La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Pasar diapositivas con el ratón POESÍA VITAL 4 (Versión 1ª)

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Pasar diapositivas con el ratón POESÍA VITAL 4 (Versión 1ª)"— Transcripción de la presentación:

1

2 Pasar diapositivas con el ratón POESÍA VITAL 4 (Versión 1ª)

3 ÍNDICE SALIR Esc ÍNDICE NOTA DEL AUTOR DE LA PRESENTACIÓN LA NAVEGACIÓN POR ESTA PRESENTACIÓN, SE HACE DE DOS MANERAS: Una: Pulsando las flechas de los vértices inferiores. Retroceder pagina. Pasar pagina. Dos: Pulsando el botón. Desde la diapositiva índice, podemos ir a cualquier pagina pulsando el enlace que nos interese. CERRAR PRESENTACIÓN Desde PC. Ir a índice y pulsar. También podemos cerrar desde cualquier diapositiva, pulsando la tecla escape. Desde Explorador de Internet Si la presentación se nos abre en otra ventana, pulsar en cerrar, si la presentación se abre en la misma ventana, pulsar en pagina atrás, volvemos a la pagina desde la que abrimos la presentación.

4 ÍNDICE CURRICULUM VITAE DE EMMA-MARGARITA R. A.-VALDÉS Lugar de nacimiento y estudios: Nació en Luarca (Asturias), España. Con tres años de edad fue admitida en el colegio de primera enseñanza porque ya sabía leer y escribir. Desde muy pequeña asistió a manifestaciones artísticas: conciertos, exposiciones de obras de arte, conferencias, etc. Tras el examen de ingreso, en Oviedo, a los nueve años, estudió en el Instituto "Eusebio da Guarda", en La Coruña, el bachillerato de los siete cursos, obteniendo Matrícula de Honor en todas las asignaturas y un premio literario por un ensayo sobre la obra de Cervantes. Por enseñanza libre, en La Coruña, terminó Peritaje Mercantil, hizo los cinco cursos en tres convocatorias, con sobresalientes y notables. Se matriculó en Bilbao para obtener los títulos del Profesorado e Intendencia Mercantil, haciendo en tres años los cinco de la carrera superior y las correspondientes tesis, igualmente con destacadas calificaciones. Particularmente estudió música, pintura, literatura, latín, griego, alemán, inglés y francés. Finalizada la carrera, se especializó en Economía Financiera y Contabilidad, para acceder a esta Cátedra, a la vez se preparaba para la Cátedra de Alemán y para un cargo en la Administración. En este tiempo vivió en Madrid. No pudo opositar a la Cátedra de Alemán porque se exigía permanecer dos años en Alemania. Se presentó a los otros dos puestos y ganó la plaza en ambos. Eligió la Cátedra por ser la enseñanza su vocación. En esta Oposición obtuvo el número dos, de diez plazas, a las que concursaron 758 opositores.

5 ÍNDICE Actividad profesional: Al terminar el bachillerato, presentó su curriculum para ejercer como Profesor Ayudante en el Instituto de Enseñanza Media y en la Escuela de Comercio de La Coruña, la consideraron idónea en ambos Centros e impartió las asignaturas de Matemáticas, Inglés y Dibujo; después, de Contabilidad, en la Escuela de Altos Estudios Mercantiles de Madrid. Tras la oposición a Cátedras, desempeñó su labor docente en Cádiz, Ciudad Real, Málaga y en la Universidad de Valladolid, impartiendo clases en Burgos. En la Universidad de Valladolid fue elegida Directora del Departamento de Economía Financiera y Contabilidad. Al crearse la Universidad de Burgos la nombraron Directora de la Unidad Predepartamental de Economía Financiera. Actividad literaria: A la edad de ocho años escribió una novela romántica, que fue elogiada por un inspector de enseñanza. En el Instituto obtuvo un premio, el día del libro, con un ensayo sobre el estilo de Miguel de Cervantes. Hasta el año 1994, su obra poética permaneció oculta. Salió a la luz en una tertulia organizada por la Fundación Fernando Rielo. Fue invitada a un recital que organizó esta fundación y en él dio a conocer algunos de sus poemas. A partir de ese momento accedió al mundo literario y sus poesías tuvieron eco en revistas, libros, folletos, televisión, radio, en un audio-libro de la Cadena COPE, "Poemas Eucarísticos y Marianos", editorial EDIBESA, etc. Su primer libro, "Maternidad..., es poesía", prologado por Antonio Gala, fue bien calificado por literatos y críticos. La Biblioteca de Autores Cristianos (BAC) editó su libro "Versos de amor y gloria". Participa, con destacados escritores, en los volúmenes extraordinarios de la BAC: "Felicidades, Jesucristo", "Bienaventurada", "Sobre el aprecio de la vida", y "Hablemos de la amistad". La Obra Social y Cultural Cajasur ha publicado su ensayo poético "Algarabía". Su libro "Antes que la luz de la alborada, tú, María" recibió una buena acogida por su documentado contenido y por sus poemas místico-religiosos. Tiene nuevos trabajos en preparación. Intervino en ediciones de homenaje a pintores y literatos. Ha sido entrevistada en programas de radio y televisión. Sus poesías se publican en varias revistas y se retransmiten en emisoras de radio. Está incluida en la "Antología de poetas valdesanos". Figuran sus poesías en el "Misal de la Asamblea Dominical", editorial San Pablo, en la publicación mensual "Magníficat", y en otras publicaciones. Sus obras aparecen en muchos sitios de Internet y en diversos libros. Dirige la sección de poesía en la revista Arvo, y colabora en numerosas páginas. En las especializadas en poesía figura entre los poetas contemporáneos.

