La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Cantar bajo la lluvia Miguel-A.. Era una mañana agitada en el consultorio médico. Hacia las ocho y media, llegó señor mayor, de unos 80 años, para que.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Cantar bajo la lluvia Miguel-A.. Era una mañana agitada en el consultorio médico. Hacia las ocho y media, llegó señor mayor, de unos 80 años, para que."— Transcripción de la presentación:

1 Cantar bajo la lluvia Miguel-A.

2 Era una mañana agitada en el consultorio médico. Hacia las ocho y media, llegó señor mayor, de unos 80 años, para que le quitaran los puntos de sutura efectuadas en una mano tras un corte amplio y profundo. El paciente dijo estar apurado de tiempo, ya que tenía una cita media hora mas tarde. Comprobé cómo su herida estaba cicatrizando, y le pedí que tomara asiento... para esperar a que el practicante atendiera a otros pacientes llegados primero. En el fondo sabía perfectamente que en media hora era imposible que el practicante le atendiera, pero yo en aquel momento no podía hacer mas que continuar atendiendo pacientes.

3 Vi al anciano, impaciente, mirando su reloj. Entonces, decidí, que, aunque no fuera mi cometido por ser Doctor, ya que no estaba ocupado con otro paciente, podría examinar su herida más a fondo, y quitarle los puntos de sutura Mientras le realizaba la cura, ya que le veía tan apurado por el tiempo, le pregunté si tenía una cita con otro médico esa misma mañana. Me contestó que no... que necesitaba ir al geriátrico para desayunar con su esposa. Le pregunté, entonces, por el estado de salud de ella. Me respondió que hacía tiempo que estaba en el geriátrico... por padecer Alzheimer.

4 Le pregunté si ella se enfadaría si llegaba un poco tarde. Contestó que hacia tiempo que no le reconocía... unos cinco años. Quedé muy sorprendido por la actitud del anciano, y le pregunté: ¿Y usted sigue yendo al geriátrico a desayunar con ella cada mañana, aun cuando ella no sabe siquiera quién es usted?.

5 El anciano sonrió, y me dijo: Ella no sabe quién soy, pero yo sí sé quién es ella.

6 Se me erizó la piel, y tuve que contener las lágrimas. Mientras el anciano se iba, pensé: Ése es el tipo de amor que quiero en mi vida. El amor verdadero no es físico, ni romántico. Es la aceptación de todo lo que se es, se ha sido, se será, y no será. La gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo... sólo hacen todo lo mejor que pueden.

7 ¡En la vida no se trata sólo de cómo sonreír cuando no existe tempestad, sino también de saber bailar cuando no cesa de llover!.


Descargar ppt "Cantar bajo la lluvia Miguel-A.. Era una mañana agitada en el consultorio médico. Hacia las ocho y media, llegó señor mayor, de unos 80 años, para que."

Presentaciones similares


Anuncios Google