La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

POESÍA VITAL 3 (Versión 1ª) ÍNDICE SALIR Esc ÍNDICE NOTA DEL AUTOR DE LA PRESENTACIÓN LA NAVEGACIÓN POR ESTA PRESENTACIÓN, SE HACE DE DOS MANERAS: Una:

Presentaciones similares


Presentación del tema: "POESÍA VITAL 3 (Versión 1ª) ÍNDICE SALIR Esc ÍNDICE NOTA DEL AUTOR DE LA PRESENTACIÓN LA NAVEGACIÓN POR ESTA PRESENTACIÓN, SE HACE DE DOS MANERAS: Una:"— Transcripción de la presentación:

1

2 POESÍA VITAL 3 (Versión 1ª)

3 ÍNDICE SALIR Esc ÍNDICE NOTA DEL AUTOR DE LA PRESENTACIÓN LA NAVEGACIÓN POR ESTA PRESENTACIÓN, SE HACE DE DOS MANERAS: Una: Pulsando las flechas de los vértices inferiores. Retroceder pagina. Pasar pagina. Dos: Pulsando el botón. Desde la diapositiva índice, podemos ir a cualquier pagina pulsando el enlace que nos interese. CERRAR PRESENTACIÓN Desde PC. Ir a índice y pulsar. También podemos cerrar desde cualquier diapositiva, pulsando la tecla escape. Desde Explorador de Internet Si la presentación se nos abre en otra ventana, pulsar en cerrar, si la presentación se abre en la misma ventana, pulsar en pagina atrás, volvemos a la pagina desde la que abrimos la presentación.

4 CURRICULUM VITAE DE EMMA-MARGARITA R. A.-VALDÉS Lugar de nacimiento y estudios: Nació en Luarca (Asturias), España. Con tres años de edad fue admitida en el colegio de primera enseñanza porque ya sabía leer y escribir. Desde muy pequeña asistió a manifestaciones artísticas: conciertos, exposiciones de obras de arte, conferencias, etc. Tras el examen de ingreso, en Oviedo, a los nueve años, estudió en el Instituto "Eusebio da Guarda", en La Coruña, el bachillerato de los siete cursos, obteniendo Matrícula de Honor en todas las asignaturas y un premio literario por un ensayo sobre la obra de Cervantes. Por enseñanza libre, en La Coruña, terminó Peritaje Mercantil, hizo los cinco cursos en tres convocatorias, con sobresalientes y notables. Se matriculó en Bilbao para obtener los títulos del Profesorado e Intendencia Mercantil, haciendo en tres años los cinco de la carrera superior y las correspondientes tesis, igualmente con destacadas calificaciones. Particularmente estudió música, pintura, literatura, latín, griego, alemán, inglés y francés. Finalizada la carrera, se especializó en Economía Financiera y Contabilidad, para acceder a esta Cátedra, a la vez se preparaba para la Cátedra de Alemán y para un cargo en la Administración. En este tiempo vivió en Madrid. No pudo opositar a la Cátedra de Alemán porque se exigía permanecer dos años en Alemania. Se presentó a los otros dos puestos y ganó la plaza en ambos. Eligió la Cátedra por ser la enseñanza su vocación. En esta Oposición obtuvo el número dos, de diez plazas, a las que concursaron 758 opositores. ÍNDICE

