La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Necesidad de la ética Jorge Riechmann. 27/01/2014necesidad de la ética2 ¿Necesaria, la ética? La moral de la Humanidad a mí me la trae floja; como a todo.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Necesidad de la ética Jorge Riechmann. 27/01/2014necesidad de la ética2 ¿Necesaria, la ética? La moral de la Humanidad a mí me la trae floja; como a todo."— Transcripción de la presentación:

1 Necesidad de la ética Jorge Riechmann

2 27/01/2014necesidad de la ética2 ¿Necesaria, la ética? La moral de la Humanidad a mí me la trae floja; como a todo el mundo, por cierto.

3 27/01/2014necesidad de la ética3 Y con gesto de displicente dandismo… Poco se entiende de la condición humana si se juzga en los términos de bien y mal. El peso del mal, el peso del bien, el peso de la justicia. Todo acercamiento de este estilo termina, como sería fácil de esperar, cayéndose por su propio peso. Vicente Verdú, La confusión ilumina, la claridad mata, El País, 4 de marzo de 2010 La ingravidez posmoderna...

4 27/01/2014necesidad de la ética4 La necesidad de justificación moral Un estudiante de filosofía –Antonio Villaverde– contaba que hizo la mili, en las postrimerías del franquismo, en un batallón de castigo donde la mayoría de sus compañeros eran delincuentes (que habían pasado por la cárcel o iban a hacerlo). Le sorprendió la necesidad de justificación moral que afloraba a menudo en ellos. Cada uno aducía razones para vivir como lo hacía, al margen de la ley. Uno decía que sólo robaba a los ricos del barrio de Salamanca; otro, que vivía muy austeramente para no tener que robar sino muy de tarde en tarde… A esta gente la moral no se la traía floja, desde luego.

5 27/01/2014necesidad de la ética5 Pensamiento constructivo acerca de asuntos difíciles A pesar de los estereotipos, la finalidad de la ética no es moralizar o dictar qué debe hacerse. La finalidad auténtica de la ética es ofrecer formas constructivas de pensar acerca de asuntos difíciles, reconociendo esto desde un principio (y ése es, de hecho, el auténtico argumento racional para la ética) que el mundo raramente es simple o evidente. La lucha y la incertidumbre son parte de la ética, pues son parte de la vida. Anthony Weston, El pensamiento atento -- compendio práctico de ética, Proteus, Barcelona 2009, p. 17.

6 27/01/2014necesidad de la ética6 Una distinción básica y generalmente aceptada Moral: forma específica del comportamiento humano (individual o colectivo), guiado por normas, que se da realmente o que se postula debiera darse. Ética: teoría de la moral. Atención reflexiva a la moral en uno u otro plano –el fáctico o el normativo– que para ella no son excluyentes. Tres planos entonces: fáctico (moralidad vivida)/ normativo (moral normativa)/ teórico (ética teórica).

7 Pero hay otro uso frecuente de los términos... Según otro uso (no infrecuente) de los términos, se identifica la ética con el arte de vivir y la moral con los principios normativos hacia los otros. Cf. por ejemplo Luis Roca Jusmet, Una introducción ética al alcance de todos, El Viejo Topo 262, Barcelona, noviembre de 2009, p. 80. Tensión posible entre la autorrealización (búsqueda de florecimiento personal) y las exigencias de la convivencia con los otros.

8 Aranguren: ¿decadencia de la moral social? Desde un punto de vista (...) no valorativo, sino simplemente descriptivo, es menester reconocer que, en el proyecto vital de la mayoría de los hombres, los imperativos éticos [deberes], cuando se aceptan por sí mismos, ocupan un lugar subordinado o al menos puesto al servicio de la felicidad que (...) constituye la ética cotidiana, la ética usual de nuestro tiempo [en forma de utilitarismo del bienestar]. José Luis L. Aranguren, Propuestas morales, Tecnos, Madrid 1983, p. 47.

9 Etimologías Ethos significaba en griego, en primer lugar, la manera en que una especie animal concreta habitaba el mundo. Ethos de los delfines: jugar, comer pescado, ayudar a los compañeros en dificultades, investigar, charlar, buscar una pareja sexual... Cf. la palabra contemporánea etología. Y también, además, el modo de ser o carácter de una persona, la forma en que ésta habita el mundo en función de sus disposiciones naturales. En tercer lugar: las costumbres, los modos de comportarse en cierta sociedad y en cierto momento histórico. Roger-Pol Droit, La ética explicada a todo el mundo, Paidós, Barcelona 2010, p Cf. también más por extenso José Luis L. Aranguren, Ética, capítulo 2 (El principio etimológico), Alianza, Madrid 1989.

10 Aristóteles forja la expresión ethiké theoría: literalmente contemplación de los comportamientos. Cierto saber relativo a la manera de comportarse. Mos/ mores: costumbres en latín, con la misma variedad de de usos que ethos en griego (p. ej. en Cicerón).

11 27/01/2014necesidad de la ética11 Nuestro punto de partida Heráclito: Me he investigado a mí mismo. (García Bacca tradujo: Me busqué y rebusqué a mí mismo.) Fragmento 101 de la edición Diels-Kranz; xxxii de la edición de Gallero/ López. Sócrates: Una vida sin examen no merece la pena vivirse. Platón, Apología de Sócrates ¿Cómo he de vivir? Así comienza, con una pregunta, la filosofía moral, o mejor la filosofía práctica (político-moral).

12 27/01/2014necesidad de la ética12 Elegirse a uno mismo Notemos que un petirrojo o una nutria no se harán esta pregunta: su vida está gobernada por instintos y predisposiciones naturales. Pero en cambio, si pensamos en los humanos... Lo nuestro es no conocer el camino de salida, dice una línea de Rainer Maria Rilke en las Elegías de Duino. Lo nuestro es una peculiar desorientación. Los seres humanos están siempre abiertos a diferentes posibilidades. Tienen que elegir entre ellas y, haciéndolo, elegirse (asunto sobre el que han insistido pensadores existencialistas como Jean- Paul Sartre o Simone de Beauvoir, pero también Ortega o Xavier Zubiri).

