La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

¡ ¡ESO...! NO ES UN CHISTE. Vocabulario castidad: pureza moral :valores y costumbres respetables sexo: género masculino o femenino ñoño: tímido- aburrido-

Presentaciones similares


Presentación del tema: "¡ ¡ESO...! NO ES UN CHISTE. Vocabulario castidad: pureza moral :valores y costumbres respetables sexo: género masculino o femenino ñoño: tímido- aburrido-"— Transcripción de la presentación:

1 ¡ ¡ESO...! NO ES UN CHISTE

2 Vocabulario castidad: pureza moral :valores y costumbres respetables sexo: género masculino o femenino ñoño: tímido- aburrido- tonto indescriptible: que no se puede explicar buchón. que cuenta todo acongojado: angustiado-muy apenado embargaba: lo llenaba tenebroso: que da mucho miedo maleza: yuyos ardua: afanosa-denodada el alta: que lo dejaron salir extraviado: perdido fugitivo: que está escapando corromper: pervertir- hacer moralmente malo

3 Mario estaba encantado de poder asistir a este campamento de verano. Sus nuevos amigos, eran muy divertidos. Tres de los chicos ya habían estado allí el verano anterior, Luis, Coco y Toto, de ocho años los dos primeros, y once recién cumplidos el ultimo, y pronto congeniaron con Mario. El primer día transcurrió sin problemas, pero el segundo día, cuando hacían la fila para cambiarse en el vestuario, pues estaban en horario de pileta, los tres chicos parados detrás de Mario, este sintió que lo agarraban de atrás; mas precisamente de la cola: un manotón rápido. Se dio vuelta rápidamente, pero sus amigos miraban para otro lado, y ninguno le prestaba atención. Mario no supo que hacer, pero se sintió muy molesto. Antes de cenar, se encontró con Luis, y los otros todavía no habían llegado. El le comentó lo que lo molestaba; Primero Luis dijo que no sabía nada, pero al insistir Mario le dijo: ¡no te vas a enojar por un chiste!

4 Cuando se fueron a dormir, Mario se dio cuenta de que Luis había contado su comentario, porque hacían bromas sobre un chico que se enojaba por cualquier cosa, que no se las aguantaba para divertirse y que mas bien se hubiera quedado en su casa. Mario comprendió que se trataba de el, y se sintió mas molesto todavía. Estuvo gran parte de la noche despierto, pensando y pensando en el asunto. Y decidió pasarlo por alto y hacer como que nada había pasado. Después de todo no todas las personas somos iguales. Lo consideraría un chiste de mal gusto y lo olvidaría. Al día siguiente se les acercó como si nada y comenzó ha bromear con ellos, y los chicos también actuaron como si nada y pasaron un día bárbaro. Al día siguiente se levantaron a las 6 de la mañana por que habían programado una caminata hasta el lago.

5 La caminata de los 15 chicos que formaban el grupo fue alegre y se les hizo corta porque chacoteaban de lo lindo. Al fin llegaron, era un hermoso lago en el cual desembocaba un pequeño riachuelo e inmediatamente se lanzaron al agua que todavía estaba fría pero no les importó. Comenzaron a correr carreras en el agua y así se separaron un poco de los demás. Gritaban y reían a mas no poder, y de pronto Toto le bajó el pantalón a Luis. Mario se quedó en suspenso esperando la reacción de Luis, pero este lanzó una carcajada y se lo volvió a subir, e inmediatamente le hizo lo mismo. Y no solo se bajaban los shorts, sino que se manoteaban unos a otros.

6 Mario se dio vuelta y se fue a jugar a la pelota con los otros chicos que estaban un poco mas allá. Estaba sorprendido y molesto. A el le habían enseñado que las partes íntimas son íntimas, y a tener respeto unos a otros. En la escuelita bíblica habían tenido una clase sobre eso; y les dijeron que la castidad, es aceptar y respetar las leyes morales en todo lo relacionado con el sexo de cada uno. Y que Dios dice:sed santos porque yo soy Santo. Y ese manoseo es indudable que a Dios no le agrada. Mario no se podía concentrar en el juego, y se sentó solo bajo un árbol. Mas tarde tendrían una fogata y cuentos de miedo, pero el no tenía ganas de nada.

