La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Alabanzas a María, la Madre de Jesús Alabanzas a María, la Madre de Jesús Diseño: JL Caravias.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Alabanzas a María, la Madre de Jesús Alabanzas a María, la Madre de Jesús Diseño: JL Caravias."— Transcripción de la presentación:

1

2 Alabanzas a María, la Madre de Jesús Alabanzas a María, la Madre de Jesús Diseño: JL Caravias

3 Alégrate, Favorecida, el Señor está contigo … Dios te ha concedido su favor Ángel San Gabriel

4 Vas a concebir, darás a luz un hijo, y le pondrás de nombre Jesús

5 Soy la esclava del Señor, cúmplase en mí lo que has dicho

6 ¡Bendita tú entre todas las mujeres! Y bendito el fruto de tu vientre. ¡Dichosa tú que has creído! Porque lo que te han dicho de parte del Señor se cumplirá Santa Isabel

7 Benditosea el vientre que te llevó y los pechos que te amamantaron

8 La familia nunca es tan familia como el día de la Madre; la Iglesia nunca es tan Iglesia como el día de la Madre, de la Madre de Cristo y Madre nuestra también... San Alberto Hurtado La familia nunca es tan familia como el día de la Madre; la Iglesia nunca es tan Iglesia como el día de la Madre, de la Madre de Cristo y Madre nuestra también... San Alberto Hurtado

9 Llamó a un arcángel que san Gabriel se decía, y enviólo a una doncella que se llamaba María, de cuyo consentimiento el misterio se hacía; en la cual la Trinidad de carne al Verbo vestía. Y aunque tres hacen la obra, en el uno se hacía; y quedó el Verbo encarnado en el vientre de María. Y el que tenia sólo Padre, ya también Madre tenía, aunque no como cualquiera que de varón concebía, que de las entrañas de ella él su carne recibía; por lo cual Hijo de Dios y del hombre se decía. San Juan de la Cruz

10 En el nombre del Padre que fizo toda cosa et de Don Jesucristo, Fijo de la Gloriosa... En el nombre del Padre que fizo toda cosa et de Don Jesucristo, Fijo de la Gloriosa... Santo fué el tu parto, santo lo que pariste Madre, el tu linaje mucho es ensalzado. Si Eva falta fizo tu lo has adobado bien parece que Cristo fué nuestro abogado por ti es tu linaje, Señora, descreptado... Gonzalo de Berceo Siglo XIII Varones et mujeres por Madre te cantamos tu los guia Señora como tus fijos seamos pecadores e justos tu merced esperamos facernos Dios la suya por Ti como fiamos... Por ti salió el pueblo de la pemna mortal por ti fué restaurada la mengua celestial reales son tus cosas, o tu misma real onde dice el escripto ca nom hubiste igual... La paz e la salud por ti fué reformada toda la vieia sanna por ti fué perdonada. Ella es que da gracia plena e abonada guia nuestra facienda, nuestra via lastrada.

11 De una Virgen hermosa celos tiene el sol, porque vio en sus brazos otro Sol mayor. Hermosa María, dice el sol, vencido, de vos, ha nacido el Sol que podía dar al mundo el día que ha deseado. Esto dijo, humillado, a María el sol, porque vio en sus brazos otro Sol mayor. Lope de Vega Cuando del oriente salió el sol dorado, y otro Sol helado miró tan ardiente, quitó de la frente la corona bella, y a los pies de la Estrella su lumbre adoró, porque vio en sus brazos otro Sol mayor.

