La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Taller literario - cultural Tiberias - Israel. Marzo 2006 Los textos publicados son responsabilidad de quienes los firman. © Prohibida su reproducción.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Taller literario - cultural Tiberias - Israel. Marzo 2006 Los textos publicados son responsabilidad de quienes los firman. © Prohibida su reproducción."— Transcripción de la presentación:

1 Taller literario - cultural Tiberias - Israel

2 Marzo 2006 Los textos publicados son responsabilidad de quienes los firman. © Prohibida su reproducción sin autorización escrita del autor.

3 Dirección Editorial: Ruth Segal

4 para meditar… A veces la vida es como un tren en movimiento. No trates de frenarlo o cambiarle la dirección. Súbete a él y disfruta del viaje. Magali Segal

5 No sabía qué fue lo que después de tanto tiempo lo impulsó a hacerlo. Hacía más de diez años que estaba fuera del país. Algún familiar cercano y añosos amigos lo decidieron a hacer el viaje. Ya de vuelta en la ciudad que lo vio nacer quiso visitar el viejo barrio. Pero en realidad lo que quería era volver a ver la escuelita de su infancia. En la entrada se encontró con la portera que lo miró con cara de "que querrá este viejo ".Se lo explicó. Solo quería recorrer los gastados corredores, caminar por el patio de los añorados recreos. Entrar otra vez en un aula y comprobar si seguía estando el viejo escritorio de la maestra. Y la biblioteca. Y los rayados pupitres con las antiguas inscripciones. Lo acompañó con desgano. Al entrar al patio se vio envuelto en el bullicio y el desorden de decenas de delantales blancos que lo rodearon. Robertito se acercó y le ofreció cambiar una figurita "dificil" que hacía mucho tiempo que buscaba. Se sentaron a negociar y de reojo vio a Ricardo conversando con Susana. Lo recorrieron unos celos terribles, Susana era su amor secreto, su primer amor. Y de pronto, cuando sonaba la campana, vio a la señorita Celia que se acercaba. Se levantó para volver al aula. El recreo había terminado. Marcelo Finkelstein La escuela

6 Las hojas suspiran con el viento y nunca mienten cuando la lluvia las inunda con su magia. Ruth Segal para meditar…

7 Quiero recordar, pero me duele recordar. Todo comenzó algún día, tenia apenas diez años. A mi me agradaba mucho construir barriletes, compraba el hilo, el papel con el mismo nombre "barrilete", sabía dónde conseguir las cañas, que cortándolas en tiras construía el armazón, una sábana vieja de mi mamá me servía para confeccionar la cola, bueno ya lo tenía, un barrilete nuevo, otro más, ahora tenía que remontarlo. Teníamos en casa una terraza muy grande, pero mi papa había construido sobre la misma una habitación para mi hermano mayor, esa misma habitación poseía una terraza propia. A mí me gustaba ir a esa terracita sin protección alguna, y llegó el día... Había viento, era propicio para hacer volar la imaginación, fui a buscar mi barrilete nuevo, recuerdo que era azul, pues era y es mi color favorito. El barrilete >>>

8 Con él debajo del brazo, subí primero a la terraza grande, luego al techo de la habitación, Luego de comprobar de qué lado venía el viento, comencé mi trabajo. El barrilete con forma de cometa comenzaba a subir, yo ya era todo un experto. Me decía ¡aflójale que colea! Así estuve mas o menos una hora, hasta que... me duele recordar... caminando hacia atrás tropecé no sé con qué, fue todo tan rápido que no me di cuenta de nada, fue una caída estrepitosa sobre los hierros de una loza que la Municipalidad (gracias a Dios) no permitía que se construyera. Ahí caí yo, no sé cuánto tiempo estuve así desvanecido. Al recuperarme siento que mi hermana me estaba sacando, como podía, por una diminuta ventana. Me llevaron al Hospital Alvear y luego de una larga convalecencia estaba otra vez bien...y...dos meses despues, estimados lectores, adivinen qué? Otra vez subí a remontar un barrilete, a la misma terracita. Jorge Brezman <<<

9 Creo que soy una profesional de éxito. Tengo un estudio jurídico y atiendo a muchas personas con problemas. Hoy, cerca del mediodía bajaba las escaleras de Tribunales satisfecha con el resultado de mi último juicio. Al llegar a la vereda tropecé con uno de esos jóvenes paseantes de perros. Algunos se enredaron en mis piernas y uno pequeño me mordió el tobillo. ¡Mamá, mamá! Me mordió un perro- grité mientras me abrazaba a mi madre con mis ocho años asustados. Pero mamá me consoló y mientras curaba el pequeño raspón me dijo, ya sabes no debes jugar con perros desconocidos pues es peligroso. Pero yo lo único que pensaba era en el cálido abrazo que curaba mis miedos. Historia de perros Rosa Teplitz

10 Rubén Segal Me subieron al tren que pasaba por la estación Adrogué a las seis de la tarde. Después de varias horas de viaje observé que pasamos por una estación. La gente gritaba pero el tren no paró. En la jaula de al lado había un tigre agresivo que empezó a gruñir fuerte. Le pregunté cual era el motivo de los gritos. Me respondió que con leones no hablaba. Tras varias horas de viaje la gente que viajaba en el tren se empezó a inquietar sin saber por qué. Algunos se tenían que bajar en la próxima estación. Empezaron a prepararse para descender pero cuando el tren llegó a la estación continuó su marcha sin detenerse. Fue ahí que empezó el pánico. Había gente que quería tirarse del tren en marcha por la puerta o por las ventanillas. El guarda que no parecía un hombre normal, hablaba raro y se movía de una manera extraña. De pronto se acercó a mi jaula y vi en su pecho, al costado izquierdo algo que sobresalía. Eran las pilas que se habían corrido de lugar. Cuando vi eso yo también me empecé a preocupar. Estación Adrogué