6 ÍNDICE INTRODUCCIÓN En mi obra he intentado recorrer y transcribir la vivencia íntima de un ser humano, el proceso conceptual y afectivo que origina el encuentro con el diario acontecer y con una dimensión espiritual que excede la inteligencia, que traspasa los límites de la experiencia posible. Deseo acceder al lector, por eso persigo la comunica- ción, el placer estético y la emoción, mediante una poesía que denomino "multidimensional", popular e intelectual, fruto de investigación, que ofrece diversos niveles de interpretación por el análisis de las palabras, de las letras y sus sonidos, de los tonos, del croma- tismo, de la composición conjunta, de las imágenes, de la técnica y de los símbolos entretejidos en todo el texto para aportar una unidad básica a las ideas. El sistema de signos debe proyectar una primera interpretación de modo inmediato, real o intuitiva, aunque contenga otras lecturas emocionales no coincidentes, dando lugar a varias respuestas en función de los códigos utilizados, pero existiendo siempre facilidad para la comprensión. La manifestación externa formal del poema debe adaptarse a su contenido, las ideas exigen su cuerpo poético, que brota íntimamente unido a ellas. El metro del verso produce una expectación anímica sugerida por la figura del poema. Es la expresión material del pensamiento, con un fondo que estimula los ritmos vitales del hombre a través de: una inflexión melódica interna, de la que fluye la fuerza; una melodía externa producida por la métrica y, en su caso, por la rima, y una cadencia en los acentos, cortes y pausas. El sistema de símbolos tiene como fin entrelazar y dar profundidad al contenido; en esta obra son, entre otros, el árbol, el agua, la luz y el paso del tiempo, que esclarecen la idea de la maternidad material y espiritual. El fin que persigo es ofrecer una poesía que se integre en el ser humano: en su memoria, por el metro y la rima; en su inteligencia, por las informaciones transmitidas, y en su corazón, por el ritmo, la fuerza que estimula y estremece. EMMA-MARGARITA R. A.-VALDÉS Catedrático

7 LA IMAGINACIÓN 1/2 Con la imaginación se alumbra al sustantivo con múltiples colores, con mil rayos de luz, se ilustra la torpeza del grito primitivo, se muestran las palabras con su cara y su cruz. Con ella puede un árbol ser patíbulo o trono, la milenaria causa de nuestro padecer; la caja que recoge el cuerpo en abandono o el madero sagrado de inmortal florecer; las tiernos hojas verdes, ser nuevas ilusiones; la savia circulante, alimento de fe; copas anchas, frondosas, las humanas pasiones; la rama desgajada, el hijo que se fue; ser árbol inclinado al soplo de la ira o erguido y orgulloso, soberbio en el azul; ser árbol triste y pálido, que en las noches suspira por su amor verde y húmedo, bajo niebla de tul; el árbol de la muerte o el árbol de la vida; el de la bienvenida o el del último adiós; aquél cuya raíz está muerta, podrida, o aquél que con sus frutos toca los pies de Dios; ÍNDICE