7 Y llegó la hora de la fogata. Los chicos se dividieron en pequeños grupos con un profe cada uno y se hizo un sorteo para que uno de los grupos se apartara un poco a planear cual sería el cuento. Lo harían todos así y luego se premiaría al mejor. Salió el primer grupo y al volver contaron una historia que les hizo parar los pelos de miedo. Seguidamente le tocó el turno al grupo n°2, en el cual estaban incluidos Mario y sus amigos,(si podemos llamarlos así), tres chicos mas, y uno de los profes con el cual Mario no había estado nunca. Se pusieron a pensar rápido para decidir que cuento contarían, y de pronto Toto comenzó a gritar: ¡El de el lobo come colas!¡Grrr! y les manoteaba la cola a todos, y el profesor empezó a hacer lo mismo que ellos mientras todos reían. Mario empezó a retroceder y Toto lo agarró del brazo y le dijo: para que sepas el profe Raúl es el que comenzó con estos juegos desde que llegó, hace

8 dos años, y no tiene nada de malo, ñoñazo; y empezó a gritar: ¡profe, profe, al ñoño este le molesta nuestra manera de divertirnos y se quiere ir. El profe se dio vuelta y lo miró, y les dijo a los otros chicos, uds. sigan jugando que yo le explico que solo son bromas. Los chicos siguieron correteándose y riendo y el profe, lo llevó aparte, lo abrazó amorosamente y le dijo al oído: si le decís algo a alguien de esto no te voy ha hacer nada,¡ pero sí a tu mamá!, y no vas a volver a verla jamás en tu vida El terror que embargó a Mario fue indescriptible. Las lágrimas comenzaron a rodar por su carita pero no se animaba ni siquiera a sollozar. El profe les dijo a los chicos: bueno, no nos demoremos tanto, ¿se acuerdan del cuento del buchón? Si, si, está bárbaro, dijeron ellos. Bueno, contamos ese, dijo el profe. Tomó a Mario de la mano, y volvieron al campamento.

9 Cuando llegaron a donde estaba el resto del grupo algunos preguntaron que le pasaba a Mario porque se notaba que se encontraba muy acongojado y descompuesto, y el profe les contestó que se había asustado mucho de una víbora nada peligrosa que vieron en un árbol. El cuento del buchón se trataba de un chico que acostumbraba revelar secretos de otros y por su infidelidad había caído en las manos vengadoras de un monstruo que comía buchones ( quiere decir que cuentan las cosas de otros). Fue el cuento mas aterrador y ganó el premio. Cuando el fogón terminó todos estaban extenuados y se fueron a dormir, ya que habían cenado antes de este evento. Todos dormían menos el espantado Mario. Lloraba y lloraba silenciosamente sin poder dormir, y mientas mas pensaba en la amenaza mas aumentaba su espanto.

10 Pensaba en su mamita querida que tanto lo cuidaba y mimaba, desde que era pequeñito. Y en su papá que la amaba tanto. Este hombre es muy malo, pensaba: es capaz de cualquier cosa, pero no puedo decir nada porque debo cuidar a mi mamita. ¡Que hago! Y cada vez estaba mas desesperado y espantado. No podía olvidar los ojos del profe cuando le dijo algo tan espantoso mientras lo abrazaba al parecer tan amorosamente. El terror que lo embargaba era cada vez mayor, se volvía insoportable, hasta el punto en que ya no lo pudo soportar mas... De pronto Mario empezó a correr, y lo hacía cada vez más rápido; corría y corría, lo hizo por mucho rato, y perdió la noción del tiempo hasta que cayó inconciente.

