La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

HAZ CAMBIADO MI LAMENTO EN DANZA. CÓMO VIVIR CON ESPERANZA EN TIEMPOS DIFÍCILES.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "HAZ CAMBIADO MI LAMENTO EN DANZA. CÓMO VIVIR CON ESPERANZA EN TIEMPOS DIFÍCILES."— Transcripción de la presentación:

1 HAZ CAMBIADO MI LAMENTO EN DANZA. CÓMO VIVIR CON ESPERANZA EN TIEMPOS DIFÍCILES

2 Orar con un salmo Salmo 30

3 ¿Quién dijo Jesús que sería dichoso? Mateo 5, 4

4 ¿Qué tiene que ver Dios en nuestros lamentos y sufrimientos? Sofonías 3, 17

5 Sentido del dolor Purifica Une Redime

6 Ser sanados para sanar 1 Pedro 2,24

7 CINCO MOVIMIENTOS EN LOS MOMENTOS MÁS DIFÍCILES 1 DESDE NUESTRO PEQUEÑO SER A UNO MÁS GRANDE

8 Cuando contemplamos el sufrimiento de otras personas (discapacitadas) llegamos a ver nuestros propios problemas de manera diferente. La gente no pregunta tanto ¿Cómo puedo librarme de mi sufrimiento? sino, ¿Cómo puedo convertirlo en ocasión de crecimiento y comprensión? En un mundo donde se valora más o solo a los sanos y brillantes, los discapacitados, los pobres nos ayudan a ver que el camino que nos permite pasar por el sufrimiento no es el de la negación sino el del vivir con plenitud, aún en medio de este. Preguntan cómo pueden convertir el dolor en una oportunidad en lugar de permitir que sea una larga interrupción. ¿Cómo podemos hacer nosotros hacer tal conexión? ¿Cómo realizar este cambio, de evitar nuestro dolor a pedirle a Dios que lo redima y lo use para bien?

9 CONTEMOS NUESTRAS PÉRDIDAS Somos llamados a llorar nuestras pérdidas Santificar nuestras lágrimas… La sanidad y la danza comienzan cuando miramos bien de frente lo que nos causa dolor. Nos gustan las victorias fáciles: el crecimiento sin crisis, la sanidad sin dolor, la resurrección sin la cruz. El camino de Jesús se ve muy diferente. Aunque Jesús trajo gran consuelo y vino con palabras bondadosas y toque de sanidad, no vino para que desaparezca nuestro dolor.

10 ¿Qué hace Dios en medio de mi lamento? El Señor tu Dios está en medio de ti Sofonías 3, 17a La historia de Linda

11 ÉL LLORA CONTIGO

12 Manos libres El sufrimiento nos invita a poner nuestro dolor en manos más grandes. Cuando lo sueltas todo, tienes dos manos libres. Estas manos libres me permiten configurar algo y darle forma, estrechar la mano de otra persona, tenderle mi propia mano si está en un apuro, y tocarlo tiernamente si tiene necesidad de amor.

13 ¿Cómo vivimos nuestras pérdidas? Deuteronomio 30, 15-20

14 Unámonos a la danza mayor Haz cambiado mi lamento en danza Salmo 30, 12

15 GRATITUD EN EL CENTRO

16 AGRADECER El agradecimiento significa estar de acuerdo con mi propia vida, estar en sintonía con aquello que he llegado a ser. Cuando alguien me alaba, o cuando alguien me da las gracias por la alabanza que le he dedicado, me siento en sintonía conmigo y con él. Ambos hemos dado las gracias y en el agradecimiento, hemos experimentado la COMUNIÓN. El agradecimiento es una condición para poder encontrarse realmente con el otro y además, desear el ENCUENTRO. El agradecimiento me libera de la necesidad de compararme con los demás y de poner mis obras y capacidades por encima de las suyas. Me permite alegrarme con el otro por sus logros. Posibilita una buena convivencia. Podemos ver juntos lo que Dios nos regala a ambos.

17 Cuando recuerdo los tiempos de confusión, puedo ver, lleno de agradecimiento, que Dios me ha conducido, que él escogió lo correcto para mí. Las crisis se han vinculado con mi corazón. El agradecimiento es estar de acuerdo con mi propia vida y estar en sintonía con aquello que he llegado a ser. Significa estar en una profunda paz interior, reconocer que todo está bien tal como está. A la par se trabaja la humildad. Sé que no puedo estar en absoluto orgulloso de lo que he llegado a ser. También podría haber sido de otra manera. Dios me ha dejado vivir tan sólo el grado de tinieblas y de caos que yo era capaz de soportar. Nunca me ha exigido ni probado por encima de mis posibilidades. El agradecimiento conduce a la serenidad.

18 PODAR Juan 15, 1-5

19 Significa cortar, dar forma, quitar lo que disminuya la vitalidad. Cuando vemos un viñedo podado casi no podemos creer que pueda dar fruto. Y sin embargo, al llegar el momento de la cosecha vemos que la poda permitió que las vides concentraran su energía y produjeran más uvas. Las personas agradecidas aprenden a celebrar aun en medio de los recuerdos duros y tristes porque saben que la poda no es un mero castigo sino una preparación. La cosecha traerá sus propias bendiciones. Voy aprendiendo de forma gradual que el llamado a la gratitud nos pide que digamos: Todo es gracia Todo es para bien de los que aman a Dios. Así permitimos que nuestras experiencias nos recuerden quién somos, y verlas como una oportunidad para la continua conversión del corazón. Las decoraciones, las tarjetas, velas, abrazos sonrisas y besos son todas expresiones de vida y esperanza. Cuando soy parte de estas celebraciones, sean pequeñas alrededor de una mesa o grandes en la capilla o el salón, me maravillo ante la danza a la que nos ha llamado el Espíritu. PODAR


Descargar ppt "HAZ CAMBIADO MI LAMENTO EN DANZA. CÓMO VIVIR CON ESPERANZA EN TIEMPOS DIFÍCILES."

Presentaciones similares


Anuncios Google