8 IMAGINACIÓN 2/2 árbol seco y enjuto de parajes maléficos; árbol fresco y jugoso de un celestial vergel; árbol joven, florido, con poderes benéficos; árbol viejo y estéril, engendrador de hiel; puede ser también barco navegando anchos mares o el tablón solitario de un náufrago perdido; el leño que se abrasa en los suntuosos lares o la mísera choza de hermano desvalido; puede ser ese libro que cambió los países; el papel perfumado de una carta de amor; la mesa de trabajo de largas horas grises o la cama que acoge el placer y el dolor... nuestra imaginación, con el vocabulario, teje la fantasía, crea la sensación, y así convierte al árbol, con juego literario, en símbolo del mal o de la redención. ÍNDICE

9 TÚ ERES FUEGO, AIRE, AGUA, TIERRA Tu amor es fuego, quema el pensamiento, me abraso en él, mi cuerpo es tea ardiente, brillante resplandor, llama candente, que me forja en pasión y en sentimiento. Tu amor es aire puro, suave viento, mis alas baten libres su corriente; es tu suspiro abierto hacia mi oriente, brisa sutil, calor de nuestro aliento. Tu amor es agua clara, está sediento mi anhelo y bebo en tu vital torrente; es mar de mi oleaje vehemente, rocío en flor de brujo encantamiento. Tu amor es tierra que formó el cimiento de nueva casa, del hogar naciente, es campo fértil, crece mi simiente, y será arcilla en mi último aposento. ÍNDICE

10 AMANTES DE TERUEL PIEDRAS DE TURBA Dolor de labio ausente en pálidas mejillas, beso de hechizo y magia, de pasión desvalida, río de sol que aviva una hoguera encendida, febril deseo anclado en las horas sencillas. Beso que se hace puente sobre opuestas orillas, cuerpo que llora y besa la esperanza perdida, beso de amor que lleva una mortal herida, beso esculpido en mármol de ancestrales capillas. Aquel beso enlazó dos bellos corazones que abrieron viejas puertas de escondidas traiciones inmolando sus vidas en aras del amor. ¡Los arcos, las murallas, los viejos torreones, la fuente de la plaza, sollozan emociones, y en las piedras de Turba hay musgo de dolor. Juan Diego e Isabel, ¿Es vuestra herencia acaso alegoría, acaso un mito?, ¿desvelará el misterio la experiencia?. Estáis vivos los dos por trascendencia, la epopeya ha cruzado el infinito y se hace realidad vuestra existencia. ÍNDICE

11 Acabo de nacer a tu paisaje de focos y cemento, de días grises, noches sin estrellas, ansiedades y miedos. Siento el hambre infinita de horizonte, de mar, de bosque y cielo. Acabo de nacer y gime el alma por la ausencia del sol y del lucero. No me dirás, paisaje, la verdad de intereses y miserias, no me dirás jamás las realidades que escondes tras los hierros de tus rejas, ni los sueños que han muerto en las esquinas, ni la sed del amor en las aceras. Yo acabo de nacer a tus mentiras y ya sé las respuestas. PAISAJE CIUDADANO Tras el aliento azul de mi ventana crecen los rascacielos de la tierra. Dime, paisaje huérfano de campos, la historia triturada de tu piedra. Acabo de nacer a las preguntas y no sé las respuestas. Estoy rompiendo herméticos cristales... ¡Me asomo a la tristeza!. El aire trae olor de jaramago envuelto en vaho espeso. Oigo un trinar de pájaros cautivos entre el fragor metálico del suelo. Percibo en los rediles de la infancia un balido de ovejas y corderos. La luz y los colores del anciano se extinguen en menhires geométricos. Dime, paisaje de áridos perfiles, ¿por qué en mi piel despierta una memoria de fuentes y arroyuelos?, ¿por qué hay un grito oculto que pernocta en mi garganta seca poblada de suspiros y salmodias?, ¿por qué hay recuerdos de alas en mis brazos, y de salobre espuma y de gaviotas?. ÍNDICE

