La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

El objeto del consentimiento Matrimonial. Las anomalías consensuales P. Juan María Gallardo www.oracionesydevociones.info.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "El objeto del consentimiento Matrimonial. Las anomalías consensuales P. Juan María Gallardo www.oracionesydevociones.info."— Transcripción de la presentación:

1 El objeto del consentimiento Matrimonial. Las anomalías consensuales P. Juan María Gallardo

2 C. Objeto del consentimiento El c 1081,2 del Cód ´17: El D perpetuo y exclusivo sobre el cuerpo (ius in corpus) en orden a los actos que de suyo son aptos para la generación de la prole. El c 1057,2 del Cód ´83: Es el acto de la voluntad por el cual el varón y la mujer se entregan y aceptan mutuamente en alianza irrevocable para constituir matrimonio.

3 A la pregunta ¿qué deben querer los contrayentes? La respuesta es: deben querer el matrimonio en su propia esencia. O sea: el ius in corpus, el consortium omnis vitae y la communitas vitae et amoris.

4 D. Las anomalías consensuales Veremos la patología del consentimiento. Los vicios. Una idea clara: Si no hay consentimiento NO HAY MATRIMONIO; si hay un defecto o vicio hay que estudiar el caso.

5 Bajo este capítulo, debemos ver tres formas anómalas bajo las cuales podría caer el consentimiento: 1. Incapacidad o anomalía consensual 2. Ausencia o defecto del consentimiento 3. Vicios del consentimiento

6 Por incapacidad consensual nos referimos a ciertas anomalías que se dan en la persona que no le permiten dar el consentimiento, y si llegara a darlo, no tendría ningún valor. Las causales de incapacidad consensual se hayan en el c

7 Dicho c se refiere a enfermedades mentales que conllevan la incapacidad consensual. Estas enfermedades son : la falta de suficiente uso de razón, el defecto de discreción de juicio y la imposibilidad de asumir las obligaciones esenciales del matrimonio por causas de naturaleza psíquica.

8 Este c y sus respectivas causales, no era contemplado en el Código de Surge como consecuencia de varios años de jurisprudencia canónica, para terminar plasmándose en el Código de Insuficiente discreción de juicio

9 Nos referiremos a quienes se ven afectados por una enfermedad mental. La carencia de discreción de juicio al momento de prestar el consentimiento hace inexistente el matrimonio. Esta figura abarca quienes al momento de prestar el consentimiento tienen una perturbación síquica, como un

10 estado tóxico, o drogadicción, alcoholismo, sonambulismo o hipnosis, o simplemente que constituya una enfermedad psíquica o mental desde la perspectiva médica La enfermedad síquica debe ser la causa de la falta de uso de razón, por tanto se deberá probar el nexo causal entre la enfermedad y la falta de uso de razón. El mínimo que se exige en cuanto a uso de razón es la de un niño de 7 años

11 2. Grave defecto de discreción de juicio acerca de los derechos y deberes esenciales del matrimonio que mutuamente se han de dar y aceptar. El análisis de este parágrafo se basa en la doctrina y jurisprudencia que la Rota ha proporcionado en este último tiempo.

12 Por grave defecto de discreción de juicio se entiende la carencia de capacidad crítica o madurez de juicio suficiente, proporcionadamente a los derechos y deberes que la mutua aceptación entre los cónyuges da. Esto lleva habitualmente a que el sujeto no pueda discernir sobre los derechos u deberes del matrimonio

13 El objeto de la prueba en esta causal será acreditar la existencia de un defecto físico que produce la falta de discreción de juicio; es una causa síquica. Es importante acentuar en la prueba el hecho de que lo que configura la causal no es la enfermedad (directamente) sino que esa enfermedad le privó de

14 juicio al sujeto para discernir acerca de sus derechos y obligaciones. Se debe probar además que el defecto se tenía al momento de contraer el matrimonio. Según el comentario que hace el Código de Navarra a este número, la gravedad no es la de la incapacidad síquica, sino que lo grave debe ser la discreción de juicio, discreción de juicio que a su vez produce la incapacidad consensual

15 Esto es lo que se entiende por grave. La falta de discreción de juicio debe ser actual, es decir debe darse al momento de contraer el matrimonio. Si no es actual, el consentimiento no se producirá. El que sea actual no incluye el hecho de que sea considerada habitual.

