La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

«Cenicientas Madrastas y Tías» Reflexiones acerca de la feminización de la Docencia.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "«Cenicientas Madrastas y Tías» Reflexiones acerca de la feminización de la Docencia."— Transcripción de la presentación:

1 «Cenicientas Madrastas y Tías» Reflexiones acerca de la feminización de la Docencia

2 Una buena parte de nuestras vidas la pasamos acompañados de maestras, para bien o para mal influencian en nuestra formación. Algunos de los significados de ser niño u hombre, niña o mujer es gracias a que ellas se encargan de reiterarlo constantemente. A las niñas no se les pega, las niñas no juegan pesado, las niñas no trepan arboles, las niñas no …. Podemos ver que algunas maestras ejercen la docencia con la abnegación, la entrega y la obediencia de una cenicienta

3

4 Así idealizamos a la mujer, la santificamos, la hacemos blanco de nuestras atenciones, mas que colocarla en una condición de igualdad, las condena a vivir en dependencia con el genero opuesto. Hay maestras que ejercen la docencia cual si fueran madrastras: regaña golpean, chantajean, hacen de la escuela una verdadera prisión: no todas la maestras son buenas.

5 Hay quienes prefieren asumirse como tías, por que una tía es cariñosa, comprensible, cómplice y solapa dora, la relación es menos áspera que la que puede esperar con una madre o con una maestra.. De cualquier modo el reto esta aquí ya sea como cenicienta, madrastra o tía, la maestra deberá que desafiar el destino para revindicar su lugar en este mundo dominado por la masculinidad

6 Las mujeres están presentes en ambiente sociales que antes no eran reconocidos como espacios adecuados para su presencia. Los niveles mas remunerados os tienen los hombres lo que significa que ellas están en una escala salarial inferior

7 En los últimos años parecería que existe un proceso de feminización de la profesión del magisterio; los espacios ocupados son abandonados por maestros debido a que no se contentan con bajos sueldos subvalorados y con la ausencia de reconociendo social que operan en el ejercer docente, por ello existe una deserción de hombres en el ámbito docente.

8 se piensa a menudo que la docencia no es verdaderamente una profesión si no una simple ocupación para la que basta buena voluntad junto a la exigente profesionalización del docente, existe la paulatina feminización de la profesión.

9 El ingreso a la universidad es de gran parte de la mujer con esto su inclusión en la vida cultural, social, económica política. Pero no podemos ignorar que la feminización docente tiene su lado inconveniente ¿Por qué condenar a los niños pequeños de preescolar a que no vean mas que mujeres todo el tiempo?

10 La participación de la mujer en el mercado educativo abre un campo de amplios debates en la que los hombres son los «trabajadores» y las mujeres son «son madres». La mayoría de la plantilla académica son mujeres originando una traumática una traumática, exigiendo una traumática femenina relacionada con la maternidad. Esta inexplicable idea social que se tiene de la madre- maestra sobre todo en el nivel preescolar ha propiciados que se de origen a una disminución del valor social de la profesión, así como una disminución del valor social de su profesión así como en las condiciones de ingreso y laborales

11

12 La participación de la mujer en el mercado educativo abre un campo de amplios debates en la que los hombres son los «trabajadores» y las mujeres son «son madres». La mayoría de la plantilla académica son mujeres originando una traumática una traumática, exigiendo una traumática femenina relacionada con la maternidad. Esta inexplicable idea social que se tiene de la madre-maestra sobre todo en el nivel preescolar ha propiciados que se de origen a una disminución del valor social de la profesión, así como una disminución del valor social de su profesión así como en las condiciones de ingreso y laborales

13 El ejemplo más claro de la feminización educativa, lo manifiesta la escuela normal, en ella te protegen, te cuidan, te vigilan, en pocas palabras, la gran madre: la escuela normal. Durante cuatro años, forma los hábitos necesarios para la docencia, la asistencia y la puntualidad eran aspectos vitales, la asesora de grupo siempre al punto de las siete de la mañana, pasando lista, y sermoneando qué necesidad hay de que anden corriendo, cuando estén en sus centros laborales eso es falta y descuento, además de la pena con los padres

14 MUJERES. Silvio Rodríguez. Una buena muchacha, de casa decente no puede salir, Que diría la gente el domingo en la misa si saben de ti, Que dirían los amigos, los viejos vecinos que vienen aquí, Que dirían las ventanas, Tu madre y su hermana, y todos los siglos de colonialismo español, Que no en balde te han hecho cobarde, que diría dios, Si amas sin la iglesia y sin la ley, Dios, a quien ya te entregaste en comunión, Dios, que hace eternas las almas de los niños Que destrozan las bombas y el napalm. El derrumbe de un sueño, Algo allá va pasando, Resultabas ser tú, Una esponja sin dueño, un silbido buscando, resultaba ser yo, Busca amor con anillos, Y papeles firmados y cuando dejes de amar Ten presentes los niños, no dejes tu esposo, ni una buena casa Y si no se resisten serruchen los bienes, que tienes derecho También porque tú, Tenías lazos blancos en la piel, Tú tenías puesto precio desde ayer, Tú valías cuatro puños de la ley, Tu sentada sobre el miedo, sentada sobre el miedo de co rrer.

15 AQUÍ ESTAMOS! Carmen Susana Camarillo Ramírez. Abrir el camino a los demás no es una labor fácil, mas bien es complicada, ya que romper con esquemas, mitos y tabúes siempre implica ir en contra de lo establecido: ideas, pensamientos y valores; pero a la vez, lo valioso de esto, es que se proponen otras acciones que buscan un cambio.

16 Oresta López señala: a inicios del siglo xx existían espacios profesionales considerados exclusivamente masculinos; aquellas mujeres que se atrevían a invadirlos, se contaminaban, se volvían masculinas, perdían en un sentido simbólico sus atributos femeninos, modificaban su destino. Con tristeza veo que en la actualidad, aun prevalecen estas ideas, claro a veces las maquillan para que las mujeres no nos sintamos discriminadas; pero en otras ocasiones la violencia contra la mujer es evidente. Gran tarea tenemos mujeres docentes, romper con mitos, abrir caminos para las futuras generaciones, elevar la calidad de nuestra practica. No tener miedo al cambio, a la ruptura de lo establecido, a la reflexión constante de nuestra practica con el fin de evitar la reproducción del sistema.

17

18 Guadalupe Solano Pérez Siento como si nos marcaran des de que nacemos el camino que nos guiara en la vida, nuestro futuro ya está determinado por otras personas ajenas a nosotras las mujeres. Luchar contra los prejuicios humanos y las creencias acumuladas en las generaciones pasadas no es fácil, estas han dejado una huella imborrable que nos persigue hasta este momento. Las mujeres no solo servimos para cuidar niños, somos capaces de enfrentar, afrontar y desarrollar situaciones de conocimiento, mucho mejor que los hombres.


Descargar ppt "«Cenicientas Madrastas y Tías» Reflexiones acerca de la feminización de la Docencia."

Presentaciones similares


Anuncios Google