La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

GÉNEROS EN LA LITERATURA PROFÉTICA. E. VOTH, Lo oral y lo escrito en la profecía del Antiguo Cercano Oriente, Cuadernos de Teología 23 (2005) 47-66.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "GÉNEROS EN LA LITERATURA PROFÉTICA. E. VOTH, Lo oral y lo escrito en la profecía del Antiguo Cercano Oriente, Cuadernos de Teología 23 (2005) 47-66."— Transcripción de la presentación:

1 GÉNEROS EN LA LITERATURA PROFÉTICA

2 E. VOTH, Lo oral y lo escrito en la profecía del Antiguo Cercano Oriente, Cuadernos de Teología 23 (2005)

3 ¿Se puede establecer una diferenciación clara entre lo oral y lo escrito, o es ésta una dicotomía incorrecta? ¿Se puede establecer una diferenciación clara entre lo oral y lo escrito, o es ésta una dicotomía incorrecta? ¿De qué forma se puede definir un texto como derivado de lo oral? ¿De qué forma se puede definir un texto como derivado de lo oral? ¿Cuándo la tradición oral pasó a ser texto escrito? ¿Cuándo la tradición oral pasó a ser texto escrito? ¿Quiénes decidían esto? ¿Quiénes decidían esto?

4 TEXTOS PROFÉTICOS DE MARI

5 Experiencia en el templo Acercándose al representante del rey, trasmitiéndole el mensaje verbalmente y pidiéndole que se lo entregue Escribirlo y enviárselo en forma de carta

6 Jerol Cooper De la literatura oral mesopotámica en sí, por definición, nunca podremos disponer. Aún la transcripción más exacta del recitado de un hipotético poeta mesopotámico sería algo muy diferente a una obra de «literatura oral», debido al proceso de transcripción y al resultado descontextualizado que presenta como producto final.

7 Textos proféticos en la Biblia hebrea

8 La función de los escribas fue determinante.

9 No sería exagerado considerar a estos escribas como los que servían de agentes del conocimiento divino para la mayor parte de la población. Como tales, estos escribas no sólo leían los textos proféticos en voz alta para la población en general, sino que también los interpretaban para ella. De esta manera, un texto escrito pasaba a ser el punto de partida de una comunicación oral.

10 Parece bastante claro que tanto lo oral como lo escrito coexistían y se relacionaban naturalmente. Aunque a veces se ha pensado que el fenómeno literario desplazó al fenómeno oral, es más correcto considerar que ambos interactuaron y se complementaron. La información que se dispone de varias culturas antiguas demuestra que la dicotomía entre lo oral y lo escrito no es en absoluto necesaria. Lo oralLo escrito

11 Los géneros en la literatura profética bíblica.

12 H. Gunkel, Die orientalischen Literaturen, Leipzig 1952,

13 Los profetas, originalmente, no escribieron sino que hablaron y empleaban discursos breves y fácilmente memorizables, a veces acompañados de ciertos estados de éxtasis. Los profetas, originalmente, no escribieron sino que hablaron y empleaban discursos breves y fácilmente memorizables, a veces acompañados de ciertos estados de éxtasis. Colecciones de palabras proféticas, muchas veces, carentes de indicaciones acerca del lugar y el tiempo en que fueron pronunciadas. Colecciones de palabras proféticas, muchas veces, carentes de indicaciones acerca del lugar y el tiempo en que fueron pronunciadas. Los libros proféticos, escritos varios siglos después de la muerte de esos profetas. Los libros proféticos, escritos varios siglos después de la muerte de esos profetas. Era posible identificar y reconstruir la forma original del oráculo, separándolo de las posteriores adiciones editoriales y suplementos literarios incorporados a esos libros.

14 La literatura profética tal como la presenta la Sagrada Escritura no distingue entre las palabras originales de los profetas y aquellos textos incorporados por redactores posteriores. El libro profético en su totalidad el que es presentado como mensaje y el que reclama para sí una autoridad religiosa.

15 El mensaje profético no debe ser leído como una crónica de archivo de oráculos proféticos del pasado. La literatura profética fue preservada, transmitida, ampliada y reformulada porque esos escritores y sus comunidades creyeron que estas palabras estaban dirigidas también a ellos y a sus respectivas situaciones.