12 A quien Dios quiere hacer muy santo, lo hace muy devoto de la Virgen María A quien Dios quiere hacer muy santo, lo hace muy devoto de la Virgen María S. Luis Mª Grignon

13 Acuérdate, dulce, escogida Reina, que tienes de nosotros, los hombres pecadores, toda tu dignidad. ¿Cómo te llamarías Madre de la gracia y la misericordia a no ser por nuestra miseria que necesita de gracia y de misericordia? Miguel de Unamuno Acuérdate, dulce, escogida Reina, que tienes de nosotros, los hombres pecadores, toda tu dignidad. ¿Cómo te llamarías Madre de la gracia y la misericordia a no ser por nuestra miseria que necesita de gracia y de misericordia? Miguel de Unamuno

14 Amad, honrad, servid a María. Procurad hacerla conocer, amar y honrar por los demás. No sólo no perecerá un hijo que haya honrado a esta madre, sino que podrá aspirar también a una gran corona en el cielo. San Juan Bosco Amad, honrad, servid a María. Procurad hacerla conocer, amar y honrar por los demás. No sólo no perecerá un hijo que haya honrado a esta madre, sino que podrá aspirar también a una gran corona en el cielo. San Juan Bosco

15 Amor, ternura, abnegación, sacrificio, todo esto es madre. Y todo esto es para nosotros María. Amor, ternura, abnegación, sacrificio, todo esto es madre. Y todo esto es para nosotros María. Josep Comerma

16 Así como cuando vivía Jesús iba usted, ¡Oh Madre!, con el cántaro a sacar agua de la fuente, venga ahora a tomar agua de la gracia y tráigala, por favor, para nosotros que tanto la necesitamos. Así como cuando vivía Jesús iba usted, ¡Oh Madre!, con el cántaro a sacar agua de la fuente, venga ahora a tomar agua de la gracia y tráigala, por favor, para nosotros que tanto la necesitamos. San Alberto Hurtado

17 Comparar su dolor. Nada hay que se le asemeje. Es su único Hijo, muerto, destrozado por los pecadores. Y a la vista del cuerpo ensangrentado de su Dios, de las lágrimas de su Madre María, aprendamos a sufrir resignados, aprendamos a consolar a la Ssma. Virgen, llorando nuestros pecados. Santa Teresa de los Andes Comparar su dolor. Nada hay que se le asemeje. Es su único Hijo, muerto, destrozado por los pecadores. Y a la vista del cuerpo ensangrentado de su Dios, de las lágrimas de su Madre María, aprendamos a sufrir resignados, aprendamos a consolar a la Ssma. Virgen, llorando nuestros pecados. Santa Teresa de los Andes

18 Antes de morir Jesús ofrece al apóstol Juan aquello más precioso que posee: su Madre, María, quien «a los pies de la Cruz, en Juan, acoge en su corazón a toda la humanidad» Antes de morir Jesús ofrece al apóstol Juan aquello más precioso que posee: su Madre, María, quien «a los pies de la Cruz, en Juan, acoge en su corazón a toda la humanidad» Juan Pablo II

19 "¡Oh excelsa, oh piadosa, oh digna de toda alabanza Santísima Virgen Maria, tu nombre es tan dulce y amable que no se puede nombrar sin que el que lo nombra no se inflame de amor a ti y a Dios; y sólo con pensar en él, los que te aman se sienten más consolados y más inflamados en ansias de amarte!" San Bernardo "¡Oh excelsa, oh piadosa, oh digna de toda alabanza Santísima Virgen Maria, tu nombre es tan dulce y amable que no se puede nombrar sin que el que lo nombra no se inflame de amor a ti y a Dios; y sólo con pensar en él, los que te aman se sienten más consolados y más inflamados en ansias de amarte!" San Bernardo

20 Dios os salve, María, Madre de Dios. En Vos está y estuvo toda la plenitud de la gracia y todo bien. San Francisco de Asís Dios os salve, María, Madre de Dios. En Vos está y estuvo toda la plenitud de la gracia y todo bien. San Francisco de Asís

21 El amor a nuestra Madre será soplo que encienda en lumbre viva las brasas de virtudes que están ocultas en el rescoldo de tu tibieza. San Josemaría Escrivá El amor a nuestra Madre será soplo que encienda en lumbre viva las brasas de virtudes que están ocultas en el rescoldo de tu tibieza. San Josemaría Escrivá

22 EL nombre de María es alegría para el corazón, miel para los labios y melodía para el oído de sus devotos. San Antonio de Padua EL nombre de María es alegría para el corazón, miel para los labios y melodía para el oído de sus devotos. San Antonio de Padua

