La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Este importante edificio de fines del período colonial se comenzó a construir en año 1802, pero tanto su segunda planta como su mirador fueron edificados.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Este importante edificio de fines del período colonial se comenzó a construir en año 1802, pero tanto su segunda planta como su mirador fueron edificados."— Transcripción de la presentación:

1

2 Este importante edificio de fines del período colonial se comenzó a construir en año 1802, pero tanto su segunda planta como su mirador fueron edificados posteriormente. Fue la residencia formal del primer presidente de la República, el General Fructuoso Rivera, al adquirirla en "Estampas del Viejo Montevideo" obra de Carlos Menck Freire

3 Hoy es sede del Museo Histórico Nacional, allí se encuentra también su oficina administrativa central además de las diferentes salas de exhibición que muestran el devenir histórico de Uruguay.

4 En la esquina de las calles Rincón y Misiones, el Museo Histórico Nacional se encuentra emplazado en una casa de tragedias y aventuras. Su historia comienza a principios del siglo XIX como residencia de la familia Salvañach. Es en ese entorno que se produce el primer gran crimen que se recuerda en Montevideo cuando, en una conspiración de esclavos, es asesinada la viuda de Salvañach el 2 de julio de En 1834 la casa es vendida al General Fructuoso Rivera, quien había dejado hacía poco la presidencia de la República.

5 Es una casona de estilo neoclásico construida a comienzos del siglo XIX, en la que vivió el general Fructuoso Rivera - primer presidente del Uruguay - y que actualmente es la sede del Museo Histórico Nacional. El visitante puede encontrar allí desde piedras y vasijas que pertenecieron a los indígenas habitantes de estas tierras hasta cuadros, muebles, armas, uniformes y escritos que permiten reconstruir gran parte de la historia del país

6 Este edificio constituye una composición edilicia, integrada por varias fincas construidas en distintos períodos, pero a las cuales la similitud de estilo, brinda un aspecto de conjunto. La primera parte, iniciada en 1802, comprendía el sector orientado a la calle Zabala, donde se encuentra el patio, las cocinas y la escalera de piedra que conduce a la azotea. Posteriormente se edificó la esquina de Misiones y Rincón y se agregó al conjunto el Primer Piso, sumándole finalmente el mirador de dos pisos octogonales en 1852 Maqueta. Museo del Patrimonio en miniatura. Punta Carretas Shopping "Estampas del Viejo Montevideo" obra de Carlos Menck Freire

7

8 Mirador de dos pisos octogonales está rodeado por dos pisos de balcones y presenta una cierta influencia árabe. Calle Misiones Calle Rincón Calle Zabala El espectáculo de la entrada de buques era el predilecto de los Montevideanos. Las familias céntricas y relacionadas entre sí, aprovechaban esas circunstancias para entablar sociabilidad. Los miradores eran lugares excepcionales para ello.

9 Escalera que se utiliza para acceder al mirador Interior de la Casa de Rivera

10 Fue su primer dueño Don Cristóbal de Salvañach, cabildante y miembro de la defensa de la ciudad, durante las invasiones inglesas, quien la ocupó hasta 1820 comprándola luego en 1834, el Gral. Rivera.

11 Al morir Salvañach su viuda, Celedonia Wich siendo de un carácter desagradable, hacía la vida imposible a sus esclavas, castigándolas de continuo con un látigo que llevaba permanentemente en su cintura. Finalmente las esclavas perdieron su docilidad y luego de una de las palizas a que eran sometidas, la tiraron desde el primer piso, provocando su muerte.

12 Se dice que de tanto en tanto se escuchan gritos desgarradores, llantos y lamentos. No es para menos. El 2 de julio de 1821, la viuda del rico comerciante español que había edificado la casa, castigó brutalmente a dos de sus esclavas, María de veinticinco años y Encarnación de veinte. Éstas la asesinaron y fueron condenadas a la horca. Fue el único caso de mujeres que sufrieron pena de muerte en Uruguay.

13 Rivera la habitó 20 años o sea hasta su muerte acaecida el 13 de enero de En 1839 después del triunfo de Cagancha, presenció desde sus balcones el desfile de las tropas vencedoras, recibiendo el homenaje de sus compañeros de armas. El 25 de Junio de 1839, al partir a la Argentina Don Juan Lavalle, a combatir a Rosas, recibió en la sala de la finca, en una inolvidable ceremonia, las banderas bordadas por manos femeninas, que enarbolaría en su lucha contra el tirano.

14 En 1843 se reunía allí la Sociedad Filantrópica de Damas Orientales, presidida por Doña Bernardina, que costeaba y atendía un hospital de campaña. Al morir Rivera en 1854, no pudo ser velado allí, por el estado en que estaba el cadáver, pero en uno de los patios se guarda el carruaje en que fuera transportado este desde Melo, precariamente embalsamado en un barril de alcohol.

15 En sus incontables e inmensas habitaciones, Doña Bernardina vivió a lo largo de casi 20 años, la casi permanente ausencia del General, haciéndole cigarros que él le mandaba encargar entre batalla y batalla, y recibiendo ya una negrita que te será útil para cebarte mate ya un pañuelo muy bonito de seda que he comprado a un francés que acompaña nuestro ejército, y que te envío con esta carta, por el primer chasque que he despachado después de la batalla (fragmentos de cartas de Rivera a su esposa)

16 En 1850, el viajero francés Xavier Marmier visita Montevideo y se refiere en estos términos a Doña Bernardina Fragoso: En la hora actual, su mujer que lo ha seguido con admirable devoción en todas sus vicisitudes, vive en Montevideo, en un modesto retiro, teniendo por todo bien una modesta renta. El mismo Rivera, después de haber tenido como Presidente y como General, todos los medios a su alcance para enriquecerse está en el Brasil, en las mismas humildes condiciones de fortuna

17 Luego de fallecido Rivera, la casa tuvo diversos propietarios, hasta pertenecer al Banco de Seguros del Estado quien la cedió para sede del Museo Histórico Nacional. Desde allí, Juan Pivel Devoto realizó una obra digna de mención durante 40 años. La construcción de la casa, tal como la conocemos hoy en día, se fue modificando a través de varias etapas, pero aun así mantiene una gran unidad de estilo.

18 El visitante puede encontrar allí desde piedras y vasijas que pertenecieron a los indígenas habitantes de estas tierras.

19 También se pueden ver muebles, vestidos, trajes de época, utensilios y escritos que permiten reconstruir gran parte de la historia del país.

20 Puerta giratoria de un orfanato donde se depositaban a los niños.

21 Sitios consultados: Imágenes: Fotografías tomadas por el Prof. Richard Delgado.


Descargar ppt "Este importante edificio de fines del período colonial se comenzó a construir en año 1802, pero tanto su segunda planta como su mirador fueron edificados."

Presentaciones similares


Anuncios Google