16 Mirada de conjunto

17 Los grandes libros proféticos y las colecciones de oráculos incluidas en el Libro de los Doce Profetas se inician con una presentación del profeta que, generalmente, incluye el nombre, la época y el tema (cf. Is. 1,1; Os. 1,1; Jl. 1,1; Am. 1,1; Miq. 1,1; Nah. 1,1; Sof. 1,1; Ag. 1,1; Zac. 1,1). Los grandes libros proféticos y las colecciones de oráculos incluidas en el Libro de los Doce Profetas se inician con una presentación del profeta que, generalmente, incluye el nombre, la época y el tema (cf. Is. 1,1; Os. 1,1; Jl. 1,1; Am. 1,1; Miq. 1,1; Nah. 1,1; Sof. 1,1; Ag. 1,1; Zac. 1,1). Tres comienzan con una introducción narrativa algo más elaborada (Jer. 1,1- 3; Ez.1,1-3; Jo. 1,1). Tres comienzan con una introducción narrativa algo más elaborada (Jer. 1,1- 3; Ez.1,1-3; Jo. 1,1).

18 Tres clases de materiales Oráculos Oráculos Relatos Relatos Alabanzas y oraciones Alabanzas y oraciones

19 Oráculo: una comunicación divina presentada a través de un intermediario, sea éste sacerdote, profeta, profetisa o vidente. Discurso o pronunciamiento profético: género profético también bastante frecuente, mediante el cual el profeta intenta explicar cómo las acciones de YHWH se manifestarán en la esfera de los acontecimientos humanos. Se caracteriza por la expresión: aF'Þm; ( maśśā = sentencia; proclamación). Por ejemplo: Is. 13,1; 15,1; 17,1; Nah. 1,1; Hab. 1,1; Zac. 9,1; 12,1; Mal. 1,1.

20 Los géneros en particular

21 Los géneros en la literatura profética Anuncio de juicio individual

22 Jer. 20,1-6 El sacerdote Pasjur, hijo de Immer, que era inspector jefe de la Casa de YHWH, oyó a Jeremías profetizar dichas palabras. Pasjur hizo dar una paliza al profeta Jeremías y le hizo meter en el calabozo de la Puerta Alta de Benjamín -la que está en la Casa de YHWH-. Al día siguiente sacó Pasjur a Jeremías del calabozo. Díjole Jeremías: No es Pasjur el nombre que te ha puesto YHWH, sino Terror en torno. Porque así dice YHWH: «He aquí que yo te convierto en terror para ti mismo y para todos tus allegados, los cuales caerán por la espada de sus enemigos, y tus ojos lo estarán viendo. Y asimismo a todo Judá entregaré en manos del rey de Babilonia, que los deportará a Babilonia y los acuchillará. Y entregaré todas las reservas de esta ciudad y todo lo atesorado, todas sus preciosidades y todos los tesoros de los reyes de Judá, en manos de sus enemigos que los pillarán, los tomarán y se los llevarán a Babilonia. En cuanto a ti, Pasjur, y todos los moradores de tu casa, irán al cautiverio. En Babilonia entrarás, allí morirás y allí mismo serás sepultado tú y todos tus allegados a quienes has profetizado en falso».

23 Is. 37,21-29 Isaías, hijo de Amós, envió a decir a Ezequías: Así dice YHWH, Dios de Israel, a quien has suplicado acerca de Senaquerib, rey de Ašur. Esta es la palabra que YHWH pronuncia contra él: «Ella te desprecia, ella te hace burla, la virgen hija de Sión. Mueve la cabeza a tus espaldas la hija de Jerusalén. ¿A quién has insultado y blasfemado? ¿Contra quién has alzado tu voz y levantas tus ojos altaneros? ¡Contra el Santo de Israel! Por tus siervos insultas a Adonay y dices: Con mis muchos carros subo a las cumbres de los montes, a las laderas del Líbano, derribo la altura de sus cedros, la flor de sus cipreses, alcanzo el postrer de sus refugios su jardín del bosque. Yo he cavado y bebido en extranjeras aguas. Secaré bajo la planta de mis pies, todos los Nilos del Egipto. ¿Lo oyes bien? Desde antiguo lo tengo preparado; desde viejos días lo había planeado, ahora lo ejecuto. Tú has convertido en cúmulos de ruinas las fuertes ciudades. Sus habitantes, de débiles manos, confusos y aterrados, son planta del campo, verdor de hierba, hierba de tejados, pasto quemado por el viento de Oriente. Si te alzas o te sientas, si sales o entras, yo lo sé; (y que te alzas airado contra mí). Pues que te alzas airado contra mí y tu arrogancia ha subido a mis oídos, voy a poner mi anillo en tus narices, mi brida en tu boca, y voy a devolverte por la ruta por la que has venido.

