La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Usando el Sistema del Cielo con las Riquezas. El Diseño Económico de Dios 1.Que seamos libres de deuda 15:1-3 2.Que no seamos pobres 15:4 3.Que nuestra.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Usando el Sistema del Cielo con las Riquezas. El Diseño Económico de Dios 1.Que seamos libres de deuda 15:1-3 2.Que no seamos pobres 15:4 3.Que nuestra."— Transcripción de la presentación:

1 Usando el Sistema del Cielo con las Riquezas

2 El Diseño Económico de Dios 1.Que seamos libres de deuda 15:1-3 2.Que no seamos pobres 15:4 3.Que nuestra obediencia produzca prosperidad 15:5 4.Que prestemos a otros y no que pidamos prestamos 15:6 5.Que ayudemos económicamente a los necesitados 15:7-8 6.Que no evadamos nuestras responsabilidades financieras 15:9 7.Que seamos generosos 15:10-11

3 Deuteronomio 15: No seas mezquino sino generoso, y así el Señor tu Dios bendecirá todos tus trabajos y todo lo que emprendas. 11 Gente pobre en esta tierra, siempre la habrá; por eso te ordeno que seas generoso con tus hermanos hebreos y con los pobres y necesitados de tu tierra.

4 Como Administrar las Riquezas 1.Generar Riquezas hormiga 2.Edificar con las Riquezas tejon 3.Multiplicar las Riquezas langosta 4.Disfrutar las Riquezas lagartija Basado en Proverbios 30:24-28

5 Mateo 6:24 »Nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro. No se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas.

6 Deuteronomio 8:11 Pero ten cuidado de no olvidar al Señor tu Dios. No dejes de cumplir sus mandamientos, normas y preceptos que yo te mando hoy.

7 ¿Cómo someter las Riquezas a Dios? 1.Indagando sobre su voluntad Santiago 4: Ahora escuchen esto, ustedes que dicen: «Hoy o mañana iremos a tal o cual ciudad, pasaremos allí un año, haremos negocios y ganaremos dinero.» 14 ¡Y eso que ni siquiera saben qué sucederá mañana! ¿Qué es su vida? Ustedes son como la niebla, que aparece por un momento y luego se desvanece.

8 ¿Cómo someter las Riquezas a Dios? 1.Indagando sobre su voluntad Santiago 4: Más bien, debieran decir: «Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello.» 16 Pero ahora se jactan en sus fanfarronerías. Toda esta jactancia es mala. 17 Así que comete pecado todo el que sabe hacer el bien y no lo hace.

9 ¿Cómo someter las Riquezas a Dios? 1.Indagando sobre su voluntad 2.Obedecerle en Fe Levíticos 25: »Si acaso se preguntan: ¿Qué comeremos en el séptimo año, si no plantamos ni cosechamos nuestros productos?, 21 déjenme decirles que en el sexto año les enviaré una bendición tan grande que la tierra producirá como para tres años.

10 ¿Cómo someter las Riquezas a Dios? 1.Indagando sobre su voluntad 2.Obedecerle en Fe Levíticos 25: Cuando ustedes siembren durante el octavo año, todavía estarán comiendo de la cosecha anterior, y continuarán comiendo de ella hasta la cosecha del año siguiente.

11 ¿Cómo someter las Riquezas a Dios? 1.Indagando sobre su voluntad 2.Obedecerle en Fe 3.Hacerle bien a nuestros enemigos Romanos 12: No paguen a nadie mal por mal. Procuren hacer lo bueno delante de todos. 18 Si es posible, y en cuanto dependa de ustedes, vivan en paz con todos.

12 ¿Cómo someter las Riquezas a Dios? 1.Indagando sobre su voluntad 2.Obedecerle en Fe 3.Hacerle bien a nuestros enemigos Romanos 12: No tomen venganza, hermanos míos, sino dejen el castigo en las manos de Dios, porque está escrito: «Mía es la venganza; yo pagaré», dice el Señor.

13 ¿Cómo someter las Riquezas a Dios? 1.Indagando sobre su voluntad 2.Obedecerle en Fe 3.Hacerle bien a nuestros enemigos Romanos 12: Antes bien, «Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber. Actuando así, harás que se avergüence de su conducta.» 21 No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien.

14 ¿Cómo someter las Riquezas a Dios? 1.Indagando sobre su voluntad 2.Obedecerle en Fe 3.Hacerle bien a nuestros enemigos 4.Agradecerle por su favor Génesis 14: Y Melquisedec, rey de Salén y sacerdote del Dios altísimo, le ofreció pan y vino. 19 Luego bendijo a Abram con estas palabras: «¡Que el Dios altísimo, creador del cielo y de la tierra, bendiga a Abram!

