La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

EL TEATRO DEL SIGLO DE ORO. EL TEATRO CASTELLANO MEDIEVAL El teatro medieval castellano cuenta con testimonios confusos, escasos e irregulares, hasta.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "EL TEATRO DEL SIGLO DE ORO. EL TEATRO CASTELLANO MEDIEVAL El teatro medieval castellano cuenta con testimonios confusos, escasos e irregulares, hasta."— Transcripción de la presentación:

1 EL TEATRO DEL SIGLO DE ORO

2 EL TEATRO CASTELLANO MEDIEVAL El teatro medieval castellano cuenta con testimonios confusos, escasos e irregulares, hasta el punto de haberse puesto en duda su existencia hasta finales del siglo XV. Entre las hipótesis lanzadas para explicar esta ausencia del Teatro Medieval en España, está la que la atribuye a la ocupación árabe y a la implantación del rito mozárabe en Castilla. Es probable que en la península se hayan perdido más textos de representaciones teatrales que de otros géneros literarios. Sólo se conserva un breve fragmento que se conoce con el título de Auto o Misterio de los Reyes Magos, descubierto en el Siglo XVIII en la Catedral de Toledo por uno de sus canónigos. Compuesto en versos polimétricos, data de finales del Siglo XII o de principios del Siglo XIII y es la única pieza dramática que poseemos de un período que llega al Siglo XV En España el Teatro Medieval nació en los templos, como el de otros países, y consistió en la escenificación de hechos tomados de la historia sagrada católica que eran representados en la Navidad, Semana Santa, Fiestas de Corpus, etc. Estas primitivas formas del teatro español se realizaban dentro de la iglesia y muchos clérigos interpretaban los distintos personajes bíblicos de la representación, aunque también se contrataba a bailarines y juglares.

3 Pronto escenas principales cayeron en lo zafio y grotesco, por lo que dichas representaciones tuvieron que salir del templo y realizarse fuera, en el atrio, para que el pueblo las presenciara desde la plaza o la calle. En España las primeras obras religiosas se llamaron autos ("acciones" o "actos"). Los primeros dramas sacros parecen haber sido reconstrucciones de los relatos bíblicos o de la vida de los santos. A fines del siglo XV, Carlos II prohibió las llamadas comedias de santos. En 1473 un concilio eclesiástico emitió un decreto contra la presentación de monstruos, máscaras, figuras obscenas y de "versos lascivos que interfieren los oficios divinos". Es probable que haya habido muchos decretos más, pero las obscenidades persistían en las iglesias, sobre todo en los pasos.

4 Simultáneamente hubo un teatro profano de viejo arraigo popular. Estuvo constituido en un principio por los llamados «juegos de escarnio», de los cuales no queda sino el nombre. Los actores del teatro profano iban de lugar en lugar y repetían sus interpretaciones. Viajaban en carros donde llevaban sus decorados. Precisamente su actuación al aire libre se llamaba la fiesta de los carros. En cada parada, los carros eran llevados frente a una plataforma sobre la cual los actores interpretaban las escenas más importantes. Había otra clase de escenario que sólo se utilizaba en los desfiles, llamado la roca. Era ésta una especie de plataforma llevada por doce hombres y sobre la cual iban de pie Jesús, María y diversos evangelistas y santos. A pesar de que algunas obras eran repetitivas y demasiado extensas, interpolaban música y acción y explotaban las posibilidades cómicas en muchos de los papeles asociados a los vicios y al demonio, creando así una fórmula dramática popular menos agobiante. Algunos a menudo casi fallecían al representar crucifixiones excesivamente realistas y otros al figurar de demonios sufrían gravísimas quemaduras El pueblo español amaba el teatro en todas sus formas, y a todas con el mismo entusiasmo. El canto y el baile, los monólogos y los cuadros cómicos, hasta la juglaría, introducían lo que se suponía que debía ser la atracción principal: la obra en sí.

5 En Italia y en Inglaterra, al igual que en España, algunas obras seguían a los clásicos y se las representaba en los palacios y universidades. Ciertas universidades exigían a los estudiantes y al cuerpo docente la producción de dos obras clásicas cada año. Así tuvieron cabida por primera vez en la corte las maravillas escénicas de Italia.