11 Y así transcurrió la noche: solito, tirado en medio del oscuro y tenebroso bosque. Al día siguiente,cuando comenzaron a sonar los silbatos de los profes para despertarlos, los chicos del cuarto de Mario notaron que no estaba, pero pensaron que quizás se levantó antes para ir al baño. Se vistieron pero no apareció; se lavaron pero: tampoco, se sentaron a desayunar y tampoco, entonces lo llamaron al profe Carlos que estaba mas cerca,(por suerte) y le dijeron que no veían a Marito desde que despertaron.¡Pero como! dijo el profe sorprendido,¿no estaba en su cama?- No, le dijeron empezando a asustarse. Ni siquiera estaba deshecha. El profe fue a hablar con el encargado general del campamento, e inmediatamente llamaron a la prefectura policial y comenzaron a buscarlo. Cuando llegó la policía llevaron a todos los chicos al comedor y salieron en patrullas a recorrer el bosque. Los chicos sentían que los cuentos horrorosos de la noche comenzaban a hacerse realidad.

12 Dos horas después de preguntar y buscar afanosamente, policías, profesores, auxiliares y demás, encontraron a Mario entre la maleza. Estaba inconciente todavía porque además de el terror que sufrió se sumó el frío de la noche y la humedad. Avisaron al campamento y todos se alegraron muchísimo, los chicos gritaban y aplaudían, contentos de que lo hubieren encontrado; pero todos también se preguntaban como había llegado Mario allí. Lo llevaron al hospital y cuando reaccionó no lograban que contara lo que había pasado. Sus padres estaban muy asustados y no podían entender que no les dijera lo sucedido, y en medio de todas las preguntas sucedió otro hecho que dejó pasmados a todos: ¡otra desaparición! ¡El profe Raúl no estaba por ninguna parte. Pero más extraño aún es que su auto tampoco estaba. No había avisado a nadie que se iba, lo cual no tenía explicación. Se comunicó este hecho a la policía y ahora comenzó la búsqueda del profe.

13 Lo primero que encontraron después de mucha y ardua búsqueda, fue el auto del profe Raúl caído en el río bastante lejos de allí; pero de él, ni rastros. El no había caído al agua, no estaba herido por allí cerca, no había denunciado el accidente, no había pedido a nadie que lo acerque a ningún lado: era como si se lo hubiera tragado la tierra. Pensaron que habría salido a buscar a Mario, pero tendría que haber aparecido ya. Misterio. Pasaron dos días y nada. A Mario le dieron el alta en el hospital, y sus padres preguntaban a todos si sabían algo. Nada. Esa noche, cuando se iban a ir a dormir, (Mario con la luz prendida y llamando a cada rato a su mamá, como hacía ahora) se arrodillaron a orar. Comenzó el papá, dando gracias a Dios porque había protegido a Mario y ahora estaba bien y con ellos en su hogar. Continuó la mamá, y comenzó a llorar pidiéndole al Señor que les hiciera saber que le había sucedido a

14 Mario. Lo pedía con tanta ansiedad, en medio de un llanto tan desesperado, que Mario también comenzó a llorar. La mamá decía: Dios mío, tu que todo lo puedes, fortalece a mi hijito, hazlo valiente para que pueda revelarnos lo que le ha pasado, sea lo que sea. Tu Palabra dice que nos haz dado espíritu de valentía y no de cobardía(2° Timoteo 1,7) ¡Házmelo valiente! ¡Que se atreva ha hablar!¡Señor Jesucristo, voz que dijiste que viniste a la tierra a deshacer las obras del diablo,( Jn 3,8) esto que ha sucedido jamás podría ser obra tuya, indudablemente es obra del diablo, porque tu voluntad es agradable y perfecta, lo dice tu Santa Palabra (Ro. 12, 2). ¡Clamo a ti, pon tu mano Poderosa sobre mi hijo para que pueda decirnos que sucedió!... ¡Y DIOS LO HIZO! ¡Si mami si! ( Gritó Mario abrazándose a ella desesperadamente) Les voy a contar,¡ pero el me dijo que te va a hacer algo tan malo que nunca te voy a volver a ver! ¡ Yo no quiero que te haga mal mamita, yo te amo mucho! ¡Yo no quiero que te haga mal!

