La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

NOTA DEL AUTOR DE LA PRESENTACIÓN LA NAVEGACIÓN POR ESTE LIBRO, SE HACE DE DOS MANERAS: Una: Pulsando las flechas de los vértices inferiores. Retroceder.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "NOTA DEL AUTOR DE LA PRESENTACIÓN LA NAVEGACIÓN POR ESTE LIBRO, SE HACE DE DOS MANERAS: Una: Pulsando las flechas de los vértices inferiores. Retroceder."— Transcripción de la presentación:

1

2

3 NOTA DEL AUTOR DE LA PRESENTACIÓN LA NAVEGACIÓN POR ESTE LIBRO, SE HACE DE DOS MANERAS: Una: Pulsando las flechas de los vértices inferiores. Retroceder pagina. Pasar pagina. Dos: Pulsando el botón. Desde la diapositiva índice, podemos ir a cualquier pagina pulsando el enlace que nos interese. CERRAR PRESENTACIÓN Desde PC. Ir a índice y pulsar. También podemos cerrar desde cualquier diapositiva, pulsando la tecla escape. Desde Explorador de Internet Si la presentación se nos abre en otra ventana, pulsar en cerrar, si la presentación se abre en la misma ventana, pulsar en pagina atrás, volvemos a la pagina desde la que abrimos la presentación. Esc

4

5 CURRICULUM VITAE DE EMMA-MARGARITA R. A.-VALDÉS Tras el examen de ingreso, en Oviedo, a los nueve años, estudió en el Instituto "Eusebio da Guarda", en La Coruña, el bachillerato de los siete cursos, obteniendo Matrícula de Honor en todas las asignaturas y un premio literario por un ensayo sobre la obra de Cervantes. Por enseñanza libre, en La Coruña, terminó Peritaje Mercantil, hizo los cinco cursos en tres convocatorias, con sobresalientes y notables. Se matriculó en Bilbao para obtener los títulos del Profesorado e Intendencia Mercantil, haciendo en tres años los cinco de la carrera superior y las correspondientes tesis, igualmente con destacadas calificaciones. Particularmente estudió música, pintura, literatura, latín, griego, alemán, inglés y francés. Lugar de nacimiento y estudios: Nació en Luarca (Asturias), España. Con tres años de edad fue admitida en el colegio de primera enseñanza porque ya sabía leer y escribir. Desde muy pequeña asistió a manifestaciones artísticas: conciertos, exposiciones de obras de arte, conferencias, etc. Finalizada la carrera, se especializó en Economía Financiera y Contabilidad, para acceder a esta Cátedra, a la vez se preparaba para la Cátedra de Alemán y para un cargo en la Administración. En este tiempo vivió en Madrid. No pudo opositar a la Cátedra de Alemán porque se exigía permanecer dos años en Alemania. Se presentó a los otros dos puestos y ganó la plaza en ambos. Eligió la Cátedra por ser la enseñanza su vocación. En esta Oposición obtuvo el número dos, de diez plazas, a las que concursaron 758 opositores. I

6 Actividad literaria: A la edad de ocho años escribió una novela romántica, que fue elogiada por un inspector de enseñanza. En el Instituto obtuvo un premio, el día del libro, con un ensayo sobre el estilo de Miguel de Cervantes. Hasta el año 1994, su obra poética permaneció oculta. Salió a la luz en una tertulia organizada por la Fundación Fernando Rielo. Fue invitada a un recital que organizó esta fundación y en él dio a conocer algunos de sus poemas. A partir de ese momento accedió al mundo literario y sus poesías tuvieron eco en revistas, libros, folletos, televisión, radio, en un audio-libro de la Cadena COPE, "Poemas Eucarísticos y Marianos", editorial EDIBESA, etc. Actividad profesional: Al terminar el bachillerato, presentó su curriculum para ejercer como Profesor Ayudante en el Instituto de Enseñanza Media y en la Escuela de Comercio de La Coruña, la consideraron idónea en ambos Centros e impartió las asignaturas de Matemáticas, Inglés y Dibujo; después, de Contabilidad, en la Escuela de Altos Estudios Mercantiles de Madrid. Tras la oposición a Cátedras, desempeñó su labor docente en Cádiz, Ciudad Real, Málaga y en la Universidad de Valladolid, impartiendo clases en Burgos. En la Universidad de Valladolid fue elegida Directora del Departamento de Economía Financiera y Contabilidad. Al crearse la Universidad de Burgos la nombraron Directora de la Unidad Predepartamental de Economía Financiera. Su primer libro, "Maternidad..., es poesía", prologado por Antonio Gala, fue bien calificado por literatos y críticos. La Biblioteca de Autores Cristianos (BAC) editó su libro "Versos de amor y gloria". Participa, con destacados escritores, en los volúmenes extraordinarios de la BAC: "Felicidades, Jesucristo", "Bienaventurada", "Sobre el aprecio de la vida", y "Hablemos de la amistad". La Obra Social y Cultural Cajasur ha publicado su ensayo poético "Algarabía". Su libro "Antes que la luz de la alborada, tú, María" recibió una buena acogida por su documentado contenido y por sus poemas místico-religiosos. Tiene nuevos trabajos en preparación. Intervino en ediciones de homenaje a pintores y literatos. Ha sido entrevistada en programas de radio y televisión. Sus poesías se publican en varias revistas y se retransmiten en emisoras de radio. Está incluida en la "Antología de poetas valdesanos". Figuran sus poesías en el "Misal de la Asamblea Dominical", editorial San Pablo, en la publicación mensual "Magníficat", y en otras publicaciones. Sus obras aparecen en muchos sitios de Internet y en diversos libros. Dirige la sección de poesía en la revista Arvo, y colabora en numerosas páginas. En las especializadas en poesía figura entre los poetas contemporáneos. II

7 En mi obra he intentado recorrer y transcribir la vivencia íntima de un ser humano, el proceso conceptual y afectivo que origina el encuentro con el diario acontecer y con una dimensión espiritual que excede la inteligencia, que traspasa los límites de la experiencia posible. Deseo acceder al lector, por eso persigo la comunicación, el placer estético y la emoción, mediante una poesía que denomino "multidimensional", popular e intelectual, fruto de investigación, que ofrece diversos niveles de interpretación por el análisis de las palabras, de las letras y sus sonidos, de las frases, de la composición conjunta, de la técnica y de los símbolos que están entretejidos en el texto de mis libros, aportando una unidad básica a las ideas. El sistema de signos debe proyectar una primera imagen de modo inmediato, real o intuitiva, aunque contenga otras lecturas emocionales no coincidentes, dando lugar a varias respuestas en función de los códigos utilizados, pero existiendo siempre una comprensión universal. La manifestación externa formal del poema debe adaptarse a su contenido, las ideas exigen su cuerpo poético, una imagen que brota íntimamente unida a ellas, tanto en la métrica como en el lenguaje. El metro del verso produce una expectación anímica sugerida por la representación externa del poema. Es la expresión material del pensamiento y ofrece un fondo que estimula los ritmos vitales del hombre a través de: una inflexión melódica interna, de la que fluye la fuerza; una melodía externa producida por la métrica y, en su caso, por la rima, y una cadencia en los acentos, cortes y pausas. El fin que busco es ofrecer una poesía que se integre en el ser humano: en su memoria, por el metro y la rima; en su inteligencia, por las informaciones transmitidas, y en su corazón, por el ritmo, la fuerza expresiva que estimula y estremece. ESTILO LITERARIO Por Emma-Margarita R. A.-Valdés III