12 ¡Cómo necesita el mundo la lección de catecismo! No se conoce el mensaje de paz que dio Jesucristo, ni el caritativo ejemplo de amor en el crucifijo. La guerra, el odio, el terror, la masacre, el exterminio, la imposición por la fuerza de ideas, normas y ritos, están destruyendo al mundo por soberbia y fanatismo. Se crean países pobres bajo el poder de los ricos. El hambre, la enfermedad, la muerte de tantos niños, indican que es necesaria la lección de catecismo. Mundo de ambición y lujo, mundo de humano egoísmo. ¿Quién habló de caridad?. Son mitos amor y amigo. Hay que gozar hoy y ahora, ¡fuera entrega y sacrificio!. Y se abandona a los viejos, y se mata al no nacido, el concepto de familia es obsoleto, es antiguo: la mujer en las cavernas cuidaba el fuego encendido. En el mundo de las luces no hace falta luz de nido, ni consejos de los viejos, ni la amistad del amigo, ni el cariño de los padres, ni clases de catecismo. Se margina al desgraciado, no se quiere oír sus gritos. Se fomenta el culto al cuerpo, al dinero y a los vicios. ¿Quién habló de caridad, de mandamientos divinos?. El hombre ha olvidado que es caminante, peregrino hacia nueva dimensión donde habitará su espíritu, que le llegará la hora de dar cuentas al Altísimo. ¡Mundo de ciegos y sordos! Ojos sin luz de infinito. Se acalla la voz del alma. Se enmudecen los sentidos. ¡Cómo necesita el mundo la lección de catecismo!. LA LECCIÓN DE CATECISMO ÍNDICE

13 NO QUIERO PENSAR Ya no quiero pensar. ¡No!. ¡No!. ¡No quiero!. Quiero gozar la paz del universo, del claro cielo azul que me ilumina, de mi honda juventud envejecida. Quiero beber el mar fiero y en calma, el verano sensual, la playa cálida, las noches del invierno junto a la hoguera, el vino fuerte, espeso, de nuestra tierra. Quiero sentir el aire que me acaricia, el aroma del valle, la tarde tibia, el latido del alma en el silencio, el ardor de la llama que llevo dentro. Quiero vivir la vida cada momento, apurar las vigilias, palpar el tiempo, disfrutar de este mundo, de mi experiencia, exprimir los segundos sin dejar huella. ÍNDICE

14 LARGO MARTIRIO DE ANSIEDADES Mar de intranquilidad, de dolorosa angustia, recorre las arterias sedientas de remansos, en un ciego horizonte las estrellas se ocultan mientras navega el alma un pensamiento claro. Hoy quiero detener las trágicas mareas que inundan con sus aguas los diques de mi cuerpo y antiguas caracolas con voces de sirenas despiertan los nenúfares de blancos pensamientos. ¡Quién pudiera frenar tifones y huracanes! ¡Quién pudiera amansar las fieras de la ira! ¡Quién pudiera alcanzar los frutos celestiales en el jardín florido de una apacible vida!. Hoy quiero atravesar la tela de mi cuadro, volar en la cometa de libres ideales, llegar a nuevos valles y lagos encantados, ver castillos de sueños hechos ya realidades. ¡Que el tiempo se detenga en el instante mágico surcado por el rayo de la felicidad! !Que las pálidas horas habitadas de ocaso permanezcan hundidas en abismo infernal!. Hoy quiero que este largo martirio de ansiedades, de miedo, incertidumbre, angustia e inquietud, de caminar a ciegas por oscuros fangales, finalice en el sol de un limpio cielo azul. ÍNDICE

15 Los jóvenes van cantando las canciones del momento, anhelan, en esta noche, adentrarse en el misterio, llevan premura en las venas por beberse el mundo entero, por adueñarse de golpe del río, del mar, del viento, por degustar el amor carne a carne, beso a beso. Las madres, en sus entrañas, sienten despertar al miedo por tantas cosas que pueden segar la vida y el sueño. Cruzan largas callejuelas cansados, lentos, los viejos, estatuas de sal y escarcha pulidas en blanco y negro; sus ojos, cuchillos grises, taladran los pensamientos; sus pies arrastran la huella de los pasados recuerdos de otras noches con farolas que lloran lejos, muy lejos. ÍNDICE NOCHE DE FIESTA EN EL PUEBLO 1/2 El pueblo es ascua encendida bajo el azabache inmenso, música y algarabía, seda, raso y terciopelo, tenderetes de colores, voces, gritos, risoteos. Embrujo de noche blanca trenza la luna en el cielo con rayos de bronce y oro. Escintilan los luceros. Las estrellas, fuego y plata, bailan por el firmamento con el ritmo de la historia al son de los nuevos tiempos. Golosinas, farolillos, deleitan a los chicuelos que retozan hechizados con la magia del festejo; aferrados a una mano baten alas de jilgueros, libres de jaula y barrotes, iniciando el primer vuelo.

