La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Tú eres, Señor, el gran regalo. Quien te descubre en profundidad, no necesita buscar otros señores que le llenen por dentro, porque en ti está la fuente.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Tú eres, Señor, el gran regalo. Quien te descubre en profundidad, no necesita buscar otros señores que le llenen por dentro, porque en ti está la fuente."— Transcripción de la presentación:

1

2 Tú eres, Señor, el gran regalo. Quien te descubre en profundidad, no necesita buscar otros señores que le llenen por dentro, porque en ti está la fuente de la felicidad y todos los que acuden a ti quedan saciados. Tú eres, Señor, el gran regalo. Quien te descubre en profundidad, no necesita buscar otros señores que le llenen por dentro, porque en ti está la fuente de la felicidad y todos los que acuden a ti quedan saciados.

3 ¿Qué podré hacer para estar a tu lado? ¿Cómo buscarte sin cansarme? ¿Dónde te encontraré para jamás perderte? Yo deseo, Señor, que seas mi compañía, mi alegría y mi esperanza. Yo deseo, Señor, disfrutarte en lo más íntimo de mi corazón. ¿Qué podré hacer para estar a tu lado? ¿Cómo buscarte sin cansarme? ¿Dónde te encontraré para jamás perderte? Yo deseo, Señor, que seas mi compañía, mi alegría y mi esperanza. Yo deseo, Señor, disfrutarte en lo más íntimo de mi corazón.

4 Que yo te conozca para darte a conocer, porque nadie puede hablar de lo que no conoce. Que yo te conozca para darte a conocer, porque nadie puede hablar de lo que no conoce.

5 Yo sé, Señor, que son muchos los que hablan de ti pero que luego no te sienten como hablan. Yo sé, Señor, que son muchos los que hablan de ti pero que luego no te sienten como hablan.

6 Que yo te encuentre para mostrar a los demás por dónde te tienen que buscar. Que yo te encuentre para mostrar a los demás por dónde te tienen que buscar.

7 No quiero ser un ciego más que se cree en camino, cuando está lejos de él; que se cree poseedor de la verdad, cuando la verdad no está en él. No quiero ser un ciego más que se cree en camino, cuando está lejos de él; que se cree poseedor de la verdad, cuando la verdad no está en él.

8 Que yo te sienta para compartir mi experiencia, una experiencia que hable de un corazón lleno de gozo; una experiencia que hable de tu presencia envolviendo toda mi vida. Que yo te sienta para compartir mi experiencia, una experiencia que hable de un corazón lleno de gozo; una experiencia que hable de tu presencia envolviendo toda mi vida.


Descargar ppt "Tú eres, Señor, el gran regalo. Quien te descubre en profundidad, no necesita buscar otros señores que le llenen por dentro, porque en ti está la fuente."

Presentaciones similares


Anuncios Google