24 Estructura básica ( Introducción) ( Introducción) Acusación Acusación Juicio o Sentencia Juicio o Sentencia

25 Los géneros en la literatura profética Oráculo de auto-revelación

26 Ez. 12,17-20 La palabra de YHWH me fue dirigida en estos términos: Hijo de hombre, comerás tu pan con temblor y beberás tu agua con inquietud y angustia; y dirás al pueblo de la tierra: Así dice el Señor YHWH a los habitantes de Jerusalén que andan por el suelo de Israel: comerán su pan con angustia, beberán su agua con estremecimiento, para que esta tierra y los que en ella se encuentran queden libres de la violencia de todos sus habitantes. Las ciudades populosas serán destruidas y esta tierra se convertirá en desolación; y sabrán que yo soy YHWH.

27 Estructura básica ( Introducción) ( Introducción) Anuncio de castigo. Anuncio de castigo. Fórmula de reconocimiento. Fórmula de reconocimiento.

28 Los géneros en la literatura profética Anuncio de juicio a Israel

29 Miq. 2,1-4 ¡Ay de aquellos que planean injusticias, que traman maldades en sus lechos y al despuntar el día las ejecutan, porque acaparan el poder! Codician campos y los roban, casas, y las usurpan; atropellan al hombre y a su casa, al individuo y a su heredad. Por eso, así dice YHWH: He aquí que yo planeo contra esa gente una desgracia de la que no podréis apartr vuestro cuello. ¡No caminaréis con arrogancia, porque serán tiempos funestos! Aquel día os dedicarán una copla, y entonarán una elegía, diciendo: ¡Estamos completamente arruinados; han vendido la herencia de mi pueblo, y no me la devuelven; los invasores se rifan nuestros campos!

30 Am. 4,1-3 Escuchad esta palabra, vacas de Basán, que moráis en la montaña de Samaría, las que oprimís a los débiles, las que maltratáis a los pobres, las que decís a vuestros maridos: "¡Trae de beber!" [Por eso] El Señor YHWH ha jurado por su santidad: He aquí que vienen días sobre vosotras en que se os izará con ganchos, y, hasta las últimas, con anzuelos de pescar. Por brechas saldréis cada una adelante, y seréis arrojadas al Hermón, oráculo de YHWH.

31 Estructura básica Acusación Acusación Juicio o Sentencia Juicio o Sentencia

32 Los géneros en la literatura profética Invectiva

33 Expresión característica yAh (hôy) yAh (hôy)¡Ay!

34 Hab. 2,6-8 ¿No pronunciarán todos éstos contra él sátiras, adivinanzas y enigmas? Dirán: ¡Ay del que se enriquece con lo ajeno (¿hasta cuándo?) y se carga de prendas empeñadas! Vendrán de repente tus acreedores, se despertarán tus vejadores, te convertirás en su presa. Por haber saqueado a naciones numerosas, serás saqueado por el resto de los pueblos, por tus crímenes, por la violencia al país, a la ciudad y a todos los que la habitan.

35 Hab. 2,9-14 ¡Ay de quien saca ganancia inmoral para su casa, para poner su nido en lo alto y escapar a la garra del mal! ¡Planeaste la deshonra de tu casa: al derribar a tantas naciones, tú mismo te malogras! Porque la piedra grita desde el muro, y la viga de madera le responde. ¡Ay de quien construye con sangre una ciudad, y funda un pueblo en la injusticia! ¿No decide YHWH Sebaot que los pueblos se fatiguen para el fuego y las gentes se agoten para nada? ¡Pues la tierra acabará llenándose del conocimiento de la gloria de YHWH, como las aguas llenan el mar!

36 Hab. 2,15-18 ¡Ay del que emborracha a sus vecinos, y les añade su droga hasta embriagarlos, para mirar después su desnudez! ¡Te has saciado de ignominia, no de gloria! ¡Bebe también y enseña tu prepucio! ¡Te pasa la copa la diestra de YHWH, y la ignominia superará a tu gloria! Pues la violencia hecha al Líbano te cubrirá y la matanza de animales te aterrará, (por tus crímenes, por la violencia al país, a la ciudad y a todos los que la habitan).