5 Actividad profesional: Al terminar el bachillerato, presentó su curriculum para ejercer como Profesor Ayudante en el Instituto de Enseñanza Media y en la Escuela de Comercio de La Coruña, la consideraron idónea en ambos Centros e impartió las asignaturas de Matemáticas, Inglés y Dibujo; después, de Contabilidad, en la Escuela de Altos Estudios Mercantiles de Madrid. Tras la oposición a Cátedras, desempeñó su labor docente en Cádiz, Ciudad Real, Málaga y en la Universidad de Valladolid, impartiendo clases en Burgos. En la Universidad de Valladolid fue elegida Directora del Departamento de Economía Financiera y Contabilidad. Al crearse la Universidad de Burgos la nombraron Directora de la Unidad Predepartamental de Economía Financiera. Actividad literaria: A la edad de ocho años escribió una novela romántica, que fue elogiada por un inspector de enseñanza. En el Instituto obtuvo un premio, el día del libro, con un ensayo sobre el estilo de Miguel de Cervantes. Hasta el año 1994, su obra poética permaneció oculta. Salió a la luz en una tertulia organizada por la Fundación Fernando Rielo. Fue invitada a un recital que organizó esta fundación y en él dio a conocer algunos de sus poemas. A partir de ese momento accedió al mundo literario y sus poesías tuvieron eco en revistas, libros, folletos, televisión, radio, en un audio-libro de la Cadena COPE, "Poemas Eucarísticos y Marianos", editorial EDIBESA, etc. Su primer libro, "Maternidad..., es poesía", prologado por Antonio Gala, fue bien calificado por literatos y críticos. La Biblioteca de Autores Cristianos (BAC) editó su libro "Versos de amor y gloria". Participa, con destacados escritores, en los volúmenes extraordinarios de la BAC: "Felicidades, Jesucristo", "Bienaventurada", "Sobre el aprecio de la vida", y "Hablemos de la amistad". La Obra Social y Cultural Cajasur ha publicado su ensayo poético "Algarabía". Su libro "Antes que la luz de la alborada, tú, María" recibió una buena acogida por su documentado contenido y por sus poemas místico-religiosos. Tiene nuevos trabajos en preparación. Intervino en ediciones de homenaje a pintores y literatos. Ha sido entrevistada en programas de radio y televisión. Sus poesías se publican en varias revistas y se retransmiten en emisoras de radio. Está incluida en la "Antología de poetas valdesanos". Figuran sus poesías en el "Misal de la Asamblea Dominical", editorial San Pablo, en la publicación mensual "Magníficat", y en otras publicaciones. Sus obras aparecen en muchos sitios de Internet y en diversos libros. Dirige la sección de poesía en la revista Arvo, y colabora en numerosas páginas. En las especializadas en poesía figura entre los poetas contemporáneos. ÍNDICE

6 INTRODUCCIÓN En mi obra he intentado recorrer y transcribir la vivencia íntima de un ser humano, el proceso conceptual y afectivo que origina el encuentro con el diario acontecer y con una dimensión espiritual que excede la inteligencia, que traspasa los límites de la experiencia posible. Deseo acceder al lector, por eso persigo la comunica- ción, el placer estético y la emoción, mediante una poesía que denomino "multidimensional", popular e intelectual, fruto de investigación, que ofrece diversos niveles de interpretación por el análisis de las palabras, de las letras y sus sonidos, de los tonos, del croma- tismo, de la composición conjunta, de las imágenes, de la técnica y de los símbolos entretejidos en todo el texto para aportar una unidad básica a las ideas. El sistema de signos debe proyectar una primera interpretación de modo inmediato, real o intuitiva, aunque contenga otras lecturas emocionales no coincidentes, dando lugar a varias respuestas en función de los códigos utilizados, pero existiendo siempre facilidad para la comprensión. La manifestación externa formal del poema debe adaptarse a su contenido, las ideas exigen su cuerpo poético, que brota íntimamente unido a ellas. El metro del verso produce una expectación anímica sugerida por la figura del poema. Es la expresión material del pensamiento, con un fondo que estimula los ritmos vitales del hombre a través de: una inflexión melódica interna, de la que fluye la fuerza; una melodía externa producida por la métrica y, en su caso, por la rima, y una cadencia en los acentos, cortes y pausas. El sistema de símbolos tiene como fin entrelazar y dar profundidad al contenido; en esta obra son, entre otros, el árbol, el agua, la luz y el paso del tiempo, que esclarecen la idea de la maternidad material y espiritual. El fin que persigo es ofrecer una poesía que se integre en el ser humano: en su memoria, por el metro y la rima; en su inteligencia, por las informaciones transmitidas, y en su corazón, por el ritmo, la fuerza que estimula y estremece. EMMA-MARGARITA R. A.-VALDÉS Catedrático ÍNDICE