13 27/01/2014necesidad de la ética13 ¿Por qué he de seguir las normas? Notemos también que cada uno de nosotros/as (nos-otros) vive rodeado de otros seres humanos, en grupos sociales; y que estos grupos tienen dispuesta para nosotros toda una panoplia de respuestas a la pregunta sobre cómo vivir. Respuestas a menudo codificadas en costumbres, normas y otras clases de reglas. Pero yo no tengo ninguna guía segura del impulso instintivo; y ante cada una de aquellas reglas que se me proponen puedo preguntar: ¿por qué he de seguirla? Así que me toca investigarme a mí mismo --mi vida entrelazada con las demás vidas-- para tratar de responder a la pregunta ¿cómo vivir?

14 27/01/2014necesidad de la ética14 En definitiva, dos grandes preguntas: 1. (Más o menos aristotélica) ¿Qué es una vida buena para los seres humanos --y para mí en particular? ¿Cómo he de vivir yo? 2. (Más o menos kantiana) ¿Cómo obrar correctamente en mis interacciones --con otros seres humanos, con otros seres vivos, con mi medio natural y social? ¿Cómo vincularme con el otro? No podemos prescindir de ninguna de ambas...

15 27/01/2014necesidad de la ética15 Las preguntas por la vida buena y por la acción correcta ¿Cómo vivir?, nos preguntamos, porque nuestra vida --aunque sometida a determinaciones-- no nos viene dada de antemano: insisto, siempre hay dimensiones de la misma que elegimos. Y hay un verdadero tesoro de sabiduría en la filosofía práctica: en las respuestas que los pensadores de todos los tiempos, desde Lao Zi hasta Wittgenstein, desde Epicuro hasta Martin Buber, desde Buda hasta Zygmunt Bauman, han dado a la pregunta sobre cómo vivir.

16 27/01/2014necesidad de la ética16 Por ejemplo, el griego Epicteto (aprox ): Recuerda que has de comportarte como en un banquete. Llega a ti algo que va pasando: extiende la mano y sírvete moderadamente. Pasa de largo: no lo retengas. Aún no viene: no exhibas tu deseo y espera que llegue a ti. Haz lo mismo con tus hijos, con tu mujer, con los cargos y con la riqueza y algún día serás digno de participar en el banquete de los dioses. Y si no te sirves de lo que te ofrecen, sino que lo desprecias, entonces no sólo participarás del banquete de los dioses, sino también de su poder. Epicteto, Manual, Gredos, Madrid 1995, p. 15

17 27/01/2014necesidad de la ética17 Por ejemplo, el chino Chuan Zu (o Zhuangzi, aprox AEC) Querer regularizarlo todo con cartabón, cuerda, compás y escuadra es vulnerar la naturaleza. Valerse de cuerdas, engrudos y colas para fijar las cosas es lesionar la virtud. Quien somete a los hombres mediante ritos y los anula mediante músicas, quien los protege mediante la bondad y los tiene unidos mediante la justicia, ése corrompe sus naturalezas originales. (...) La excelencia no reside ni en la bondad ni en la justicia, sino en las cualidades intrínsecas de cada uno de nosotros. Excelente es aquel que no cuenta más que con su naturaleza originaria y sus disposiciones innatas. Chuang-Tzu, Obra completa, Cort, Palma de Mallorca 2005, p. 83 y 85.

18 27/01/2014necesidad de la ética18 Por lo demás, modestia: Confucio: La verdadera ciencia consiste en conocer lo que sabes, pero también en saber lo que ignoras. Analectas II, 17. Sócrates/ Platón en la Apología de Sócrates (21d): Al no creer saber lo que no sé, soy un poco más sabio que quien cree saberlo. Thoreau en sus Diarios: Permítaseme siempre buscarme a mí mismo, y no creer ni por un momento haberme encontrado.

19 27/01/2014necesidad de la ética19 Y algo más de Séneca y de Thoreau (sobre teoría y praxis) Éste es el cometido más importante de la sabiduría: que las obras vayan acordes con las palabras... Séneca, Epístolas a Lucilo vol. 2, Gredos, Madrid 2005, p. 20. ¡Pero el propio Séneca no fue en absoluto un modelo de consecuencia! Hoy en día hay profesores de filosofía, pero no filósofos. Sin embargo es admirable profesarla porque una vez fue admirable vivirla. Ser filósofo no es sólo tener pensamientos sutiles, ni siquiera fundar una escuela, sino amar la sabiduría y vivir de acuerdo con sus dictados una vida de sencillez, independencia, magnanimidad y confianza. Es resolver ciertos problemas de la vida, no sólo en la teoría, sino en la práctica. Henry D. Thoreau, Walden, Cátedra, Madrid 2006, p. 71.

20 27/01/2014necesidad de la ética20 No podemos dejar de plantear la pregunta socrática No podemos dejar de plantear la pregunta socrática --¿cómo he de vivir?-- porque (A) no tenemos poderosos instintos que nos digan cómo actuar en cada situación, (B) no aceptamos sin más las respuestas de la tradición y/o la autoridad (problemática heteronomía/ autonomía), y (C ) los conflictos morales son inevitables. Sigamos con cierto detalle cada una de estas dos cuestiones.

21 27/01/2014necesidad de la ética21 (A) Animales muy desorientados Somos animales sociales --y a partir de ahí animales morales (en el sentido de mores). Para nosotros la costumbre es una segunda naturaleza. Pero no somos, de entrada, animales éticos (que atinen con lo bueno y lo correcto de forma natural): necesitamos la ética a partir de nuestra carencia, porque estamos especialmente desorientados.

22 27/01/2014necesidad de la ética22 (A) Animales intensamente sociales Hace más de dos milenios, Aristóteles (Política, 1253a) dijo que un ser humano capaz de vivir fuera de la sociedad en realidad no era humano, sino una bestia salvaje o un dios. Somos animales sociales (zoon politikon): muy intensamente sociales...

