La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

La capilla del Rosario en la Sagrada Familia: Un testamento espiritual de Gaudí, un gran amigo de Dios.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "La capilla del Rosario en la Sagrada Familia: Un testamento espiritual de Gaudí, un gran amigo de Dios."— Transcripción de la presentación:

1 La capilla del Rosario en la Sagrada Familia: Un testamento espiritual de Gaudí, un gran amigo de Dios.

2 Cuando Gaudí viene a trabajar a la Sagrada Familia, tiene 31 años. Hasta entonces no es, parece ser, un cristiano convencido. Es un arquitecto joven, le van bien las cosas. Va a menudo al Liceo y viaje en carruaje. Pero por influencia de un obispo, el obispo Grau de Reus y de otro amigo suyo el joven Enric d'Ossó (ahora un santo canonizado), experimenta una conversión de vida. Hablando del obispo, una sobrina de Gaudí que pudo declarar en el proceso de beatificación, en marcha actualmente, dijo: "El obispo, a Gaudí y a su padre, los tumbó". Empieza a ir a misa cada día. Tiene un director espiritual, del oratorio de San Felipe Neri (el santo de la alegría cristiana). Escoge un estilo de vida muy pobre y humilde, aunque habría podido vivir como un hombre muy rico. La gente más rica de Barcelona son sus clientes. ¡Es el arquitecto de moda!

3 Sin embargo, Gaudí experimenta aquello que todo cristiano siente: uno no es nunca tan bueno cristiano como quisiera. Siempre hay algún aspecto de nuestra vida que nos hace sufrir. Hacia el final de su vida, Gaudí confiesa: "¡he sido luchador, he conseguido vencer muchos aspectos de mi vida, pero no he conseguido vencer mi mal genio!" La vida del hombre sobre la tierra es un combate. Tenemos que hacer frente a todo tipo de tentaciones y a menudo caemos. "No te desanimes", te diría Gaudí. En el capitel de la izquierda está representada la tentación de la violencia, de la soberbia, del orgullo. Un demonio, en la forma de un pez horrible tienta a un hombre joven con una bomba. Es una referencia a la tristemente famosa bomba del Liceo de Barcelona. También un tema de triste actualidad hoy en día, al principio del s. XXI.

4 En el capitel de la izquierda, está representada la tentación de la vanidad y del dinero. Una chica joven, que quizás no encuentra trabajo, es tentada por un demonio, también en la forma de un pez horrible, con una bolsa de dinero fácil. Pero la tentación no la encuentra desprevenida: está en actitud de oración, y mirando a la Virgen María. El chico también está bien preparado: está en actitud de contemplación, mirando también a la Virgen. Es la capilla del Rosario. El Rosario es una plegaria de contemplación de los misterios de nuestra fe. Las tres fachadas del Templo se corresponden básicamente a los tres misterios del Rosario, del cual Gaudí era muy devoto. Contemplar los misterios de nuestra fe, nos hace fuertes delante de todo tipo de tentaciones. ¡Pero somos débiles y a menudo caemos!

5 Como cayeron, porque también eran débiles, estos personajes bíblicos que Gaudí pone en la capilla. Son santos de los cuales la Biblia no esconde sus miserias humanas. A la izquierda David, tocando el arpa. Es el rey de Israel, el hombre "según el corazón de Dios". Pero la Biblia nos narra su pecado de adulterio y de asesinato para intentar encubrir el adulterio. Es un gran santo pero al mismo tiempo un gran pecador (arrepentido ciertamente). A la derecha de él, Salomón, nacido del adulterio de David. Fue un gran rey de Israel lleno de juicio y de sabiduría, pero introdujo en Israel la idolatría que llevaría a la división del reino.

6 A la derecha, está representada una escena nada ejemplar que nos narra la Biblia. Jacob, el patriarca de Israel, engaña a su padre Isaac, que es ciego, a fin de que lo bendiga a él en lugar de a su hermano Esaú (que es el que tiene el derecho de primogenitura). Jacob, pues, es un tramposo. Pero también es un gran santo. ¡No es santo el que no se cae nunca sino el que se levanta muchas veces!

7 Esta lucha dura hasta el momento de la muerte. Gaudí también representa a un moribundo que en el momento de su muerte pone su alma en manos de la Sagrada Familia: "Jesús, José y María, os doy el corazón y el alma mía". Justo encima un fragmento del Ave María: "¡Ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén"!


Descargar ppt "La capilla del Rosario en la Sagrada Familia: Un testamento espiritual de Gaudí, un gran amigo de Dios."

Presentaciones similares


Anuncios Google