11 - Sí, Señor Juez. Estoy seguro, o más bien segurísimo que el que me afanó toda la plata y el único documento con el cual yo podría demostrar mi inocencia, fue el que entró detrás de mí en el colectivo. Puedo entender que me haya robado la plata. Yo también lo he hecho por necesidad. Alimentar a una familia, estando sin trabajo no es nada fácil. Aunque es cierto que yo aun no tengo una familia, pero podría tener. Estoy en eso. No se me puede acusar por algo que no hice, y como ya le dije, la única prueba que tenía me la robaron. -¿Y por que no dio aviso a la policía? - Es que con los antecedentes que tengo, la policía con tal de hacer mérito, son muy capaces de acusarme injustamente y por eso no me arriesgué. - Sr. acusado: usted debe saber que la justicia se basa principalmente en pruebas y en hechos. Si usted no puede demostrar su inocencia, es considerado culpable. - SI, Señor Juez, pero usted se olvida que también se dice que una persona es inocente, hasta que se demuestre lo contrario. -Tiene razón. Queda usted libre. Que pase el que sigue. Juicio sumarísimo Enrique Abraham

12 Héctor Felman (un cuento cortísimo) Donde se revela el jugoso diálogo que mantuvieron la maja, cuyo verdadero nombre nos guardamos de revelar por razones de buen gusto y decoro, y el famosísimo pintor Don Francisco José Goya y Lucientes Don Francisco dijo: - ¡Quédate quieta un momento! Y la maja le contestó: Es que tengo frío. Entonces vístete. Francisco y la maja

13 Quien mal anda es que está cojo. El buey solo, se aburre. Ernesto Teplitz algo de humor…

14 "Yo no miento nunca", esa es mi mentira favorita, me dijo. Ruth Segal para meditar…

15 Subió al colectivo detrás mío y se sentó a mi lado a pesar de que había muchos asientos vacíos, lo cual me hizo sentir bastante incómoda. No podía verle la cara porque además de llevar el cuello levantado, una gorra enfundada hasta las orejas, grandes anteojos oscuros y una bufanda, sólo dejaban al descubierto unos pocos centímetros de su piel. Pantalones y un largo abrigo me impedían determinar si era hombre o mujer. Sentí que me estaba desnudando por dentro, pero a pesar de haberme vuelto a mirarle, todo su cuerpo parecía estar pendiente de la carretera. Tuve miedo. Sentía como si un líquido helado y viscoso me recorriera las venas. El viaje que duró apenas unos quince minutos, me pareció interminable. Cuando con alivio me levanté para bajar, sin pedírselo, se puso en pie para dejarme pasar. Comencé a caminar y al mirar hacia atrás me descubrí a mi misma bajando del colectivo. Llevé mis manos a la cara y con horror comprendí que me había robado mi cuerpo. El pasajero Zulema Perpignal

16 A caballo regalado, hay que gastar en una montura Ernesto Teplitz algo de humor…

17 Perla Felman Me seducia dia a dia con su piel blanca casi transparente, sus ojos grisaceos y su tunica floreada. Me seducía sin pronunciar palabra. Me seducía sin dirigirme la mirada. Y yo la deseaba y soñaba todas las noches con ella. Por las mañanas, iba a contemplarla y me quedaba largas horas a su lado. Pero ella era inaccesible para mí. Entre sus ropas había algo que era la señal tangible del abismo que había entre los dos. Casi llegué a la locura. La obsesión era intensa. Una madrugada después de varias horas de desvelo tomé una decisión. Estaba dispuesto a hacerme responsable de mis actos. Salí de casa en dirección a ella. Me esperaba como siempre, con sus labios cerrados y su mirada quieta. No demore más. Rompí con fuerza la vidriera del bazar y llegue a poseerla. Por fin la estatuilla china era mía. Al menos hasta que me denunciaran a la policía. Obsesión

18 Si existen las mentiras blancas es porque hay verdades negras. Ruth S egal para meditar …

19 Graciela Teper Mañana perfecta pensé… Saliendo del silencio de mi sueño. La ventana abierta Dejaba sentir el sutil perfume de las flores después de la lluvia… Las últimas nubes desaparecían en el horizonte. El sollozo, sin querer brotó de lo más profundo de mi alma. Y lloré… Me desperté…

20 Ernesto Teplitz Mientras hay vida, hay esperanzas… de envejecer. algo de humor …

21 para opinar colaborar suscribirse Nuestra página web:

22 Fundado por Ruth Segal en febrero 2003 en la ciudad de Tiberias. Dentro de su marco funcionan un Taller de Creación Literaria y un Círculo de Lectores. Se realizan conferencias, presentaciones de libros y actividades culturales varias con la participación de personalidades. Se han publicado los trabajos de los talleristas en revistas propias y del medio. Asimismo, cumple un objetivo socio- cultural, al estar abocado a la integración social de los inmigrantes latino-americanos que alejados de su entorno nativo desean mantener vivas sus raíces, idioma y cultura. El grupo cuenta con el auspicio de la Municipalidad de Tiberias. Grupo literario-culturalSe Puede…

23 hasta la próxima...


Descargar ppt "Taller literario - cultural Tiberias - Israel. Marzo 2006 Los textos publicados son responsabilidad de quienes los firman. © Prohibida su reproducción."

Presentaciones similares


Anuncios Google