37 Hab. 2,18-20 ¿De qué sirve un ídolo, obra de escultor, si es imagen fundida, oráculo engañoso? ¿Puede en él confiar su creador, artífice de ídolos mudos? ¡Ay de quien dice al madero: "Despierta", "Levántate", a la piedra que no habla! ¿Podrán transmitir un oráculo? ¡Aunque están cubiertos de oro y plata, no hay un soplo de vida en su interior! Mas YHWH está en su santo Templo: ¡silencio ante él, tierra entera!

38 Hab. 2,18-20 (v.19) ¡Ay de quien dice al madero: "Despierta", "Levántate", a la piedra que no habla! ¿Podrán transmitir un oráculo? ¡Aunque están cubiertos de oro y plata, no hay un soplo de vida en su interior! (v.18) ¿De qué sirve un ídolo, obra de escultor, si es imagen fundida, oráculo engañoso? ¿Puede en él confiar su creador, artífice de ídolos mudos? (v.20) Mas YHWH está en su santo Templo: ¡silencio ante él, tierra entera! (v.20) Mas YHWH está en su santo Templo: ¡silencio ante él, tierra entera!

39 ¡Vamos! ¡Vamos! ( yAh yAh ) huid del país del Norte -oráculo de YHWH-, ya que a los cuatro vientos del cielo yo os esparcí! -oráculo de YHWH- ¡Vamos! ( yAh ) sálvate, Sión, tú que moras en Babilonia! Pues así dice YHWH Sebaot que tras la gloria me ha enviado a las naciones que os despojaron: "El que os toca a vosotros toca a la niña de mis ojos."¡Vamos! ¡Vamos! ( yAh yAh ) huid del país del Norte -oráculo de YHWH-, ya que a los cuatro vientos del cielo yo os esparcí! -oráculo de YHWH- ¡Vamos! ( yAh ) sálvate, Sión, tú que moras en Babilonia! Pues así dice YHWH Sebaot que tras la gloria me ha enviado a las naciones que os despojaron: "El que os toca a vosotros toca a la niña de mis ojos." Zac. 2,10-12

40 Los géneros en la literatura profética Exhortaciones y amonestaciones

41 Is. 55,6-11 Buscad a YHWH mientras se deja encontrar, llamadle mientras está cercano. Deje el malo su camino, el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a YHWH, que tendrá compasión de él, a nuestro Dios, que será grande en perdonar. Porque no son mis pensamientos vuestros pensamientos, ni vuestros caminos son mis caminos -oráculo de YHWH-. Porque cuanto aventajan los cielos a la tierra, así aventajan mis caminos a los vuestros y mis pensamientos a los vuestros. Como descienden la lluvia y la nieve de los cielos y no vuelven allá, sino que empapan la tierra, la fecundan y la hacen germinar, para que dé simiente al sembrador y pan para comer, así será mi palabra, la que salga de mi boca, que no tornará a mí de vacío, sin que haya realizado lo que me plugo y haya cumplido aquello a que la envié.

42 Sof. 2,1-3 Reuníos, congregaos, gente sin vergüenza, antes que seáis aventados como el tamo que en un día pasa, antes que caiga sobre vosotros el ardor de la ira de YHWH, antes que caiga sobre vosotros el Día de la ira de YHWH. Buscad a YHWH, vosotros, humildes de la tierra, que cumplís sus mandatos; buscad la justicia, buscad la humildad; quizá encontréis cobijo el Día de la ira de YHWH.

43 Los géneros en la literatura profética Requisitoria judicial

44 Expresión característica byrI (rîb) byrI (rîb) Pleito Querella

45 Miq. 6,1-2 Escuchad lo que dice YHWH: "¡Levántate, llama a juicio a los montes y que las colinas escuchen tu voz! Escuchad, montes, el juicio de YHWH, prestad oído, cimientos de la tierra, pues YHWH entabla juicio con su pueblo, se querella contra Israel:

46 Miq. 6,3-5 "Pueblo mío, ¿qué te he hecho? ¿En qué te he molestado? Respóndeme. Pues yo te saqué del país de Egipto, te rescaté de la esclavitud y mandé delante de ti a Moisés, Aarón y María. Pueblo mío, recuerda lo que maquinaba Balac, rey de Moab, y lo que le contestó Balaán, hijo de Beor, desde Sitín hasta Guilgal, para que comprendas la justicia de YHWH."

47 Miq. 6,6-7 "¿Con qué me presentaré ante YHWH y me inclinaré ante el Dios de lo alto? ¿Me presentaré con holocaustos, con terneros añojos? ¿Aceptará YHWH miles de carneros, miríadas de ríos de aceite? ¿Ofreceré mi primogénito por mi delito, el fruto de mis entrañas por mi propio pecado?"