8 1 (A Teresa, inspiradora del contenido de esta poesía) TRISTE ANIVERSARIO Hoy es aniversario de los gélidos años. El ardor inicial se hizo pálida brasa, el amor fue vertido entre dedos amargos, la pasión fue costumbre cercenando las alas. Hoy es aniversario de imágenes sin nido, del fluir fantasmal de macilentas horas, de llanto y soledad, de pesar y de hastío, con el recuerdo de algo que fue niebla en la historia. Hoy es aniversario, efeméride lúgubre, del inefable sueño, candoroso, fiel, párvulo, que se perdió en la senda, que no alcanzó la cumbre, y vaga mudo y frío, es duende solitario. Hoy es aniversario del aura compartida, de la blanca esperanza revestida de luto por la muerte encontrada en fatídica esquina con puñal de traición sobre el altar oculto. Hoy es aniversario de la vida perdida, de la eterna añoranza de apasionado abrazo, del discurrir del tiempo, de noches y de días sin el sabor de un beso, del amor desterrado. Hoy es aniversario de la boda inhumada, de la fría ceniza de este común fracaso, del oscuro vacío sobre el cuerpo y el alma, de aquel día que fue la luz en el pasado.

9 2 TUS LÁGRIMAS ADÚLTERAS Lágrimas de idolatría en rojo surco de tus ojos ausentes, niebla echa lluvia fluyendo desde el misterio escondido en tu mente por una sombra sin vida yacente en tierra de torcidos cipreses, van desvelando a destiempo el gris silencio cansado que te hiere. Surcos profundos con lágrimas que apagan lúgubres mis ascuas del olvido, ahogan el grito angustiado, la ansiada muerte del nocturno mutismo: traidora esquina perdida en bruma oscura, en horizonte vacío, restos de tu alma inmolada en tabernáculo de fango movedizo. Cálida oleada umbría de infieles lágrimas construye la locura en mi presencia doliente, en mi continua omisión de preguntas; hoy en mi centro confluye el torrente agrio de trágica lujuria, que agita el mar ya tardío, ya inoportuno, de palabras maduras. Muros de hierro construye mi esencia fría sobre el umbral del pánico; quieres fundir la barrera del largo exilio con fuego del pasado, brasa apagada por sangre, sudor de herida rasgada en el engaño; triste es el fin en las horas mustias de otoño y habrá un invierno largo... (A Teresa, por sugerir el contenido de esta poesía)

10 3 Se desgarró el velo entre luz y sombra, entre noche y día, línea divisoria, telón rojo, telón de escena escabrosa. Estalló la luna sobre el alma sola, velan los luceros, expiran farolas, noche negra, noche sin la nueva aurora. Se enterró la idea sin llegar su hora, dolió el pensamiento con la mente loca, muerte fría, muerte de amor en la sombra. Huyó la esperanza tras el velo rosa, y quedó la vida sin luz, muda y sorda, pena y llanto, pena, dolor, pena honda. SE DESGARRÓ EL VELO

11 4 LARGO MARTIRIO DE ANSIEDADES Mar de intranquilidad, de dolorosa angustia, recorre las arterias sedientas de remansos, en un ciego horizonte las estrellas se ocultan mientras navega el alma un pensamiento claro. Hoy quiero detener las trágicas mareas, que inundan con sus aguas los diques de mi cuerpo, y antiguas caracolas con voces de sirenas despiertan los nenúfares de blancos pensamientos. ¡Quién pudiera frenar tifones y huracanes! ¡Quién pudiera amansar las fieras de la ira! ¡Quién pudiera alcanzar los frutos celestiales en el jardín florido de una apacible vida!. Hoy quiero atravesar la tela de mi cuadro, volar en la cometa de libres ideales, llegar a nuevos valles y lagos encantados, ver castillos de sueños hechos ya realidades. ¡Que el tiempo se detenga en el instante mágico surcado por el rayo de la felicidad! !Que las pálidas horas habitadas de ocaso permanezcan hundidas en abismo infernal!. Hoy quiero que este largo martirio de ansiedades, de miedo, incertidumbre, angustia e inquietud, de caminar a ciegas por oscuros fangales, finalice en el sol de un limpio cielo azul.

12 5 Noche negra de llanto y de silencio, clamor interno, pétreo muro cubierto de lamentos, losa fría de plomo sobre el pecho, temor intenso. Golpes siniestros, batir de oscuras alas, denso miedo, insondable, profundo abatimiento, dolor del alma, dolor del cuerpo, mortal anhelo. Presente sin futuro, sin consuelo, vida perdida en un pasado necio. Nace el invierno con vacío de amor. El pensamiento gotea trémulo. Negra noche en otoño amarillento del tiempo nuevo, no habrá otra primavera bajo el cielo ni flor de almendro, sólo abandono y un cansancio inmenso. Triunfa el silencio. NOCHE SILENCIO

13 6 SI PUDIERAS, AMOR... (A Teresa, que me indicó el asunto de esta poesía) Si pudieras, amor, arrancar de mi cielo telarañas de lágrimas, telarañas de sueños, que atrapan con sus hilos añoranzas, recuerdos. Si pudieras calmar mis latidos inquietos, golpeando a la vida, golpeando al deseo en tu puerta cerrada, con la nieve en mi cuerpo. Si pudieras sentir la sed de mis anhelos sondeando el abismo, sondeando el secreto por la duda que habita en mi humano desierto. Si pudieras romper el muro del silencio con palabras sinceras, con palabras de afecto, abriendo a la verdad la dicha del encuentro Si pudieras oír mis callados lamentos las preguntas de amor, las preguntas de celos, ensordeciendo mi alma con gemidos internos. Si pudieras mirar en mis ojos el miedo, el temor de perderte, el temor de tu hielo que congeló el ardor con agujas de invierno. Si pudieras, al fin, desvelar el misterio, brotaría el abrazo, brotaría el deseo, se elevaría el alma, se abrasaría el cuerpo. Si pudieras amar entregándote entero, brillaría la dicha, brillaría el destello de la ardiente pasión que se apagó en el tiempo. ¿Volvería el amor de aquel tiempo primero?.

14 7 TÚ ERES FUEGO, AIRE, AGUA, TIERRA Tu amor es fuego, quema el pensamiento, me abraso en él, mi cuerpo es tea ardiente, brillante resplandor, llama candente, que me forja en pasión y en sentimiento. Tu amor es aire puro, suave viento, mis alas baten libres su corriente; es tu suspiro abierto hacia mi oriente, brisa sutil, calor de nuestro aliento. Tu amor es agua clara, está sediento mi anhelo y bebo en tu vital torrente; es mar de mi oleaje vehemente, rocío en flor de brujo encantamiento. Tu amor es tierra que formó el cimiento de nueva casa, del hogar naciente, es campo fértil, crece mi simiente, y será arcilla en mi último aposento.

15 8 SABOREO TU AMOR Saboreo tu amor, agridulce y espeso, deliciosa ambrosía para mi boca hambrienta de tu beso. En la noche sombría se enciende en las estrellas mi embeleso, y eres sol de mi día. En mi onírico vuelo enamorado abrazo tu figura con fiebre del ardor atesorado. Maitines de ventura brotan del corazón, que en ti he volcado y en ti me transfigura. Te miro a contraluz y es luminoso tu rostro al claroscuro que fomenta mi natural celoso. A los cielos conjuro que tu caudal de amor maravilloso confluya en mi futuro.

