La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Unidad 11 El teatro. El teatro del S. XX hasta 1939.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Unidad 11 El teatro. El teatro del S. XX hasta 1939."— Transcripción de la presentación:

1 Unidad 11 El teatro. El teatro del S. XX hasta 1939

2 2 Desde principios de siglo hasta Lorca Intereses comerciales Gusto burgués El teatro que triunfaba –Comedia burguesa (con alguna crítica social) –Teatro en verso neorromántico (tradicional, modernista) –Teatro cómico (costumbrista, tradicional) Teatro innovador –Unamuno, Azorín, VALLEINCLÁN –Teatro vanguardista del 27

3 3 El teatro que triunfaba

4 4 El teatro cómico burgués: Benavente Benavente Teatro crítico: El nido ajeno (1894) Llegó a incluírsele en el Modernismo Deriva hacia un teatro comercial, con una crítica más amable Los intereses creados (1907) Académico en 1912 y Nóbel en 1922 Renovó la técnica pero fue superficial

5 5 El teatro cómico Serafín y Joaquín Álvarez Quintero; el sainete costumbristaQuintero –Típicos tópicos sobre Andalucía –Al margen de la realidad social –Problemas sentimentales –Malvaloca, El genio alegre Carlos ArnichesArniches –Sainetes castizos de ambiente madrileño –La tragedia grotesca: La señorita de Trevelez Pedro Múñoz SecaMúñoz Seca –La astracanada –La venganza de don Mendo, parodia del teatro poético

6 6 El teatro en verso Teatro conservador con incorporaciones modernistas Glorificación del pasado medieval o de las gestas del Imperio español Francisco Villaespesa, Doña María de Padilla Eduardo Marquina, Las hijas del Cid

7 7 El teatro innovador Unamuno –Temas inapropiados para la escena –Escaso dominio de la técnica teatral –Fedra, El otro Azorín –Angustia ante la muerte, Lo invisible –El paso del tiempo, Angelita Jacinto Grau –Triunfo en Europa y América –El señor de Pigmalión, El conde Alarcos, El burlador que no se burla

8 8 Ramón María del Valle-Inclán Aventurero y extravagante A los 28 se fue a México (x) Vida bohemia y truculenta en Madrid Corresponsal de guerra Director de la Academia Española de Roma en 1935 Murió de cáncer en Santiago Carácter y trayectoria ideológica singular del 98

9 9 Trayectoria litearia Reflejo de su evolución ideológica Un mundo aristocrático, marqués de Bradomín Desde 1915 el esperpento, crítico con Primo de Rivera y adepto al comunismo Fusión de géneros y corrientes Luces de Bohemia, punto de inflexión

10 10 Federico García Lorca Fuentevaqueros Víznar 1936 Una enfermedad infantil y el teatro Residencia de Estudiantes Nueva York El teatro –La Barraca –Éxitos en España y Argentina Desenlace trágico

11 11 Trayectoria dramática

12 12 Obras de juventud El maleficio de la mariposa, fracasó, pero ya aparece el tema de la frustración Títeres de cachiporra, 1923, guiñol, la niñez perdida Mariana Pineda, 1925, teatro en verso (Marquina) La zapatera prodigiosa, 1926, realidad / deseo Amor de Perlimplín con Belisa en su jardín, 1928, Retablo de don Cristóbal, 1931, guiñoles

13 13 Influencia surrealista El público, 1930, licitud de toda forma de amor Así que pasen cinco años, 1931, frustraciones de un joven por estar dividido entre varios amores y por ser padre (tristemente profética)

14 14 Plenitud Teatro poético y popular La mujer centro de los deseos imposibles Representan la verdadera naturaleza humana frente a la represión social Bodas de sangre, 1933, el amor imposible Yerma, 1934, anhelo maternal frustrado Doña Rosita la soltera, 1935, la espera inútil de una soltera de provincias La casa de Bernarda Alba, 1936

15 Bodas de sangre (1933) Fragmento primer cuadro del primer acto. 10/04/texto-i-bodas-de-sangre.html

16 16 Novio: A la viña. (Va a salir) Comeré uvas. Dame la navaja. Madre: ¿Para qué? Novio:(Riendo) Para cortarlas. Madre: (Entre dientes y buscándola) La navaja, la navaja... Malditas sean todas y el bribón que las inventó. Novio: Vamos a otro asunto. Madre: Y las escopetas, y las pistolas, y el cuchillo más pequeño, y hasta las azadas y los bieldos de la era. Novio: Bueno. Madre: Todo lo que puede cortar el cuerpo de un hombre. Un hombre hermoso, con su flor en la boca, que sale a las viñas o va a sus olivos propios, porque son de él, heredados... Novio:(Bajando la cabeza) Calle usted. Madre:... y ese hombre no vuelve. O si vuelve es para ponerle una palma encima o un plato de sal gorda para que no se hinche. No sé cómo te atreves a llevar una navaja en tu cuerpo, ni cómo yo dejo a la serpiente dentro del arcón.