7 Tengo en mis pensamientos un enclave sembrado con amor que he recibido, brota el recuerdo alegre, dulce, suave, mies del pasado que hoy ha florecido. Mies del hogar velada por el ave que anida nuestro unísono latido en una misteriosa, extraña, clave de armonía. ¡Qué tiempo tan querido! Años de mi niñez, fundamentales, fueron savia vital de mi raíz y fruto de semillas celestiales. Retazos de emoción, inmateriales, son mis recuerdos de un hogar feliz, joyas, tesoros, goces esenciales. TESOROS DEL PASADO ÍNDICE

8 Las arrugas talladas en tu rostro curtido y el fulgor apagado en tus ojos de luz, son las huellas del tiempo escribiendo un destino de noches de azabache y mañanas de tul. Se han grabado en tu piel las horas de la vida, con sonrisas y lágrimas se ha formado tu historia, han surcado tu cuerpo placeres y agonías y habita entre sus pliegues el fracaso y la gloria. Adoro tus arrugas, que son el libro abierto en el que se relatan nuestras horas de amor, de locas esperanzas, de inaccesibles sueños, de inmensas alegrías, de profundo dolor. Adoro tus arrugas, amigo y compañero, son el refugio cálido para el invierno gris, cobijados en ellas, al sol de los recuerdos, haremos del futuro el tiempo más feliz. ADORO TUS ARRUGAS, AMIGO Y COMPAÑERO ÍNDICE

9 EL BISTURÍ Hoy he visto tu plástica figura, tus senos juveniles y turgentes, la perfecta armonía de tus dientes, brillantes con excepcional blancura. Tu cuerpo es sicalíptica escultura incitadora a goces vehementes; tus lujuriosas curvas prominentes excitan la pasión y la locura. ¡Qué lástima!, pues falsa es tu belleza, es producto de mil operaciones, de horrible silicona y cirugía. Ríe el cuerpo, tu espíritu bosteza, el vacío rellena los rincones que el bisturí no alcanza todavía. ÍNDICE

10 EL BURKA No margines el burka de inocencia, aleja la mirada del lascivo, del sexo incontrolado y primitivo que denigra el umbral de tu decencia. El burka, que cobija la existencia del amor familiar, está cautivo por un modelo absurdo y progresivo que veda en el hogar la permanencia. Tú tienes, bajo el burka, libertad de ser o de no ser mujer-familia, o de ser en la ciencia autoridad. No radica en el burka la verdad, ¿quién sabe en qué razón se domicilia? ¡es cuestión de arreglar la sociedad!. ÍNDICE

11 Y ME QUEDARÉ SOLA... Y me quedaré sola... como la cima helada de los montes como el abismo negro de las minas como elefante herido ante la muerte Y me quedaré sola... se irá la luz de mi horizonte rosa se irá el rumor azul del mar y el cielo se irá lenta la vida en el ocaso Y me quedaré sola... con el recuerdo gris enardecido con púrpura extravío embriagador con tristeza amarilla en mi hondonada Y me quedaré sola... entre viejos papeles inservibles entre ruinosos fúnebres retratos entre añejas reliquias de la nada Y me quedaré sola... sintiendo la crudeza del invierno sintiendo el corazón a fuego vivo sintiendo agonizar las esperanzas Y me quedaré sola... sin días en mi insulso calendario sin martirio y placer en el futuro sin savia circulando en las arterias Y me quedaré sola... con la mirada huyendo del paisaje con el peso excesivo del pasado con tantos sueños rotos sin destino Y me quedaré sola... ÍNDICE

12 Vagabundo: ¿Qué vieja historia encubren tus harapos? ¿Qué existe tras tu espalda fugitiva de látigos antiguos? Habitas los silencios del pasado. Olvidado de ti, sin el zurrón del tiempo a cuestas, recorres los paisajes de la nada. Un temblor malva alienta crisantemos, atardecen violines con lluvia de vigilias y en tu sangre se enfrían los otoños. Cilicios de la noche te aproximan al limen. Delirios del enebro y de la ortiga reclaman la inocencia perdida en el asfalto. Despiertas sin destino en tu feudo de rosas y gorriones. Nómada, polizón y peregrino, libre de reglas, leyes y costumbres, sin cartera y sin llaves, continúas tu humana singladura. Al conjuro del vértigo escancias el acíbar en el éxtasis de mortales mixturas. Lívido, cárdeno, aterido, mudo, te acoge en su regazo la quimera. Lejanos pebeteros, que embriagan con perfumes inmortales, mitigan los latidos de tu sien, febril por el concepto y el absurdo. Amanecen las arpas sobre la piedra-lecho de tu vida, cuando es losa que cubre tus despojos. Desnudo de soberbia te cobijan maitines celestiales y ciñen tu cabeza guirnaldas luminosas. Canta tu corazón un salterio sagrado. Ya no sigues radío, sin rosa de los vientos. Viajero del relámpago divino eres una metáfora en el sol. ÍNDICE