23 27/01/2014necesidad de la ética23 No estamos sin más por encima de los animales [no humanos], sino unas veces por encima y otras por debajo. Un ejemplo típico es la sexualidad humana con su gama de metástasis desde la ternura al sadismo. No nos caracterizamos por ser animales éticos, sino por necesitar de la ética ya que somos más vulnerables. Es más fácil sintonizar, desde esta postura, con antropologías de la sospecha que con antropologías optimistas o ingenuas en exceso. Juan Masiá, El animal vulnerable, Universidad Pontificia de Comillas, Madrid 1997, p. 79

24 27/01/2014necesidad de la ética24 (A) Animales sólo medio hechos y siempre aún por hacer José Ortega y Gasset: el sujeto humano no existe en sentido pleno, ya que existir como el hombre [es] meramente posibilidad de ello y esfuerzo hacia lograrlo. Meditación de la técnica y otros ensayos de ciencia y filosofía, Rev. de Occidente en Alianza Ed., Madrid 1982, p. 51. Arnold Gehlen: el ser humano como ser no terminado, que sigue siendo tarea para sí mismo y de sí mismo. El hombre, Eds. Sígueme, Salamanca 1980, p. 35. Somos seres esencialmente inacabados, tal y como propusieron Pico Della Mirandola o Friedrich Schiller o Friedrich Nietzsche (una especie no fijada, decía este último).

25 27/01/2014necesidad de la ética25 La Oración sobre la dignidad humana Pico della Mirandola ( ), uno de los fundadores del pensamiento humanista europeo, escribió en su famosísima Oración sobre la dignidad humana: Por eso Dios escogió al hombre como obra de naturaleza indefinida, y una vez que lo hubo colocado en el centro del mundo, le habló así: -- No te he dado un rostro, ni un lugar propio, ni don alguno que te sea peculiar, oh Adán, para que tu rostro, tu lugar y tus dones tú los quieras, los conquistes y los poseas por ti mismo...

26 27/01/2014necesidad de la ética26 La naturaleza encierra a otras especies en leyes por mí establecidas. Pero tú, que no estás sometido a ningún límite, con tu propio arbitrio, al que te he confiado, te defines a ti mismo. Te he colocado en el centro del mundo, para que puedas contemplar mejor lo que éste contiene. No te he creado ni celeste ni terrestre, ni mortal ni inmortal, para que por ti mismo, libremente, a guisa de buen pintor o hábil escultor, plasmes tu propia imagen. Podrás degenerar en cosas inferiores, como son las bestias; podrás, según tu voluntad, regenerarte en cosas superiores, que son divinas (G. Pico della Mirandola, De hominis dignitate). Siglos más tarde, Nietzsche extremará esta línea de pensamiento en su idea de la autocreación humana.

27 27/01/2014necesidad de la ética27 Schiller, Über Anmut und Würde En los animales y las plantas la naturaleza no da meramente el destino, sino que ella sola lo realiza también. Pero al ser humano le da sólo su destino, y le deja que lo realice él mismo... Sólo el ser humano en cuanto persona tiene entre todos los seres conocidos el privilegio de actuar en el anillo de la necesidad (que los seres meramente naturales no pueden romper) mediante su voluntad y comenzar en sí mismo toda una serie fresca de fenómenos (ésta es una definición kantiana de la libertad). El acto mediante el cual realiza eso se llama preferentemente acción. Citado en Arnold Gehlen, El hombre, Eds. Sígueme, Salamanca 1980, p. 36.

28 27/01/2014necesidad de la ética28 (A) Animales que superan los impulsos biológicos elementales Entre los rasgos más característicos de la vida humana: la tendencia a superar los impulsos biológicos elementales. Cf. René Dubos, Un animal tan humano, Plaza y Janés, Barcelona 1971, p Los seres humanos convertimos los procesos ordinarios de la vida en acciones guiadas por representaciones y deseos que no entrañan una necesidad biológica y pueden ser incluso antagónicos para la vida (¿cómo explicaríamos los métodos anticonceptivos desde el darwinismo primario?).

29 27/01/2014necesidad de la ética29 (B) No aceptamos sin más los pronun- ciamientos de la tradición y/o la autoridad Los pronunciamientos morales concretos --por ejemplo, los de una tradición local o de una autoridad religiosa-- no adquieren autoridad de forma automática en una sociedad. Esto es especialmente visible en las sociedades pluralistas, donde conviven diversas tradiciones culturales y morales. ¿Cómo convencer al otro que no es correligionario sin apelar a valores compartidos?

30 27/01/2014necesidad de la ética30 La inevitable exégesis E incluso para los creyentes en libros sagrados, o Decálogos revelados por una autoridad sobrenatural... ¿cómo evitar la interpretación de las ambigüedades que contienen todas las historias de los libros sagrados? Forma parte de la naturaleza humana el examinar las cosas desde varios puntos de vista.

31 27/01/2014necesidad de la ética31 Salvar Sodoma La cristiandad protestante empezó insistiendo en que todo el mundo debía ser capaz de leer e interpretar las Escrituras por sí mismo. Pensar por uno mismo no es algo ajeno a la religión. Está en el núcleo íntimo de la experiencia religiosa. Anthony Weston, El pensamiento atento --compendio práctico de ética, Proteus, Barcelona 2009, p. 36. Weston recuerda un paso crucial del libro del Génesis: Abraham interpela a Dios para tratar de salvar la ciudad de Sodoma.

32 27/01/2014necesidad de la ética32 --¿Es que vas a destruir al inocente con el culpable? Supongamos que en la ciudad hay cincuenta inocentes, ¿los destruirás en vez de perdonar al lugar por los cincuenta inocentes que hay en él? ¡Lejos de ti el hacer tal cosa! (...) El juez de todo el mundo, ¿no hará justicia? El Señor contestó: --Si encuentro en la ciudad de Sodoma cincuenta inocentes, perdonaré a toda la ciudad en atención a ellos. Génesis 18, 24-26

33 27/01/2014necesidad de la ética33 Santo regateo Sigue luego un notable regateo: Abraham arranca promesas de respetar la ciudad con que haya solamente cuarenta y cinco inocentes, luego cuarenta, después treinta, luego veinte, y al final solamente diez. Lo impresionante aquí: Abraham no acepta la injusticia incluso cuando Dios mismo se propone cometerla. Pide a Dios que esté a la altura de sus propios principios morales, que son por tanto independientes de la voluntad divina.