15 ¡Pero hijo,( dijo su papá) no tengas miedo, no estamos solos, Dios dice que El es Escudo alrededor de los que le temen (Sal. 5, 12) ¡El es nuestro escudo! Además me ha puesto a mí como guarda de esta familia que El me ha dado; y yo los voy a cuidar y defender de todo lo que pueda ser una amenaza para uds. con la fortaleza que El me ha dado para eso. Tranquilízate, fortalécete en El Señor Jesús, y cuéntanos sin miedo lo que pasó. Y Marito les contó, todo, todo. Sin omitir detalle alguno. Lo abrazaron y consolaron: y prometieron que se harían cargo de todo. Los padres de Mario sintieron un montón de emociones todas juntas: mucho enojo por lo que este hombre tan malvado le hizo a su hijito, alivio porque no había llegado a mas, miedo de lo que hubiera podido hacer a otros niños y mucha rabia al ver como estaba corrompiendo vaya a saber a cuanto chicos.

16 Los padres de Mario inmediatamente hicieron la denuncia en la policía, y estos dejaron de buscarlo como a alguien extraviado y comenzaron a hacerlo como a lo que realmente era, un fugitivo. Descubrieron que el auto no había caído al río sino que había intentado arrojarlo en un lugar mas hondo para que el agua lo cubriera, pero no le salió bien con el apuro. Pensó que huyendo a pié sería mas difícil encontrarlo, ya que se dio cuenta de que por el alboroto que se había armado por la desaparición de Mario de una u otra manera lo descubrirían. Y así fue. Pronto lo encontraron ya casi en la frontera pues trataba de huir a un país vecino pero lo atraparon a tiempo. Y descubrieron muchas cosas malas de el. Tenía un programa malo en Internet, allí pasaba fotografías malas, y además se lo conectaba con la desaparición de un niñito, etc.

17 Después de todo esto por supuesto lo encerraron, los padres de Mario fueron con el a declarar todo lo sucedido. Citaron también a los otros chicos con sus padres, los cuales se enojaron y dijeron que todo lo que había dicho Mario era mentira porque sus hijos negaban todo. Pero entonces los juntaron a todos y les habló una sicóloga, y les pidió a los padres que no retaran a los chicos y les aconsejaran decir la verdad, porque la vida del nene desapare= cido estaba en juego, y además a ellos los había engañado este simberguenza y los había convencido de que lo que hacían no estaba mal. Finalmente todos dijeron la verdad, lograron llevar al malvado a juicio; y, lo mejor de todo, encontraron al nene al cual tenia escondido en un galpón abandonado para entregarlo en una venta que ya casi estaba concretada. ¡¿Se imaginan la alegría de los padres de ese nene?! Si, gracias a Dios todo se solucionó bien, pero podría no haber sido así si El Señor no hubiera intervenido.

18 Versículo para aprender: Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque JEHOVÁ TU DIOS ESTARÁ CONTIGO en donde quiera que vayas. Josué 1, Aunque te lo hagan solo en broma, no lo permitas, porque eso no es broma. Cuando te tocaron, te tocaron. no lo permitas. A nadie. Ni chico, ni grande, ni tío, ni amigo, ni vecino, ni profe, ni papá, ni abuelo, NI NADIE. si te pasa avisale a alguien de tu confianza. Si no tenes a nadie de confianza, avisame a mí, y yo te voy a ayudar. Me llamo Ana, y mi teléfono es:


Descargar ppt "¡ ¡ESO...! NO ES UN CHISTE. Vocabulario castidad: pureza moral :valores y costumbres respetables sexo: género masculino o femenino ñoño: tímido- aburrido-"

Presentaciones similares


Anuncios Google