15 ¿Cómo someter las Riquezas a Dios? 1.Indagando sobre su voluntad 2.Obedecerle en Fe 3.Hacerle bien a nuestros enemigos 4.Agradecerle por su favor Génesis 14: ¡Bendito sea el Dios altísimo, que entregó en tus manos a tus enemigos!» Entonces Abram le dio el diezmo de todo.

16 ¿Cómo someter las Riquezas a Dios? 1.Indagando sobre su voluntad 2.Obedecerle en Fe 3.Hacerle bien a nuestros enemigos 4.Agradecerle por su favor Malaquías 3:8 »¿Acaso roba el hombre a Dios? ¡Ustedes me están robando! »Y todavía preguntan: ¿En qué te robamos? »En los diezmos y en las ofrendas.

17 2 Reyes 4:1-3 1 La viuda de un miembro de la comunidad de los profetas le suplicó a Eliseo: Mi esposo, su servidor, ha muerto, y usted sabe que él era fiel al Señor. Ahora resulta que el hombre con quien estamos endeudados ha venido para llevarse a mis dos hijos como esclavos. 2 ¿Y qué puedo hacer por ti? le preguntó Eliseo. Dime, ¿qué tienes en casa? Su servidora no tiene nada en casa le respondió, excepto un poco de aceite.

18 2 Reyes 4:4-5 4 Luego entra en la casa con tus hijos y cierra la puerta. Echa aceite en todas las vasijas y, a medida que las llenes, ponlas aparte. 5 En seguida la mujer dejó a Eliseo y se fue. Luego se encerró con sus hijos y empezó a llenar las vasijas que ellos le pasaban.

19 Génesis 26:2-3 2 Allí el Señor se le apareció y le dijo: «No vayas a Egipto. Quédate en la región de la que te he hablado. 3 Vive en ese lugar por un tiempo. Yo estaré contigo y te bendeciré, porque a ti y a tu descendencia les daré todas esas tierras. Así confirmaré el juramento que le hice a tu padre Abraham.

20 Génesis 26: Isaac sembró en aquella región, y ese año cosechó al ciento por uno, porque el Señor lo había bendecido. 13 Así Isaac fue acumulando riquezas, hasta que llegó a ser muy rico.

21 Marcos 12: Jesús se sentó frente al lugar donde se depositaban las ofrendas, y estuvo observando cómo la gente echaba sus monedas en las alcancías del templo. Muchos ricos echaban grandes cantidades. 42 Pero una viuda pobre llegó y echó dos moneditas de muy poco valor. 43 Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: «Les aseguro que esta viuda pobre ha echado en el tesoro más que todos los demás. 44 Éstos dieron de lo que les sobraba; pero ella, de su pobreza, echó todo lo que tenía, todo su sustento.»

22 La Generosidad es Bendecida Proverbios 11:25 El que es generoso prospera; el que reanima será reanimado. Proverbios 19:17 Servir al pobre es hacerle un préstamo al Señor; Dios pagará esas buenas acciones. Proverbios 22:9 El que es generoso será bendecido, pues comparte su comida con los pobres.

23 ¿Cómo llega la Sobreabundancia? Deuteronomio 28:12 »El Señor abrirá los cielos, su generoso tesoro, para derramar a su debido tiempo la lluvia sobre la tierra, y para bendecir todo el trabajo de tus manos. Tú les prestarás a muchas naciones, pero no tomarás prestado de nadie.

24 2 Corintios 9:6-8 6 Recuerden esto: El que siembra escasamente, escasamente cosechará, y el que siembra en abundancia, en abundancia cosechará. 7 Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría. 8 Y Dios puede hacer que toda gracia abunde para ustedes, de manera que siempre, en toda circunstancia, tengan todo lo necesario, y toda buena obra abunde en ustedes.

25 2 Corintios 9: Como está escrito: «Repartió sus bienes entre los pobres; su justicia permanece para siempre.» 10 El que le suple semilla al que siembra también le suplirá pan para que coma, aumentará los cultivos y hará que ustedes produzcan una abundante cosecha de justicia.

26 Filipenses 4:19 19 Así que mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús.

27 2 Samuel 24: Pero el rey le respondió a Arauna: Eso no puede ser. No voy a ofrecer al Señor mi Dios holocaustos que nada me cuesten. Te lo compraré todo por su precio justo. Fue así como David compró la parcela y los bueyes por cincuenta monedas de plata. 25 Allí construyó un altar al Señor y ofreció holocaustos y sacrificios de comunión. Entonces el Señor tuvo piedad del país, y se detuvo la plaga que estaba afligiendo a Israel.


Descargar ppt "Usando el Sistema del Cielo con las Riquezas. El Diseño Económico de Dios 1.Que seamos libres de deuda 15:1-3 2.Que no seamos pobres 15:4 3.Que nuestra."

Presentaciones similares


Anuncios Google