13 Se desvela el enigma de la vida en las últimas ráfagas de tierra, telaraña de aurora que se cierra sobre el dolor abierto de la herida. El laberinto azul es avenida, y un imán amoroso nos aferra al destino mortal que nos aterra, revelado en la mágica partida. Nuestros lazos se van desanudando y sus cintas flamean en el viento, el recuerdo es un sueño, un lamento, estertores del ser resucitando. A lo lejos la luz alboreando en las ondas de un nuevo pensamiento, despoja de la niebla al firmamento con la eterna verdad que está triunfando. Amanece el rocío en el jardín, en la rama la tórtola zurea, el abrazo en las nubes aletea y enmudece el aullido del mastín. Se ha parado de golpe el balancín que agitaba el fragor de la marea y una espiral de dársenas ondea en arpegios de antiguo clavecín. Lejos de la crisálida, en la huella que emite claridades, se estremecen impulsos ancestrales, se ensombrecen las rutas luminosas de la estrella. Un coloquio de soles firma y sella el pacto celestial, voces que ofrecen la plenitud de amor y palidecen los rayos de pasión de la centella. Atravesando pórticos de gloria se alcanza el paraíso universal, se vive el espectáculo final, se recupera atávica memoria. ÍNDICE

14 MI ANTIGUA VENTANA AL AMOR Te veía, asomada a mi ventana, con tus andares de velero al viento, y suspiraba con mortal lamento, honda fragancia de una flor temprana. Triste recuerdo es mi pasión lejana que convirtió la vida en un tormento, en un morir doliente a fuego lento, en la desesperanza del mañana. Quiero olvidar, de aquel amor ausente, tu amada imagen en mi vida vana, que la llenó en un tiempo plenamente, y el pensamiento, loca filigrana, vuelve hacia ti, a verte adolescente, en nuevos sueños desde mi ventana. ÍNDICE

15 HOJA SECA DE OTOÑO Estalló ocre el otoño sobre mí, sobre la savia hambrienta de pasión, estalló de repente y conocí la sequía de la desolación. Soy hoja solitaria, macilenta, sacudida por fría realidad y me aferro, ya muerta, amarillenta, a la rama de la felicidad. ¿Será el barro mi tumba, mi destino, en el mundo de humana expiación?. ¿Será el cielo, o el infierno, un desatino?. ¿Viviré en celestial resurrección? La esperanza no muere en la caída y yo espero un alegre amanecer, seré abono de rama verdecida y en la flor veré al sol resplandecer. ÍNDICE

16 Hoy he visto en un rostro la agonía, la cárcel del invierno sin retorno. En el último invierno las golondrinas libres del verano emigraron al sol. Se deshojaron, mustios, los rosales. Se helaron las fontanas y jamás volverá la primavera. La semilla de amor, que engendró nueva vida en los jardines, muere en la frialdad de las estepas. El árbol de la sangre tiene ramas desnudas, la vejez ha incrustado en sus tejidos larvas de soledad. No brotarán más hojas de esperanza. En el último invierno, el sin retorno, el tiempo está cumplido más allá de sus límites, no hay destino en la arcilla de los odres, sólo hambredad frutal. Se vislumbra la muerte por los pliegues del cuerpo, hábito de experiencias trascendidas. El mundo es estremece ante su imagen. Al filo del abismo maduran en las cimas extraviadas los helechos llagados por la ausencia. Cúmulos de recuerdos descargan la nostalgia sobre el barro. En la mente aterida crepitan rojas brasas que incineran la aurora. Por los jirones negros de la noche del invierno final centellea una luz lejana y pálida. Pero nunca las sabias golondrinas contaron su aventura. Hoy, que he visto el invierno sin retorno, quisiera tener alas... HOY HE VISTO EL INVIERNO ÍNDICE