16 9 Por las esquinas grises de la vida asoma frío y trágico el invierno, trae la nieve y la noche y el viento que descuelga de las ramas las efímeras hojas. Mas aún hay tiempo, amor, para exprimir la dicha y escanciar en el alma los abrazos. Gocemos los instantes con avidez, como el desierto absorbe las gotas rezagadas del diluvio. Sintamos las mañanas, son un regalo insólito, una joya reverberando al sol. Que un cántico resbale por los labios saturados de besos, que los pechos abriguen rosales florecidos en el tálamo placentero de otoño, que las caricias fluyan amorosas como inauguración de apasionado encuentro. Riamos como niños con cualquier tontería, sin angustias, juguemos con la luz, con el aire, la tierra, el agua, el fuego, y con las flores del jardín oscuro, ajenos a las horas. En mágico escenario manejemos los títeres sombríos entre las bambalinas, y encendamos estrellas luminosas sobre el plató soñado. Subamos a los montes, surquemos las quiméricas mareas, volemos como pájaros sin nido, alcancemos la luna, ¡nos espera aún la vida!. AÚN HAY TIEMPO, AMOR

17 10 ALGO ETÉREO (Gn 2,7; Mt 10,28; 26,41; Jn 4,24; 20,22) Al contemplar sus ojos que subliman con el fuego de amor de su mirada y en los labios abiertos me lastiman las ansias de besar su boca amada, al sentir goces místicos que animan una esencia recóndita, olvidada, y los cuerpos ardientes se aproximan con más luz que la carne en llamarada, entiendo que algo vive eternamente, que existe un ser etéreo que me habita, distinto de mi cuerpo y de mi mente. Por este amor, sentido plenamente, la gracia celestial en mí palpita y, por su amor, me elevo y soy creyente.

18 11 CIBERAMOR Diriges mi sistema operativo, timonel de binaria soledad. ¡Dulce programador de mis sentidos me esclaviza tu realidad virtual!. Vivo enlazada a tu brillante aurora, internauta varada en tu arrecife. La voz que desencripta nuestro idioma teje la telaraña que me aflige. Transitas por la red hasta mi módem, es tuyo mi perfil, mi identidad, la memoria tu imagen reconoce, navegas por las aguas de mi mar. Formatea tu amor mi disco duro, los pines de mis puertos te reclaman, tu oleaje de bits descarga el júbilo en el diseño triste de mis páginas. Fragmentada, por múltiples caminos, viajo para ensamblarme en tu final. ¡Tú pulsas el botón de mis suspiros, microprocesador de mi ansiedad!.

19 12 Y ME QUEDARÉ SOLA... Y me quedaré sola... como la cima helada de los montes como el abismo negro de las minas como elefante herido ante la muerte Y me quedaré sola... se irá la luz de mi horizonte rosa se irá el rumor azul del mar y el cielo se irá lenta la vida en el ocaso Y me quedaré sola... con el recuerdo gris enardecido con púrpura extravío embriagador con tristeza amarilla en mi hondonada Y me quedaré sola... entre viejos papeles inservibles entre ruinosos fúnebres retratos entre añejas reliquias de la nada Y me quedaré sola... sintiendo la crudeza del invierno sintiendo el corazón a fuego vivo sintiendo agonizar las esperanzas Y me quedaré sola... sin días en mi insulso calendario sin martirio y placer en el futuro sin savia circulando en las arterias Y me quedaré sola... con la mirada huyendo del paisaje con el peso excesivo del pasado con tantos sueños rotos sin destino Y me quedaré sola...

20 13 FARISEA DEL AMOR Farisea del amor, fácil mujer para el juego sexual, con fingido candor vendes tu cuerpo al instinto animal. Tu entrega es avidez. Haces del hombre un fantoche extraviado en tu doblez. Sólo el dinero es tu ídolo adorado No te importa el dolor que a un corazón noble puedas causar: mujer que dio su amor, fidelidad y un duradero hogar. No sientes compasión. Rompe familias tu venenoso abrazo. Acalla tu ambición, que prohibió Dios desatar ese lazo. Tus manos están llenas de vanidad, de lujo y fruslerías, de inconsolables penas. En tu final las llevarás vacías.

21 14 SOLEDAD Vivo un tiempo marchito. Las horas caen heridas. El amor me ha vencido. Albergo soledad, me incita al desvarío. La niebla de mis ojos suaviza el triste cuadro. Mis lágrimas ablandan las huellas en el barro. Muro de indiferencia sitia mi desamparo. El frío vuelve al alma, ¡vuelve! ¡vuelve!, regresa a mi espacio en la nada. Y permanezco sola con mi mortal angustia, en orfandad oscura. Me ahoga este penar. Nadie oye mis gemidos. La ausencia me ha dejado en inmenso vacío. Solo crece el dolor. ¿Germinará el olvido?.

22 15 AMIGO Amigo, en ti pude confiar, fue limpio tu mirar, eras cálido abrigo. Amigo, fue bonito soñar, ver las horas pasar en paz con un amigo. Amigo, precisas olvidar mi sexo y no anhelar dulces horas conmigo. Amigo, yo no te puedo amar. ¡Deja ya de esperar!, es distinto contigo. Amigo, no te quiero dañar, también sufro al marchar. Me duele verte herido. Amigo, no te podré olvidar, mas me debo alejar… ¡Adiós, amor! ¡amigo!.

23 16 FRÁGILES CAMPANAS Me estás enamorando nuevamente y aún brillan los cristales de afiladas aristas desangrando las venas del recuerdo. Presagio la tormenta en el bajorrelieve de los muros antiguos, conocidos. Arpegios disonantes resuenan en las rocas del presente. Perfiles del pasado te nombran y se acercan. Un sombrío celaje anega los jazmines de la aurora con fúnebres augurios. Quisiera amurallar ese viento cambiante que deshoja la vida entre la bruma. Me invade tu latido y doy todo mi pulso a tus corceles cabalgando paisajes de ansiedad. Saboreo la duda, es agridulce, espesa en el deseo, por el temor que ahoga la esperanza. Remontas la espesura de las sombras que pintan las ojeras de la noche. Te adentras en mi pozo desde el brocal hambriento de ilusiones. Sé que desterraré los fantasmas de ingrávidas ideas con repique de flores del futuro, blanquirrojos claveles que se marchitarán en el jarrón de siempre.

24 17 LOS LUCEROS Por las noches de la vida pasan raudos los luceros, dejan la melancolía en sombras de sus destellos. En las noches de la tierra alumbran la flor de un sueño. ¡Qué efímeras sus estelas! se las lleva aire del tiempo. Hay noches de luna llena, noches de amor y misterio, y noches de luna nueva, noches de triste silencio. Hoy, a través del celaje, baña la luz de un lucero a jazmines y azahares que morirán en invierno. ¡Qué lástima de la vida que enlaza el amor y el miedo!. ¡Qué lástima!, ¡qué agonía sin la luz de los luceros!. Espero que en Ti, Dios mío, con el fulgor de tu cielo, en noches del paraíso no muera la flor del sueño. ¡Espero una luna blanca!. ¡Espero un blanco lucero que con sus rayos de plata alumbre un amor eterno!.