16 La falta de discreción de juicio significa un insuficiente desarrollo de la personalidad humana, habitualmente por falta de edad suficiente (menor de siete años). La falta de discreción de juicio suele solucionarse por vía del impedimento de minoría de edad, ya sea por un defecto o alteración síquica.

17 La falta de discreción de juicio comprende: Amencia. Perturbación de la salud mental permanente y completa. Trastorno mental transitorio o mentis exturbatio. Incluye las alteraciones completas de las alteraciones mentales puramente transitorias. Debilidad Mental o Mentis debilitas, que es el defecto completo de las facultades mentales.

18 a) Amencia Comprende todo tipo de enfermedad mental permanente que hace carecer de uso de razón. La celebración de un matrimonio con amencia hace nulo completamente el matrimonio, sea la enfermedad curable o no; ya sea que se manifieste en forma furiosa o en forma latente la enfermedad la causal se configurará

19 Dos presunciones : a). Si la amencia se manifiesta poco después del matrimonio se considerará que estaba latente y por lo tanto antecedente al momento de contraer matrimonio. b). Si la amencia se manifiesta tiempo después de celebrado el matrimonio, se presume posterior (concomitante), entonces habrá que probar si efectivamente existía al momento de la celebración.

20 La amencia es un estado mental continuado, si bien puede tener períodos en que no se manifiesta, por eso se presume también que si la falta de razón era anterior al matrimonio, y se logra probar, y consiguiente a la celebración, la amencia se presumirá concomitante.

21 Los intervalos lúcidos (períodos de tiempo en que se recupera la salud mental). Autores disputan, pero con la prueba de la enfermedad habitual se excluyen los intervalos lúcidos. Si éstos se probaran, debería acreditarse que no eran una mera aminoración de la violencia de la enfermedad.

22 La amencia habitual excluye los intervalos lúcidos. Tres subclasificaciones de la amencia: a.1 ) La amencia total a.2 ) La amencia parcial a.3) La amencia progresiva

23 a.1 ) La amencia total Es la que incapacita a la persona para actuar en todo aspecto de la vida humana. a.2 ) La amencia parcial Es la demencia, o paranoia, que incapacita para actuar sólo en ciertos aspectos. Esta amencia no es temporal, sino que es un cierto tipo de amencia para un objeto específico.

24 Sólo afectará el consentimiento este tipo de amencia si recae sobre los aspectos que comprende el matrimonio, es decir si es Insania in re ucsoria. Este aspecto de la amencia tiene ciertas reglas: Cuando uno de los contrayentes padece de amencia, ésta se presume total. La parcial se deberá probar.

25 Probada la existencia de la amencia parcial tendrá igual valor y efectos que la total. A contrario censu, podrá tener amencia parcial para los negocios y para contraer matrimonio. Si se tiene duda acerca de la existencia de la amencia parcial, esta se presume, y la carga de la prueba le corresponderá a la parte que niegue la amencia.

26 Probado que el contrayente padece de amencia parcial y que ésta no recae en el matrimonio, deberá probarse que la discreción de juicio es suficiente y proporcionada. a.3) La amencia progresiva No toda discreción de juicio priva de la capacidad de consentimiento. Por eso sólo es falta de capacidad la que prive de la mínima discreción.

27 Los casos que se pueden dar son: Si la amencia posterior y anterior son de igual grado, la concomitante se presume de igual grado. Puede ocurrir que la antecedente y posterior amencia sean de igual grado, pero puede ser que la concomitante sea de grado diferente, aplicando las reglas de intervalo lúcido.