17 LA VEJEZ Las arrugas cincelan experiencias en el semblante triste del espejo. En los brazos abiertos se marchitan las hojas del otoño. El viento seca el agua del esencial torrente. El mundo es lejanía y amargura. El fuego del amor es ascua mortecina en el crepúsculo. Los años se han perdido, serán polvo yacente en el asfalto. Avalancha de hielo estremece la carne apasionada. El rubor palidece ante el futuro hostil. Anochece en los ojos un extraño horizonte. Los labios se resecan con la sed infinita de esperanza. Los músculos se encogen por el dolor oculto en la renuncia. Encorva la figura agonizante el peso abrumador de los recuerdos. Y la vejez se acerca con pasos vacilantes hacia el fin. Tras la frontera azul el alma vestirá su cuerpo luminoso.

18 NACIENDO AL MORIR Sería quizá hermoso ir hacia atrás viviendo, como alma que navega en proceloso mar y arriba a edén eterno. Así, al nacer muriendo, la travesía humana suavemente acabar. Vejez, promesa firme de cuerpo floreciendo, exaltada emoción por quién hemos de amar; amor, ascua de esencia, que rejuveneciendo, será pasión ardiente, ¡no puede fracasar!. Encuentro con los padres, dulce surco marcado, gozosa adolescencia, periodo idolatrado, y jugando llegar al final del camino. Anidarse en el seno de la madre, arropado con calor de su carne y, en largo viaje alado, unir el alma a Dios en el soplo divino. ÍNDICE

19 El raudo tren subterráneo atraviesa la ciudad con su carga de tristeza, con su carga de ansiedad. Vamos todos hacinados, privados de libertad, arrastrando las cadenas de la vida en sociedad, las cadenas de trabajo, pobreza y enfermedad, de dura lucha incesante, de la falta de piedad. El tren orada la tierra, huye de la claridad, se avergüenza de su carga de dolor y suciedad. Vamos de un lugar a otro juntos, pero en soledad, esperando un nuevo cielo lleno de felicidad, un cielo que nunca llega dentro de esta oscuridad, de un quehacer rutinario de absurda finalidad. EL TREN SUBTERRÁNEO 1 DE 2 ÍNDICE

20 El tren sigue hora tras hora su febril actividad hacia la monotonía bajo la fatalidad. Nuestras miradas reflejan la triste conformidad, una calma precursora de futura tempestad. así un día y otro día, así hasta la saciedad, por el raíl cotidiano de la brutal realidad. El tren abre nuevos túneles, se extiende en profundidad, hay que llevar muchos cuerpos que ofrecen utilidad. Lejos del tren vuela el alma buscando la inmensidad en un cielo gris, ausente de la solidaridad. algún día encontraremos la estación de la Verdad, en la que todos, hermanos, tendremos amor y paz. EL TREN SUBTERRÁNEO 2 DE 2 ÍNDICE

21 Voy a silenciar las campanas de tus adjetivos, de nexos y verbos, de tu melodía, de tu abecedario sostén de metáforas, cuerpos de la idea. Voy a componer densas retahílas recurrentes. Arrancaré las ovaciones de los cobardes, seré otro asesino de tu esencia, y disfrazaré de sinfonía el desconcierto. Mi concitación de vértigos fósiles, fundidos al juego de los símbolos, de mitos confusos, trepará pedestales precarios. Cual luz de magnesio entre las sombras, brillara tu voz agonizante. Velaré tu sol bajo mis párpados, la alucinación será misterio, momentánea flor de una cultura de incapacidad. TE PROSIFICARÉ, POESÍA, HASTA LA MUERTE DE LOS CÍCLOPES 1 de 3 ÍNDICE

22 Retorceré claves de tu ritmo, tu vital latido, tu equilibrio, huiré de la magia de tu estética. Voy a abrir mi diccionario del feísmo, inventaré el absurdo, y en crasa oscuridad te prosificaré. Te prosificaré porque aborrezco la sonrisa de suficiencia estéril que implanta la atonía de las piedras y esculpe en frío mármol lápidas de palabras con golpes de impotencia. Te prosificaré porque cantan sirenas ocaso y destrucción bajo la sombra de los cipreses. TE PROSIFICARÉ, POESÍA, HASTA LA MUERTE DE LOS CÍCLOPES 2 de 3 ÍNDICE