23 En la Sagrada Escritura encontramos pocas palabras de la Virgen, pero son como granos de oro puro: si los fundimos con el fuego de una amorosa contemplación, serán suficientes para irradiar sobre toda nuestra vida el esplendor luminoso de las virtudes de María. En la Sagrada Escritura encontramos pocas palabras de la Virgen, pero son como granos de oro puro: si los fundimos con el fuego de una amorosa contemplación, serán suficientes para irradiar sobre toda nuestra vida el esplendor luminoso de las virtudes de María. Santa Edith Stein

24 En Ti, de Ti, por Ti, por tu medio, ¡oh María!, restauró la bondadosa mano del Omnipotente todo cuanto había perecido. San Bernardo En Ti, de Ti, por Ti, por tu medio, ¡oh María!, restauró la bondadosa mano del Omnipotente todo cuanto había perecido. San Bernardo

25 María es para el alma como el oratorio del corazón, para hacer en él todas las oraciones a Dios. San Luis María Grignion María es para el alma como el oratorio del corazón, para hacer en él todas las oraciones a Dios. San Luis María Grignion

26 A María, nuestra Madre, le demostraremos nuestro amor trabajando por su Hijo Jesús, con Él y para Él. A María, nuestra Madre, le demostraremos nuestro amor trabajando por su Hijo Jesús, con Él y para Él. Teresa de Calcuta

27 Es casi imposible ir hacia Jesús, si no se va por medio de María. Es casi imposible ir hacia Jesús, si no se va por medio de María. Estamos en este mundo como en un mar borrascoso, como en un destierro, en un valle de lágrimas. María es la Estrella del mar, el Consuelo de nuestro destierro, la Luz que nos indica el camino del cielo enjugando nuestras lágrimas. San Juan Bosco

28 La contemplación de Cristo tiene en Maria su modelo insuperable. El rostro del Hijo le pertenece de un modo especial. Ha sido en su vientre donde se ha formado, tomando de Ella una semejanza humana, que evoca una intimidad espiritual más grande todavía. Juan Pablo II La contemplación de Cristo tiene en Maria su modelo insuperable. El rostro del Hijo le pertenece de un modo especial. Ha sido en su vientre donde se ha formado, tomando de Ella una semejanza humana, que evoca una intimidad espiritual más grande todavía. Juan Pablo II

29 La devoción a la Virgen es la llave del Paraíso. San Efrén La devoción a la Virgen es la llave del Paraíso. San Efrén La devoción a María es señal de salvación eterna. San Bernardo

30 La protección de María es más grande y poderosa de lo que podemos nosotros entender. San Germán La protección de María es más grande y poderosa de lo que podemos nosotros entender. San Germán

31 ¡Ponme con tu Hijo! San Ignacio de Loyola!

32 Hijo mío: Tienes miedo y estás triste por nada. No te agüites, ni temas ninguna enfermedad, ni ningún otro problema. ¿Que no estoy yo aquí, que soy tu madre? ¿No ves que yo te cuido? ¿No sabes que te tengo yo en mis brazos? ¿Qué más ocupas? No estés triste, ni por nada te preocupes, hijo mío, tan débil y pequeño. María a Juan Diego

33 María es nuestra Madre, la causa de nuestra alegría. Por ser Madre, yo jamás he tenido dificultad alguna en hablar con María y en sentirme muy cercana a Ella. Teresa de Calcuta María es nuestra Madre, la causa de nuestra alegría. Por ser Madre, yo jamás he tenido dificultad alguna en hablar con María y en sentirme muy cercana a Ella. Teresa de Calcuta

34 María no es el centro, pero esta en el centro! San Luis María Grignion de Monfort María no es el centro, pero esta en el centro! San Luis María Grignion de Monfort