34 27/01/2014necesidad de la ética34 Recordemos a Abraham Pensar por uno mismo es dos cosas: una responsabilidad moral y un derecho ganado con esfuerzo. Así que la próxima vez que alguien actúe exigiendo obediencia a los dictados de quien sea, aunque sean estos los de Dios mismo (según su interpretación, por supuesto), recuerde a Abraham. Anthony Weston, El pensamiento atento - -compendio práctico de ética, Proteus, Barcelona 2009, p. 38

35 27/01/2014necesidad de la ética35 (C) Hasta en las sociedades mejor integradas hay conflicto moral Sigamos ahora la tercera razón por la que no podemos dejar de plantearnos la pregunta socrática: (C) los conflictos morales son inevitables. En efecto: ni siquiera las sociedades más cerradas y mejor integradas están libres de conflictos morales. Un ejemplo: El león que no quería renunciar a su presa, en La niña que creo las estrellas --relatos orales de los bosquimanos xam, Lengua de Trapo, Madrid 2001, p

36 27/01/2014necesidad de la ética36 (C) Deberes y valores en conflicto Hay siempre conflictos, no sólo de tipo político o ecológico o de otra clase (con implicaciones morales), sino en el seno de la propia moralidad. En cualquier cultura los deberes aceptados (y los bienes y valores apreciados) entran en conflicto, y son precisos principios más generales para arbitrar entre ellos. Aquí nos vendrá bien repasar algunas nociones elementales de sociología.

37 27/01/2014necesidad de la ética37 Repasemos un poco de sociología elemental Para el sociólogo la sociedad es un sistema de relaciones humanas un haz de vínculos. En la jerga sociológica a esto se le llama interacción social. Max Weber apuntó que una situación social es aquella en la que las gentes orientan recíprocamente sus acciones. Los sistemas sociales (sistemas de interacción social) pueden clasificarse en dos grandes tipos: sistemas funcionales y sistemas de interdependencia.

38 27/01/2014necesidad de la ética38 Dos nociones básicas en sociología 1. Rol social ---> sistemas funcionales 2. Situación de interacción estratégica entre agentes ---> sistemas de interdependencia (Cf. Raymond Boudon en La logique du social, Hachette, París 1979, capítulos 3 y 4).

39 27/01/2014necesidad de la ética39 Diferenciación interna de los grupos sociales Nos centraremos en los sistemas funcionales y la noción de rol o papel social (por su importancia para la ética). Eso no quiere decir que no haya cuestiones morales en juego en la interacción estratégica, claro está. Los grupos sociales casi nunca son internamente homogéneos: se trata por lo general de colectividades diferenciadas. Los individuos que forman parte de los grupos ocupan en ellos posiciones diversas. Los miembros de cualquier grupo humano casi siempre pertenecen al mismo en una determinada función, en un determinado rol.

40 27/01/2014necesidad de la ética40 Rol (o papel) social Rol social: conjunto coherente de actividades (o prácticas) normativamente efectuadas por un sujeto. Salvador Giner, Sociología, Península, Barcelona 1988, p. 47. En otra lección estudiamos las normas y valores sociales. En la sociedad no existen átomos individuales, sino seres que actúan socialmente. Todos desempeñamos un papel (rol) que nos asigna el orden social. Todos somos actores [y actrices] en la gran comedia (o tragedia) de los seres humanos. Antonio Izquierdo Escribano, Fundamentos de sociología, Playor, Madrid 1985, p. 76.

41 27/01/2014necesidad de la ética41 Los roles están constituidos por prácticas ¿Qué constituye los roles? Las prácticas: unidades de comportamiento recíproco informadas por el reconocimiento mutuo de intenciones y creencias compartidas. W.G. Runciman, El animal social, Taurus, Madrid 1999, p. 11. Lo decisivo, en sociología, son casi siempre las prácticas que definen el rol. (Las prácticas están sometidas a selección social: nuestra perspectiva teórica es evolutiva.)

42 27/01/2014necesidad de la ética42 Los roles no son optativos Los roles no son únicos para cada individuo: todos desempeñamos una serie de ellos. La metáfora del Gran Teatro del Mundo (Calderón). Pero no somos únicamente actores representando un papel: si así fuera, podríamos rechazar guiones o buscar papeles a nuestro gusto. No es así. Los roles, en la vida real, no son optativos: están gobernados por reglas que las personas que los ocupan tienen que aceptar como dadas (incluso cuando deseen cambiarlos, y a veces lo intenten).

43 27/01/2014necesidad de la ética43 Reglas y poder Estas reglas son de un tipo especial. Determinan quién está en situación de influir en el comportamiento social de otros, en función de los roles que respectivamente ocupan. Es decir: quién puede ejercer poder sobre otros en una situación dada. Piensen ustedes en esta misma situación social: un profesor y unos alumnos, cada uno dentro de sus roles respectivos...

44 27/01/2014necesidad de la ética44 Compatibilidad de diferentes roles El grado de compatibilidad y congruencia entre los roles que puede tener un sujeto varía según las sociedades; más concretamente, según los sistemas de valores mantenidos por ellas. Los católicos, por ejemplo (...), no consideran que el rol sacerdotal y el marital sean compatibles. Hay roles, por otra parte, en los que la ambigüedad valorativa oscurece la cuestión de la compatibilidad.