23 Te prosificaré, te daré el beso bíblico. Con el senatorial cuchillo, patrimonio de dioses, te eliminaré. Subiré los peldaños clavados con grotescos sustantivos. Alcanzaré la gloria, me sentaré en el trono de ignorancia e impondré mis esquemas. Te prosificaré con la violencia trágica de víctima suicida, conjuro lúdico de olvido, un paradigma tránsfuga de la razón pura y exiliaré tu resplandor hasta la muerte de los cíclopes que hoy dominan el mundo y su cultura. Mas por los surcos diáfanos del alma transitan los fantasmas de tu ser y en estremecedor desasimiento abrazo tu belleza, las sílabas afloran en tu rayo con acordes eternos. Siento en mí un delirio de amor, de rebeldía. Vuelvo a ti, a tu ritmo, a tu acento, poesía. TE PROSIFICARÉ, POESÍA, HASTA LA MUERTE DE LOS CÍCLOPES 3 de 3 ÍNDICE

24 LA VENTANA QUIETA Lento gotea el tiempo en los cristales de la ventana quieta, y mi alada ansiedad traspasa el aire hacia la luna nueva, eleva algarabía de jazmines, en un landó de estrellas, redime atormentadas nubes grises en pos de la belleza. Y sigue goteando en los cristales cuando el rayo sensual besa la esfera, y el amaranto se abre tras la ventana quieta; al otro lado canta la alegría aquí llora el agobio de la brega, tediosa, repetida, en muros de tristeza. Lento tiempo gotea en los cristales de la ventana quieta, martillea apetencias sollozantes en el recinto estrecho de la celda, gotea en el cerebro, el alma gime tensa, prisionera. ¡Que finalice el tiempo!, ¡el tiempo lento que el cristal golpea!. ÍNDICE

25 En la noche sin descanso, rota por la algarabía de motores y sirenas en las ventanas rojizas, por los túneles de acero del sueño que les habita galopan pena y dolor, y el ansia de nuevas vidas. Y a la mañana siguiente la fría ciudad vomita los mismos hombres de asfalto hacia iguales fantasías, por los túneles de acero que ofrecen ciegas salidas al paraíso perdido en las oscuras esquinas. La ciudad abre sus fauces a la mañana ceniza, regurgita su hato de hombres hacia esperanzas marchitas, por los túneles de acero que ofrecen ciegas salidas al paraíso perdido buscado por las esquinas. Hombres que al atardecer, con las miradas sombrías y el peso de la añoranza en sus cansadas pupilas, por los túneles de acero regresan a sus guaridas, al cemento de sus cárceles, fraguado en melancolía. POR LOS TÚNELES DE ACERO ÍNDICE

26 Dedicatoria Nota del autor del PPS Currículum Vítae Introducción Tesoros del pasado Adoro tus arrugas, amigo y compañero El bisturí El burka Y me quedaré sola... Vagabundo La muerte Mi antigua ventana al amor Hoja seca de otoño Hoy he visto el invierno La vejez Naciendo al morir El tren subterráneo Te prosificaré, poesía La ventana quieta Por los túneles de acero Créditos SALIR

27 Autora de las poesías: Emma-Margarita R. A.-Valdés Todos los derechos reservados © Autor de la presentación: Vicente Sánchez Pino Diseño: Vicente Sánchez Pino Respeten las autorías de los poemas y de la presentación Imágenes : La mayoría, son de la pagina Poesía Vital Música: The Sky Lives Among Four Eyes Ernesto Cortázar Fecha: ÍNDICE REINICIAR SALIR GRACIAS POR SU VISITA EMMA-MARGARITA R. A.-VALDÉS


Descargar ppt "POESÍA VITAL 3 (Versión 1ª) ÍNDICE SALIR Esc ÍNDICE NOTA DEL AUTOR DE LA PRESENTACIÓN LA NAVEGACIÓN POR ESTA PRESENTACIÓN, SE HACE DE DOS MANERAS: Una:"

Presentaciones similares


Anuncios Google