La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

¡Déjame ver tu rostro, Señor! Solamente enciende tus bocinas. Cambio de diapositivas automático.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "¡Déjame ver tu rostro, Señor! Solamente enciende tus bocinas. Cambio de diapositivas automático."— Transcripción de la presentación:

1

2 ¡Déjame ver tu rostro, Señor! Solamente enciende tus bocinas. Cambio de diapositivas automático.

3

4 Ayer te vi. Fue más claro que la luna. En mi, no quedaron dudas. Fue una clara aparición, Me ha saltado el corazón cuando te vi.

5 Ayer te vi. Después de buscarte tanto, antes de salir el sol y pedirte que me dejes ver tu rostro en oración.

6 Te vi en un niño de la calle sin un lugar para dormir.

7 Te vi en sus manos extendidas pidiendo pan para vivir.

8 Te vi en sus ojos suplicantes y en su sonrisa titubeante.

9 Te vi en un cuarto de hospital. En soledad te vi llorar.

10 Te vi en el rostro atibulado de un enfermo desahuciado, sin esperanza de vivir, cansado de tanto sufrir.

11 Ayer te vi. Fue más claro que la luna. En mi, no quedaron dudas. Fue una clara aparición, Me ha saltado el corazón cuando te vi.

12 Ayer te vi. Después de buscarte tanto, antes de salir el sol y pedirte que me dejes ver tu rostro en oración.

13 Te vi en un niño de la calle sin un lugar para dormir.

14 Te vi en sus manos extendidas pidiendo pan para vivir.

15 Te vi en sus ojos suplicantes y en su sonrisa titubeante.

16 Te vi en un cuarto de hospital. En soledad te vi llorar.

17 Te vi en el rostro atribulado de un enfermo desahuciado, sin esperanza de vivir, cansado de tanto sufrir.

18

19 Te disfrazas y te escondes de mi vista Pero ayer te vi, ayer te vi.

20 "Vengan, benditos de mi Padre, y reciban en herencia el Reino que les fue preparado desde el comienzo del mundo, porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; estaba de paso, y me alojaron; desnudo, y me vistieron; enfermo, y me visitaron; preso, y me vinieron a ver". Los justos le responderán: "Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer; sediento, y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos de paso, y te alojamos; desnudo, y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o preso, y fuimos a verte?". Y el Rey les responderá: "Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo". (Mateo 25, 34-40) Continúa

21 Tema musical:Ayer te vi. Jesús Adrián Romero

22


Descargar ppt "¡Déjame ver tu rostro, Señor! Solamente enciende tus bocinas. Cambio de diapositivas automático."

Presentaciones similares


Anuncios Google