La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

del Señor de los Milagros

Presentaciones similares


Presentación del tema: "del Señor de los Milagros"— Transcripción de la presentación:

1

2 del Señor de los Milagros
Marcos 10,46-52 Solemnidad del Señor de los Milagros 28 octubre 2012 30 Tiempo Ordinario -B-

3 Ambientación: Una imagen del Señor de los milagros, cirios morados
Cantos sugeridos: Himno al Señor de los Milagros.

4 AMBIENTACIÓN: En la fiesta del Señor de los Milagros, nos acercamos a Jesús, que se entregó en la cruz por nosotros para que tengamos vida en abundancia. Es una invitación a convertirnos y a construir un Perú justo, fraterno y coherente con su fe.

5 Oración inicial Señor de los Milagros, te presentamos el homenaje de nuestra fe, nuestra esperanza y nuestro amor. Creemos en Ti, Hijo de Dios, Hermano y Salvador nuestro. Confiamos en tu bondad y poder. Queremos amarte siempre cumpliendo tus mandamientos y sirviéndote en nuestros hermanos.

6 Te damos gracias porque nos amas, nos atraes con tu imagen, nos acoges en tus brazos, nos guías con tu palabra y nos brindas tu perdón.

7 Señor de los Milagros, te consagramos nuestras familias: consérvalas en armonía; nuestras casas: ilumínalas con tu presencia; nuestras alegrías: santifícalas con tu amor; nuestras preocupaciones: acógelas en tu bondad; nuestras dolencias: remédialas con tu misericordia; nuestro trabajo: fecúndalo con tu bendición.

8 Señor de los Milagros, te imploramos la firmeza en la fe, la fidelidad a tu iglesia, el don de la paz y la gloria eterna. Amén.

9 ¿Qué dice el texto? – Juan 3, 11-16
I. LECTIO ¿Qué dice el texto? – Juan 3, 11-16 Motivación: El milagro más grande del cual hemos sido beneficiados ha sido Cristo entregado por el Padre para nuestra salvación. ¡Su muerte en cruz es fuente de vida para el mundo! Escuchemos:

10 Lectura del Santo Evangelio San Juan 3,11-16
En aquel tiempo dijo Jesús a Nicodemo:

11 11. En verdad te digo que nosotros hablamos de lo que sabemos, y damos testimonio de lo que hemos visto, pero ustedes no aceptan nuestro testimonio.

12 12. Si ustedes no creen cuando les hablo de cosas de la tierra, ¿cómo van a creer si les hablo de cosas del Cielo? 13. Sin embargo, nadie ha subido al Cielo sino sólo el que ha bajado del Cielo, el Hijo del Hombre.

13 14 Lo mismo que Moisés levantó la serpiente de bronce en el desierto, el Hijo del hombre tiene que ser levantado en alto, 15 para que todo el que crea en él tenga vida eterna.

14 16Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna.

15 (San Juan 3, 11-16) En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo:
Cada puede leer en voz alta el versículo que más le llamó la atención (San Juan 3, 11-16) En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo: 11. En verdad te digo que nosotros hablamos de lo que sabemos, y damos testimonio de lo que hemos visto, pero ustedes no aceptan nuestro testimonio. 12. Si ustedes no creen cuando les hablo de cosas de la tierra, ¿cómo van a creer si les hablo de cosas del Cielo? 13. Sin embargo, nadie ha subido al Cielo sino sólo el que ha bajado del Cielo, el Hijo del Hombre. 14. Recuerden la serpiente que Moisés hizo levantar en el desierto: así también tiene que ser levantado el Hijo del Hombre, 15. y entonces todo el que crea en él tendrá por él vida eterna. 16. ¡Así amó Dios al mundo! Le dio al Hijo Único, para que quien cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.

16 Preguntas para la lectura:
¿Cuál es el contexto de la enseñanza de hoy? ¿A qué estaba respondiendo Jesús?

17 ¿Qué afirma Jesús sobre lo que Dios ha hecho por nosotros?

18 ¿Qué relación tiene la serpiente elevada por Moisés y la cruz de Cristo?

19 ¿Qué me dice? ¿Qué nos dice el Texto?
II. MEDITATIO ¿Qué me dice? ¿Qué nos dice el Texto? Motivación: Aquel que es exaltado sobre la cruz no es una persona que cae una desgracia. Todo lo contrario, Dios ha establecido que el Crucificado sea el símbolo de la salvación, la fuente de la vida.

20 ¿Qué idea tengo del amor de Dios?

21 Dios ha amado tanto al mundo…: cuántos juicios y prejuicios sobre un Dios lejano e insensible.
¿No será quizás que le atribuimos a Él lo que son por el contrario nuestras responsabilidades?

22 ¿Qué mundo es aquel que es dejado a sí mismo y a su destino?
¿Qué mundo es aquel que es sostenido por el amor de Dios y por su voluntad de salvación?

23 ¿Me doy cuenta de que en el mensaje de Jesús todo se fundamenta sobre Dios y sobre la fe?