25 18 VIENTO TERRAL No acerques tu terral a mis sentidos, humean las cenizas de tu amor, tu vendaval del Sur, en mis latidos, revive el ascua ardiente del dolor. Fuiste un amigo en tiempos de aflicción, un hermano en la triste soledad, habló el amor, perdimos la razón, su vehemencia quebró alegría y paz. El ardor del rescoldo me condena a vivir con presagios de amargura. Por mis venas crecidas con mi pena fluyen ecos de viva desventura. Quizá la lluvia y el invierno frío anhelen el calor de tu pasión, que el terral de tus brazos, fiel, bravío, inflame con tu amor mi corazón.

26 19 TU ANILLO He arrancado tu anillo de mi dedo cual si fuera una daga ruin, mortal, y ha dejado una huella sepulcral, testigo del amado antiguo credo. He arrancado tu anillo de mi dedo y taladró mi pecho un vendaval de sentimientos, trágica espiral de temor, ansiedad, dolor y miedo. Encerraré tu anillo bajo llave como ceniza de un pasado muerto y esperaré a que mi dolor se acabe, a que este hueco hoy pálido y abierto se llene del abrazo dulce y suave de otro anillo en feliz y amante injerto Para ti, amiga Teresa, cumpliendo tu deseo, interiorizo tus sentimientos e intento expresarlos adaptándome, en lo posible, a tus sugerencias.

27 20 EL RECUERDO Aún vuelve día a día. Aún grita en la distancia. Crece y crece su sombra, en la noche se agranda. El recuerdo cautivo me hiere, me desgarra. Ya no encuentro caminos. Ya no encuentro posadas. Hora a hora se aleja la alegría, la calma. ¡Cómo late el recuerdo!. ¡Qué pesada es su carga!.

28 21 MI ÚLTIMO LAMENTO Te di el perdón como último lamento, no quiero saber más de tu existencia, del amor que amargó mi adolescencia en noches de abandono y de tormento. No me digas que aún el sentimiento sigue vivo a pesar de larga ausencia. Mataste mi ilusión y mi inocencia, no me estremece tu apasionamiento. Yo sé que, a tu manera, me has querido, fue una aventura bella, aleatoria, y hoy deseas volver a su latido. En mi interior no emite ni un quejido y, en el negro rincón de la memoria, como un capricho yace en el olvido.

29 22 UNIDOS..., JAMÁS Caminaremos juntos por la senda, seremos playa y mar, resbalarán tus olas en mi arena. Pero unidos..., jamás. Caminaremos, sol y triste sombra, brillo y oscuridad, por largas horas grises, silenciosas. Pero unidos..., jamás. Caminaremos como rayo y trueno de tormenta infernal, gritando en el vacío nuestros sueños. Pero unidos..., jamás. Caminaremos en abismo y cima sin encontrar la paz, el alma en infinita lejanía. Pero unidos..., jamás. Caminaremos siendo tierra y cielo, girando sin cesar, habitará mi cuerpo con tu cuerpo. Pero unidos..., jamás. Caminaremos cual gemido y llanto de una herida mortal, tu corazón y el mío ensangrentados. Pero unidos..., jamás. Caminaremos juntos de la mano en muda soledad, por un triste sendero hacia el ocaso. Pero unidos..., jamás. (Para mi amiga Teresa, cuyos sentimientos sirven de base a esta poesía)

30 23 EL PLATO Mi amiga compró un plato. -¡Irrompible!, dijeron- Era de un material muy caro y muy moderno. Con enorme ilusión lo estrenó en el almuerzo, lo cuidó con cariño, con paciencia, con celo, pues aunque ella sabía no podía romperlo, temía que ocurriese por ser invento nuevo, era el único plato en lo malo y lo bueno. Plato para una vida, con caviar o puchero, para un día de fiesta, para un día de duelo. Mas a los pocos meses se le fue de los dedos y en el suelo brillaron millares de fragmentos. Finísimos cristales taladraron su pecho, socavaron su casa, angustiaron sus sueños, y siguen aún clavados en todos sus senderos. Son los tiempos actuales, con sofismas y cebos, atractivas mentiras que dan malo por bueno. No rompe de esa forma un plato de otros tiempos, se podía arreglar con un buen pegamento. Quedaban las señales como un viejo recuerdo de errores que no deben cometerse de nuevo, pues su materia es frágil y merece el esfuerzo. Por eso, amiga mía, aunque no sea moderno, no enmiendes, que este plato debe ser duradero.

31 24 ADORO TUS ARRUGAS, AMIGO Y COMPAÑERO Las arrugas talladas en tu rostro curtido y el fulgor apagado en tus ojos de luz, son las huellas del tiempo escribiendo un destino de noches de azabache y mañanas de tul. Se han grabado en tu piel las horas de la vida, con sonrisas y lágrimas se ha formado tu historia, han surcado tu cuerpo placeres y agonías y habita entre sus pliegues el fracaso y la gloria. Adoro tus arrugas, que son el libro abierto en el que se relatan nuestras horas de amor, de locas esperanzas, de inaccesibles sueños, de inmensas alegrías, de profundo dolor. Adoro tus arrugas, amigo y compañero, son el refugio cálido para el invierno gris, cobijados en ellas, al sol de los recuerdos, haremos del futuro el tiempo más feliz.

32 25 Creaste nuevos colores pletóricos de fulgores, dulce amigo, alegres, deslumbradores, no volverán los temores que maldigo. No hay nada que me encarcele y de todo lo que duele me desligo. Hiciste que no recele, y aunque el sueño corra o vuele, lo consigo. Con antiguas ilusiones, con las viejas oraciones, me religo, acepto renunciaciones y encuentro las emociones que persigo. Eres en mi alma un hermano, amor de amigo, amor sano, blanco trigo. Unidos, mano con mano, se hace el destierro liviano, buen amigo. En mi soledad doliente fuiste presencia infrecuente, un amigo, tu amistad es sol caliente, agua limpia de un torrente que bendigo. A un mundo de fantasía, en plena y dulce armonía, tú conmigo, lejos de la hipocresía como el alba renacía yo, contigo. Y fue la naturaleza, el cielo, el mar, la belleza, nuestro abrigo, abonamos la nobleza y arrancamos la maleza del castigo. En la tierra prometida, con hambre de amanecida cual mendigo, el alma fiel, malherida, salió de calma suicida de testigo. AMOR DE AMIGO

33 26 DESAMOR DE AMIGO Se ocultó tu sol caliente, se cerró tu limpia fuente cuando estalló la tristeza. En mi soledad doliente permanecí indiferente al conocer tu vileza. Te apartaste de mi vida, no me curaste la herida cuando llegó la traición. Era tu amistad fingida, interesada y podrida, muy lejos del corazón. El agua de aquel torrente es hoy fango maloliente de tu espíritu mezquino. Eres parte de esa gente que traiciona, engaña y miente para llenar su intestino. Mi afecto hacia ti crecía sin saber la hipocresía de tu rendida amistad. Confié en una utopía, en la bella fantasía del bien y la caridad. Son oscuros los colores de aquellas brillantes flores de fe y de sinceridad. Ya no son deslumbradores, están hechos con dolores de tu cruel falsedad. Soñaba una nueva vida en la rama florecida con amor fiel de un amigo. Hoy la realidad suicida de tu lado me desliga y hace de ti mi enemigo. La sospecha me encarcela y el pavor a que me duela un desengaño mayor. Mi alma triste llora y vela porque de todo recela, sólo vive en el temor. Fuiste en verdad un hermano, el Caín soberbio y vano que quiso heredar el cielo. No me tendiste la mano, por salvar tu barro enano, triunfar es tu único anhelo. No me ahoga la tristeza porque tengo la certeza del sincero amor de Dios. Por su infinita nobleza, y sin ninguna aspereza, amigo, te digo adiós.

