La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Edyta Denst-García Fundación de la RAE en 1713 por Juan Manuel Fernández Pacheco, marqués de Villena. Aprobación de su Constitución.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Edyta Denst-García Fundación de la RAE en 1713 por Juan Manuel Fernández Pacheco, marqués de Villena. Aprobación de su Constitución."— Transcripción de la presentación:

1 Edyta Denst-García

2 Fundación de la RAE en 1713 por Juan Manuel Fernández Pacheco, marqués de Villena. Aprobación de su Constitución por Felipe V el 3 de octubre de Primer diccionario de DRAE 1726 (primer tomo A-B) y 1739 (el último S-Z). Inauguración de la nueva sede de la RAE el 1 de abril de Asociación de las (22) Academias de la Lengua Española: 2a Academia Colombiana de la Lengua (1871) 11a Academia Filipina de la Lengua Española (1924) 22a Academia Norteamericana de la Lengua Española (1973)

3 Criterios anteriores y actuales: etimológico: polígloto/políglota; elite/élite; cónclave/*conclave; extravertido/extrovertido; de autoridad: *en mi delante (Mario Vargas Llosa), clube, *gerenta; de uso: el criterio que hoy día predomina pero tiene que ser el uso extendido culto de cualquier país de habla hispana;

4

5

6

7 El abecedario español está hoy formado por veintisiete letras, de cada una de las cuales se ofrecen a continuación, […] Algunas de estas letras poseen varios nombres con vigencia y tradición en amplias zonas del dominio hispánico. Con el fin de promover un proceso hacia la unificación y hacia la simplicidad, especialmente útiles en ámbitos como la comunicación y la enseñanza, se recomiendan las denominaciones que figuran debajo de cada letra. Esta recomendación no implica interferencia en la libertad que tiene cada hablante o cada país de seguir aplicando a las letras los términos que venían usando, algunos de ellos (como la i griega) con larga tradición de siglos (pág.63).

8 A, a- a B, b- be C, c - ce D, d- de E, e- e F, f - efe G, g- ge H, h- hache I, i- i J, j - jota K, k- ka L, l - ele M, m- eme N, n - ene Ñ, ñ - eñe O, o- o P, p- pe Q, q- cu R, r- erre S, s- ese T, t- te U, u- u V, v- uve W, w- uve doble X, x- equis Y, y - ye Z, z- zeta

9 A, a- a B, b- be, be alta, be grande o be larga C, c - ce D, d- de E, e- e F, f - efe G, g- ge H, h- hache I, i- i, i latina J, j - jota K, k- ka L, l - ele M, m- eme N, n - ene Ñ, ñ - eñe O, o- o P, p- pe Q, q- cu R, r- erre S, s- ese T, t- te U, u- u V, v- uve, ve, ve corta, ve chica o chiquita, ve pequeña y ve baja W, w- uve doble, ve doble, doble ve, doble u, y doble uve X, x- equis Y, y – ye o i griega Z, z- zeta

10 A, a-a B, b- be, be alta o be larga C, c - ce Ch, ch - che D, d- de E, e- e F, f - efe G, g- ge H, h- hache I, i- i J, j - jota K, k- ka L, l - ele Ll, ll- elle M, m- eme N, n - ene Ñ, ñ - eñe O, o- o P, p- pe Q, q- cu R, r- erre o ere S, s- ese T, t- te U, u- u V, v- uve, ve, ve baja o ve corta W, w- uve doble, ve doble o doble ve X, x- equis Y, y - i griega o ye Z, z- ceda, ceta, zeda o zeta

11

12 En realidad, che y ll son dígrafos, signos ortográficos compuestos de dos letras. Desde la cuarta edición del Diccionario académico (1803) vienen, sin embargo, considerándose convencionalmente letras –cuarta y decimocuarta, respectivamente, del abecedario español–, por el hecho de que cada uno de ellos representa un solo fonema. A petición de diversos organismos internacionales, la Asociación de Academias de la Lengua Española acordó en su X Congreso (Madrid, 1994) reordenar esos dígrafos en el lugar que el alfabeto latino universal les asigna. Así pues, en el Diccionario, las palabras que comienzan por ch se registrarán en la letra C entre las que empiezan por ce y ci; las que comienzan por ll, en la letra L entre las que empiezan por li y lo. En el resto de la ordenación alfabética, las palabras que contengan ch y ll en otras posiciones distintas a la inicial pasarán a ocupar el lugar que en la secuencia del alfabeto universal les corresponde (Ortografía, 1999, págs. 1- 2).