28 Si la amencia antecedente no es plena y después del matrimonio se convierte en plena, se presume que la concomitancia es plena en caso de dudad en su grado. b) Trastorno mental transitorio Representa un estado de enfermedad momentánea (actus morbosus). Dicha perturbación puede ser originada por diversas causas:

29 - Fuerte conmoción pasional, como la ira, el miedo, los celos. - Intoxicación debido al alcohol, drogas o diversas sustancias tóxicas. - Choques emocionales. El trastorno mental transitorio debe reunir las siguientes notas: i. Debe ser actual ii. Debe ser concomitante iii. Debe ser in re ucsoria iv. Debe ser de grado proporcionado

30 No siendo perpetuo el trastorno, se aplicará en caso de duda la amencia total. Sin embargo tiene aplicación en el caso de Favor matrimoni, es decir, en principio podrá casarse. Si se produjo la incapacidad por este trastorno mental transitorio, se presumirá que antes no había consentimiento.

31 c) Debilidad mental Equivale a un imperfecto uso de la razón, adquirida o provocada, estable o transitoria. Abarca los supuestos más variados: desde los estados de sonambulismo hasta los vicios de la voluntad. Para que esta causal llegue a afectar el consentimiento debe ser actual y proporcionada. En caso de duda se aplicará la presunción en favor del matr.

32 La actual redacción del 2 del c 1095 considera que la gravedad debe ser juzgada a la luz de criterios objetivos. La gravedad se medirá en relación a los derechos y deberes matrimoniales esenciales, siendo éstos los criterios objetivos. Sólo habrá grave defecto cuando se pruebe que el contrayente careció de madurez intelectiva y volitiva necesarias para discernir

33 en orden a comprometerse con carácter irrevocable, siempre en relación a estos derechos y deberes esenciales del matrimonio. 2. Ausencia o defecto de consentimiento Veremos: 1. Ignorancia; c Error; c Simulación ; c. 1101§1 y 2 4. Condición; c Fuerza Física. c. 1103

34 a) La Ignorancia Para contraer matrimonio hay que tener un conocimiento mínimo básico acerca de la realidad del matrimonio. El c 1096 establece que: "para que pueda haber consentimiento matrimonial, es necesario que los contrayentes no ignoren al menos que el matrimonio es un consorcio permanente entre un varón y una mujer ordenado a la procreación de la prole mediante una cierta cooperación sexual".

35 Si tal conocimiento no se tiene al contraer el matrimonio se configurará la ignorancia y por tanto se considerará que nunca hubo matrimonio. Elementos que no se pueden ignorarse: El consorcio permanente 1. Entre varón y mujer 2. Ordenado a la procreación de la prole mediante una cierta

36 cooperación sexual. En este último número el Código actual innova respecto del anterior, agregando un mínimo de conocimiento acerca de la sexualidad para la procreación. El 2 del 1096 establece una presunción sobre la ignorancia, la cual consiste en presumir que la ignorancia no se da después de la pubertad (admite prueba en contrario).

37 b) El error El error en el Código canónico toma diferentes características, aunque siempre será una apreciación indebida sobre las propiedades del matrimonio. Los tipos diferentes de error son: i. Error Facti ii. Error en la cualidad

38 i. Error Facti (C ). Es aquel error acerca de la persona misma del contrayente. El 1 señala que el error acerca de la persona hace inválido el matrimonio, ya que hay una ausencia del consentimiento. Es considerado un error de hecho que recae en la persona física del contrayente.

39 ii. Error en la cualidad (C ). Este es el error acerca de una cualidad de la persona del contrayente, el cual también invalida el matrimonio pero sólo cuando esa cualidad es causa principal de la celebración matrimonial. En principio el error acerca de la persona no invalida el matrimonio

40 Sólo será inválido cuando: a. Recae en la persona misma del contrayente b. El error es una estado del acto del entendimiento que no siempre pasa a ser parte de la voluntad c. La expresión "...aunque sea causa del contrato,..." alude a un motivo antecedente a la celebración del matrimonio, aunque uno puede aceptar un

41 matrimonio con conocimiento del error. El error sólo invalida el matrimonio cuando la cualidad esencial fue directa y especialmente atendida al momento de contraer matrimonio. Puede haber casos en que la cualidad (y el error) no invalide el matrimonio, aunque sea la causa del contrato (estos son los ejemplos de voluntad meramente interpretativa).

42 iii. Error de derecho o error iuris (C. 1099) Este error viene a reafirmar la irrelevancia del error como invalidante del consentimiento matrimonial, siempre que se mantenga en la esfera del entendimiento y no infiera en la de la voluntad. Este error es el simple, el que se radica en el entendimiento.

