La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

CAUCE DE PAZ. L. y M: John Keating (Trad. Andrés Delgado [Jésed]) Cauce de paz, mar de amor, fuente de luz y vida eres Tú, oh Señor. Gozo sin fin, cual.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "CAUCE DE PAZ. L. y M: John Keating (Trad. Andrés Delgado [Jésed]) Cauce de paz, mar de amor, fuente de luz y vida eres Tú, oh Señor. Gozo sin fin, cual."— Transcripción de la presentación:

1 CAUCE DE PAZ. L. y M: John Keating (Trad. Andrés Delgado [Jésed]) Cauce de paz, mar de amor, fuente de luz y vida eres Tú, oh Señor. Gozo sin fin, cual manantial, ríos de agua viva en Ti puedo encontrar. ¡Oh Dios, mi Dios! A Ti mi amor, mi alma y mi ser te anhelan, oh Rey, soy tuyo por siempre, Señor. ¡Oh Dios, mi Dios! Ahí en tu paz, la gracia total, la luz de tu faz, en Ti mi vida está.

2 UN MATRIMONIO EN CAMINO A LA PASCUA.

3 LECTURA DEL EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 4,13ss. Jesús le contestó: El que bebe de esta agua vuelve a tener sed. Pero el que beba del agua que yo le daré, nunca más tendrá sed; el agua que yo le daré se convertirá dentro de él en un manantial capaz de dar la vida eterna. La mujer le dijo: Señor dame de esa agua para que no vuelva a tener sed ni tenga que venir hasta aquí a sacarla. Él le dijo: Ve a llamar a tu marido y vuelve. La mujer le contestó: No tengo marido. Jesús le dijo: Tienes razón en decir: No tengo marido. Has tenido cinco, y el de ahora no es tu marido. En eso has dicho la verdad. La mujer le dijo: Señor, ya veo que eres profeta. PALABRA DE DIOS.

4 CAUCE DE PAZ. L. y M: John Keating (Trad. Andrés Delgado [Jésed]) Cauce de paz, mar de amor, fuente de luz y vida eres Tú, oh Señor. Gozo sin fin, cual manantial, ríos de agua viva en Ti puedo encontrar. ¡Oh Dios, mi Dios! A Ti mi amor, mi alma y mi ser te anhelan, oh Rey, soy tuyo por siempre, Señor. ¡Oh Dios, mi Dios! Ahí en tu paz, la gracia total, la luz de tu faz, en Ti mi vida está.

5 SONETO (Pedro Calderón de la Barca) ¿Qué quiero, mi Jesús?... Quiero quererte, quiero cuanto hay en mi, del todo darte sin tener más placer que el agradarte, sin tener más temor que el ofenderte. Quiero olvidarlo todo y conocerte, quiero dejarlo todo por buscarte, quiero perderlo todo por hallarte, quiero ignorarlo todo por saberte. Quiero, amable Jesús, abismarme en ese dulce hueco de tu herida, y en sus divinas llamas abrasarme. Quiero por fin, en Ti transfigurarme, morir a mí, para vivir tu vida, perderme en Ti, Jesús, y no encontrarme. AMEN.

6 Miren Tardienta y Pablo Hermoso de Mendoza tienen 16 años de casados. Ella manifiesta que en ocasiones él, el mejor rejoneador del mundo de quien se ha dicho que es uno como jinete con sus corceles, está cansado de tanta actividad y es entonces que ella como buena amazona que es tiene que espolearle para hacerlo reaccionar. Lo único que desea en la vida es salir en hombros de la puerta de este mundo por el reconocimiento de haber realizado la mejor faena en su matrimonio y su familia. (21 de febrero de 2010)

7 VIDA NUEVA AL MATRIMONIO EN AQUEL QUE ES EL AGUA DE LA VIDA Y LA LUZ PARA NUESTRO CAMINAR. Cuando amamos no sólo ofrecemos flores a la persona amada, sino que las flores de todos los parques y jardines nos recuerdan que amamos y recuerdan a la persona amada. (Gilbert Keith Chesterton).

8 JESÚS ES EL AGUA DE LA VIDA: CONVERSIÓN EN LOS ESPOSOS. Tengo en moneda cobre el oro de ayer cambiado (Antonio Machado). Somos muchos aquellos que nos devaluamos en la vida. El Maestro nos enseña que los sueños del hombre no deben morir al alba sino que deben proyectarse hacia la eternidad.

9 San Ambrosio habla de dos conversiones: "en la Iglesia, existen el agua y las lágrimas: el agua del Bautismo y las lágrimas de la Penitencia". Simón: ¿Ves a esta mujer? Entré a tu casa y tú no me ofreciste agua para los pies, mientras que ella me los ha bañado con sus lágrimas y me los ha enjugado con sus cabellos. Tú no me diste el beso de saludo; ella, en cambio, desde que entró, no ha dejado de besar mis pies. Tú no ungiste con aceite mi cabeza; ella, en cambio, me ha ungido los pies con perfume. (Lc 7,44-46).

10 Cristo nos ha mostrado que las lágrimas pueden ser sagradas. Nuestras lágrimas nunca constituirán un signo de debilidad, sino de fortaleza. Las lágrimas transmiten con mayor elocuencia que mil estrofas juntas tres mensajes: un dolor indecible, un profundo arrepentimiento y un amor inefable. Miguel de Unamuno había dicho que el alma es un manantial que sólo se revela en lágrimas. Hasta que se llora de veras no se sabe si se tiene o no alma.