13

14

15 1. Reglas de acentuación gráfica diptongos hiatos 2. Tilde diacrítica monosílabos: conjunción disyuntiva o solo pronombres demostrativos: este, esa, aquellos, etc. aún/aun formas verbales con enclíticos: estate, deme, etc. 3. Acentuación de letras mayúsculas

16 Los diptongos son secuencia de dos vocales que forman parte de una misma sílaba. Con independencia de cómo se articulen realmente en cada caso, se consideran siempre diptongos a efectos ortográficos las siguientes combinaciones vocálicas: a) Vocal abierta (/a/,/e/, /o/) seguida o precedida de vocal cerrada átona (/i/, /u/): antiguo, pie, viento, hacia, estabais b) Dos vocales cerradas distintas (/i/,/u/): huir, ciudad, viuda Acentuación de diptongos: Las palabras que contienen diptongos ortográficos se acentúan gráficamente según las reglas generales de acentuación. Y si la sílaba con diptongo debe tildarse, la tilde se coloca según las pautas siguientes: En los diptongos formados por una vocal abierta y otra cerrada, la tilde se escribe sobre la vocal abierta: después, camináis, terapéutico En los diptongos formados por dos vocales cerradas distintas, la tilde se coloca sobre la segunda vocal: veintiún, jesuítico (Ortografía, 2010, págs. 235, 237).

17 Cuando dos vocales seguidas dentro de una palabra pertenecen a sílabas distintas, constituyen un hiato. Por razones obvias, las palabras con hiato son siempre polisílabas. Con independencia de cómo se articulen realmente en cada caso concreto, se consideran siempre hiatos a efectos de acentuación gráfica las combinaciones vocálicas siguientes: a) una vocal cerrada tónica (/i/, /u/) seguida o precedida de una vocal abierta(/a/,/e/,/o/): María, país, búho, envío, día b) dos vocales abiertas distintas(/a/, /e/, /o/): león, línea c) dos vocales iguales: azahar, diita, cooperar, dehesa Acentuación de hiatos: Las palabras que contienen un hiato tipo a, llevan siempre tilde en la vocal cerrada, con independencia de las reglas generales de acentuación: reír, raíz, país, prohíbo Las palabras que incluyen cualquier otro tipo de hiato se someten a las reglas generales de acentuación: alcohol, rehén, línea (Ortografía, 2010, págs ).

18 DIPTONGOS A NIVEL DE ORTOGRAFÍA (desde 1999): guion, ion, muon, pion, prion, Ruan, Sion y truhan, así como las siguientes formas verbales: Criar: crie, crio, criais, crieis y las de voseo: crias, cria Fiar: fie, fio, fíais, fias, fia Guiar: guie, guio, guiais, guieis, guias, guia Reír: rio, riais Fluir: flui, fluis Huir: hui, huis La Ortografía de 1999, en los casos más arriba mencionados permitía la doble ortografía, para estos hablantes que percibían nítidamente el hiato por lo tanto teníamos guion/guión, fie/fié etc.... Palabras como lie [lié], guion [gión], truhan [truan] o hui[uí] resultan ser monosílabas a efectos de acentuación gráfica y, por ello, deben escribirse obligatoriamente sin tilde (Ortografía, 2010 pág.235 ).