45 27/01/2014necesidad de la ética45 Ambigüedad valorativa y conflictos de rol A causa de todo ello gran parte de la actividad individual --sobre todo en sociedades que atraviesan periodos de intenso cambio social-- va dirigida hacia la resolución de conflictos de rol. En casos extremos, cuando el conflicto es grave, la armonización de los roles se hace imposible, con lo que se produce una desintegración de la personalidad, que puede manifestarse en una simple neurosis o llegar a forzar al que la sufre a actos destructivos tales como el suicidio o el crimen. Salvador Giner, Sociología, Península, Barcelona 1988, p. 48.

46 27/01/2014necesidad de la ética46 Autonomía del agente en los sistemas funcionales La imprecisión o ambivalencia con que a menudo están definidos los roles es una fuente conflictos éticos, y también una fuente de autonomía para el actor. Igualmente los son las interferencias entre los distintos roles que puede desempeñar un mismo actor... El sujeto tendrá siempre que interpretar las normas que rigen los roles. En definitiva, siempre va a contar con un margen de autonomía. Cf. Raymond Boudon en La logique du social, Hachette, París 1979, p

47 27/01/2014necesidad de la ética47 Insisto: no podemos dejar de plantear la pregunta socrática......porque (A) padecemos una infradotación instintiva, (B) no nos bastan la apelaciones a la tradición y/o la autoridad, y (C ) los conflictos morales son inevitables. Así que me encuentro, como Sócrates, ante la necesidad de examinar mi vida (que está entretejida con las vidas de los otros). Sin olvidar que, como sugiere Séneca: De todos, sólo son ociosos quienes tienen tiempo libre para la sabiduría, pues no sólo defienden bien su vida: cualquier tiempo lo añaden al suyo. Citado por Joaquín Araujo en Escritores de la naturaleza, SEO/ Birdlife, Madrid 1997, p. 130.

48 27/01/2014necesidad de la ética48 Siempre con los otros Siempre estamos en interacción con otros. El otro como interlocutor personal, en encuentros cara a cara; y también el otro impersonal y anónimo en los sistemas humanos y las instituciones. 1. Tomarnos en serio nuestra propia vida: responsabilidad para con uno mismo. 2. Hacernos cargo de las consecuencias de nuestros actos: responsabilidad hacia los demás.

49 27/01/2014necesidad de la ética49 Sólo en el paraíso no haría falta ética... Los seres humanos siempre hemos fantaseado con una paradisíaca sociedad de abundancia y ausencia de conflictos......pero se trata de una fantasía, claro está. No hay paraísos. Eso forma parte de la condición humana. El poeta lo sabe:

50 27/01/2014necesidad de la ética50 Nos cerca una intolerancia demente. Su caballo de Troya es la palabra felicidad; esto me parece mortal. Estoy hablando, hombre sin pecado original sobre una tierra presente. No tengo mil años ante mí. No me expreso para los hombres del lejano futuro que serán --¿cómo dudarlo?-- tan desdichados como nosotros. Respeto su advenimiento. Se acostumbra a extender, a guisa de tentación, la clara sombra de un gran ideal delante de lo que llamamos --por comodidad-- nuestro camino. ¡Pero ese trazo sinuoso ni siquiera puede elegir entre la inundación, los hierbajos y el fuego!

51 27/01/2014necesidad de la ética51 La prometida edad de oro no merecería tal nombre sino en el presente. La perspectiva de un risueño paraíso destruye al ser humano. La totalidad de la aventura humana desmiente el paraíso, pero estimulándonos y no quebrantándonos. René Char, Oeuvres Complètes, Gallimard, París 1983, p. 743 Dejadme que lo repita: la totalidad de la aventura humana desmiente el paraíso, pero estimulándonos y no quebrantándonos.

52 27/01/2014necesidad de la ética52 Las tres expulsiones del paraíso (Decimos paraíso con ironía, claro está.) La primera es más o menos la que cuenta la Biblia. Expulsión de la condición animal, hacia la condición humana, con todo lo que ello implica: perdemos los instintos animales que conforman (en los animales no humanos) la conducta y le confieren seguridad. La segunda es la que cuentan etnólogos como Marshall Sahlins: expulsión desde las pequeñas bandas de cazadores-recolectores hacia las sociedades de agricultores. Dejamos de ser felices cazadores-recolectores paleolíticos que trabajaban apenas tres horas diarias al aire libre con ritmo no disciplinario, sujetos al azar de los encuentros y sus ocurrencias de juego, exploración, conversación, compañía de niños... y todo ello durmiendo mucho y charlando largamente en una comunidad igualitaria, etc.

53 27/01/2014necesidad de la ética53 La tercera (aunque ya no de ninguna condición paradisíaca, suponiendo que realmente las dos anteriores lo fueran): el final del Ancien Régime y el ingreso en la Modernidad, con el capitalismo apoderándose progresivamente del mundo. De ésta se ocupa la sociología. Se pierden las tradiciones que aseguraban la conducta de este animal privado de instintos... Y nos tornamos conscientes de la artificialidad del orden social. Dios ha muerto (Nietzsche) Para la versión ilustrada de la expulsión del paraíso, Immanuel Kant: Comienzo presunto de la historia humana, un breve ensayo de 1786 donde el gran pensador alemán comenta el arranque del Génesis. La Caída como ascenso: felix culpa que abre al ser humano el espacio de la libertad. Tras la apostasía de las inclinaciones naturales, la razón permite traspasar los límites naturales en que se desenvuelven los animales no humanos.

54 27/01/2014necesidad de la ética54 Necesidad de sentido Después de estas tres expulsiones o pérdidas, nos hallamos sumamente inseguros y desorientados. Para un ser lingüístico y simbólico (y tan desorientado) como lo es Homo sapiens, la necesidad de sentido es radical. Para algunas escuelas de psicoterapia (como la logoterapia de Viktor Frankl), la fuerza motivante más poderosa para el ser humano es la lucha por encontrar un sentido a su propia vida.