16 La orquesta fustiga el ánimo con el bombo y el pandero, la rugosa piel de oveja marca el compás en los pechos En las esquinas del monte el sol peina sus cabellos, tiene color aceituna y una nube de recelos. La noche se va marchando por los caminos del tiempo, las calles despiertan mudas, triste la plaza del pueblo, los niños pliegan sus alas, velan y añoran los viejos, y las puertas de las casas se cierran con golpe seco. La campana de la Iglesia está ya tocando a muerto. ÍNDICE NOCHE DE FIESTA EN EL PUEBLO 2/2 La campana de la Iglesia duerme en torre de silencios. Las casas de cal y adobe están vacías, sin ecos, callan las altas paredes, la fuente, el patio, los tiestos. Pronto sonará la hora de recoger el regreso. Ya están todos los vecinos en la gran plaza del pueblo, ríen, cantan, bailan, juegan, es la noche del ensueño. Los cohetes en el aire dejan estelas de fuego, hay un tronar que retumba, se estremecen alma y cuerpo, crece el goce de la vida, de amor y de vino añejo..

17 Sobre las calles del pueblo madruga el sol del trabajo, brillantes rayos rojizos descienden por los tejados, contra el silencio del aire golpea el canto del gallo. Se despiertan las ventanas, se abren misales y arados. Los lugareños bostezan sus sueños de hadas y trasgos, horas en las que tuvieron el paraíso en sus manos y una realidad de bronce se condensa entre sus párpados. Por las veredas angostas se arrastran dóciles pasos de los duros campesinos que van a preñar los campos. Las madres, en las alcobas, limpian su hueco regazo, trajinan por los pasillos sus cuerpos, surcos cansados. Los jóvenes quieren irse del pueblo de cal y barro. Los chiquillos, en la escuela, viven un mundo lejano de océanos y montañas, mariposas y gusanos. ¡Buenos días tenga usted! -saluda el cura al paisano- espero verle en la iglesia, en la Misa y el Rosario. Circula una gran pregunta por la calle y el mercado: ¿Saben la absurda noticia de fulana y de fulano?. ¡Seis doble!- canta una voz del hogar del jubilado-. Juegan su juego de amores la muchacha y el muchacho. Ladra un perro a los chavales. Se oye al grillo desde el campo. Por las montañas del límite se marcha el sol al ocaso, vuelven del campo labriegos con el pan bajo los brazos. Se van durmiendo ventanas, se van cerrando los párpados. Los sueños abren sus alas bajo los rojos tejados. Tras la esquina de la noche la humedad del desengaño, la angustia de las ausencias en los pueblos olvidados Por la torre de la iglesia revolotean los pájaros. UN DÍA EN EL PUEBLO ÍNDICE

18 SESTEANDO Tarde lenta de estío castellano. Flor de aceituna, jara y encinar. Quejumbroso silencio secular de una raza y un pueblo soberano. Tarde lenta de sol en el secano. Vacío, luz y sombra, ancho solar. Sementera de espiga y de olivar, vieja estructura abierta sobre el llano. En la tarde, con sueños trasnochados, mira el conquistador al horizonte, olvidando la mies y los arados. En la tarde, los cuerpos enlazados, suben de la llanura al alto monte en monótona siesta sepultados. ÍNDICE

19 SOY TODA PARA TI, HIJO MÍO Se anunció tu llegada, las rosas iniciaron tu alabanza, cantó la madrugada al eco en lontananza, la tierra se llenó de tu esperanza. Por ti fui transformada, mi arcilla rezumaba tu evidencia, tiernamente arrobada con tu dulce cadencia gustaba la verdad de tu existencia. Al fin llegaste aquí, brilló el día, te puse en mi regazo, eras mi savia en ti, eras de mi un pedazo, gocé del paraíso en ese abrazo. Soy toda para ti, contigo me fundí de tal manera que en tu ser me perdí, volcada en tu ribera te di mi libertad, mi primavera. ÍNDICE

20 ESTOY CALLADA ¡Estoy callada! En mi puerto confluyen las fuertes marejadas del universo... ¡y estoy callada! Un aciago temblor agita la garganta con el consejo... ¡y estoy callada! Borbotea incesante una infernal borrasca dentro del cuerpo... ¡y estoy callada! Un torrente de sangre con trágica oleada sube al cerebro... ¡y estoy callada! En maternal diluvio, en aparente calma, preso el aliento, ¡estoy callada! Estoy callada... ÍNDICE