6 Representación teatral en Lovaina (1494) sobre un tablado desmontable.

7 Tipos de representaciones: Dentro del teatro religioso encontramos diferentes clases de representaciones: Durante los festivales religiosos, que asiduamente se celebraban en toda Europa medieval, nunca faltaban los misterios, pequeñas piezas didácticas basadas en la evolución de la humanidad según los principios cristianos (desde la creación hasta el juicio final) y en las populares vidas de los santos. Escritos por religiosos e interpretados por los vecinos, por lo común en el interior o en el atrio de las iglesias o sobre enormes carros construidos para tal fin, los misterios eran tan suntuosos en su puesta en escena como se lo podía permitir cada comunidad. El peso de la realización fue recayendo paulatinamente en los gremios de artesanos, por lo que se supone que el nombre misterios proviene del francés métier (trabajo u oficio) aunque no tardó en derivar a la concepción más amplia de verdad religiosa.

8 Algo más tarde, en el s. XV, hicieron su aparición las moralidades, que no eran otra cosa que sermones representados. Alcanzaron enorme popularidad, sobre todo en Inglaterra donde destacaron títulos como El castillo de la perseverancia. El objetivo de las moralidades era representar la lucha contra el pecado y el proceso que permite al hombre común llegar a la salvación de su alma.

9 Alegorías: Las alegorías fueron un subgénero proveniente de las moralidades. En ellas los personajes representaban cualidades abstractas como por ejemplo los siete pecados capitales. Este género se desarrollará a lo largo de los siguientes siglos. Entre sus obras se encuentran títulos destacados como lo son La reina de las hadas de Edmund Spencer y El viaje del peregrino de John Bunya. Tropos Los tropos eran textos breves que se interpolaban dentro de uno litúrgico. Su desarrollo dialogado dio lugar al drama litúrgico.

10 Dentro del teatro profano encontramos otros tipos de representaciones: entremeses (piezas dramáticas de comedia, baile y canto de un solo acto, que solían representarse entre una y otra jornada de la comedia); comedias (obras dramáticas españolas de enredo y desenlace festivos o placenteros); pasos (piezas dramáticas muy breves); farsas: piezas cómicas breves; calzas; juegos de escarnio. Jácaras, mojigangas, bailes y fines de fiesta

11 TEATRO RENACENTISTA PRIMERA MITAD (NACIMIENTO DEL TEATRO)

12 Teatro renacentista En la 1ª mitad del s.XVI, tenemos dos tipos de teatro, hecho por los mismos autores: EL TEATRO RELIGIOSO: El teatro de principios del siglo XVI continúa el de los maestros anteriores, que aún desarrollan su obra. Imita escenas pastoriles sobre el Nacimiento o la Pasión de Cristo, la adoración de los Reyes Magos, etc., y cultiva el dialecto sayagués. La aportación de los dramaturgos del primer Renacimiento al teatro humanístico consiste en traducciones y adaptaciones de tragedias y comedias de autores grecolatinos, destinadas a la lectura de un público minoritario. Como teatro culto, su impacto social fue muy reducido. EL TEATRO PROFANO. Toma básicamente como modelos la comedia latina de Plauto y Terencio y el teatro italiano de la época (Boccaccio).

13 -OBRAS DIALOGADAS. Siguiendo la tradición de la Celestina, aparecen varias comedias en las que se potencia, sobre todo, la parte obscena y el inframundo de la prostitución. Muchas de ellas tenían finales felices. Segunda comedia de Celestina, Tercera Celestina, Cuarta Celestina. Destaca La lozana andaluza, de Francisco Delicado. Por su realismo puede verse como un antecedente de la novela picaresca. Practica la intertextualidad. La obra mantiene palabras, sentencias, proverbios y prácticas de brujería de La Celestina. Comparte con ella el gusto por lo sexual y hablar de ello de una manera natural y libre (incluso sobre las enfermedades sexuales). Comparada con otras obras, sin embargo, se puede considerar que no cae en excesos pornográficos y así se ve cómo una realidad escandalosa puede convertirse en obra maestra.