35 Todo lo tenemos en María. Si somos hijos, es Madre: si débiles, es fuerte; si ignorantes, es trono de sabiduría; si tristes, es causa de nuestra alegría; si necesitados, es Madre de la gracia. Santa Francisca Chantal Todo lo tenemos en María. Si somos hijos, es Madre: si débiles, es fuerte; si ignorantes, es trono de sabiduría; si tristes, es causa de nuestra alegría; si necesitados, es Madre de la gracia. Santa Francisca Chantal

36 María no es una mera ayudante. Es cooperadora y compañera. Participa en el reino exactamente igual a como participó en los sufrimientos del Señor por el género humano. San Alberto Magno María no es una mera ayudante. Es cooperadora y compañera. Participa en el reino exactamente igual a como participó en los sufrimientos del Señor por el género humano. San Alberto Magno

37 Mundo de santos: a eso estamos llamados. Y esa ha sido siempre la misión de María con Jesús, tal vez por eso que su presencia incluso sensible en medio de nosotros se hace cada vez mayor: apariciones, milagros, y ese milagro de ese mar que se mueve bajo su influjo a la invocación de su nombre. Mundo de santos: a eso estamos llamados. Y esa ha sido siempre la misión de María con Jesús, tal vez por eso que su presencia incluso sensible en medio de nosotros se hace cada vez mayor: apariciones, milagros, y ese milagro de ese mar que se mueve bajo su influjo a la invocación de su nombre. San Alberto Hurtado

38 Los pobres están descubriendo la imagen de María que nos da el Evangelio. Ella pone en la Historia un fermento de liberación, que sacude sus cimientos, y que le imprime el ritmo del derribar a los poderosos y exaltar a los humildes. María puede purificar la lucha por la justicia en que se ha empeñado el continente. Arturo Paoli

39 Decir tu nombre, María, es decir que la Pobreza compra los ojos de Dios. Decir tu nombre, María, es decir que la Promesa sabe a leche de mujer. Decir tu nombre, María, es decir que nuestra carne viste el silencio del Verbo. Decir tu nombre, María, es decir que el Reino viene caminando con la Historia. Decir tu nombre, María, es decir junto a la Cruz y en las llamas del Espíritu. Decir tu nombre, María, es decir que todo nombre puede estar lleno de Gracia. Decir tu nombre, María, es decir que toda muerte puede ser también Su Pascua. Decir tu nombre, María, es decirte Toda Suya, Causa de Nuestra Alegría. Mons. Casaldáliga

40 Madre de nuestro silencio, tesoro de calma y serenidad, te amamos por tu rostro lleno de luz, por tu mirada llena de ternura, por lo profundo de tus palabras silenciosas, por tu transparente disponibilidad. Que en nuestras tareas cotidianas nos abras a lo profundo de las cosas que no se ven, nos ilumines con tu luz transparente, nos ensanches el corazón con el amor y la verdad de lo que es importante, nos contagies tu disponibilidad ante las sorpresas de Dios. M. J. Márquez

41 María formó parte del pueblo llano de su tiempo, compartió su vida ardua y anónima. Por ello se identifica con los sencillos y modestos de la tierra. Al compartir su suerte les revela su dignidad: la madre de Dios y de los hombres es una mujer como ellos. El pueblo sencillo y pobre siente a María cercana, una de ellos. Segundo Galilea Todo esto encierra un gran mensaje mariano sobre la dignidad de los pobres y una llamada a la solidaridad por su liberación humana.

42 Nos hemos jactado de ser adultos; como si ya no necesitásemos de la Madre de Cristo. Como si a fuerza de edad y madurez pudiésemos dejar de ser sus hijos … Señora, nos sentimos solos y abatidos. Nos angustia el futuro, y la responsabilidad nos rebasa... Hemos ido lo bastante lejos como para tener nostalgia de ti. Madre, quítanos la anestesia de la superficialidad, para sentirnos rotos y en carne viva. Que aflore a la piel la angustia reprimida, para lanzarnos ávidamente hacia Ti. Que nos lleguen los alaridos del mundo que sufre. Queremos sentirnos hermanos solidarios de los encarcelados, suicidas y mendigos. Luis Espinal