34 27 CUANDO TODO SE ROMPE (Mt 11,28-30) Cuando todo se rompe, cuando grita el silencio, cuando ahogan las lágrimas por el dolor intenso, sin decir nada a nadie, sin lanzar un lamento; cuando las noches pasan sin conciliar el sueño y con el nuevo día se sabe un dolor nuevo; cuando todo es mentira, cuando el mundo es tormento, cuando se ruega al aire que se abra un nuevo cielo derramando su luz sobre el profundo infierno, y sigue todo oscuro, y sigue todo negro, y ya no hay esperanza, y ya no hay sosiego, es cuando en el espíritu renace el firmamento.

35 28 GÉLIDAS CENIZAS Tú quieres que me olvide, que perdone, sin preguntar por qué. Presientes mis lamentos, mis reproches, ¡yo sé que has sido infiel!. Me pides que te abrace, que te bese, con la misma pasión; tu cuerpo no me atrae, no me enardece, lleva ajeno sabor. Nuestros ríos, que fueron, en su origen, de un transparente azul, hoy su agua no es tan limpia, sufre el tinte de impurezas sin luz. Mi amor late marchito, no tortura con su viejo dolor. Vivo en un mundo nuevo, no me enturbia la paz del corazón. Mis gélidas cenizas, que perduran tras opaco cristal, no arderán con tu fuego, siguen húmedas de llanto en soledad. (Amiga Teresa, he compuesto esta poesía siguiendo tus sentimientos y la publico para que, según tú dices, se conozca el dolor que produce la infidelidad.)

36 29 NAVEGO POR LA VIDA Navego por el mar de la agonía en la barca de amor desarbolada. Llevo el lastre de la ilusión tardía, mi esperanza es como ancla abandonada Me dirijo hacia exóticos lugares, inexplorados, vírgenes, frondosos, en busca de agua pura en otros mares donde existan los días venturosos. Transporto mi pasado en mi equipaje, el recuerdo de dolorosa historia, me requema en el pecho su tatuaje, ofusca mi razón y mi memoria. Arribo a un puerto blanco, iluminado, confío renacer en su paisaje... mi pesado baúl es descargado y persiste el dolor de aquel tatuaje.

37 30 MELANCOLÍA ¡Cuánta muerte habita en el corazón!, humo en el viento fueron las delicias, llueve el otoño lento, pena de amor, atardecer en el jardín del cuerpo, los años van nevando cana a cana la espesa escarcha de melancolía. El aura silva en calles de pasión, trae palabras amadas y perdidas, lejanas en el tiempo, viejo dolor, anochecer en tórrido desierto, sequía de la carne noche a noche en las dunas inmóviles y frías. Amanece nublada la ilusión, los fantasmas invaden las esquinas en el silencio, crece el temor, fallecer día a día hacia un encuentro anunciado en atávicas creencias, único alivio de íntima agonía.

38 31 ¡enséñame, estrella mía, a saborear la hiel, a vivir con alegría en el ambiente cruel!, que beba del manantial corrompido y mancillado de nuestro mundo real, estremecido y llagado. ESTRELLA (De niña, a solas, hablaba con una lejana estrella y, en silencio, le contaba mi amor puro de doncella; era un amor ideal, no vivido, no gozado, para un gran ser irreal presentido y esperado). Estrella: pasa la vida, es frialdad el camino; necesito tu acogida para huir de mi destino. Adoré a un ser no irreal y he vivido y he gozado; mas pronto llegó el final y he sufrido, y he penado. Contempla mi alma doliente que a tu fulgor se encamina, llevo el sueño adolescente clavado como una espina; ¡líbrame, estrella, del mal que mi ensueño me ha causado!, el amor puro ideal está en la tierra vedado; Para ti, amiga Teresa, por haberme sugerido el asunto de esta poesía

39 32 MI EXILIO Otra vez pisaré la blanca arena que tú y yo recorrimos con placer, sentiré flaquear mi débil fuerza frente al mar del recuerdo que adoré. Otra vez abriré mi amante abrazo a las olas de mi febril pasión, sentiré que en un cálido verano en tus brazos nadaba en el amor Otra vez volveré a la antigua casa, donde el arrobamiento nos unió, sentiré que un vacío negro aplana mi dolorido, enfermo corazón. Otra vez te hallaré en el infinito de la vida que espera en otro mar, sentiré que al retorno de mi exilio, en la playa del cielo, volverás.

40 33 EN CARNE VIVA Tengo una herida abierta, en carne viva. Me incrustaron metralla de amargura con ráfagas de ausencia. La llaga me consume con la lumbre de acerba sensación. Mi torpe vacilante caminar recela de la tenue alada brisa. Los suplicantes pétalos lastiman con su tacto rosa y leve, ¡cómo duele su roce!. Pasan lentas las horas sin cerrarse un centímetro la brecha que día a día crece. Olas internas de mi mar salobre no bañan sus orillas. Por una vía pedregosa aciaga voy hacia la gran luz, quizá, cuando la alcance en la llanura, bajo la fría sombra del ciprés, lleve gangrena roja entre los labios. (A Teresa, con mi agradecimiento por haberme sugerido esta poesía basada en su experiencia.)

41 34 DOLOR Estás ahí, presente en mi interior, estás ahí, punzante, vives en mí y yo en ti, mortal dolor, es tu carga pesada, alucinante, es un morir sin fin en cada instante. Tendré que acostumbrarme a ti, dolor, iré contigo por la vida, a solas, beberé tu licor, me dejaré arrastrar entre tus olas y no naufragaré por las marolas. ¿Podré vivir así llevándote conmigo por el mundo?. ¿Añoraré la dicha que perdí?. ¿Seré un juguete autómata, errabundo?. ¿Podré vivir así?. Mejor será que me acostumbre a ti.

42 35 LOS NEGROS CUERVOS DEL SUEÑO Otra vez negros cuervos en la noche, cubriendo con sus alas negros sueños, otra vez negra luz del horizonte, otra vez negra el alba de mi cielo. Otra vez y otra y otra... ¡otra vez! Por ti, mi vida rota, sabe a hiel. Otra vez traen el filo del acero, la negra espada que segó el amor, otra vez aletean negros cuervos, otra vez agonía en mi pasión. Otra vez y otra y otra... ¡otra vez! ¿estaré loca? loca... ¿por qué?, mi amor, ¿por qué?. ¡Otra vez no! ¡Dejadme, negros cuervos! ¡Que no quiero soñar con su traición! Me asaltan, me despiertan negros tiempos con su peso en mi pecho, con dolor. Otra vez y otra y otra... ¡otra vez! Me desgarré en aristas de tu roca. ¡Negra ilusión! ¡cruel!. Otra vez en la negra madrugada los cuervos de la noche están dormidos, mas quedan las estelas de sus alas y volverá en la noche su graznido. Otra vez y otra y otra... ¡otra vez! Otra vez volverá la negra historia. ¡Y en negros sueños te amo y te amaré!

