La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Dame, Señor, tu mirada y pueda yo ver desde allí el día que empieza, el sol que calienta y que cubre los montes de luz Dame, Señor, tu mirada y pueda.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Dame, Señor, tu mirada y pueda yo ver desde allí el día que empieza, el sol que calienta y que cubre los montes de luz Dame, Señor, tu mirada y pueda."— Transcripción de la presentación:

1

2 Dame, Señor, tu mirada y pueda yo ver desde allí el día que empieza, el sol que calienta y que cubre los montes de luz Dame, Señor, tu mirada y pueda yo ver desde allí el día que empieza, el sol que calienta y que cubre los montes de luz

3 Dame, Señor, tu mirada y pueda gozar desde allí que el día declina, y anuncia las noches de luna cuando viene abril Dame, Señor, tu mirada y pueda gozar desde allí que el día declina, y anuncia las noches de luna cuando viene abril

4 Dame, Señor, tu mirada grábala en el corazón donde tu amor es amante tu paso constante, tu gesto creador Dame, Señor, tu mirada grábala en el corazón donde tu amor es amante tu paso constante, tu gesto creador

5 y entrañas de compasión Dame, Señor, tu mirada habita mi espacio dale firmeza a mis pasos y sé mi canción

6 Dame, Señor, tu mirada y entrañas de compasión haz de mis manos ternura y mi vientre madura, aquí estoy Señor. Dame, Señor, tu mirada y entrañas de compasión haz de mis manos ternura y mi vientre madura, aquí estoy Señor.

7 Dame, Señor, tu mirada grábala en el corazón donde tu amor es amante tu paso constante, tu gesto creador Dame, Señor, tu mirada grábala en el corazón donde tu amor es amante tu paso constante, tu gesto creador

8 Ponme, Señor, la mirada junto al otro corazón de manos atadas, de oculta mirada que guarda y calla el dolor Ponme, Señor, la mirada junto al otro corazón de manos atadas, de oculta mirada que guarda y calla el dolor

9 Siembra, Señor, tu mirada y brote una nueva canción de manos abiertas de voz descubierta sin límite en nuestro interior Siembra, Señor, tu mirada y brote una nueva canción de manos abiertas de voz descubierta sin límite en nuestro interior

10 Danos, Señor, tu mirada grábala en el corazón donde tu amor es amante tu paso constante, tu gesto creador Danos, Señor, tu mirada grábala en el corazón donde tu amor es amante tu paso constante, tu gesto creador

11 ¡FELICEDADES MARI CARMEN! De Esperanza R.


Descargar ppt "Dame, Señor, tu mirada y pueda yo ver desde allí el día que empieza, el sol que calienta y que cubre los montes de luz Dame, Señor, tu mirada y pueda."

Presentaciones similares


Anuncios Google