La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

LOS FRUTOS DEL ESPÍRITU SANTO LOS FRUTOS DEL ESPÍRITU SANTO.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "LOS FRUTOS DEL ESPÍRITU SANTO LOS FRUTOS DEL ESPÍRITU SANTO."— Transcripción de la presentación:

1

2 LOS FRUTOS DEL ESPÍRITU SANTO LOS FRUTOS DEL ESPÍRITU SANTO

3 Cuando el alma es dócil al Espíritu Santo se convierte en árbol bueno que se da a conocer por sus frutos. Cuando el alma es dócil al Espíritu Santo se convierte en árbol bueno que se da a conocer por sus frutos. AMOR PACIENCIA LONGANIMIDAD GOZO PAZ BENIGNIDAD BONDAD MANSEDUMBRE FE CONTINENCIA CASTIDAD MODESTIA

4 AMOR: el fruto que nos da a Dios mismo AMOR: el fruto que nos da a Dios mismo El Amor viene de Dios, hace presente a Dios, es Dios con nosotros. El Amor viene de Dios, hace presente a Dios, es Dios con nosotros.

5 GOZO: la primera manifestación del amor GOZO: la primera manifestación del amor El gozo espiritual es el disfrute de la presencia amorosa de Dios. El gozo espiritual es el disfrute de la presencia amorosa de Dios. ¡Espíritu Santo, invádenos con tu gozo! ¡Espíritu Santo, invádenos con tu gozo!

6 La alegría plena, reposada, serena, honda, una alegría total, se alcanza con la tranquilidad del espíritu, cuando recibimos la paz. PAZ: un regalo de Cristo Resucitado PAZ: un regalo de Cristo Resucitado El don de sabiduría, que nos hace gustar, saborear las cosas de Dios, es como el peldaño que conduce a la paz.

7 PACIENCIA: saber que Dios no se retrasa PACIENCIA: saber que Dios no se retrasa Las almas dóciles al Paráclito producen este fruto ante los obstáculos. No pierden la paz ante la enfermedad, la contradicción, los defectos ajenos, las calumnias, y ante los propios fracasos espirituales. Y a su hora, en el tiempo oportuno, cuando las lluvias tempranas y tardías han regado nuestra vida, el milagro se produce, y se convierte el desierto en vergel. Y a su hora, en el tiempo oportuno, cuando las lluvias tempranas y tardías han regado nuestra vida, el milagro se produce, y se convierte el desierto en vergel.

8 LONGANIMIDAD: presencia de ánimo LONGANIMIDAD: presencia de ánimo Nos ayuda a esperar todo el tiempo necesario, antes de alcanzar las metas ascéticas o apostólicas que nos proponemos, pensando que las dilaciones son queridas o permitidas por Dios. Es el fruto del espíritu que nos da ánimo para tender a lo bueno, aunque haya que esperar, mucho, para alcanzarlo.

9 BONDAD: buscando siempre el bien de los demás BONDAD: buscando siempre el bien de los demás Realizamos el bien sin buscar agradecimientos o dependencias de los favorecidos Hacemos el bien con sencillez sin jactarnos de ello y solo buscando la aprobación de Dios. Compartimos los bienes espirituales y materiales en comunidad de fe y de amor. No se cansen de obrar el bien, porque a su tiempo nos vendrá la cosecha, si no desfallecemos…y hacemos el bien a todos. Gál. 6: No se cansen de obrar el bien, porque a su tiempo nos vendrá la cosecha, si no desfallecemos…y hacemos el bien a todos. Gál. 6:

10 BENIGNIDAD: sentir la dulzura del Espíritu BENIGNIDAD: sentir la dulzura del Espíritu Transforma nuestras relaciones humanas en bendiciones divinas. Vivimos una dulce participación de la suavidad de Dios, encarnada en Cristo. Se manifiesta con amabilidad en las palabras, con suavidad en la convivencia y en el trato, y con servicialidad comunicativa en el actuar.

11 MANSEDUMBRE: soportarlo todo con paz MANSEDUMBRE: soportarlo todo con paz Desecha la ira, porque el Espíritu de Dios reposa en el hombre humilde y dulce. Da la fortaleza para soportar malas palabras, mal comportamiento, gestos y actos amenazadores y toda clase de injusticias contra uno mismo o nuestros amigos.

12 FE: mirar con los ojos de Dios FE: mirar con los ojos de Dios La fe fundamenta y dirige la obediencia, la confianza, el abandono. Déjate guiar por el viento y por el fuego del Espíritu, pues la fe es estimulante, fermentadora. Déjate guiar por el viento y por el fuego del Espíritu, pues la fe es estimulante, fermentadora. Es entregarse en las manos de Dios y aceptar su palabra.

13 MODESTIA: el coraje de los humildes MODESTIA: el coraje de los humildes Por este fruto, el creyente sabe que sus talentos son regalo de Dios y los pone al servicio de los demás Deja que Dios entre en tu vida, déjate querer por Dios, deja que Él te transforme, te cambie, te guíe, te forme. Eso sí es humildad. Deja que Dios entre en tu vida, déjate querer por Dios, deja que Él te transforme, te cambie, te guíe, te forme. Eso sí es humildad.

14 CASTIDAD Y CONTINENCIA: testigos de la fidelidad y la ternura de Dios CASTIDAD Y CONTINENCIA: testigos de la fidelidad y la ternura de Dios Por estos frutos el alma está vigilante para evitar lo que pueda dañar la pureza interior y exterior. Nos inclina a vivir la sexualidad como servicio a la vida, para hacer de nuestro cuerpo una entera alabanza.

15 No extingáis el Espíritu. I Tes 5,19 No entristezcáis al Espíritu de Dios con el que fuisteis sellados para el día de la Redención. Ef 4, 30 No entristezcáis al Espíritu de Dios con el que fuisteis sellados para el día de la Redención. Ef 4, 30 Llenaos del Espíritu Santo. Ef 5, 18


Descargar ppt "LOS FRUTOS DEL ESPÍRITU SANTO LOS FRUTOS DEL ESPÍRITU SANTO."

Presentaciones similares


Anuncios Google