La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

1 En la Biblia, la enfermedad implícita en la fatiga, en el dolor y en la muerte, es vista sobre todo como consecuencia del pecado de los padres (Gen 3,16-

Presentaciones similares


Presentación del tema: "1 En la Biblia, la enfermedad implícita en la fatiga, en el dolor y en la muerte, es vista sobre todo como consecuencia del pecado de los padres (Gen 3,16-"— Transcripción de la presentación:

1 1 En la Biblia, la enfermedad implícita en la fatiga, en el dolor y en la muerte, es vista sobre todo como consecuencia del pecado de los padres (Gen 3,16- 19) o de la envidia del Diablo (Sap 2,24). Después como misterio (Job 38-42) En la Biblia, la enfermedad implícita en la fatiga, en el dolor y en la muerte, es vista sobre todo como consecuencia del pecado de los padres (Gen 3,16- 19) o de la envidia del Diablo (Sap 2,24). Después como misterio (Job 38-42)

2 2 y, en fin, como ocasión propicia para la manifestación de las obras de Dios (Jn 9, 3) y de sus discípulos (Mc 16,15-18), en lucha contra el poder de Satanás (Lc 13,6). Pero está destinada a desaparecer en la Jerusalén celestial (Ap 21,4). La desobediencia original ha reducido a la humanidad entera bajo el signo de la debilidad, del sufrimiento y de la muerte (Gen 3).

3 3 Las causas del sufrimiento Las causas del sufrimiento, del mal y de la enfermedad dependen de la idea que se tenga del mundo y sus orígenes. Las causas del sufrimiento, del mal y de la enfermedad dependen de la idea que se tenga del mundo y sus orígenes. En oriente piensan que la enfermedad sea causada de espíritus o fuerzas maléficas o que sean mandadas por la divinidad irritada por cualquier culpa o falta de respeto. Su curación será, a través de exorcismos, súplicas y de sacrificios expiatorios. En oriente piensan que la enfermedad sea causada de espíritus o fuerzas maléficas o que sean mandadas por la divinidad irritada por cualquier culpa o falta de respeto. Su curación será, a través de exorcismos, súplicas y de sacrificios expiatorios.

4 4 La Biblia se concentra sobre el significado religioso de la enfermedad y de la curación. Las causas son naturales: heridas, caídas, vejez, o causas divinas: el ángel exterminador, flagelos personificados y Satanás. La Biblia se concentra sobre el significado religioso de la enfermedad y de la curación. Las causas son naturales: heridas, caídas, vejez, o causas divinas: el ángel exterminador, flagelos personificados y Satanás. La relación de dependencia entre enfermedad y pecado se contradicen, ya que Dios ha creado al hombre para la felicidad (Gn 2) y la enfermedad es extraña a la intención divina. La relación de dependencia entre enfermedad y pecado se contradicen, ya que Dios ha creado al hombre para la felicidad (Gn 2) y la enfermedad es extraña a la intención divina.

5 5 En la Biblia, las enfermedades son, en general, consideradas una consecuencia del pecado, sea este personal u original. En la Biblia, las enfermedades son, en general, consideradas una consecuencia del pecado, sea este personal u original. Ni él pecó ni sus padres; es para que se manifiesten en él las obras de Dios (Jn 9,3). Ni él pecó ni sus padres; es para que se manifiesten en él las obras de Dios (Jn 9,3). La culpabilización es una fuga que Jesús condena siempre, pidiendo de no juzgar a ninguno y de no hacerse preguntas de culpabilización. Es sólo un hombre que necesita de nuestra ayuda. La culpabilización es una fuga que Jesús condena siempre, pidiendo de no juzgar a ninguno y de no hacerse preguntas de culpabilización. Es sólo un hombre que necesita de nuestra ayuda.

6 6 Los enfermos de Corinto y dos paralíticos pecadores del evangelio Los enfermos de Corinto y dos paralíticos pecadores del evangelio Donde el apóstol Pablo parece establecer un nexo de dependencia entre el pecado de la comunidad y ciertas enfermedades que habían golpeado a los cristianos de Corintio. 1Cor 11,30). Donde el apóstol Pablo parece establecer un nexo de dependencia entre el pecado de la comunidad y ciertas enfermedades que habían golpeado a los cristianos de Corintio. 1Cor 11,30).

