura. Los personajes son máquinas de dominio, de represión y violencia, violencia de la que estos verdugos son sólo instrumento. Instrumento movido por intereses que acaban por no tener rostro, como sus ejecutores. Instrumentos de un sistema. El sistema como resumen descarnado, deshumanizado, de intereses". "Dueños de la muerte con nocturnidad y alevosía. Alguno recuerda a los verdugos nazis; otros tienen algo de porcino, con sus manos gordezuelas y fofas. Uno con mitra y uñas de usurero, mira esquivo como las serpientes. Los puños de otro se cierran; parece un perro de presa acechando. Ojos azules, dientes de tiburón. Todos con cara, casi sin cerebro".

41 Reunion en El Pentagono III and IV Reunion en El Pentagono III and IV

42 "Reunión en el Pentágono I-V

43 Lágrimas de sangre Fundación Guayasamín, Quito, Ecuador, Si cada tema de El camino del llanto comienza con un paisaje, que luego será habitado, aunque despojándose de él, por los personajes de los cuadros restantes, La Edad de la Ira se inicia con "Lágrimas de sangre". Este cuadro representa una síntesis del sufrimiento que se vive en ese momento (1973), la más reciente, del dolor y el sacrificio humanos causados por individuos aparentemente humanos. Lo explica claramente la inscripción que lleva en el ángulo inferior derecho, por encima de la firma y de la fecha: "Homenaje a Salvador Allende, Pablo Neruda, Víctor Jara. Nosotros los pueblos". que Podría asimilarse este cuadro -inicial y dedicatoria de toda La Edad de la Ira -a la serie "Las manos": en efecto, son dos, largas, de dedos espatulados y entrelazados, en ocres ennegrecidos y con falanges nítidamente dibujadas, que cubren el rostro del grito, del espanto, de la maldición, del que sólo se ven los ojos desmesuradamente abiertos, glóbulos con una pupila y sin iris, que lloran sangre, todo ello sobre un fondo uniformemente negro. Luego vendrá "Mujeres llorando" que, junto con "Las manos", ha merecido los mayores comentarios, en número y extensión.

44 Lagrimas de Sangre Homenaje a: Salvador Allende Pablo Neruda Victor Jara Nosotros los pueblos 1973 Víctor Jara Procedente de una familia campesina de Ñuble, se convirtió en un referente internacional de la canción reivindicativa y de cantautor. Además fue militante del Partido Comunista de Chile. Por lo mismo fue torturado y asesinado en el antiguo Estadio Chile (que después fue denominado Estadio Víctor Jara) por fuerzas represivas de la dictadura de Augusto Pinochet, poco después del golpe militar que derrocó al gobierno de Salvador Allende, el 11 de septiembre de 1973.

45 "Los Torturados" «Era un período difícil en la historia de América Latina y Guayasamín creía que EEUU era cómplice en los abusos a los derechos humanos». En ese sentido, quizá la obra más sobrecogedora es «Los torturados», en cuyo panel central sufre un hombre que recuerda a un Cristo. Es el cantante chileno Víctor Jara, torturado y asesinado como otros tantos miles por las fuerzas del golpista Augusto Pinochet.

46 Mural: Miseria

47

48 El Grito I La edad de la ira "En esta serie se juntan la experiencia dolorosa de mi infancia, cuando era golpeado por mi padre a latigazos, y con la de la edad adulta, al ver gentes golpeadas de otra manera en las dictaduras o en los campos de concentración. O sea que la obra de arte surge, por lo menos en mi caso, de la conjunción del mundo interior y el mundo que a uno le ha tocado vivir".

49 El grito

50 EL GRITO Nº 3, QUE PERTENECE A LA SERIE EDAD DE LA IRA Y QUE FUE PINTADA ENTRE LOS AÑOS 1961 Y 1990 COMPUESTA POR 150 CUADROS, TIENEN CARACTERÍSTICAS INDIGENISTAS QUE EXPRESAN UN SENTIDO DE REDENCIÓN, ANGUSTIA Y ESPERANZA MEDIANTE MANOS, BOCAS Y OJOS HUECOS. SUS OBRAS TIENEN UNA FUERZA EXPRESIVA IMPRESIONANTE.

51 El grito

52 La Edad de la Ira :"Pareciera el prólogo o preámbulo de otra Divina Comedia. La Edad de la Ira es el resumen de este Renacimiento de nuestros pueblos, como la antesala de La Edad del Hombre" (Leopoldo Zea); "Una especie de caos, de apocalipsis, de síntesis bárbara de todo el dolor del mundo puesto en carne viva en los aconteceres de su mundo" (Fernando Mon).

53 La Muerte del Che, 1978

54 "La muerte del Ché" I y II

55 Napalm" En el cuadro solitario y devastador: "Napalm" se evocan las víctimas inocentes de las aldeas Vietnamitas, durante la cruenta guerra que impuesta por el ejército norteamericano. Este tema de las víctimas de la Guerra de Vietnam también se refleja en el tríptico "El Arrasamiento". De ahí que en el caso de Guayasamín, los criterios políticos o ideológicos pueden justificarse: ¿cómo hablar de la serie "La espera" sin referirse a los campos de concentración o a la de "Los condenados de la Tierra" sin recordar la trata, la esclavitud moderna, la situación de Africa?

56

57 Pinochet, (1978) "Mi pintura es para herir, para arañar y golpear en el corazón de la gente. Para mostrar lo que el Hombre hace en contra del Hombre", dice Guaysamín al referirse a su serie la Edad de la Ira.

58 "La Sonrisa de los Generales 1980

59

60 Mural Movible "Lídice". Colección Fundación Guayasamín, Quito, Ecuador, En la obra de Guayasamín pocas son las obras que evocan hechos reales, salvo cuando existe una identificación expresa en el título como el caso del Mural Movible Lídice. En esta obra Guayasamín rinde homenaje, una vez más, a las víctimas inocentes de la Segunda Guerra Mundial. Lídice fue una ciudad ubicada en las afueras de Praga, Checoslovaquia. Arrasada por el ejército facista de Alemania, esta pequeña aldea se convirtió en un símbolo de la resistencia antifacista. Desaparecida de la faz de la tierra con el mayor de los enzañamientos, se conoce años mas tarde que el motivo de esta atrocidad fue la intersección telefónica de una humilde declaración de amor, que fue interpretada por la contrainteligencia alemana como una consipiración antihiteleriana.

61 Quito

62 Dos cabezas, 1986–87

63 En 1982 se inaugura en el Aeropuerto de Barajas un mural de 120 metros pintado por Guayasamín. Ese gran mural, elaborado con acrílicos y polvo de marmol, está dividido en dos partes: una de ellas dedicada a España y la otra a Hispanoamérica.

64

65

66 Mural en el Palacio Legislativo en Quito

67 Fuentes:

68 Estan invitados a ver la segunda parte de la presentacion Osvaldo Guayasamin Edad de la Ternura, Capilla del Hombre: efraim.com/UploadedFiles/Guayasamin%20Castellano%20Segunda% 20%20Parte.pps Clarita y Efraim Estan invitados a visitar nuestro web mail


Descargar ppt "Mi pintura es de dos mundos, dijo Guayasamín. De piel para adentro es un grito contra el racismo y la pobreza; de piel para fuera es la síntesis del tiempo."

Presentaciones similares


Anuncios Google