43 36 NO QUIERO PENSAR Ya no quiero pensar. ¡No!. ¡No!. ¡No quiero!. Quiero gozar la paz del universo, del claro cielo azul que me ilumina, de mi honda juventud envejecida. Quiero beber el mar fiero y en calma, el verano sensual, la playa cálida, las noches del invierno junto a la hoguera, el vino fuerte, espeso, de nuestra tierra. Quiero sentir el aire que me acaricia, el aroma del valle, la tarde tibia, el latido del alma en el silencio, el ardor de la llama que llevo dentro. Quiero vivir la vida cada momento, apurar las vigilias, palpar el tiempo, disfrutar de este mundo, de mi experiencia, exprimir los segundos sin dejar huella.

44 37 NO JUEGUES Me dices que yo soy tu gran amor, la mujer que soñabas, adorable. Lo susurras apasionadamente… ¡Me suena a falsedad desagradable!. Sé has comprado una imagen de la Virgen para el nido de amor infiel, culpable. ¡Enfangas con tu adúltero pecado la celestial pureza venerable!. ¿Qué pensarás al ver que su pureza irradia la Verdad irrefutable, el valor de la auténtica familia, el ejemplo de vida irreprochable?. ¿Cómo podrás mirar la bella imagen sin sentirte un traidor, un miserable? Quizá te observe cuando entre tus brazos vibra otro cuerpo oscuro, inconfesable. (Amiga Teresa, he compuesto esta poesía siguiendo tus sentimientos y la publico para que, según tú dices, se conozca el dolor que produce la falta de sinceridad.) Si tu amor escondido es verdadero, no me finjas amor interminable. Dime ahora: lo nuestro se ha acabado. ¡No juegues a este juego lamentable!.

45 38 UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD Nueva ocasión de amar es mi demanda después de la experiencia de la vida, que conoce las piedras del camino, las quebradas, los valles, que distingue las olas por su nombre, en costa recorrida roca a roca. Nueva oportunidad desde el final de todos los momentos, en fría soledad de una hoguera apagada con errores, sin estrellas brillando en la memoria, con tinieblas de ausencia. Una nueva ocasión para borrar los surcos del destino, arrancar los cuchillos del dolor, cicatrizar heridas atravesar el contraluz del sueño y saltar las barreras de la inercia. Una oportunidad de nueva vida sobre la realidad de las cadenas grises del destierro. Poder palpar la estela de la dicha, alcanzar la ventura perdida en las esquinas torturadas. Quizá hallaré en el mundo esta ocasión si el amor me concede la amnistía

46 39 LA PALABRA La palabra es un tú y un yo en el viento, es música del aire, es la llamada al encuentro real con lo que clama en las ondas vibrantes y en los ecos. Es arpegio de imagen luminosa, es unión de las notas en el aura, su cadencia y su ritmo nos inflama si con la voz el sentimiento aflora. En el mágico espectro de la idea, que enlaza realidad y fantasía, buscamos la palabra clara y viva, calor y luz y llama de la hoguera. Como un hierro candente, la palabra, señala con las letras su presencia, sortilegio de sílabas que muestran el mundo material y el de las almas. Conjunto de sonidos y figuras que ofrecen gran soporte al pensamiento. ¡Y qué escaso parece el alfabeto cuando el amor la lucidez subyuga!

47 40 ESPEJO Espejo, me reflejas ajada, mi hermosura acabada, ¡odio tu fiel reflejo!. Espejo, es falsa la figura, del pasado fulgura, mas de esto no me quejo... Espejo, emite otra mentira: la imagen que él admira en un recuerdo añejo. Espejo, situado en una estrella, saldría joven, bella. ¡Se demora el reflejo!. Espejo, muestra alma y corazón: ¡intacta mi ilusión!. ¡Soy joven en mi espejo!.

48 41 VIEJA Vieja de viejas historias, en tus días grises, lentos, bosquejas antiguos cuentos, revives añejas glorias. Vieja que en tertulia vieja tejes tu insigne aventura, tu festejada hermosura, y ahora nadie te corteja. Vieja, viuda del amor, te afligen besos que añoras, sin lisonjas de otras horas gimes de frío y dolor. Vieja, sola, sin pareja sientes tu jaula vacía, gélida geografía cobija tu ardiente queja. Vieja con objetos viejos, reliquias, dijes sagrados, trebejos atesorados, ancestrales amuletos. Vieja, contemplas perpleja tu imagen en el espejo, te repugna el fiel reflejo que es presagio y te acompleja. Vieja, pajizos retratos, flores ajadas y encajes, desdibujan tus paisajes y son tu banco de datos. Vieja, tu cariño deja blanca suavidad, dulzura, una estela de ternura... ¡Qué tristemente se aleja!

49 42 EL PASO DEL TIEMPO 1/2 Cómo el tiempo cabalga los segundos, las horas y los días. Cómo galopa raudo, a horcajadas sobre el último azote de un crudo vendaval. Cómo deshoja pétalos tardíos. Era un chiquillo ayer y hoy tiene arrinconados sus juguetes en el senil desván de la memoria; carcajadas y llantos transitan por los ecos del crepúsculo. Cómo las emociones se entrelazan en su letal goteo. Unas veces un exilio interior lacera y gime por dejar suspendido en el espacio el instante del éxtasis. Otras veces las hirientes agujas, flechas ciegas, demoran el olvido con lentitud monótona, asfixiante. Cómo su paso encierra el firmamento en nubes de abandono. Espesura de ocasos ensombrecen efigies habituales. Cómo el tiempo seduce a las pupilas llenas de mañanas, y es brutal agonía que se acerca con la muerte en sus ondas. Doliente arena cruza los umbrales del presente-pretérito.

50 43 EL PASO DEL TIEMPO 2/2 Cómo caen palpitantes los minutos sobre manos crispadas que se aferran al filo del destierro. Cómo sufre la carne envejecida por rastros de quimeras. Sólo el fin dulcifica temores ancestrales, el misterio es caudal de expectación, atempera el bostezo del espíritu. Cómo en el carromato de las horas se alcanza el aislamiento. Cómo el grito invernal es látigo sonoro que desgarra la vulnerable, efímera, materia. Los años viajan hacia su destino por silentes senderos siderales y el giro de sus rayos se lleva a las personas más queridas. ¿Cómo en el aire hay nombres sin imagen y la aflicción renueva su figura?. ¿Dónde está la sonrisa de aquel niño hoy adulto?. ¿Por qué no se ha llorado su inevitable encierro en su crecer tenaz? En una dimensión desconocida se albergan las respuestas. Y el tiempo pasa y pasa y pasa y pasa...

51 44 LA VENTANA QUIETA Lento gotea el tiempo en los cristales de la ventana quieta, y mi alada ansiedad traspasa el aire hacia la luna nueva, eleva algarabía de jazmines, en un landó de estrellas, redime atormentadas nubes grises en pos de la belleza. Y sigue goteando en los cristales cuando el rayo sensual besa la esfera, y el amaranto se abre tras la ventana quieta; al otro lado canta la alegría aquí llora el agobio de la brega, tediosa, repetida, en muros de tristeza. Lento tiempo gotea en los cristales de la ventana quieta, martillea apetencias sollozantes en el recinto estrecho de la celda, gotea en el cerebro, el alma gime tensa, prisionera. ¡Que finalice el tiempo!, ¡el tiempo lento que el cristal golpea!.