24 Luego de un tiempo de meditación personal, compartimos con sencillez nuestra reflexión, lo que el texto ME dice a mi propia realidad y situación personal.

25 ¿Qué le digo al Señor motivado por su Palabra?
III. ORATIO ¿Qué le digo al Señor motivado por su Palabra? Nosotros tenemos tanto valor para Dios, que pone en riesgo a su propio Hijo por nosotros. Dios considera que es tan necesario el que seamos redimidos de la perdición, que seamos preservados de la ruina y conducirnos a la plenitud de la vida, que se dirige a nosotros a través de propio Hijo. Y el Hijo viene para ocuparse de nosotros personalmente, para mostrarnos el camino de la salvación, para conquistarnos a la comunión con él y a la vida eterna.

26  Luego de un tiempo de oración personal, podemos compartir en voz alta nuestra oración, siempre dirigiéndonos a Dios mediante: la alabanza, la acción de gracias o la súplica confiada.

27 DICHOSOS LOS QUE VIVEN EN TU CASA , SEÑOR
SALMO 83 ¡Qué deseables son tus moradas, Señor de los ejércitos! Mi alma se consume y anhela los atrios del Señor, mi corazón y mi carne retozan por el Dios Vivo. DICHOSOS LOS QUE VIVEN EN TU CASA , SEÑOR

28 DICHOSOS LOS QUE VIVEN EN TU CASA , SEÑOR
Hasta el gorrión ha encontrado una casa; la golondrina, un nido donde colocar sus polluelos: tus altares, Señor de los ejércitos, Rey mío y Dios Mío. DICHOSOS LOS QUE VIVEN EN TU CASA , SEÑOR

29 DICHOSOS LOS QUE VIVEN EN TU CASA , SEÑOR
Dichosos los que viven en tu casa, alabándote siempre. Dichosos los que encuentran en ti su fuerza al preparar su peregrinación. DICHOSOS LOS QUE VIVEN EN TU CASA , SEÑOR

30 DICHOSOS LOS QUE VIVEN EN TU CASA , SEÑOR
Cuando atraviesan áridos valles, los convierten en oasis, como si la lluvia temprana los cubriera de bendiciones; caminan de baluarte en baluarte hasta ver a Dios en Sión. DICHOSOS LOS QUE VIVEN EN TU CASA , SEÑOR

31 DICHOSOS LOS QUE VIVEN EN TU CASA, SEÑOR
Vale más un día en tus atrios que mil en mi casa, y prefiero el umbral de la casa de Dios a vivir con los malvados. DICHOSOS LOS QUE VIVEN EN TU CASA, SEÑOR

32 DICHOSOS LOS QUE VIVEN EN TU CASA, SEÑOR
Porque el Señor es sol y escudo, él da la gracia y la gloria; el Señor no niega sus bienes a los de conducta intachable. DICHOSOS LOS QUE VIVEN EN TU CASA, SEÑOR

33 ¿Qué me lleva a hacer el texto?
IV. CONTEMPLATIO ¿Qué me lleva a hacer el texto? Motivación: San Vicente, hablando sobre la entrega de Cristo en la cruz, dice: ¿Y qué es lo que dijo en la cruz? Cinco palabras, de las que ni una sola demuestra la menor impaciencia. Es verdad que dijo: «Elí, Elí, Padre mío, Padre mío ¿por qué me has abandonado?»; pero esto no es una queja, sino una expresión de la naturaleza que sufre, que padece hasta el extremo sin consuelo alguno, mientras que la parte superior de su alma lo acepta todo mansamente;

34 si no, con el poder que tenía de destruir a todos aquellos canallas y de hacerlos perecer para librarse de sus manos, lo habría hecho; pero no lo hizo. ¡Jesús, Dios mío! ¡Qué ejemplo para nosotros que nos ocupamos en imitarte! ¡Qué lección para los que no quieren sufrir nada!

35 ¿Qué mensaje nos deja este texto de san Vicente?
¿cómo lo podemos vivir?

36 El Crucificado nos da la respuesta:
¡Dios ama al mundo y quiere su salvación! Su amor tiene una intensidad y una medida tal, que si fuera posible, se podría decir: ¡Dios ama al mundo, a nosotros, más que a su propio Hijo! ¿Qué actitudes concretas implica en nosotros seguir a un Mesías pacífico y crucificado?

37 Oración final Señor de los Milagros aquí venimos en procesión
tus fieles devotos a implorar tu bendición Faro que guía a nuestras almas la fe, esperanza, la caridad tu amor divino nos ilumine nos haga digno de tu bondad Con paso firme de buen cristiano hagamos grande nuestro Perú y unidos todos, como una fuerza te suplicamos nos des tu Luz.

38 www.hijasdelacaridadperu.org www.cm.peru.com.pe
Texto de Lectio Divina: Padre César Chávez Alva (Chuno) Congregación de la Misión. Power Point : Sor Pilar Caycho y Sor Karim Arroyo: Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl


Descargar ppt "del Señor de los Milagros"

Presentaciones similares


Anuncios Google