La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Domingo de Ramos Marcos 14, 1-15, 47Marcos 14, 1-15, 47.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Domingo de Ramos Marcos 14, 1-15, 47Marcos 14, 1-15, 47."— Transcripción de la presentación:

1

2 Domingo de Ramos Marcos 14, 1-15, 47Marcos 14, 1-15, 47

3 Ambientación: Ambientación: Una cruz desnuda, adornada con palmas o ramos de olivo, y sobre ella un cartel: ¡Hosanna! Cantos sugeridos : Hosanna al rey de los cielos; Tú reinarásCantos sugeridos : Hosanna al rey de los cielos; Tú reinarás

4

5

6

7

8 I. LECTIO ¿Qué dice el texto? - Marcos 11, 1-10 –

9 Lectura del Santo Evangelio según Lectura del Santo Evangelio según Marcos 11, 1-10 Jesús envió a dos de sus discípulos 2 con este encargo: -Id a la aldea de enfrente

10 Al entrar en ella, encontraréis enseguida un borrico atado, sobre el que nadie ha montado todavía. Soltadlo y traedlo.

11

12

13 6 Los discípulos les contestaron como les había dicho Jesús y ellos se lo permitieron.

14 Muchos tendieron sus mantos por el camino y otros hacían lo mismo con ramas que cortaban en el campo.

15 9 Los que iban delante y detrás gritaban: - ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! 10 ¡Bendito el Reino que viene, el de nuestro padre David! ¡Hosanna en las alturas!

16 11 Cuando Jesús entro en Jerusalén, fue al templo y observó todo a su alrededor, pero como ya era tarde, se fue a Betania con los Doce.

17 A la izquierda de la cima del Monte de los Olivos, hay un camino que viene de Betania, baja hasta el lado de la Basílica de Getsemaní y entra en la Ciudad. A la izquierda de la cima del Monte de los Olivos, hay un camino que viene de Betania, baja hasta el lado de la Basílica de Getsemaní y entra en la Ciudad. (Evangelio de la Procesión:) Mc Cuando se acercaban a Jerusalén, a la altura de Betfagé y Betania, junto al monte de los Olivos, Jesús envió a dos de sus discípulos 2 con este encargo: -Id a la aldea de enfrente. Al entrar en ella, encontraréis enseguida un borrico atado, sobre el que nadie ha montado todavía. Soltadlo y traedlo. 3 Y si alguien os pregunta por qué lo hacéis, le decís que el Señor lo necesita y que en seguida lo devolverá. 4 Los discípulos fueron, encontraron un borrico atado junto a la puerta, fuera, en la calle, y lo soltaron. 5 Algunos de los que estaban allí les preguntaron: -¿Por qué desatáis el borrico? 6 Los discípulos les contestaron como les había dicho Jesús y ellos se lo permitieron. 7 Llevaron el borrico, echaron encima sus mantos y Jesús montó sobre él. 8 Muchos tendieron sus mantos por el camino y otros hacían lo mismo con ramas que cortaban en el campo. 9 Los que iban delante y detrás gritaban: - ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! 10 ¡Bendito el Reino que viene, el de nuestro padre David! ¡Hosanna en las alturas! 11 Cuando Jesús entro en Jerusalén, fue al templo y observó todo a su alrededor, pero como ya era tarde, se fue a Betania con los Doce. 11 Cuando Jesús entro en Jerusalén, fue al templo y observó todo a su alrededor, pero como ya era tarde, se fue a Betania con los Doce. Cada uno puede leer en voz alta el versículo que más le llamó la atención

18 ¿Qué manda hacer Jesús a sus discípulos? vv. 1-7: Los preparativos de la entrada:

19 Lee Zacarías 9,9-10: cumplimiento de las promesas del Antiguo Testamento.

20

21 II. MEDITATIO ¿Qué me dice? ¿Qué nos dice el Texto? Entusiasmarse con Jesús es fácil, pues su figura no deja indiferente, pero ir detrás de él pase lo que pase y mantener la fidelidad cuesta más. Meditemos sobre la calidad de nuestro seguimiento.

22 ¿Cuál es la imagen de Dios y de su Enviado que manifiesta el texto leído? ¿Cómo es el Reino de Dios que espero?

23 Tu Rey viene a ti humilde y sentado en un asno. ¿Qué consecuencias tiene para tu vida seguir a un Mesías humilde y pacífico como Jesús?

24

25 Luego de un tiempo de meditación personal, compartimos con sencillez nuestra reflexión, lo que el texto ME dice a mi propia realidad y situación personal.

26 III. ORATIO ¿Qué le digo al Señor motivado por su Palabra?

27

28 Salmo 21 Dios mío,Dios mío, ¿por qué me has abandonado? Todos los que me ven se ríen de mí, tuercen la boca, menean la cabeza: «Se encomendó al Señor, ¡pues que él lo libre, que lo salve, si es que lo ama!». Todos los que me ven se ríen de mí, tuercen la boca, menean la cabeza: «Se encomendó al Señor, ¡pues que él lo libre, que lo salve, si es que lo ama!».

29

30 Se reparten mis vestiduras, echan a suerte mis ropas. Pero tú, Señor, no te quedes lejos, fuerza mía, apresúrate a socorrerme. Se reparten mis vestiduras, echan a suerte mis ropas. Pero tú, Señor, no te quedes lejos, fuerza mía, apresúrate a socorrerme.

31

32 ¿Qué me lleva a hacer el texto?

33

34 Un Crucifijo, para que lo recordáramos como criminal y ajusticiado, y quiso que la Iglesia nos lo presentara ante los ojos en ese estado de ignominia, muerto así por nosotros… (XI, 485)

35 Compromiso personal: En la Semana Santa, meditar la Pasión de Jesús según san Marcos (Marcos 14,1-15,47). En el curso de la lectura, no pensemos sólo en Jesús, sino también en los millones y millones de seres humanos que hoy están en las cárceles, torturados, insultados y asesinados. Asumamos algunas de las actitudes positivas de los personajes de la pasión.

36 En este día te bendecimos, Dios Padre nuestro, porque "Cristo, a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios;

37

38 Por lo cual tú, Padre, lo levantaste sobre todo y le concediste el nombre-sobre- todo-nombre, de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en el cielo, en la tierra, en el abismo, y toda lengua proclame: ¡Jesucristo es Señor!, para gloria de Dios Padre". Amén.

39


Descargar ppt "Domingo de Ramos Marcos 14, 1-15, 47Marcos 14, 1-15, 47."

Presentaciones similares


Anuncios Google