52 45 VACÍO Vivo sufriendo el peso de un enorme vacío, me falta el sol, el aire, las ganas de vivir, frías fuentes de hielo por mi cálido río traen amargos recuerdos y deseo morir. Un paraíso azul albergó el desvarío, pero llegó el invierno y dejó de latir, el amor, hibernando en abandono umbrío, en la gruta del miedo no volvió a sonreír. Brilla una luz lejana, más allá de la muerte, que me anuncia un volcán en mis ascuas de amor, los años de las nieves lo hicieron grande y fuerte. Beberé el vino añejo, me embriagará el vigor, se llenará de rosas mi vaciedad inerte, se abrasará en el fuego mi glacial de dolor. (A Teresa, con mi agradecimiento por haberme sugerido esta poesía basada en su experiencia)

53 46 Gozaba del mar, la lluvia, la tierra, el aire y el sol; confiaba en el amor y en la amistad que perdura. Jugaba con los muñecos, mis hijos de cartón-piedra (una escena viva y tierna en el espacio del tiempo). Los sacaba a pasear por quiméricos jardines, entre rosas y alhelíes y un lago azul de cristal. A MI PAPEL EN BLANCO (1/2) Ahora estamos tú y yo a solas, papel en blanco querido, mi incondicional amigo. Me consuelas, me confortas. En esta fase doliente, cuando el recuerdo me azota, eres tú, blanca paloma, quien me calma, me adormece. Siempre cerca de mis manos para acoger mis desvelos, angustias, antiguos miedos, lamentos de mi pasado. Voy a contarte que en días de mis candorosos años, tenía abiertos mis brazos y confiaba en la vida.

54 47 A MI PAPEL EN BLANCO (2/2) Hoy la cruda realidad sigue siendo cartón-piedra y la imagen de la escena es, como el lago, cristal. La soberbia, el egoísmo, la falta de caridad, dejan su rastro animal y el dolor del sueño herido. La amistad fue baladí, un mito, una gran falacia, un fuego fatuo, una llama, un desvarío pueril. No existe humano aliciente para avivar mi esperanza, ya he interpretado esta farsa que es nuestra vida terrestre. ¡Pocas son las criaturas que mantienen los valores! Confiaré en que ellas logren ser luz, sal y levadura. Y aquí estoy, loca de amor, papel en blanco, mi amigo, para ofrecerte el latido de mi triste corazón.

55 48 EL RÍO DE MI VIDA El río de mi vida es caudaloso, largo y fronterizo. Discurre con la fuerza del amor hacia el mar del destino. A veces por un cauce ingrato, estrecho, pedregoso y umbrío; otras veces, profundo y anchuroso, en remanso tranquilo. Fluye turbio en el tiempo de tormenta y en calma, cristalino. ¿Cómo surgió la fuente que lo forma? ¿En qué nieve o en qué nube fue el principio? ¿Logrará la crecida venturosa con el río soñado, apetecido? Iré a contracorriente hasta hallar el venero primitivo, alfaguara de amor, que se enfangó en el lodo del camino. Llegaré hasta su cumbre, al manantial del nuevo paraíso. Controlaré el caudal y evitaré riadas y desvíos. Encauzaré hacia valles venturosos el curso negativo.... Filtraré en los guijarros de su lecho dolorosos vestigios. Confluiré con aguas de mi amado al último destino, por el delta formado en la pasión hallaremos la vida y su sentido, en los brazos del mar de la alegría degustaremos su sabor salífero, y otra vez, en la eterna singladura, seremos nieve, nube, lluvia y río,

56 49 DE CELESTIAL LINAJE La amistad es metáfora del alma fraguada en la renuncia, en el amor sublime del Amado, no conoce egoísmo, es caridad aprendida en los brazos de la Cruz, en la mansa ternura de María, en la misericordia y el perdón irradiados por el Padre. Es fruto de pureza y santidad, de humana trascendencia hacia la esfera en donde el ser es Uno. No emana del apego al esplendor ni del común disfrute. Es luz de Luz en el oscuro callejón efímero. No sabe de ruindades y rencores, es generosa, fruta en sazón del árbol redimido, semilla de la paz, creadora de místicos vergeles en el erial del trágico destierro. Crece al calor del espíritu en mutua cercanía, del dolor y del gozo comulgados. La amistad es flor extraña en los campos de la vida: adhesión en los juegos de la infancia; fuerza de la pandilla en juventud; confianza, confidencia, cuando al paso del tiempo está madura; apoyo en la vejez, es la mano que guía, el brazo firme, para escalar el último peldaño. La amistad da la vida en aras de un divino sacrificio, a ejemplo de Jesús crucificado. Dádiva en oblación amanecida en celestial linaje.

57 50 LUARCA PUENTE DEL BESO Puente sobre la estela de lágrimas cautivas; puente real, leyenda de una pasión maldita. Beso fundido en piedra que abraza las orillas; beso que unió en la tierra dos extraños, dos vidas. Puente que permanece como arcano conjuro; puente de labio ausente con beso vagabundo. Beso, pasión y fiebre, sobre un río de luto; beso de amor y muerte hacia el mar del futuro. Puente del beso en Luarca sobre un caudal de llanto; puente que vio la espada con honor del hidalgo. Beso, amorosa alianza, de doncella y corsario; beso anclado en el agua de un río enamorado.

58 51 AMANTES DE TERUEL PIEDRAS DE TURBA Dolor de labio ausente en pálidas mejillas, beso de hechizo y magia, de pasión desvalida, río de sol que aviva una hoguera encendida, febril deseo anclado en las horas sencillas. Beso que se hace puente sobre opuestas orillas, cuerpo que llora y besa la esperanza perdida, beso de amor que lleva una mortal herida, beso esculpido en mármol de ancestrales capillas. Aquel beso enlazó dos bellos corazones que abrieron viejas puertas de escondidas traiciones inmolando sus vidas en aras del amor. ¡Los arcos, las murallas, los viejos torreones, la fuente de la plaza, sollozan emociones, y en las piedras de Turba hay musgo de dolor. Juan Diego e Isabel, ¿Es vuestra herencia acaso alegoría, acaso un mito?, ¿desvelará el misterio la experiencia?. Estáis vivos los dos por trascendencia, la epopeya ha cruzado el infinito y se hace realidad vuestra existencia.

59 52 OLVIDO Ha llegado la hora del olvido en la estrella fugaz de un sentimiento, de alejar la tormenta y el lamento por el amor soñado y hoy perdido. En estatua de sal me he convertido. La cima de mí helado pensamiento no habita en el paisaje del momento y mi pecho no es urna de un quejido. Gracias por el dolor de tu abandono. Gracias porque el amor pude sentir. Gracias por la experiencia de vivir. Hoy, que me siento libre, te perdono. Hoy sé, que sin dolor, puedo morir. ¡Hoy nazco a nueva vida sin sufrir!.