17 17 Novio:¿Está bueno ya? Madre: Cien años que yo viviera no hablaría de otra cosa. Primero, tu padre, que me olía a clavel y lo disfruté tres años escasos. Luego, tu hermano. ¿Y es justo y puede ser que una cosa pequeña como una pistola o una navaja pueda acabar con un hombre, que es un toro? No callaría nunca. Pasan los meses y la desesperación me pica en los ojos y hasta en las puntas del pelo. Novio:(Fuerte)¿Vamos a acabar? Madre: No. No vamos a acabar. ¿Me puede alguien traer a tu padre y a tu hermano? Y luego, el presidio. ¿Qué es el presidio? ¡Allí comen, allí fuman, allí tocan los instrumentos! Mis muertos llenos de hierba, sin hablar, hechos polvo; dos hombres que eran dos geranios... Los matadores, en presidio, frescos, viendo los montes... Novio:¿Es que quiere usted que los mate? Madre: No... Si hablo, es porque... ¿Cómo no voy a hablar viéndote salir por esa puerta? Es que no me gusta que lleves navaja. Es que.... que no quisiera que salieras al campo. Novio:(Riendo)¡Vamos! Madre: Que me gustaría que fueras una mujer. No te irías al arroyo ahora y bordaríamos las dos cenefas y perritos de lana

18 18 La casa de Bernarda Alba

19 19 Asunto Imposición del luto por la muerte del cabeza de familia Bernarda y sus hijas no podrán salir en 8 años Angustias, 39 años, prometida de Pepe el Romano Adela, la hija menor, mantiene relaciones con él Desenlace trágico de la historia

20 20 Temas Represión del deseo erótico, conflicto entre realidad y deseo que termina en frustración La rebeldía Jerarquización social El tema de la honra La condición femenina

21 21 Estructura Tres actos, equivalentes al planteamiento, nudo y desenlace Planteamiento: relaciones entre Bernarda, las hijas y las criadas Nudo: problema que provoca Pepe el Romano Desenlace: se resuelve el problema con la muerte

22 22 Personajes La casa: convento, prisión Antonio María Benavides Bernarda, la autoridad represora del deseo natural, hipócrita (la honra) Adela, 20 años, la rebeldía Angustias, 39 años Magdalena, 30 años Amelia, 27 años Martirio, 24 años Poncia, la criada, antagonista de Bernarda María Josefa, madre de Bernarda, loca lúcida

23 23 ADELA. Es inútil tu consejo. Ya es tarde. No por encima de ti que eres una criada; por encima de mi madre saltaría para apagarme este fuego que tengo levantado por piernas y boca. ¿Qué puedes decir de mí? ¿Que me encierro en mi cuarto y no abro la puerta? ¿Que no duermo? ¡Soy más lista que tú! Mira a ver si puedes agarrar la liebre con tus manos. PONCIA. No me desafíes. ¡Adela, no me desafíes! Porque yo puedo dar voces, encender luces y hacer que toquen las campanas. ADELA. Trae cuatro mil bengalas amarillas y ponlas en las bardas del corral. Nadie podrá evitar que suceda lo que tiene que suceder. PONCIA. ¡Tanto te gusta ese hombre! ADELA. ¡Tanto! Mirando sus ojos me parece que bebo su sangre lentamente.

24 24 Introducción Acto segundo Obra de su última etapa, dramas y tragedias, protagonizadas por mujeres Lucha fatal entre realidad y deseo Drama por mezclar personajes de distintas condición social En su contexto, esta obra supone un esfuerzo de renovación: –Depura el teatro poético –Formas de vanguardia –Acercamiento al pueblo

25 25 Temas Rebeldía que no acepta la represión impuesta; además están latentes los que se desarrollan en toda la obra

26 26 Estructura Movimiento simétrico en la primera y última intervención de Adela que expresa su pasión amorosa En medio las actitudes desafiantes de las dos mujeres

27 27 Análisis

28 28 ADELA. Es inútil tu consejo. Ya es tarde. Significado del nombre Adela; relación con su carácter De naturaleza noble, es la única que expresa sinceramente sus sentimientos y con franqueza propone el final de las hostilidades a Martirio Ya es tarde Adela comenzó sus relaciones con Pepe el Romano

29 29 No por encima de ti que eres una criada; por encima de mi madre saltaría para apagarme este fuego que tengo levantado por piernas y boca. Tema expresado en la referencia a la criada La jerarquización social ¿Por qué menciona a su madre? Expresión de la máxima autoridad ¿A qué registro corresponde la imagen apagarme este fuego…? Al popular, carácter extremo Referencias al fuego y al calor en toda la obra El deseo erótico

30 30 ¿Qué puedes decir de mí? ¿Que me encierro en mi cuarto y no abro la puerta? ¿Que no duermo? ¡Soy más lista que tú! Mira a ver si puedes agarrar la liebre con tus manos. ¿Qué puedes decir de mí? El tema de la honra que se sustenta en la opinión de los demás El insomnio Reflejo de inquietud, el deseo erótico de las mujeres La liebre Relaciones con Pepe