55 27/01/2014necesidad de la ética55 De acuerdo con la logoterapia, la primera fuerza motivante del ser humano es la lucha por encontrar un sentido a su propia vida. Por eso yo hablo de voluntad de sentido, en contraste con el principio de placer (...) en que se centra el psicoanálisis, y en contraste con la voluntad de poder que enfatiza la psicología de Adler. Viktor Frankl, El hombre en busca de sentido, Herder, Barcelona 1979, p. 98. (La edición original del libro es de 1946).

56 27/01/2014necesidad de la ética56 Necesitamos puntos de apoyo (más sobre la necesidad de sentido...) 1. Infradotación instintiva, ya lo vimos antes. 2. En el proceso de hominización, cerebro grande y postura erguida. Pero con la postura erguida de la hembra, estrechamiento de la pelvis. Resultado: nacimientos prematuros. Completamos nuestro desarrollo fuera del útero materno, en el segundo útero del grupo familiar y social. 3. Somos seres histórico-culturales y capaces de creación radical (cf. Cornelius Castoriadis) 4. La aceleración de los cambios históricos, culturales y tecnológicos en los últimos siglos, y particularmente desde mediados del siglo XX...

57 27/01/2014necesidad de la ética57 Necesidad de reconocimiento En fin: no necesitamos asentir a lo de primera fuerza motivante de Frankl, pero en cualquier caso la búsqueda de sentido es una fuerza motivante muy poderosa. Y otra igual de poderosa es la necesidad de reconocimiento por parte de los otros. Existimos en el reconocimiento recíproco. Qué bien lo expresa el verso de Miguel Hernández: Mis ojos, sin tus ojos, no son ojos. Podríamos hablar de una terna de necesidades básicas: necesidades de supervivencia/ de reconocimiento/ de sentido.

58 27/01/2014necesidad de la ética58 Reconocimiento Partiendo de Hegel, el filósofo moral contemporáneo Axel Honneth ha puesto en el corazón de su filosofía la cuestión del reconocimiento. Llegamos a la conciencia de nosotros mismos a través del reconocimiento intersubjetivo. La desaparición de esas relaciones de reconocimiento lleva a experiencias de desprecio y humillación que no pueden quedar sin consecuencias para la formación de la identidad del individuo. Una política del reconocimiento se orientaría entonces a asegurar las condiciones del reconocimiento recíproco. Honneth citado por Philippe Corcuff, Los grandes pensadores de la política, Alianza, Madrid 2008, p. 128.

59 27/01/2014necesidad de la ética59 Dos obviedades El ser humano es animal radicalmente lingüístico, y tiene por ello una necesidad radical de sentido; y es animal radicalmente social, de lo que se sigue una necesidad radical de reconocimiento. Si ignoramos estas dos obviedades, no entenderemos nada de nuestra vida moral y político-social.

60 27/01/2014necesidad de la ética60 Basic needs Hablamos de necesidades básicas, y tendemos a pensar en asuntos como alimento y cobijo. Pero, para el tipo de animal que somos los seres humanos, apenas hay necesidades más básicas que dar sentido y obtener reconocimiento. (Por eso mismo, pocos aprendizajes más difíciles que soportar el sinsentido y la soledad.)

61 Nueve problemas morales… Escribe enfáticamente el ensayista José Antonio Marina: Después de dar vueltas a través de todo el mundo y de todas las épocas, sólo he sido capaz de descubrir nueve problemas, cuya resolución es imprescindible para la convivencia y a los que podemos llamar morales. No digo que no haya más. Digo que yo no los he encontrado a pesar de buscarlos con lupa, como corresponde a un detective cultural… Las culturas fracasadas. El talento y la estupidez de las sociedades, Anagrama, Barcelona 2010, p /01/2014necesidad de la ética61

62 … según José Antonio Marina: 1. El valor de la vida humana y la regulación del homicidio 2. Los bienes, su producción, posesión y distribución 3. El ejercicio del poder 4. La relación del individuo con la comunidad y de la comunidad con el individuo 5. Los métodos para solucionar conflictos dentro y fuera de la tribu 6. El sexo, la familia y la procreación 7. El cuidado de los débiles, enfermos y huérfanos 8. El trato con los extranjeros 9. La relación con el más allá, los espíritus, los muertos y los dioses 27/01/2014necesidad de la ética62

63 Se queda uno pensando: pero ¿cómo se le puede escapar a este hombre la décima cuestión, que quizá habría que situar como la primera: nuestra relación con el entorno, con las generaciones futuras y con los animales no humanos? ¿Qué clase de pantalla cultural, de anteojeras ideológicas, le impide ver algo tan evidente? 27/01/2014necesidad de la ética63

64 Cinco sistemas de creencias alienantes Hay toda una serie de sistemas de creencias –algunos de ellos dotados de una fuerza enorme hoy en día que nos dificultan apreciar de forma realista el lugar del ser humano en el cosmos: nuestro ser animal –animales culturales, cierto, pero animales a la postre--, nuestra vulnerable corporalidad, y la dependencia de las sociedades humanas –y sus economías con respecto a los ecosistemas que forman la biosfera. 27/01/2014necesidad de la ética64

65 Hay que señalar aquí: 1. Las religiones que nos singularizan como una especie elegida o un pueblo de Dios en conexión directa con seres todopoderosos trascendentes. 2. El racionalismo extremo que nos atribuye fantasiosamente una sobredimensionada capacidad de control sobre nosotros mismos y nuestro destino. 3. El culturalismo exacerbado que pierde de vista las realidades biofísicas, al reducir todo lo humano a cultura. 4. La mercadolatría que idealiza y exagera los poderes de coordinación de los mercados competitivos, y a partir de ahí edifica toda una mitología economicista. 5. La tecnolatría que inviste de poderes taumatúrgicos a las técnicas humanas y sueña incluso con un allende lo humano –lo transhumano fuera de nuestra realidad biológica y del planeta Tierra… 27/01/2014necesidad de la ética65

66 Estos cinco sistemas desviados de creencias no son los únicos, pero posiblemente sí los más importantes desde la perspectiva de la crisis ecológico-social que afrontamos. Nos facilitan vivir dentro de auténticas burbujas imaginarias, y evitar hacer frente a problemas acuciantes. 27/01/2014necesidad de la ética66

67 27/01/2014necesidad de la ética67 Georg Henrik von Wright, la crisis civilizatoria... La filosofía analítica se convirtió en la filosofía par excéllence de una cultura marcada por la ciencia y la tecnología. Cabe decir que el progreso espectacular en estos aspectos de la civilización ha sido la gloria del siglo XX, pero también cabe decir que la ciencia y la tecnología han problematizado las condiciones económicas, sociales y políticas en la Tierra e incluso han creado amenazas para la supervivencia humana. Estos aspectos alarmantes e incluso apocalípticos de nuestra cultura no ofrecen obvio material de reflexión para la investigación conceptual del tipo del que la filosofía analítica orientada hacia la ciencia ha llevado a cabo tradicionalmente.

