La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Departamento de Lengua Castellana y Comunicación LOS TÓPICOS LITERARIOS.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Departamento de Lengua Castellana y Comunicación LOS TÓPICOS LITERARIOS."— Transcripción de la presentación:

1 Departamento de Lengua Castellana y Comunicación LOS TÓPICOS LITERARIOS

2 CARPE DIEM LOS TÓPICOS LITERARIOS

3 CARPE DIEM O APROVECHA EL DÍA Carpe diem es una locución latina que literalmente significa "vive el día", lo que quiere decir es «vive el día, no lo malgastes». Fue acuñada por el poeta romano Horacio (Odas, 11.8): Carpe diem quam minimum credula postero, vive el momento, no confíes en mañana Se puede entender como "no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy". O igual "vive cada momento de tu vida, como si fuese el último de tu existencia"

4 Carpe Diem, si te pienso no te cumplo. Si te nombro, ya te pierdo. Y por ello, yo prefiero no pensarte, no saberte y sí tomarte. Encarnación Laguna Mariscal

5 Malgastarás de amor todas las tardes mientras insistas tanto en tu porfía de no fiarle nada a este presente. Te engaña la esperanza cuando piensas que volverá mañana el mismo día. Debes saber que el tiempo no perdona: se quedarán tus manos como escarcha, será tu boca sólo triste mueca, tu piel, bocado ansioso de manzana, se exiliará de todos los espejos. No seas tan absurda, goza, tonta. Aún tenemos tiempo antes de que tu hermano regrese de la escuela. Severino Nieto Barea

6 HOY "Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad" (Pearl S. Buck)

7 UBI SUNT? LOS TÓPICOS LITERARIOS

8 UBI SUNT? O ¿DÓNDE ESTÁN?, ¿QUÉ SE HICIERON? Podríamos definirlo como "¿qué fue de aquello?". Es una serie de preguntas retóricas sobre el destino de las personas que nos han precedido, e incluso de todo aquello que vivieron un día (galas, amores, músicas, bailes). Es un tópico conectado con el tempus fugit y la muerte igualitaria: la muerte llega y todo lo iguala, sólo el recuerdo del pasado permanece. El "ubi sunt" es una antigua forma literaria latina utilizada frecuentemente en la Edad Media, renovada por Jorge Manrique y recreada por las literaturas posteriores (también en la música cuenta con ejemplos evidentes, como en los tangos), cuyo encanto radica precisamente en esa falta de respuesta que induce a la reflexión, a idealizar los recuerdos, a evocar el pasado para reencontrarse con lugares, sentimientos y personas del ayer, a añorar lo perdido, lo que pudo ser

9 "¿Qué se ficieron las damas, sus tocados, sus vestidos, sus olores? ¿Qué se ficieron las llamas de los fuegos encendidos de amadores?" Jorge Manrique

10 ¿Dónde te has ido? Te llevaste tu sonrisa y me dejaste las lágrimas. ¿Dónde fijas tu mirada serena? Tus ojos se cerraron y me dejaste la desolación. ¿Dónde caminan tus pies? En el valle de la Muerte escucho tus pasos y me quedo estático. ¿Dónde están tus abrazos? Me dejas la frialdad de tu muerte, las nubes y el dolor de tu ausencia. Sólo te pido que me dejes tu fuerza y la alimentaré con mis suspiros para seguir mi destino, querido papá. Marta Alicia Pereyra

11 LOCUS AMOENUS LOS TÓPICOS LITERARIOS

12 LOCUS AMOENUS O EL LUGAR PLACENTERO Se refiere a la descripción de un paisaje ideal o perfecto sin ningún tipo de carencia. Generalmente, dicho paisaje se entiende compuesto de árboles, un prado, una fuente o arroyo con aguas cristalinas, flores, el canto de las aves y el suave soplo de la brisa.

13 «… me encontré en un prado verde, intacto, bien poblado de muchas flores, un lugar codiciable para el hombre cansado». Gonzalo de Berceo

14 ¡Qué descansada vida la del que huye del mundanal ruido, y sigue la escondida senda por donde han ido los pocos sabios que en el mundo han sido! Fray Luis de León: "Oda a la vida retirada"

15 HUERTO EN MARRAKECH ¿Te acuerdas de aquel sur en el rojo verano? Entré en la breve noche para gozar tu huerto: rincón de madreselva, dos pequeños naranjos, y aquel jazmín tan negro de tanto olor, rodando la falda del ciprés que sube al cielo. Bañó el árbol la luna, y se mojó mi boca. Y qué cansados luego las aguas y las rosas, el ciprés, los naranjos, el ladrón de aquel huerto. Y todo fue furtivo: el alba, luego el sueño. FRANCISCO BRINES, El otoño de las rosas

16 "La ciudad brillante llena de luz que va a juego con mi alma, que mi alma va prendiendo el fuego, por el fuego consiguió una parte del dinero que está listo para quemarse y despierta aquellos intereses más altos y en la que hay mil mujeres bonitas esperando ahí." Elvis Presley VIVA LAS VEGAS

17 LA FALSA MODESTIA LOS TÓPICOS LITERARIOS

18 LA FALSA MODESTIA Sus orígenes se remontan al discurso forense (judicial), en donde el emisor tenía como meta ganarse la benevolencia del juez junto a la atención y la docilidad de sus oyentes. Para lograrlo debía recurrir a una presentación humilde. Sin embargo, como era el mismo emisor quien hacía galas de modestia, la presentación resultaba falsa y poco espontánea.