19 va-ria-do res-fri-a-do in-clu-i-do in-clui-do cui-da hu-i-da des-via-do des-vi-a-do gui-ón gui-o-nes guion guio-nes hu-í hu-ir hui huir fluir flu-ir

20 Nuevas Normas de 1959 (1952) 23ª La combinación ui se considerará prácticamente como diptongo en todos los casos. Sólo llevará acento ortográfico cuando lo pida el apartado e del núm. 539 de la Gramática y el acento se marcará, como allí se indica en la segunda de las débiles, es decir, en la i: casuístico pero casuista, voz llana se escribirá sin tilde (pág.35). Comentario de Ángel Rosenblat: Ese prácticamente es un poco ambiguo: significa, para las reglas de acentuación ortográfica. Pero al establecerlo así, la Academia renuncia a señalar con el acento un matiz sutil de pronunciación: en jesuita, altruista, destruido, etc., ¿cómo sabrá el hablante o lector que la u y la i se pronuncian en sílaba distinta? La academia no ha querido hacer engorrosa la ortografía, y deja esas distinciones a cargo de los ortólogos o del buen criterio personal. Ya veremos que además ha suprimido la diéresis como recurso auxiliar para señalar el hiato. Ha preferido no legislar en una materia en que el habla vacila continuamente entre el hiato, el cuasihiato y el diptongo, y en que podía caer en plena casuística (pág. 15).

21 32ª Se suprimirán en el Diccionario las diéresis de dïoso, düan, düeto, pïada, pïador, pïón, püado y püar (Nuevas Normas, pág. 35). Comentario: Suprime el acento de fue, fui, dio, vio. Triunfa así el criterio de Rufino José Cuervo, que estaba impuesto en Colombia.[...] Hay que observar que conservarán su acento rió, lió, guió, lié, guié, huí, guión, Sión, etc. Que son bisílabos en buena pronunciación castellana. Y ahí de paso, la tilde sirve para indicar el hiato (Nuevas Normas, pág.14).

22

23 Los grupos /u i/, /i u/, tanto si forman diptongo como si forman hiato, reciben el mismo tratamiento ortográfico que los del apartado anterior (diptongos o hiatos formados exclusivamente por las vocales /a, e, o/). Solo se emplea la tilde cuando se exigen las reglas generales enunciadas en A y B (reglas generales). Escribimos: huid, huir, buitre, casuista, cuido, ruido, ruina pero con tilde: huí, huís, casuística (Esbozo, 1973, pág.138). Ruin- es palabra monosilábica, con articulación /uí/. Si no lo fuera, habría de llevar tilde sobre la i ( no lo lleva en el Dic. Ac.) como toda palabra aguda que termina en vocal, -n, -s. Hoy predomina el diptongo según afirman los otólogos, lo contrario de los que ocurría en la poesía clásica. Góngora, entre otros, articula/ ru.ín/, sin excepción. (Esbozo, 1973, pág. 140).

24 va-ria-do res-frï-a-do in-clü-i-do in-clui-do cui-da hü-i-da des-via-do des-vï-a-do guï-ón guï-o-nes guion guio-nes hü-í hü-ir hui huir fluir flü-ir

25

26

27

28

29 Hasta ahora se venía recomendando poner tilde a la conjunción disyuntiva o cuando se escribía entre dos cifras, con el fin de evitar toda la posible confusión con el guarismo correspondiente al número cero (se escribía 3 ó 4 para distinguir con claridad esta expresión disyuntiva del número 304). Este uso diacrítico de la tilde no tiene justificación prosódica alguna, puesto que, como conjunción, la o es siempre átona, de forma que solo se sostenía por razones puramente gráficas. Sin embargo, estas razones no parecen suficientes, ni en la escritura mecánica, ni en la manual. Por lo tanto, a partir de este momento la conjunción o se escribirá siempre sin tilde, como corresponde a su condición de palabra monosílaba átona, y con independencia de que aparezca entre palabras, cifras o signos: ¿Quieres té o café? Terminaré dentro de 3 o 4 días Escriba los signos + o – en la casilla correspondiente (Ortografía 2010, págs ).


Descargar ppt "Edyta Denst-García Fundación de la RAE en 1713 por Juan Manuel Fernández Pacheco, marqués de Villena. Aprobación de su Constitución."

Presentaciones similares


Anuncios Google