68 27/01/2014necesidad de la ética68... y la ética en el siglo XXI Constituyen un desafío, en cambio, para la reflexión sobre problemas de naturaleza ética y también sobre problemas concernientes al ser humano y su destino. Se podría aventurar tal vez, con cautela, la predicción de que la ética será el centro de la filosofía del nuevo siglo, así como la lógica lo ha sido en las primeras décadas del siglo XX.

69 27/01/2014necesidad de la ética69 (...) La crisis cultural que ha sido un fenómeno más o menos permanente desde el Renacimiento y la Reforma ha asumido de repente formas dramáticas, haciendo problemático el futuro de la Humanidad. G.H. Von Wright entrevistado por Eugenio Bulygin, Doxa 12, Alicante 1992, p Por lo tanto: si en general siempre nos hace falta la ética......en el siglo XXI, todavía con más razón.

70 27/01/2014necesidad de la ética70 La problemática idea de abundancia en Marx (y los marxismos productivistas) Retomemos un momento la cuestión del paraíso. La hipótesis de abundancia es, a la vez, central para las corrientes principales del marxismo e indefendible (por cuanto sabemos hoy sobre constricciones ecológicas). Como destaca Félix Ovejero: La relevancia [del supuesto optimista de abundancia] en el esquema de Marx nunca será suficientemente destacada. Para Marx el comunismo se fundamentaba en la posibilidad de la abundancia, en el crecimiento ilimitado de las fuerzas productivas.

71 27/01/2014necesidad de la ética71 Pero la abundancia no sólo era el supuesto sobre el que se cimentaba la sociedad comunista, sino también el combustible que, bajo la forma de las demandas insatisfechas [de la clase proletaria], de su necesidad histórica, estaba entre los mecanismos que relacionaban en ahora mismo con el dónde llegaremos. (...) Vivimos en un planeta con recursos limitados y nunca podrá existir una sociedad donde todos los deseos de todos se puedan satisfacer simultáneamente. El supuesto de abundancia resulta insostenible y, si hay algún mecanismo inflexible que gobierne los procesos históricos, antes parece conducir a la barbarie que al comunismo. Si no hay de todo para todos, si no estamos en una sociedad de la abundancia, aparecen los problemas de la distribución: ¿qué se debe distribuir? ¿Con qué criterios? ¿A quién? Félix Ovejero, Proceso abierto. El socialismo después del socialismo, Tusquets, Barcelona 2005, p. 58 y 63.

72 27/01/2014necesidad de la ética72 Necesidades básicas ¿A cada cual según sus necesidades, según la conocida fórmula distributiva de Marx y Engels? Está claro que, si se supone que las necesidades aumentan y se enriquecen sin cesar, esto resulta imposible a partir de recursos finitos. Si nos deshacemos de la hipótesis de abundancia, hemos de acotar: de ahí la teorización sobre las necesidades básicas y sobre justicia distributiva.

73 27/01/2014ecología de Marx73 Una reformulación del criterio de justicia de Marx De cada cual según sus capacidades; a cada cual según sus necesidades... básicas, y teniendo en cuenta los límites biofísicos del planeta. Aquí hay una complicación que sería deshonesto silenciar (aunque no podemos abordarla ahora). Cf. los capítulos Acerca de la condición humana y Hacia una cultura de la sostenibilidad en el libro que ahora estoy escribiendo: Interdependientes y ecodependientes. Iniciación a la ética ecológica (publicación prevista en Proteus, Barcelona 2012)..

74 27/01/2014ecología de Marx74 No hay necesidades radicales... ¿Cabe hablar en serio de necesidades radicales o básicas, si se trata de un ser –como Homo sapiens sapiens que se automodela con las herramientas de la cultura? Manuel Sacristán alertaba contra las antropologías filosóficas que se jactan de conocer metafísicamente la esencia humana, y contra las esperanzas de que, una vez identificadas las necesidades radicales o auténticas y liberados los humanos de la alienación de sus deseos, sea realizable una armonía final, una sociedad donde se reconcilien todas las contradicciones. Frente a ello, el pensador ecomarxista español advierte:

75 27/01/2014ecología de Marx75...salvo en un sentido trivial No hay necesidades radicales, salvo en un sentido trivial. En general, la especie ha desarrollado en su evolución, para bien y para mal, una plasticidad difícilmente agotable de sus potencialidades y sus necesidades. Hemos de reconocer que nuestras capacidades y necesidades naturales son capaces de expansionarse hasta la autodestrucción. Hemos de ver que somos biológicamente la especie de la hybris, del pecado original, de la soberbia, la especie exagerada. Manuel Sacristán, Comunicación a las Jornadas de Ecología y Política (1979), en Pacifismo, ecología y política alternativa, Icaria, Barcelona 1987, p. 10.

76 27/01/2014necesidad de la ética76 Criaturas necesitadas de piedad Perdón al hombre por el hombre Juan Carlos Mestre Qué lástima de todo el mundo Anónimo andaluz

77 27/01/2014necesidad de la ética77 No seas flojo y cuida lo frágil Los cuerpos humanos son frágiles; y frágiles son los valores humanos. De ahí la centralidad del cuidado en cualquier ética digna de tal nombre. No seas flojo, dice uno de los principios morales indios (aymarás: ama quella) introducidos en la nueva Constitución de la Bolivia plurinacional de Evo Morales. No seas flojo y cuida lo frágil.

