La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Texto: Dr. Ernesto Contreras Conoce pues que Dios, el Buen Padre Celestial, es Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Texto: Dr. Ernesto Contreras Conoce pues que Dios, el Buen Padre Celestial, es Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan."— Transcripción de la presentación:

1

2 Texto: Dr. Ernesto Contreras

3 Conoce pues que Dios, el Buen Padre Celestial, es Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones; y que es lento para la ira y grande en misericordia, que perdona la iniquidad y la rebelión, y que visita la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación. (Deuteronomio 7:9 y Números 14:17-18).

4 Desde que el humano se hizo sedentario y aprendió a domesticar plantas y animales, se dio cuenta que las plantas, los animales y ellos mismos, transmiten ciertas características a sus descendientes que, aunque nunca los hacían idénticos a ellos, y hasta podían nacer muy diferentes, sí les permitían identificarlos inequívocamente, como miembros de su especie.

5 Desde los manuscritos hebreos que datan de 1,500 a.C. (el Pentateuco), se afirma que los seres vivos sexuados, (plantas, animales y humanos), se reproducen y transmiten las características propias de su especie a la descendencia, a base de unir la simiente masculina con la femenina (gametos), y en el caso del ser humano, como en los demás mamíferos, depositando dentro de la mujer o la hembra, la simiente del hombre o macho, durante la unión sexual (coito).

6 También se menciona que tanto para el individuo como para su comunidad, es inútil y riesgoso, verter el semen en la tierra (coito interrumpido); tener relaciones durante la menstruación; o con individuos del mismo sexo (homosexualismo), y con los de otra especie (bestialismo).

7 En otros manuscritos hebreos posteriores (900 a.C.), se menciona que la unión de la simiente masculina con la femenina, da como resultado un embrión que tiene un libro (código genético) en donde están escritas todas las cosas que después son formadas, sin faltar una de ellas.

8 Que el embrión de los humanos y demás mamíferos, se desarrolla en el vientre materno; que el embrión de las plantas está en su fruto y semillas; y que el de los ovíparos está en sus huevos. Además, que el tiempo de gestación es característico y predecible para cada especie; y que la herencia es diferente en gemelos fraternos (dos huevos) e idénticos.

9 En muchas civilizaciones antiguas, se hizo de dominio general, el conocimiento de qué rasgos predominantes en la descendencia de plantas y animales, les eran de más provecho; y cómo se podían identificar, mejorar, hacerlos más frecuentes, y hasta permanentes, a base de seleccionar semillas en las plantas, y sementales y hembras en el ganado.

10 Otros descubrieron la conveniencia de cruzar algunas variedades de plantas y animales, siempre y cuando fueran de la misma especie (híbridos filiales), porque se obtenían individuos fértiles, y más resistentes a las enfermedades, al trabajo, y a los cambios del medio ambiente, así como más variedad de colores en las flores, mejores frutos y mejores semillas.

11 Como cuando se cruzaron semillas de trigo pequeñas con buen sabor con semillas grandes con poco sabor, para obtener semillas grandes con buen sabor. A este proceso de cruzar individuos con características distintas, para obtener descendientes con una combinación de sus características, se le llamó hibridación.

12 Cuando se aprendió a injertar ramas o brotes de una especie de planta, en el tallo de otra especie, se descubrió que los híbridos de plantas de especies diferentes (la jitopapa, el pérsimo, etc.), son estériles (no perpetúan el resultado, ni crean una nueva especie). En los animales, están los casos híbridos estériles de la mula, la cébrula, el tiglón, y unos 20 más.

13 Al austriaco Gregorio Mendel ( ), se le considera el padre de la Genética. Él identificó los rasgos heredables en 14 variedades de chícharos: la forma y color de las semillas y vainas: lisas y rugosas, verdes o amarillas; el color de las cubiertas de las semillas, grises o blancas; la posición y color de la flor: blancas o rojas; y el tamaño del tallo, largo o corto.

14 Haciendo todas las cruzas posibles, comprobó que los seres vivos heredaban a su descendencia factores hereditarios (hoy llamados genes); y que unos son dominantes (siempre se manifestaban), y otros no (recesivos). Al conjunto de características aparentes y distintivas de una especie, le llamo Fenotipo; y a conjunto de factores hereditarios, Genotipo.

15 Así estableció la Ley de la Dominancia: que en los híbridos filiales, el factor dominante (como las flores rojas, al cruzarlas con amarillas), siempre se manifiesta en la primera generación; y la Ley de la Segregación: que la mitad de los factores hereditarios, dominantes o recesivos, se segregan junto con la mitad de cromosomas, en cada gameto (haploide).

16 Por último, que el híbrido filial que contiene varios factores hereditarios (genes) como el de las flores amarillas, las flores rojas, las semillas rugosas, las semillas lisas, etc., transmite por sus gametos, a cada factor hereditario (gen), en forma independiente de los demás. A esta se le llamó la tercera ley de Mendel, o Ley de la segregación independiente.

17 Para que un factor hereditario (gen) recesivo se manifieste en un descendiente, debe estar tanto en el gameto del padre como de la madre que formará su huevo y embrión. Así, el 25% de los descendientes de los híbridos filiales (con flores rojas dominantes), manifestarán el gen recesivo (por ejemplo, flores amarillas), en la siguiente (segunda) generación.

18 Los resultados publicados por Gregorio Mendel en 1866, que demostraban que la evolución era una imposibilidad desde el punto de vista de la herencia, fueron ignorados, aún por contemporáneos como *Charles Darwin, quien publicó su libro, El Origen de las Especies, en Nota: (*) significa que no es creacionista.

19 Entre 30 y 40 años después, 3 científicos, De Vries, Von Syseneg y Sir Kart E. Correns, trabajando en forma independiente, redescubrieron estas leyes de la herencia de G. Mendel. Correns, además, descubrió la Ley de la Dominancia Incompleta: que en algunos casos, al cruzar claveles rojos (gen dominante) con blancos, salen claveles rosas.

20 Antón Van Leewenhoek (1674), descubrió los espermatozoides; Regnier Von Graff ( ), el óvulo; Rudolph Vön Kolliker ( ), el huevo o cigoto; Ernest Von Baer ( ), el embrión y su desarrollo; Meischer (1869), el ácido desoxirribonucleico (ADN); y Walther Fleming (1870), los cromosomas durante la mitosis (división celular).

21 Walter S. Sutton (1902), llamó a los factores hereditarios, contenidos en los cromosomas, genes; Thomas H. Morgan (1930) descubrió los cromosomas X y Y; que el macho es el que determina el sexo; y que XX corresponde al sexo femenino, y XY, al masculino. La realidad es que hay excepciones en algunos reptiles, pájaros, mariposas, y peces.

22 El Dr. Morgan también descubrió que hay rasgos hereditarios tanto normales como anormales, que se heredan por información incluida en los cromosomas sexuales: La formación de los órganos sexuales, y algunas enfermedades como el daltonismo y la hemofilia, que se transmiten a los hijos, a través de genes contenidos en el cromosoma X.

23 Mejor es confiar en Dios que confiar en el hombre. Mi fortaleza, sabiduría y salvación es Dios, cuya diestra es sublime y hace proezas maravillosas a nuestros ojos; y yo viviré para contar las obras de Dios. Mi Dios eres tú, y te alabaré: Dios mío, te exaltaré. Alabad a Dios porque Él es bueno; porque para siempre es su misericordia (Salmo 118).


Descargar ppt "Texto: Dr. Ernesto Contreras Conoce pues que Dios, el Buen Padre Celestial, es Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan."

Presentaciones similares


Anuncios Google