14 DRAMATURGOS DE LA PRIMERA MITAD DEL S. XVI Juan del Encina, Gil Vicente, Lucas Fernández y Bartolomé de Torres Naharro

15 JUAN DEL ENCINA Nació muy cerca de Salamanca, hacia el año de Poco se conoce de su vida, pero se sabe que fue poeta y músico de gran prestigio en la corte. Realizó varios viajes a Roma -tuvo amistad de Papas y reyes-; realizó una peregrinación a Jerusalén, donde se ordenó sacerdote. Murió en Sus obras dramáticas son lo más importante de cuanto realizó, y por ello se le ha llamado «El padre del teatro español». Su teatro trata de temas religiosos y profanos. En ellos unos pocos personajes -pastores, casi siempre- dialogan sobre cuestiones de amor en un marco de rústica belleza. En dichos ensayos dramáticos están mezclados los elementos de la poesía pastoril -Virgilio- con los de la primitiva representación litúrgica de la Edad Media, arrancando de aquí la doble corriente, profana y religiosa, que caracterizó luego al teatro español del Siglo de Oro. Estas piezas se representaron en el Palacio del Duque de Alba, y son llamadas por su autor, indistintamente, «eglogas, representaciones o autos». Terminan casi todas en villancicos dialogados.

16 GIL VICENTE Fue un auténtico poeta lírico. Sus comedias son de carácter popular y, al igual que las de Juan del Encina, se representaron en las casas señoriales. Sus obras: La Rubena (en portugués y castellano); Amadis de Gaula; Don Durados; La Comedia del Viudo.

17 Lucas Fernández; (1474?-1542) Compañero, rival y admirador de Juan del Encina sería el salmantino Lucas Fernández ( ), cuya obra resulta difícil de fechar, aunque se supone realizada hacia La vida de Lucas Fernández transcurrió en Salamanca, donde estuvo al servicio de la catedral. Su teatro se mantuvo en la corriente medieval. Escribió seis farsas y églogas al modo pastoril; tres de ellas son profanas y las otras tres religiosas. De estas últimas destacamos la denominada Auto de la Pasión como obra más interesante de Lucas Fernández y la principal de todo el teatro primitivo español. La edición de sus Farsas y églogas aparece en 1514 en Salamanca. Presenta tres comedias de tema amoroso. Introduce este término en nuestro teatro, acaso porque la primera de ellas recuerda el argumento de la comedia elegíaca latina medieval. En las otras dos plantea como debate el amor del pastor y el del caballero. Su producción se completa con un brevísimo diálogo para cantar.

18 Lucas Fernández parte de presupuestos próximos a los de Juan del Encina, al cual aventajó en realismo y agudeza al prolongar el número de versos y de personajes de cada representación. Mantuvo el dialecto sayagués de sus pastores.

19 Bartolomé de Torres Naharro ( ) En sus obras religiosas hay a veces más parodia que exaltación. Entre ellas: Diálogo del nacimiento, Adición del diálogo. Es el verdadero padre del teatro español: definió los temas del teatro, la división en 5 jornadas y un número razonable de personajes. Obras profanas: Propalladia: comedia a noticia, Trophea.

20 TEATRO DEL RENACIMIENTO. SEGUNDA MITAD AFIRMACIÓN DE UN TEATRO

21 -En la 2ª mitad del s.XVI, bajo el reinado de Felipe II y en plena efervescencia de la Contrareforma, los dramaturgos se proponen actualizar el teatro de la 1ª mitad de la centuria, buscando una expresión dramática más acorde con los intereses de los nuevos tiempos.Para ello incorporan a sus obras temas que se retomarían luego en el teatro barroco. Las obras dramáticas tratan ahora asuntos históricos y novelescos, mostrando personajes, situaciones y desenlaces dramáticos sorprendentes. Con la intención de atraer a un público más amplio lo llevan a la calle, siguiendo el ejemplo de las compañías italianas de la comedia dell'arte. Sigue habiendo teatro religioso. Códice de autos viejos. Obras de Timoneda. Obras de jesuítas (en latín y castellano). El teatro profano y Lope de Rueda. Los trágicos de fin de siglo: Juan de la Cueva, Cervantes.