43 Sólo viciará el consentimiento cuando ese error determine la voluntad actual en relación a la indisolubilidad, a la sacramentalidad o la unidad, y el individuo contraiga matrimonio en virtud de ese error. Sólo así el matrimonio es inválido

44 c) La simulación La simulación se define como la discrepancia entre lo que la persona afirma querer y lo que en realidad quiere en su voluntad interna. La simulación esta contemplada en el c El 1 contempla una presunción en favor del matrimonio por la cual se presume la conformidad de la voluntad interna con las palabras o signos que se emplean en la celebración.

45 La simulación contraría esta presunción. El 2 trata el tema de la exclusión. Si se excluyó con un acto positivo de la voluntad el matrimonio mismo, o un elemento o propiedad esencial del mismo, el matrimonio habrá sido contraído inválidamente. La simulación implica la discordancia querida entre la voluntad interna y la estipulada.

46 Si se da, el matrimonio no existe, ya que se excluye el consentimiento mismo. Es la simulación total, o bien se emite un consentimiento que existe, pero se ha dirigido a un matrimonio que excluye uno de los elementos esenciales que constituyen el vínculo (esto es la simulación parcial).

47 Hay simulación total cuando hay ausencia de voluntad conyugal. Esto pasa cuando en el consentimiento se da con un fin completamente diferente al matrimonio, es cuando se excluye el matrimonio mismo. (Ver el comentario del Código de Navarra y los tres ejemplos que da).

48 La simulación parcial se da cuando el consentimiento matrimonial coexiste con una exclusión de un elemento esencial. Por la exclusión parcial se puede llegar al Canon d) La Condición c 1102 La legislación actual presenta una gran diferencia respecto a la legislación de 1917.

49 En la antigua redacción del Código se aceptaba la condición de futuro. El actual Código sólo acepta las condiciones de pasado y presente, ya no existe el consentimiento condicional de futuro. La condición de presente o de pasado sólo se considerará valida si esta se verifica.

50 El Código a su vez exige que la condición sea expresada y se convierta en un acto positivo de la voluntad. El matrimonio será nulo o válido dependiendo de que se verifique la condición. e) La fuerza Física La fuerza física se contempla en la primera parte del c 1103.

51 Esta es la violencia o la furia y consiste en la coacción material. Es la vis compulsiva corpore y se ejerce sobre los órganos materiales externos del cuerpo. Se diferencia del miedo.

52 3. Vicios del consentimiento Los vicios son: a ) El Miedo (o fuerza moral). a.1 ) El temor reverencial. a.2 ) Miedo y simulación. b ) El Dolo.

53 a ) El Miedo (o fuerza moral). Es la trepidación de la mente producida por la amenaza de un peligro inminente. Instantis vel future periculi mentis trepidatio. El miedo se haya en el c 1103 segunda parte ("es invalido el matrimonio contraído por... miedo grave proveniente de una causa externa, incluso el no inferido con miras al matrimonio, para librarse del cual alguien se vea obligado a casarse").

54 Pueden extraerse dos elementos: - Elemento objetivo extrínseco, que es lo que produce el miedo - Subjetivo o intrínseco, que es la intimidación efectiva que produce el miedo. Ambos elementos deben tenerse en cuenta para determinar si el miedo vicia el consentimiento. El Código de 1917 contemplaba cinco elementos que el miedo debía reunir para que viciara el consentimiento:

55 Debía ser: grave, injusto, producido por causa externa al sujeto, indeclinable y antecedente al matrimonio. El Código actual reduce los requisitos a cuatro: grave, por causa externa, indeclinable y antecedente al matrimonio además de contemplar la posibilidad de un miedo indirecto, que es aquel no dirigido a contraer matrimonio.

56 1. Grave Para determinar la gravedad se debe ver los elementos objetivo y subjetivo. Si los males objetivamente determinados son importantes y efectivamente la persona trepida, el miedo tuvo lugar en el consentimiento. En lo objetivo puede ser un mal absolutamente grave (amenaza de muerte) o relativamente (que a algunos amenaza y a otros no), constituyendo los dos el miedo.