31 31 PONCIA. No me desafíes. ¡Adela, no me desafíes! Porque yo puedo dar voces, encender luces y hacer que toquen las campanas. ¿Quién es Poncia? Relación que mantiene con la familia; sentido de su nombre; portavoz de un concepto mencionado Recurso con el que se consigue una expresión característicamente popular Epanadiplosis ¿Qué oculta la perífrasis? Poncia puede revelar el secreto de Adela

32 32 ADELA. Trae cuatro mil bengalas amarillas y ponlas en las bardas del corral. Nadie podrá evitar que suceda lo que tiene que suceder. Duelo de recursos A ver quién expresa la exageración más desmesurada Referencia al corral Allí se consumará la relación de Adela y Pepe ¿Para qué la perífrasis final? Evita mencionar un término tabú y parece presagiar el desenlace fatal

33 33 PONCIA. ¡Tanto te gusta ese hombre! ADELA. ¡Tanto! Mirando sus ojos me parece que bebo su sangre lentamente. Actitud de Poncia Asume la victoria de Adela, de la naturaleza frente a las leyes sociales La última intervención de Adela es una metáfora hiperbólica que refleja… Su deseo

34 34 MARTIRIO. (Dramática.) ¡Sí! Déjame decirlo con la cabeza fuera de los embozos. ¡Sí ! Déjame que el pecho se me rompa como una granada de amargura. ¡Lo quiero! ADELA. (En un arranque y abrazándola.) Martirio, Martirio, yo no tengo la culpa. MARTIRIO. ¡No me abraces! no quieras ablandar mis ojos. Mi sangre ya no es la tuya, y aunque quisiera verte como hermana, no te miro ya más que como mujer. (La rechaza.) ADELA. Aquí no hay ningún remedio. La que tenga que ahogarse que se ahogue. Pepe el Romano es mío. Él me lleva a los juncos de la orilla. MARTIRIO. ¡No será! ADELA. Ya no aguanto el horror de estos techos después de haber probado el sabor de su boca. Seré lo que él quiera que sea. Todo el pueblo contra mí, quemándome con sus dedos de lumbre, perseguida por las que dicen que son decentes, y me pondré delante de todos la corona de espinas que tienen las que son queridas de algún hombre casado. MARTIRIO. ¡Calla!

35 35 Temas La lucha entre dos fuerzas contrarias y poderosas: El instinto natural (atracción erótica) Normas morales de un colectivo hipócrita despiadado contra los que las incumplen La rebeldía Los celos, la envidia

36 36 Estructura Corresponde a uno de los momentos finales de la obra que precipitan el desenlace Hay en el texto tres momentos: –Confesión e intento de reconciliación entre las hermanas –Ruptura definitiva –Resignación final de Martirio ante la fuerza de Adela

37 37 Análisis

38 38 MARTIRIO. (Dramática.) ¡Sí! Déjame decirlo con la cabeza fuera de los embozos. ¡Sí ! Déjame que el pecho se me rompa como una granada de amargura. ¡Lo quiero! Nombre simbólico Función de la anáfora Significado de con la cabeza fuera de los embozos Recursos en que el pecho se me rompa como una granada de amargura Hipérbole, comparación; discurso popular Sugerencia de la imagen granada de amargura en relación con el personaje

39 39 ADELA. (En un arranque y abrazándola.) Martirio, Martirio, yo no tengo la culpa. MARTIRIO. ¡No me abraces! no quieras ablandar mis ojos. Mi sangre ya no es la tuya, y aunque quisiera verte como hermana, no te miro ya más que como mujer. (La rechaza.) ¿Por qué se produce el arranque de Adela? Hay una empatía sentida con la hermana Yo no tengo la culpa Es la naturaleza humana, el instinto que no se puede gobernar No quieras ablandar mis ojos Significado de verla como mujer

40 40 ADELA. Aquí no hay ningún remedio. La que tenga que ahogarse que se ahogue. Pepe el Romano es mío. Él me lleva a los juncos de la orilla. MARTIRIO. ¡No será! Sentido de ahogarse Morirse de pena corroída por la envidia o dejarse llevar por el deseo erótico Alegoría en Él me lleva a los juncos de la orilla Valor del agua y sugerencia del junco Premonición del ¡No será!

41 41 ADELA. Ya no aguanto el horror de estos techos después de haber probado el sabor de su boca. Seré lo que él quiera que sea. Todo el pueblo contra mí, quemándome con sus dedos de lumbre, perseguida por las que dicen que son decentes, y me pondré delante de todos la corona de espinas que tienen las que son queridas de algún hombre casado. MARTIRIO. ¡Calla! Metáfora de los techos Perífrasis en el sabor de su boca y seré lo que él quiera que sea Relación de Todo el pueblo contra mí, quemándome con sus dedos de lumbre con otro momento de la obra las que dicen que son decentes La corona de espinas Calla


Descargar ppt "Unidad 11 El teatro. El teatro del S. XX hasta 1939."

Presentaciones similares


Anuncios Google