19 Posteriormente, este tópico fue cobrando nuevas formas actitudinales: Excusarse por la escasez y fragilidad de su talento artístico. Declarar que ha comenzado su obra temblando a causa de la dificultad de la tarea. Utilizar fórmulas de empequeñecimiento de sí mismos, descalificándose e incluso llegando a compararse con piojos y pulgas. Manifestar que están escribiendo la obra a sugerencia, encargo, pedido o mandato de otra persona.

20 «No despreciéis el don, aunque tan pobre, para que autoridad mi verso cobre». Alonso de Ercilla

21 Agradezco a la Academia de Letras de Suecia el que me haya distinguido con un premio que me coloca junto a muchos de quienes orientaron y enriquecieron mis años de lector y de cotidiano celebrante de ese delirio sin apelación que es el oficio de escribir. Sus nombres y sus obras se me presentan hoy como sombras tutelares, pero también como el compromiso, a menudo agobiante, que se adquiere con este honor. Un duro honor que en ellos me pareció de simple justicia, pero que en mí entiendo como una más de esas lecciones con las que suele sorprendernos el destino, y que hacen más evidente nuestra condición de juguetes de un azar indescifrable, cuya única y desoladora recompensa, suelen ser, la mayoría de las veces, la incomprensión y el olvido Gabriel García Márquez, La soledad de América Latina, Discurso de aceptación del Premio Nobel, 1982.

22 "y es que nosotras las mujeres no entendemos de los asuntos del amor porque no tenemos experiencia Simone de Beauvoir

23 COLLIGE, VIRGO, ROSAS (CORTA LAS ROSAS, DONCELLA) LOS TÓPICOS LITERARIOS

24 COLLIGE, VIRGO, ROSAS (CORTA LAS ROSAS, DONCELLA) La referencia original de estos versos corresponde al poeta latino Ausonio, quien en el s. IV utilizó la metáfora de la rosa como algo bello y perecedero. Desde esta perspectiva, el poeta exhortaba a los jóvenes para que aprovecharan las ventajas de su edad antes de que el tiempo acabara con su lozanía.

25 Ejemplo: «La rosa que hacía poco brillaba con el fuego intenso perdía el color al caerse los pétalos. Yo estaba sorprendido de ver el robo implacable del tiempo huidizo, de contemplar cómo envejecen las rosas apenas nacidas... Mas no importa: aunque inexorablemente deba la rosa rápida morir, ella misma prolonga su vida con los nuevos brotes. Corta las rosas, doncella, mientras esté fresca la flor y fresca la juventud, Pero no olvides que así se desliza también la vida». Ausonio, s. IV

26 Niña, arranca las rosas, no esperes a mañana. Córtalas a destajo, desaforadamente, sin pararte a pensar si son malas o buenas. Que no quede ni una. Púlele los rosales que encuentres a tu paso y deja las espinas para tus compañeras de colegio. Disfruta de la luz y del oro mientras puedas y rinde te quite lo bailado. tu belleza a ese dios rechoncho y melancólico que va por los jardines instilando veneno. Goza labios y lengua, machácate de gusto con quien se deje y no permitas que el otoño te pille con la piel reseca y sin un hombre (por lo menos) comiéndote las hechuras del alma. Y que la negra muerte te quite lo bailado. Luis Alberto de cuenca COLLIGE, VIRGO, ROSAS

27 Miró Celia una rosa que en el prado ostentaba feliz la pompa vana y con afeites de carmín y grana bañaba alegre el rostro delicado; y dijo: -Goza, sin temor del Hado, el curso breve de tu edad lozana, pues no podrá la muerte mañana quitarte lo que hubieres hoy gozado; y aunque llega la muerte presurosa y tu fragante vida se te aleja, no sientas el morir tan bella y moza: mira que la experiencia te aconseja que es fortuna morirte hermosa y no ver el ultraje de ser vieja. Sor Juana Inés de la Cruz SONETO 95 ESCOGE ANTES EL MORIR QUE EXPONERTE A LOS ULTRAJES DE LA VEJEZ

28 LA EDAD DE ORO LOS TÓPICOS LITERARIOS

29 LA EDAD DE ORO Se relaciona con una gran variedad de ejes temáticos, ya que parte de la base de que se añora un mundo anterior que ha sido más justo y que ha implicado una vida menos dolorosa. Por esta razón, se podrá vincular siempre a lugares mitológicos y paradisíacos como la Arcadia, el Dorado, ínsulas extrañas o afortunadas, o bien a una utopía político- social de lleva consigo una visión profética. La edad de oro sintetiza su filosofía en una perfección ausente y añorada (todo tiempo pasado fue mejor).