43 Virgen de la esperanza, Madre de los pobres, Señora de los que peregrinan: óyenos. Hoy te pedimos por América Latina, el continente que tú visitas con los pies descalzos, ofreciéndole la riqueza del Niño que aprietas en tus brazos. Un Niño frágil que nos hace fuertes, un Niño pobre que nos hace ricos, un Niño esclavo que nos hace libres. Nuestra Señora de América: ilumina nuestra esperanza, alivia nuestra pobreza, peregrina con nosotros hacia el Padre. Cardenal Pironio

44 Seamos inmensamente gratos a María. ¡Ella nos dio a Jesús! San Pío de Pieltrecina Seamos inmensamente gratos a María. ¡Ella nos dio a Jesús! San Pío de Pieltrecina

45 Si ustedes desean asistir a la Sagrada Misa con devoción y obtener frutos, piensen en la Madre Dolorosa al pie del Calvario. San Pío de Pieltrecina Si ustedes desean asistir a la Sagrada Misa con devoción y obtener frutos, piensen en la Madre Dolorosa al pie del Calvario. San Pío de Pieltrecina

46 San Bernardo Si el orgullo, la ambición y la envidia amenazan sumergirte en su oleaje, ¡mira a la Estrella, invoca a María! Si la ira, la avaricia y la lujuria hacen zozobrar tu frágil navecilla, ¡mira a la Estrella, invoca a María! Si se desencadena el huracán de las tentaciones, si las tribulaciones están a punto de doblegarte, ¡mira a la Estrella, invoca a María!

47 ¡Cantar, María quisiera por qué te amo! Por qué tu dulce nombre me hace saltar de gozo el corazón. Y por qué el pensamiento de tu suma grandeza a mi alma no podría inspirarle temor. Santa Teresa del Niño Jesús ¡Cantar, María quisiera por qué te amo! Por qué tu dulce nombre me hace saltar de gozo el corazón. Y por qué el pensamiento de tu suma grandeza a mi alma no podría inspirarle temor. Santa Teresa del Niño Jesús

48 Cristo se apareció a Su Madre no para demostrarle que El había vencido a la muerte sino para ofrecerle la gloria de contemplarlo. San Alberto Magno Jesús resucitado se aparece primero a la Virgen María; aunque esto no está explícitamente mencionado en las Escrituras, debemos considerarlo como un hecho, cuando las Escrituras dicen que él apareció a muchos otros. Pues la Sagrada Escritura da por cierto que nosotros tenemos inteligencia San Ignacio de Loyola

49 A la Virgen su Madre apareció primero que a todos, delante de ella con cara serena, más hermoso que los cielos, más glorioso que el paraíso y más alegre que todos los ángeles. Y en el punto que lo vio, levantóse, abrazándolo, y así convirtió los lloros de dolor penoso en lágrimas de gozoso descanso. Después de esto asentáronse entrambos y miraba la madre al Hijo con toda diligencia deleitándose en su cara deificada y muy resplandeciente. Miraba asimismo sus llagas no ya pasibles ni lastimeras, mas gloriosas y agradables, las cuales parecían en su cuerpo refulgentísimo pedrería de increíble preciosidad … Y preguntábale si era pasado de su cuerpo y de su ánima todo dolor o si quedaba algún rastro o penalidad … El Cartujano, Vita Cristi

50 Ella fue fuerte y tierna, dulce y firme a la vez, olvidada de sí misma y generosa con nosotros. A Ella es a quien conviene amar y reverenciar por encima de todas las cosas, después de la Trinidad Suprema San Buenaventura Ella fue fuerte y tierna, dulce y firme a la vez, olvidada de sí misma y generosa con nosotros. A Ella es a quien conviene amar y reverenciar por encima de todas las cosas, después de la Trinidad Suprema San Buenaventura

51

52

53

54

55


Descargar ppt "Alabanzas a María, la Madre de Jesús Alabanzas a María, la Madre de Jesús Diseño: JL Caravias."

Presentaciones similares


Anuncios Google