7 7 Dos paralíticos Mc 2,1-11) y Jn 5,14. El primer texto prueba lo contrario de aquello que parece insinuar. De otra manera no se entendería porque el paralítico no se haya levantado en pie, apenas Jesús le ha perdonado sus pecados, si estuvieran estos a clavándole las piernas. El primer texto prueba lo contrario de aquello que parece insinuar. De otra manera no se entendería porque el paralítico no se haya levantado en pie, apenas Jesús le ha perdonado sus pecados, si estuvieran estos a clavándole las piernas. La curación del paralítico de la piscina di B. La curación del paralítico de la piscina di B. Parece ser afirmado claramente la relación entre enfermedad y pecado. Jesús parece con dividir la creencia popular según la cual cada enfermedad tiene sus raíces en la culpa (cf. Jn 9,2). Parece ser afirmado claramente la relación entre enfermedad y pecado. Jesús parece con dividir la creencia popular según la cual cada enfermedad tiene sus raíces en la culpa (cf. Jn 9,2).

8 8 Pero Jesús no parece afirmar ninguna dependencia. El cualquier cosa de peor puede indicar una enfermedad peor que la parálisis de la cual Jesús lo ha curado, pero también es verdaderamente peor, por ejemplo, la incredulidad da la que son golpeados los Judíos, que por aquella curación comienzan a perseguirlo (v. 15). Pero Jesús no parece afirmar ninguna dependencia. El cualquier cosa de peor puede indicar una enfermedad peor que la parálisis de la cual Jesús lo ha curado, pero también es verdaderamente peor, por ejemplo, la incredulidad da la que son golpeados los Judíos, que por aquella curación comienzan a perseguirlo (v. 15).

9 9 La posición de Jesús es clara en Jn 9,3. Sufrimiento no depende del pecado: las tragedias (Lc 13) son una señal; las enfermedades (Jn 9,3) son una ocasión; Las parálisis (Mc 2) muestran que el alejamiento de Dios e peor que el mal físico. La posición de Jesús es clara en Jn 9,3. Sufrimiento no depende del pecado: las tragedias (Lc 13) son una señal; las enfermedades (Jn 9,3) son una ocasión; Las parálisis (Mc 2) muestran que el alejamiento de Dios e peor que el mal físico.

10 10 La oración Los exorcismos muestran que Jesús defiende la dignidad humana (Jn 5) Los exorcismos muestran que Jesús defiende la dignidad humana (Jn 5) El primer curado en Mt 8 es un leproso. Jesús no solamente lo cura, sino que lo toca, es decir, se le muestra cercano: El primer curado en Mt 8 es un leproso. Jesús no solamente lo cura, sino que lo toca, es decir, se le muestra cercano: Jesús cura el cuerpo Jesús cura el cuerpo libera al hombre de la soledad libera al hombre de la soledad las persona viene interpelada y reconocida las persona viene interpelada y reconocida el sufrimiento es una situación de la cual hay que salir. el sufrimiento es una situación de la cual hay que salir.

11 11 Jesús no cura a todos, ¿por qué? Jesús no cura a todos, ¿por qué? Jesús responde a Juan el Bautista: que los ciegos ven, etc. Jesús responde a Juan el Bautista: que los ciegos ven, etc. Les da poder a los doce discípulos de sacar a los espíritus inmundos y de curar todo tipo de enfermedad (Mt 10,1), como él lo hacía Mt 8-9. Les da poder a los doce discípulos de sacar a los espíritus inmundos y de curar todo tipo de enfermedad (Mt 10,1), como él lo hacía Mt 8-9.

12 12 Conclusión La enfermedad no es una bendición y ni menos un castigo: es simplemente una disfunción del organismo, que se causa por algún incidente. La enfermedad no es una bendición y ni menos un castigo: es simplemente una disfunción del organismo, que se causa por algún incidente. Debemos dejar fuera a Dios de la enfermedad o al menos no nombrar a Dios en vano, cuando no se sabe que decir. Debemos dejar fuera a Dios de la enfermedad o al menos no nombrar a Dios en vano, cuando no se sabe que decir. La Biblia nos exhorta al silencio, a no nombrar a Dios en vano, delante al enfermo y sobre su espalda y al mismo tiempo, a hacerlo sentir a través nuestras manos y, sobre todo, en nuestro corazón, como lo hace Cristo con el ciego de nacimiento y con todos los enfermos que le presentaron. La Biblia nos exhorta al silencio, a no nombrar a Dios en vano, delante al enfermo y sobre su espalda y al mismo tiempo, a hacerlo sentir a través nuestras manos y, sobre todo, en nuestro corazón, como lo hace Cristo con el ciego de nacimiento y con todos los enfermos que le presentaron.


Descargar ppt "1 En la Biblia, la enfermedad implícita en la fatiga, en el dolor y en la muerte, es vista sobre todo como consecuencia del pecado de los padres (Gen 3,16-"

Presentaciones similares


Anuncios Google