78 27/01/2014introducción a la ética78 El núcleo de lo moral ¿Dónde situamos el núcleo de lo moral? Tal y como lo han concebido pensadores sociales como Zygmunt Bauman, se halla en el compromiso con el otro a lo largo del tiempo. Zygmunt Bauman y Keith Tester, La ambivalencia de la modernidad y otras conversaciones, Paidos, Barcelona 2002, p. 26 Podríamos parafrasear: en el acompañarnos unos a otros. O el reconocimiento del otro, o el festín caníbal.

79 Yo con otros De manera análoga, Roger-Pol Droit: La ética es, en primer lugar, la preocupación por los demás. Porque la existencia de los otros, la presencia de los otros, las múltiples relaciones entre ellos y yo, constituyen el punto de partida más universal de todas las formas de ética. (…) La ética es, en primer lugar, la preocupación por el prójimo, el interés que nos suscita su existencia, su presencia, sus expectativas, sus deseos, su dignidad y su libertad. Roger-Pol Droit, La ética explicada a todo el mundo, Paidós, Barcelona 2010, p /01/2014introducción a la ética79

80 Sería una buena idea Como es sabido, Mahatma Gandhi dijo en cierta ocasión, interrogado sobre su opinión acerca de la civilización occidental: sería una buena idea. Un gran proyecto, esa brillante construcción de normas, valores y sentimientos... si llega a edificarse algún día (si lo vivido se pone a la altura de lo soñado, deseado, invocado). Creo que podemos identificar dos grandes logros históricos en lo político-moral (que no pueden ser patrimonializados por Occidente, claro está)... y que son al mismo tiempo más bien tareas pendientes que logros ya conseguidos: 27/01/2014necesidad de la ética80

81 Dos grandes logros/ tareas pendientes: (1) ética de la compasión y el respeto por el otro, legado del despertar que se dio en diferentes culturas en la que Karl Jaspers llamó la era axial (años 900 a 200 antes de nuestra era, aproximadamente); (2) política democrática, legado de la Atenas de Pericles, y de 1789, y del movimiento obrero del siglo XIX. 27/01/2014necesidad de la ética81

82 El hombre, algo sagrado para el hombre Un texto decisivo en la Antigüedad grecorromana, donde se reconoce la dignidad de todo ser humano y que implica la idea de los derechos humanos, se encuentra en una de las Cartas a Lucilio de Séneca (95). El pensador cordobés critica los espectáculos del circo donde, como castigo a sus crímenes, se mata a hombres desnudos y desarmados, y emplea la siguiente expresión: el hombre, algo sagrado para el hombre (a propósito de gentes consideradas criminales, hay que subrayarlo). 27/01/2014necesidad de la ética82

83 Declaración Universal de los Derechos Humanos Esta concepción culmina --veinte siglos más tarde- - en la Declaración Universal de los Derechos Humanos adoptada por la Asamblea General de NN.UU. en París el 10 de diciembre de 1948, uno de los documentos político-morales decisivos en la historia de la humanidad, cuyo primer artículo reza: Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. 27/01/2014necesidad de la ética83

84 Proyecto de una ética mundial Otra iniciativa importante en esa senda: la elaboración de la Fundación Ética Mundial (sedes en Tubinga y Zurich). Sustrato teórico: Proyecto de una ética mundial, el libro de Hans Küng en Deberíamos alcanzar un consenso ético básico sobre valores, normas y actitudes, a partir de un diálogo mundial sobre cuestiones ético-políticas. 27/01/2014necesidad de la ética84

85 Todo ser humano debe recibir un trato humano Tal ética mundial debería partir de un principio tan básico como antiguo (recordemos la formulación de Séneca): todo ser humano debe recibir un trato humano. Y visionarios decimonónicos como Henry S. Salt anticiparon la idea de una república del futuro que extendiese su ámbito de pacificación más allá de lo humano: 27/01/2014necesidad de la ética85

86 La gran república del futuro No es la vida humana, tan sólo, lo adorable y sagrado, sino toda vida inocente y hermosa. La gran república del futuro no limitará al hombre su beneficencia. (...) El advenimiento de la democracia, por imperfecta que sea toda democracia que no abarque en su ámbito todas las cosas vivas, será de enorme ayuda a la causa de los derechos de los animales... Henry S. Salt: Los derechos de los animales (1892), Los Libros de la Catarata, Madrid 1999, p. 105 y /01/2014necesidad de la ética86

87 Hoy, confrontados a la crisis ecológico-social –un acontecimiento histórico de rango epocal, si queremos emplear el pedante adjetivo--, nos preguntamos: la ética de la compasión y el respeto por el otro ¿sólo se extiende a los demás seres humanos, o más allá? ¿Y cómo pueden concebirse comunidades democráticas que sean ecológicamente sostenibles, es decir, capaces de durar en el tiempo sin dañar los ecosistemas donde se insertan? El desafío de la crisis ecológico-social complejiza enormemente aquellas dos grandes tareas pendientes. 27/01/2014necesidad de la ética87

88 27/01/2014necesidad de la ética88 Un poema para concluir La respuesta breve a la pregunta por qué debería ser moral es: porque la alternativa es un mundo invivible donde prevaleciese la despiadada lucha de poder por dominar a los otros. (En buena medida, el mundo del capitalismo realmente existente. Y yo al menos no quiero vivir ahí.) Joven ateniense,/ sé fiel a ti mismo/ y sé fiel al misterio./ Todo el resto es perjurio. Emily Dickinson, Poemas selectos, ed. Universidad de Antioquia, Medellín 2006, p. 82


Descargar ppt "Necesidad de la ética Jorge Riechmann. 27/01/2014necesidad de la ética2 ¿Necesaria, la ética? La moral de la Humanidad a mí me la trae floja; como a todo."

Presentaciones similares


Anuncios Google