57 El aspecto subjetivo hoy tiene más importancia que en el pasado, y se entiende que para que se configure debe ser producido por causa humana externa. Dentro del elemento subjetivo es importante tener en cuenta el temperamento del sujeto para que el miedo se configure. 2. Externo Debe ser una causa humana externa, debe ser además libre.

58 Por tanto no puede ser por causas de la naturaleza o por causas intrínsecas del sujeto, como el remordimiento. 3. Antecedente Entre el miedo y la celebración del matrimonio debe haber una relación causa-efecto, además es el miedo el que motiva a efectuar el matrimonio. Se distingue del miedo concomitante, el cual no vicia el consentimiento.

59 Lo que si es claro es que el miedo debe ser antecedente y durar hasta la celebración del matrimonio. 4. Indeclinable "...para librarse del cual alguien se vea obligado a casarse." La víctima del miedo debe ver como único medio de librarse del miedo el celebrar el matrimonio. a.1 ) El temor reverencial

60 Se trata de un caso práctico del miedo, en donde juega un papel importante la relación de subordinación. El temor reverencial bien configurado puede llegar a constituir un caso de miedo. Sus notas características son: a. Existencia de una relación de supeditación b. Existencia de un temor fundado a una indignación grave y duradera del sufrir si no se acepta el matr.

61 c. Que el miedo lo ejerza el superior a través de los medios propios del ser superior. a.2 ) Miedo y simulación El miedo puede dar lugar a la simulación, es decir, a simular un consentimiento que en realidad no existe y que se manifiesta, ya que en la voluntad interna del sujeto no existe, todo ello producido por el miedo.

62 También se puede dar el caso en que se quiere el matrimonio para eludir un mal que se le irroga al sujeto. El primer caso se llama simulación porque hay apariencia de matrimonio (manifestación de consentimiento que en la voluntad interna no existe). En el segundo caso se quiere el matrimonio mismo para eludir el mal, y este es propiamente el miedo.

63 Se quiere el matrimonio mismo, pero se realiza por el miedo. Si se demuestra la simulación por miedo, el matrimonio es nulo por un vicio del consentimiento. b ) El Dolo Esta figura es introducida por este Código y está configurada en el Canon El antiguo Código sólo contemplaba el dolo a nivel de interpretación y jurisprudencia.

64 El dolo del c está rodeado de circunstancias para que llegue a configurarse como un vicio del consentimiento. C.1098: "quien contrae matrimonio engañado por dolo provocado para obtener su consentimiento, acerca de una cualidad del otro contrayente, que por su naturaleza pueda perturbar gravemente el consorcio de vida conyugal, contrae inválidamente.

65 Es necesario para que se configure el dolo que sobre la persona haya habido una intención de engaño que recaiga sobre una cualidad del otro contrayente. En el c se hace referencia al dolo, si hay engaño respecto a la esterilidad podría llegar a configurarse el dolo como vicio del consentimiento. Elementos del dolo que lo tipifican como vicio:

66 1. No basta el engaño urdido para obtener el consentimiento, sino que tiene que producirse un error en la persona que se quiere engañar. Del engaño se debe seguir el error, esto es, se debe tratar de un error dolosamente causado. 2. Debe ser un dolo encaminado a extraer el consentimiento matrimonial.

67 3. El engaño o la maquinación debe tener por objeto una cualidad del otro contrayente, que por su naturaleza puede perjudicar el consorcio de la vida conyugal. El legislador no determina las cualidades sobre las cuales debe recaer el engaño, es la jurisprudencia la que lo determinará. No obstante ello, el legislador da ciertos indicios para determinar dichas cualidades…

68 … ellas deben ser graves por su propia naturaleza (objetivamente), graves para perturbar el consorcio de vida. C es un ejemplo de una de estas cualidades que exige el legislador. Dichas cualidades pueden hacer referencia a los fines o propiedades del matrimonio. 4. Debe haber una intención o provocación de engaño, que se puede producir por reticencia, palabras o manipulaciones.


Descargar ppt "El objeto del consentimiento Matrimonial. Las anomalías consensuales P. Juan María Gallardo www.oracionesydevociones.info."

Presentaciones similares


Anuncios Google