22 Hablar del teatro popular en la 2ª mitad del s.XVI es hablar del sevillano Lope de Rueda. Además de autor, fue empresario y actor. Recorrió con su compañia muchas ciudades y pueblos de España, alcanzando gran celebridad. Su producción dramática abarca los géneros de la comedia y el teatro breve. En este género, el más destacado de su producción teatral, nos ha dejado los pasos, un conjunto de pequeñas piezaqs en prosa, de carácter cómico y realista, que se representaban de manera aislada o en los entreactos de las comedias. En los pasos, los asuntos, ambientes y personajes son de raíz popular. La figura del bobo anticipa la del gracioso de la comedia barroca. Los pasos se hallan en el origen del género del entremés, que tanto éxito tendrá en el s.XVII con Cervantes y Quiñones de Benavente. El valenciano Juan de Timoneda, creador del término "entremés", ofrece en La Turiana una interesante colección de piezas breves en las que sigue la estela de los pasos de Lope de Rueda.

23 -Fray Jerónimo Bermúdez, Andrés Rey de Artieda, Cristóbal de Virúes y Lupercio Leonardo de Argensola son algunos de los dramaturgos que cultivaron en la 2ª mitad del XVI el teatro humanístico. -Una parte de las producciones dramáticas de Juan de la Cueva y de Cervantes se inscribe dentro de esta corriente. El sevillano Juan de la Cueva, autor de comedias y tragedias, se va distanciando de la precectiva dramática clásica al romper la unidad de tiempo, mezclar lo trágico con lo cómico y reducir el número de actos de las obras de 5 a 4, por lo que se le considera el iniciador de la revolución de Lope de Vega, unos años después, va a llevar a cabo en la escena española.

24 LOPE DE RUEDA

25 Corral de comedias en Almagro, siglo XVI

26 Nació en Sevilla en Comediógrafo. Miembro de una familia de artesanos batidores de oro, pronto abandonó su oficio manual, formó compañía y se dedicó a representar las piezas que él mismo componía. Está documentado que en fue cómico a sueldo por el Ayuntamiento de Valladolid, y a partir de entonces aristócratas y ciudades en fiestas le contrataban continuamente. Amigo de Timoneda y de Cervantes, quien dice de él: "fue el primero que en España sacó las comedias de mantillas y las puso en toldo, y vistió de gala...". Timoneda editó sus obras en tres volúmenes, después de su muerte.

27 Lope de Rueda fue el fundador de la primera compañía teatral española. No sólo escribía las obras: también las dirigía y hasta las representaba. Recorrió toda España con sus compañeros. En Semana Santa les contrataban para representar autos sacramentales (obras religiosas). El resto del tiempo recorrían ciudades y pueblos con su propio repertorio. Su teatro está influido por la commedia dellarte italiana. Lo que hizo fue adaptarla a los gustos españoles. Es fundamental señalar que Lope de Rueda se dirigía al pueblo llao, con obras ágiles y divertidas. La mayor parte de sus composiciones teatrales se basaron en aventuras, situaciones límite o ridículas y enredos que se aclaran al final, en las que el autor captó el interés, sostenido por la amenidad y la viveza de los diálogos. Los temas se inspiraron en los clásicos y en la transmisión oral popular. Pero por lo que Lope de Rueda es famoso y pionero en el teatro español fue por los pasos que son escenas casi autónomas dentro de las comedias.

28 Inventó los pasos, pequeñas piezas cómicas que se representaban en los entreactos de las comedias. Se trataba de breves sketches (como los llamaríamos hoy) humorísticos en los que se jugaba con el lenguaje: habla coloquial, equívocos, expresiones eróticas... Son piezas breves en prosa de tono cómico y de ambiente popular que se representan al principio, durante o incluso dentro de los actos de las comedias, esto es, se intercalan en la acción principal en muchas comedias. Es simplemente una evolución de los juegos de escarnio o de los villancicos. Lope de Rueda creó personajes fijos, típicos: el bobo, el pastor, el vizcaíno, la negra, el labrador etc. Estos personajes nos recuerdan a los personajes de la comedia del arte. En sí estas piezas pequeñas son escenas costumbristas y no poseen argumento. Tienen diálogos muy rápidos, vivos. Por este motivo Lope de Rueda es considerado creador del teatro realista en prosa.