48 Miq. 6,8 "Se te ha hecho saber, hombre, lo que es bueno, lo que YHWH quiere de ti: tan sólo respetar el derecho, amar la lealtad y proceder humildemente con tu Dios."

49 Estructura Convocatoria a los testigos (vv. 1-2) Convocatoria a los testigos (vv. 1-2) Requisitoria (v. 3) Requisitoria (v. 3) Recuerdo de los beneficios (vv. 3-5) Recuerdo de los beneficios (vv. 3-5) Palabras del acusado (vv. 6-7) Palabras del acusado (vv. 6-7) Respuesta del juez (v. 8) Respuesta del juez (v. 8)

50 Los géneros en la literatura profética Disputa

51 Mal. 1,6-8 El hijo honra a su padre, el siervo a su señor. Pues si yo soy padre, ¿dónde está mi honra? Y si señor, ¿dónde mi temor?, os dice YHWH Sebaot a vosotros sacerdotes que menospreciáis mi Nombre. - Decís: ¿En qué hemos menospreciado tu Nombre? - Presentando en mi altar pan impuro. - Y encima preguntáis: ¿En qué te hemos manchado? - Pensando que la mesa de YHWH es despreciable. Y cuando presentáis para el sacrificio una res ciega, ¿no está mal? Y cuando presentáis una renga o enferma, ¿no está mal? Anda, ofrécesela a tu gobernador: ¿se te pondrá contento o te acogerá con agrado?, dice YHWH Sebaot.

52 Los géneros en la literatura profética Anuncio de salvación

53 Am. 9,11-15 Aquel día levantaré la cabaña ruinosa de David, repararé sus brechas y restauraré sus ruinas; la reconstruiré como en los días de antaño, para que posean lo que queda de Edom y todas las naciones sobre las que se ha invocado mi nombre, oráculo de YHWH, el que hace esto. He aquí que vienen días - oráculo de YHWH - en que el arador empalmará con el segador y el que pisa la uva con el sembrador; destilarán vino los montes y todas las colinas se derretirán. Entonces haré volver a los deportados de mi pueblo Israel; reconstruirán las ciudades devastadas y habitarán en ellas, plantarán viñas y beberán su vino, cultivarán huertas y comerán sus frutos. Yo los plantaré en su tierra y no serán arrancados nunca más de la tierra que les di, dice YHWH, tu Dios.

54 Am. 9, Aquel día levantaré la cabaña ruinosa de David, repararé sus brechas y restauraré sus ruinas; la reconstruiré como en los días de antaño, 12 para que posean lo que queda de Edom y todas las naciones sobre las que se ha invocado mi nombre, oráculo de YHWH, el que hace esto. 13 He aquí que vienen días -oráculo de YHWH- en que el arador empalmará con el segador y el que pisa la uva con el sembrador; destilarán vino los montes y todas las colinas se derretirán. 14 Entonces haré volver a los deportados de mi pueblo Israel; reconstruirán las ciudades devastadas, y habitarán en ellas, plantarán viñas y beberán su vino, cultivarán huertas y comerán sus frutos. 15 Yo los plantaré en su tierra y no serán arrancados nunca más de la tierra que les di, dice YHWH, tu Dios.

55 Is. 32,15-20 Al fin será derramado desde arriba sobre nosotros espíritu. Se hará la estepa un vergel, y el vergel será considerado como selva. Reposará en la estepa la equidad, y la justicia morará en el vergel; el producto de la justicia será la paz, el fruto de la equidad, una seguridad perpetua. Y habitará mi pueblo en albergue de paz, en moradas seguras y en posadas tranquilas. La selva será abatida y la ciudad hundida. Dichosos vosotros, que sembraréis cabe todas las corrientes, y dejaréis sueltos el buey y el asno.

56 Los géneros en la literatura profética Otros géneros menores

57 Parábola (II Sam. 12,1-7; Ez. 24,3- 14). Bendición / Maldición (Jer. 17,5-8). Comparación (Jer. 17,11). Canto de amor por la viña (Is. 5,1-7). Canto a la espada (Ez. 21,13-21). Elegía (Am. 5,2-3; Ez. 19,1-9).


Descargar ppt "GÉNEROS EN LA LITERATURA PROFÉTICA. E. VOTH, Lo oral y lo escrito en la profecía del Antiguo Cercano Oriente, Cuadernos de Teología 23 (2005) 47-66."

Presentaciones similares


Anuncios Google