21 Claustro, silencio... con oración y ayuno, crece el espíritu. En comunión brota aroma de olivo, la paz del mundo. El Sol de lo Alto invade las moradas de almas sin rejas. Meditación, luz de sabiduría, senda y llegada. Vidas-camino, pétalos de un rosario al día naciente. Contemplación, asombro en la Presencia, místico abrazo. El campanario, grito en la oscuridad, la Voz, el Verbo. Celebración, maitines y laudes, del cielo vísperas. Cantos, plegarias, alas de mariposas, sagrado incienso. En oblación la santa sencillez ora y labora. ÍNDICE

22 Tañed, campanas libres, las heroicas marchas de los muertos; agrietad las murallas, los castillos; haced temblar los tímpanos del pueblo. ¡TAÑED, CAMPANAS LIBRES! 1/2 Campanas silenciosas, hoy no anunciáis vergeles al desierto, ni cosecha al sudor de los arados, ni sonrisas al ritmo de los péndulos. Hoy es bronce el clamor de los cañones. Las balas son badajos en el viento. Duerme el tañido azul encadenado al mundo, aislado, preso en las mazmorras pétreas del poder, en las almenas grises del dinero. Un eco sordomudo es tétrico quejido, es un lamento de pálidas palomas atrapadas en refugios de exilio, de destierro. Campanas esenciales, erais voz de la fe de antiguos templos, rebato de las almas redimidas, metal de libertad forjado a fuego: ¡Desertad de las manos asesinas que ordenan vuestras horas de silencio!. ÍNDICE

23 Campanadas de gloria ascienden con el humo del incienso, repatrían las cigüeñas a sus torres y voltean el centro de los cuerpos. ¡Los campanarios libres, al unísono, proclaman la Verdad al universo! ¡TAÑED, CAMPANAS LIBRES! 2/2 Tañed, tañed al alba, con el trino de pájaros en vuelo, con la espiga de lágrimas cautivas y la queja granada por el tiempo. Tañed sobre la noche los gritos celestiales de los sueños. Tañed sobre las guerras de cipreses, sobre el dolor inútil, sobre el miedo. ¡Se aplastarán las balas contra el bronce!. ¡Temblarán las conciencias, los gobiernos!. Ya os oigo tañer... ¡Qué hermosa sinfonía!, ¡qué concierto!. Las ramas del olivo se estremecen. Hay alas de palomas por el cielo. Repercute en los címbalos el fragor de herraduras contra el suelo, la voz blanca de trémulas banderas, el latido caliente del cerezo. ÍNDICE

24 ¿QUIÉN NO...? ¿Quién no está en el umbral de la locura huyendo de las sombras por túneles de niebla? ¿Quién no ensordece con el grito metálico de la asfaltada herida? ¿Quién no tortura la mente en el ocaso por la tierra agostada? ¿Quién no añora, en las viejas cicatrices, la sangre derramada y la piel de otros tiempos? ¿Quién no siente pavor ante la muerte escondida en los pliegues de las horas? Entre las telarañas del cerebro La celestial crisálida espera la eclosión. ÍNDICE

25 Dedicatoria Nota del autor del PPS Currículum Vítae Introducción La imaginación Tú eres fuego, aire, agua, tierra Amantes de Teruel Paisaje ciudadano La lección de catecismo No quiero pensar Largo martirio de ansiedades Noche de fiesta en el pueblo Un día en el pueblo Sesteando Soy toda para ti, hijo mío Estoy callada ¡Santa sencillez! ¡Tañed. campanas libres! ¿Quién no...? Créditos SALIR

26 ÍNDICE SALIR REINICIAR Autora de las poesías: Emma-Margarita R. A.-Valdés Todos los derechos reservados © Autor de la presentación: Vicente Sánchez Pino Diseño: Vicente Sánchez Pino Respeten las autorías de los poemas y de la presentación Imágenes : La mayoría, son de la pagina Poesía Vital Música: Theme From Summer Of 42,The Picasso Suite Michel Legrand Fecha: GRACIAS POR SU VISITA Emma-Margarita R. A.-Valdés


Descargar ppt "Pasar diapositivas con el ratón POESÍA VITAL 4 (Versión 1ª)"

Presentaciones similares


Anuncios Google