29 Más adelante, los entremeses tendrán una ironía e incluso sátira, crítica social. La evolución con respecto a los pasos es que Cervantes hace personajes menos planos. Provoca en el espectador una risa pensativa, lo lleva a cuestionarse sobre un asunto social.

30

31 Su saber teatral fue fruto de la experiencia de cómico ambulante, de autor-actor. Puede decirse que fue el creador del teatro español, pues trajo, fuera de moldes clásicos y fórmulas eruditas o de moda, la gracia y la vida basada en la observación de lo popular. Si literariamente podría parecer irrelevante su aportación, es de primerísima línea, en cambio, su concepción del teatro como espectáculo.

32 Títulos y clasificación de sus obras: -coloquios: Camila, Prendas de amor, etc.; -comedias: Eufemia Comedia de los engaños, etc.; -Pasos: Las aceitunas, La ciudad de Jauja, La carátula, Cornudo y contento (pudo basarse en El cornudo consolado, de Boccaccio). -y un Auto de Naval y Abigail. Murió en Córdoba en

33

34 CARACTERÍSTICAS DE LOS PASOS Función subordinada Dependen de otra obra dramática de mayor envergadura. Esta subordinación funcional se realiza sin menoscabo de su unidad y autonomía. Duración y acción dramática La inclusión del paso en una obra de superior entidad literaria le impone un inmediato condicionamiento. La extensión material del paso resulta, obligatoriamente, de corta duración. Esta brevedad temporal le priva de auténtico desarrollo argumental, dejándolo reducido a la mínima intriga o anécdota desenfadada, de carácter puramente verbal. Se reduce a movimientos violentos: insultos, discusiones, golpes, carreras, persecuciones...

35 El chisporroteo verbal y desbordamiento gesticular sustituyen con eficacia a la acción propiamente dramática, los efectos escénicos así conseguidos prevalecen sobre los valores puramente literarios. El éxito o el fracaso de estas obritas queda fundamentalmente ligado a la habilidad representativa de los comediantes para producir el regocijo, a cualquier precio, entre los espectadores. Saber reiterar los pasajes bien acogidos y buscar la insistencia en frases o actuaciones son las claves.

36 Comicidad Todos los recursos mencionados, cuyos precedentes se remontan a la comedia plautiana están destinados a crear la comicidad. Una comicidad elemental con la que el público ría abiertamente. Les sirve para descansar de los enredos artificiosos y sutilezas de comedias y coloquios. Facilitan al espectador la sensación del transcurso del tiempo entre los distintos acontecimientos o episodios de una trama complicada que se desarrolla bajo el supuesto de unas horas o unos días. Las fuentes de las que nace la comicidad de los pasos determinan sus características. La carcajada brota de observar la desgracia, la ignorancia o las necesidades elementales de una persona dramática, con la que el público se identifica. Brota también la risa del conocimiento de la simpleza e ingenuidad de algunas figuras cómicas. Permiten al espectador colocarse en un plano social o cultural más elevado. Personajes La corta duración del paso afecta también a los personajes, reduciendo el número de los mismos y su complejidad. Son meros tipos.

37 Discípulos de Lope de Rueda Timoneda Otros autores, muchos de ellos con comedias de inspiración bucólica.

38 LOS TRÁGICOS DE FIN DE SIGLO La generación de 1580

39 Las obras llamadas tragedias en esta época son dispares, muchas de ellas con episodios cómicos. Con críticas del absolutismo de Felipe II. Autores: destacan Juan de la Cueva (teatro experimental) y Cervantes (El trato de Argel y El cerco de Numancia).


Descargar ppt "EL TEATRO DEL SIGLO DE ORO. EL TEATRO CASTELLANO MEDIEVAL El teatro medieval castellano cuenta con testimonios confusos, escasos e irregulares, hasta."

Presentaciones similares


Anuncios Google