11 JESÚS ES LA LUZ: SALVANDO DE LA MENDICIDAD. Mientras esté en el mundo, yo soy la luz del mundo". Dicho esto, escupió en el suelo, hizo lodo con la saliva, se lo puso en los ojos al ciego y le dijo: "Ve a lavarte en la piscina de Siloé". Él fue, se lavó y volvió con vista. Entonces los vecinos y los que lo habían visto antes pidiendo limosna, preguntaban: "¿No es éste el que se sentaba a pedir limosna?" Unos decían: 'Es el mismo".

12 El Sol que nace de lo alto, cruzando por el horizonte de la historia, se dirige prometedoramente hacia alguien que ha vivido su propia existencia sumergido en la más triste y profunda de las oscuridades. El oficio de aquel joven en su corta vida ha sido el de ser un limosnero. Sumergido en una noche interminable, sin poder contemplar la amplia gama de tonalidades que tiene la vida. Sobreviviendo de las limosnas que le prodigaban aquellos que ya sea a fuerza o caritativamente se acercaban a él.

13 El joven había aprendido desde niño a hacer dos cosas: gritar sonoramente y extender su mano menesterosa. Su existencia ha transcurrido en un gritar pidiendo y un pedir gritando, para sobrevivir de la limosna.

14 Resulta verdaderamente doloroso, que hoy en día nuestros jóvenes vayan perdiendo la dimensión de la dignidad y del autorespeto. –Si todos tus órganos están sanos, ni todas las riquezas de un rey pueden hacerte más feliz-. Reza un refrán irlandés.

15 Langston Hughes en su libro de poemas: La madre negra. Doctor Maxwell Maltz: "La búsqueda del autorespeto. William Saroyan tiene una obra titulada: El tiempo de tu vida. Gloria Fuertes: Otros Pobres. Gustavo Adolfo Becquer: Rima VII.

16 LAS PÉRDIDAS EN NUESTRAS FAMILIAS: RESURRECCIÓN DE LÁZARO. Cuando llegó María a donde estaba Jesús, al verlo, se echó a sus pies y le dijo: "Señor, si hubieras estado aquí, no habría muerto mi hermano". Jesús, al verla llorar y al ver llorar a los judíos que la acom­pañaban, se conmovió hasta lo más hondo y preguntó: "¿Dónde lo han puesto?" Le contestaron: "Ven Señor, y lo verás". Jesús se puso a llorar y los judíos comentaban: "De veras ¡cuánto lo amaba!" Algunos decían: "¿No podía éste, que abrió los ojos al ciego de nacimiento; hacer que Lázaro no muriera? Jesús, profundamente conmovido todavía, se detuvo ante el se­pulcro, que era una cueva, sellada con una losa. Entonces dijo Jesús: "Quiten la losa". Pero Marta, la hermana del que había muerto, le replicó: "Señor, ya huele mal, porque lleva cuatro días". Le dijo Jesús: "¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?" Entonces quitaron la piedra. Jesús levantó los ojos a lo alto y dijo: "Padre, te doy gracias Porque me has escuchado. Yo ya sabía que tú siempre me escuchas; pero lo he dicho a causa de esta muchedumbre que me rodea, para que crean que "tú me has enviado". Luego gritó con voz potente: "¡Lázaro, sal de allí!" Y salió el muerto, atados con vendas las manos y los pies, y la cara envuelta en un sudario. Jesús les dijo: "Desátenlo, para que pueda andar ".

17 El milagro no es ante una disfunción sino ante una Defunction. Ya no se trata tan sólo de un órgano que no funciona, sino que el milagro que hoy tiene que realizarse es con una persona que ya no funciona. Y esta situación nos permitirá visualizar a Jesucristo como el Dueño y Señor de la vida.

18 Yo no envidio a Lázaro sino que envidiaría la actitud de Lázaro, el sí que debió disfrutar a su familia. Pregunte a cualquier persona que haya sobrevivido a un infarto y le dirán lo mismo: que cada hora, de cada día es un regalo de Dios. (Morris West, A view from the ridge). En nuestras oraciones deberíamos pedir: Señor, que despierte antes de morir. La vida se nos va. No nos conformemos con sólo bombear sangre.

19 CAUCE DE PAZ. L. y M: John Keating (Trad. Andrés Delgado [Jésed]) Cauce de paz, mar de amor, fuente de luz y vida eres Tú, oh Señor. Gozo sin fin, cual manantial, ríos de agua viva en Ti puedo encontrar. ¡Oh Dios, mi Dios! A Ti mi amor, mi alma y mi ser te anhelan, oh Rey, soy tuyo por siempre, Señor. ¡Oh Dios, mi Dios! Ahí en tu paz, la gracia total, la luz de tu faz, en Ti mi vida está.


Descargar ppt "CAUCE DE PAZ. L. y M: John Keating (Trad. Andrés Delgado [Jésed]) Cauce de paz, mar de amor, fuente de luz y vida eres Tú, oh Señor. Gozo sin fin, cual."

Presentaciones similares


Anuncios Google