La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

JUAN POZUELO JIMÉNEZ JUAN POZUELO JIMÉNEZ Por todo cuanto me diste en el año que termina, Gracias por los días de sol y los nublados tristes, por las.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "JUAN POZUELO JIMÉNEZ JUAN POZUELO JIMÉNEZ Por todo cuanto me diste en el año que termina, Gracias por los días de sol y los nublados tristes, por las."— Transcripción de la presentación:

1

2 JUAN POZUELO JIMÉNEZ JUAN POZUELO JIMÉNEZ

3 Por todo cuanto me diste en el año que termina, Gracias por los días de sol y los nublados tristes, por las tardes tranquilas y las noches oscuras. Gracias por la salud y por la enfermedad, por las penas y las alegrías. Gracias por todo lo que me prestaste y luego me pediste. Gracias Señor, por la sonrisa amable y por la mano amiga, por el amor y por todo lo hermoso y por todo lo dulce, por las flores y las estrellas, por la existencia de los niños y de las almas buenas. Gracias por la soledad, por el trabajo, por las inquietudes, por las dificultades y las lágrimas. Por todo lo que me acercó a Ti. Gracias por haberme conservado la vida, y por haberme dado techo, abrigo y sustento Por todo cuanto me diste en el año que termina, Gracias por los días de sol y los nublados tristes, por las tardes tranquilas y las noches oscuras. Gracias por la salud y por la enfermedad, por las penas y las alegrías. Gracias por todo lo que me prestaste y luego me pediste. Gracias Señor, por la sonrisa amable y por la mano amiga, por el amor y por todo lo hermoso y por todo lo dulce, por las flores y las estrellas, por la existencia de los niños y de las almas buenas. Gracias por la soledad, por el trabajo, por las inquietudes, por las dificultades y las lágrimas. Por todo lo que me acercó a Ti. Gracias por haberme conservado la vida, y por haberme dado techo, abrigo y sustento

4 ¿Qué me traerá el año que empieza? Lo que Tu quieras Señor, pero te pido fe para mirarte en todo, esperanza para no desfallecer, y caridad para amarte cada día más, y para hacerte amar entre los que me rodean. Dame paciencia y humildad, desprendimiento y generosidad, dame Señor, lo que tu sabes que me conviene y yo no sé pedir. Que tenga el corazón alerta, el oído atento, las manos y la mente activas, y que me halle siempre dispuesto a hacer tu Santa Voluntad. Derrama Señor, tus gracias sobre todos los que amo y concede tu paz al mundo entero. Así sea. ¿Qué me traerá el año que empieza? Lo que Tu quieras Señor, pero te pido fe para mirarte en todo, esperanza para no desfallecer, y caridad para amarte cada día más, y para hacerte amar entre los que me rodean. Dame paciencia y humildad, desprendimiento y generosidad, dame Señor, lo que tu sabes que me conviene y yo no sé pedir. Que tenga el corazón alerta, el oído atento, las manos y la mente activas, y que me halle siempre dispuesto a hacer tu Santa Voluntad. Derrama Señor, tus gracias sobre todos los que amo y concede tu paz al mundo entero. Así sea.

5 Un pensamiento para cada mes Enero: La felicidad futura depende de que ahora mismo yo decida ser todo lo feliz que pueda. Febrero: No caer en la trampa de malograr mi presente con lo negativo del pasado ni inquietándome demasiado por el futuro incierto. Marzo: Es inútil pretender cambiar a las personas, cosas o circunstancias; soy yo quien debe cambiar respecto de ellas. Abril: Felicidad es igual a libertad interior. Hay que huir de las ataduras, de lo banal y superfluo. Mayo: La felicidad es el primer derecho y deber de cada persona, pero pocos saben ser felices. Junio: Para la persona feliz cualquier tierra es su patria, pues la felicidad la lleva consigo. Julio: Para ser feliz hay que optar por la felicidad como única opción posible. Agosto: Nadie puede ser feliz mientras dependa de los juicios y opiniones de los demás. Septiembre: Hay que proporcionarse cada día alegría y felicidad en dosis masivas, improvisándola, si es necesario, por más que nos falten fuerzas y ganas. Octubre: Nadie puede ser feliz si sufre o se lamenta por lo irremediable o por lo que podría ser desgracia o desastre y probablemente nunca ocurra. Noviembre: Una vida llena de facilidades (tenerlo todo), sin oportunidad para enfrentarse a dificultades, probablemente incapacitada para saber vivir y ser feliz. Diciembre: La persona feliz es inteligente, pues alimenta su mente con ideas positivas y de esperanza, vive cada instante plenamente y proyecta sobre los demás su propia felicidad. ¿Hay prueba mayor de verdadera inteligencia?


Descargar ppt "JUAN POZUELO JIMÉNEZ JUAN POZUELO JIMÉNEZ Por todo cuanto me diste en el año que termina, Gracias por los días de sol y los nublados tristes, por las."

Presentaciones similares


Anuncios Google