30 Ejemplo: «Dichosa edad y siglos dichosos aquellos a quien los antiguos pusieron nombre de dorados, y no porque en ellos el oro, que en esta nuestra edad de hierro tanto se estima […], sino porque entonces los que en ella vivían ignoraban estas dos palabras, tuyo y mío. Eran en aquella santa edad todas las cosas comunes; a nadie le era necesario para alcanzar su ordinario sustento tomar otro trabajo que alzar la mano y alcanzarle de las robustas encinas, que liberalmente les estaban convidando con su dulce y sazonado fruto» Miguel de Cervantes y Saavedra

31 Me alegra que la forma de Estado que para toda la humanidad yo deseo la hayan encontrado los utópicos. Merced al sistema de vida que adoptaron han constituido no solamente la más feliz de las Repúblicas, sino también la más duradera (…). Extirparon de raíz, junto con los demás vicios, todos los gérmenes de ambición y todas las rivalidades, evitando de esta manera el peligro de discordias civiles que causaron la ruina de tantas ciudades. Asegurada la concordia interior, la solidez de sus instituciones, evita que la envidia de los príncipes vecinos turbe y conmueva su Imperio. Tomás Moro: Utopía

32 Miré los muros de la patria mía, Si un tiempo fuertes, ya desmoronados… Francisco de Quevedo

33 BEATUS ILLE LOS TÓPICOS LITERARIOS

34 BEATUS ILLE O FELIZ AQUEL Término latino que hace referencia a la alabanza de la vida del campo frente a la vida de la ciudad. Se refiere a aquellas personas que optan por una vida retirada, alejándose de toda actividad mundana, para privilegiar el encuentro consigo mismos. En la literatura tradicional española, este tópico ha adquirido un matiz distinto, ya que a la opción por una vida tranquila se ha unido la valoración de la vida que se desarrolla en el campo.

35 ¡Cuán bienaventurado aquél puede llamarse justamente, que, sin tener cuidado de la malicia y lengua de la gente a la virtud contraria, la suya pasa en vida solitaria! Caliéntase el enero alrededor de sus hijuelos todos, a un roble ardiendo entero, y allí contando de diversos modos de la extranjera guerra, duerme seguro y goza de su tierra. Juan Labrador

36 Haciendo el hortelano, hoy en este solaz de regadío de mi huerto me quedo. No quiero más ciudad, que me reduce su visión, y su mundo me da miedo. Miguel Hernández

37 Dichoso aquél que alejado de los negocios, como la primitiva raza de los mortales, trabaja el campo paterno con sus bueyes, libre de toda usura y no se despierta como el soldado con la fiera trompeta ni teme al mar embravecido, y evita el foro y las orgullosas puertas de las ciudades demasiado poderosas. Horacio

38 LA MUERTE IGUALITARIA LOS TÓPICOS LITERARIOS

39 LA MUERTE IGUALITARIA El tópico de la " muerte igualitaria" se refiere a la actuación indiscriminada de la muerte, que establece la igualdad definitiva entre los hombres, sin distinguir clases, fortunas La idea central tiene que ver con que, sin importar el origen o características de una persona, tendrán todos el mismo fin de manera inevitable, la muerte.

40 Nuestras vidas son los ríos que van a dar en la mar, que es el morir, allí van los señoríos derechos a se acabar y consumir; allí los ríos caudales, allí los otros medianos y más chicos, y llegados, son iguales los que viven por sus manos y los ricos. Jorge Manrique

41 Tantos duques excelentes Tantos duques excelentes, tantos marqueses y condes y varones como vimos tan potentes, di, Muerte, ¿do los escondes y traspones? Y las sus claras hazañas que hicieron en las guerras y en las paces, cuando tú, cruda, te ensañas, con tu fuerza las aterras y deshaces. Jorge Manrique

42 Seres queridos te miré sañuda arrebatarme, y te juzgué implacable como la desventura, inexorable como el dolor y cruel como la duda. Mas hoy que a mí te acercas fría, muda, sin odio y sin amor, ni hosca ni afable, en ti la majestad de lo insondable y lo eterno mi espíritu saluda. Y yo, sin la impaciencia del suicida, ni el pavor del feliz, ni el miedo inerte del criminal, aguardo tu venida que igual a la de todos es mi suerte: cuando nada se espera de la vida, algo debe esperarse de la muerte. Guillermo Blest Gana ( ) A LA MUERTE


Descargar ppt "Departamento de Lengua Castellana y Comunicación LOS TÓPICOS LITERARIOS."

Presentaciones similares


Anuncios Google