60 53 VIVO ENAMORADA Por tu amor, fascinada, mi corazón rebosa de alegría, hoy vivo enamorada, y en mi tierra baldía has sembrado esperanza y armonía. Me contemplo en tus ojos, ventana de tu clara intimidad, no denotan abrojos de negra realidad, reflejan sólo el bien y la verdad. Te ansío día a día y cada noche vibro con tu amor; tu ardiente cercanía, tu ser embriagador, seduce mi razón con su fulgor. Tu amor es maravilla que me ofrece el sabor de mar y cielo, asomada a tu orilla acallo mi desvelo y agita mi raíz afán de vuelo. Me alumbro con tu luz, más brillante que el sol y las estrellas, serenas mi inquietud y, en las noches más bellas, imprimes en mi cuerpo amantes huellas Es tu abrazo mi asilo, vivero de claveles y azucenas, tu pleamar tranquilo ahoga viejas penas e inflamas de pasión mis frías venas

61 54 VIVAMOS NUESTRO AMOR Tu amor es, en la tierra, claro cielo, de mi jardín la más hermosa flor, el Norte de mi vida, de mi anhelo. Por ti logré saber lo que es amor, sentir tu ardor, tu fuego en noche oscura, acoger la esperanza y el temor. No me importa el aplauso o la censura, desatiendo opiniones de la gente, sólo en tu amor se basa mi ventura. Te construí castillos en mi mente, un oasis de mágica ambrosía, y es tu pasión mi cristalina fuente. Recorramos la humana travesía cogidos de la mano, sin dolor, y unidos en amante cercanía vivamos plenamente nuestro amor.

62 55 PRIMAVERA DE AMOR ¡Cómo la primavera canta a la vida!, la tierra da a las flores la bienvenida. Te sigo amando, la canción de mis sueños te está llamando. En mi barro ha brotado tu hermosa flor, la dicha de vivir un gran amor. Mi dulce amado, confío mi jardín a tu cuidado. Deseo, entre tus brazos, gozar mis horas, entregarte mis noches y mis auroras. Que el firmamento nos de una primavera de arrobamiento.

63 56 DELEITE DEL AMOR Me recreo en tu amor, en tu brillante luz que me ilumina para seguir la ruta de la vida, colmada de alegría Percibo la fragancia que brota de tu interno sentimiento y acrecienta el ardor de mi boca, sedienta de tu beso. Gozo de tu presencia entre el ramal ardiente de mis brazos. Te ofrezco mi nidal para el fruto del sueño deseado. Paladeo el futuro, el hogar que unirá nuestros destinos, la sólida familia, el pilar del amor y del cariño. Me recreo en el fin de las jóvenes horas que gozamos, pasión en lozanía que será, con el tiempo, dulce bálsamo. Estaremos felices con el caudal de amor atesorado, la joya del camino, el más valioso don del ser humano.

64 57 (A mi querida amiga Teresa, para la que he compuesto esta poesía, siguiendo sus sentimientos y cumpliendo su deseo de que sea publicada.) MADUREZ DEL DOLOR El tiempo me otorgó más fortaleza, los años han calmado mi pasión, pero el dolor golpea el corazón con latidos de angustia, de tristeza. En mi centro se fragua su firmeza, cual hierro que al sufrir la combustión se funde y, en fatal aleación, adquiere, con el frío, más dureza. El recuerdo me habita sublevado, aún enturbia mi mente con su celo, y en la noche profana mi desierto. Con el día su ardor he suavizado ideándote de hinojos sobre el suelo, rogándome un perdón que en mí ya ha muerto.

65 58 Ha muerto el falso amor en la distancia, en lejanía abierta a otros paisajes, y te fuiste de mí como la luz, dejando oscuridad y escalofrío en mi carne inflamada por tu cuerpo. El recuerdo obstinado me persigue por cada instante de mi vida rota. Me rodea la angustia y el dolor en el negro silencio del entorno. Si hubieras muerto tú, en el instante más intenso de la pasión vivida, tu imagen llenaría mis pupilas y tus fotos desérticas estancias, mi plegaria alzaría a las alturas día a día, sabiendo que estás vivo en un lugar feliz y que aún me amas. Mas habitas en brazos de otro ser y tu amor está muerto entre mis brazos. No soporto tu imagen en mi mente y me duele saber que fui un flirteo. Hice añicos las fotos tan queridas. No brotan las plegarias de mis labios día a día, yo sé que aún estás vivo en un lugar ajeno y que no me amas. No existe amor en trágica memoria. No hay recuerdo de amor que mi alma ocupe. Sigues vivo mas para mí estás muerto. En mi interior vacío te reflejas al verte caminar lejos, distante, y lastimas mis íntimos sentidos. No deseo que el odio me someta a la fragilidad y a la venganza. Sólo quiero borrarte, no encontrarte, no saber más de ti, de tus senderos, y vivir en la paz de la ignorancia. FALSOAMORFALSOAMOR

66 59 AMOR FINGIDO No fue amor, fue la ilusión de hacer realidad un sueño. Te descubrí en mi sendero y te fingí gran amor. ¿Por qué mentí? La razón: la fama, el lujo, el dinero, mi cuerpo a cambio de un reino. ¡Por menos di mi favor!. Tu gozaste la pasión, yo logré en ti mi deseo. Dudaste de mí, lo entiendo, viviste angustia y temor. No pregunté la ocasión. Tú creíste en mi camelo, lloré por tu mal momento y fingí sentir dolor. Suplicaste mi perdón por tus dudas. Yo consiento, exijo tu fe, te venzo, y te hago fiel servidor. Amor fingido, en pasión no pierde el conocimiento, el corazón mudo y seco vence en la lucha de amor. He logrado mi ambición, tengo poder y dinero... mas siento un vacío inmenso perturbando mi interior. No he vivido la emoción de entregarme por entero. ¡He perdido lo más bello! poseer y dar amor.

67 60 NAVEGO POR LA VIDA MELANCOLÍA ESTRELLA MI EXILIO EN CARNE VIVA DOLOR LOS NEGROS CUERVOS DEL SUEÑO NO QUIERO PENSAR NO JUEGUES UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD LA PALABRA ESPEJO VIEJA EL PASO DEL TIEMPO LA VENTANA QUIETA VACÍO A MI PAPEL EN BLANCO EL RÍO DE MI VIDA DE CELESTIAL LINAJE LUARCA PUENTE DEL BESO AMANTES DE TERUEL, PIEDRAS DE TURBA OLVIDO VIVO ENAMORADA VIVAMOS NUESTRO AMOR PRIMAVERA DE AMOR DELEITE DEL AMOR MADUREZ DEL DOLOR FALSO AMOR AMOR FINGIDO CREDITOS NOTA DEL AUTOR DEL PPS CURRÍCULUM VÍTAE ESTILO LITERARIO TRISTE ANIVERSARIO TUS LÁGRIMAS ADÚLTERAS SE DESGARRÓ EL VELO LARGO MARTIRIO DE ANSIEDADES NOCHE SILENCIO SI PUDIERAS, AMOR... TÚ ERES FUEGO, AIRE, AGUA, TIERRA SABOREO TU AMOR AÚN HAY TIEMPO, AMOR ALGO ETÉREO CIBERAMOR Y ME QUEDARÉ SOLA... FARISEA DEL AMOR SOLEDAD AMIGO FRÁGILES CAMPANAS LOS LUCEROS VIENTO TERRAL TU ANILLO EL RECUERDO MI ÚLTIMO LAMENTO UNIDOS..., JAMÁS EL PLATO ADORO TUS ARRUGAS, AMIGO Y COMPAÑERO AMOR DE AMIGO DESAMOR DE AMIGO CUANDO TODO SE ROMPE GÉLIDAS CENIZAS

68 POESÍAS DE AMOR – Tomo II Autora: Emma-Margarita R. A.-Valdés Publicado: Mayo Autor Presentación: Vicente Sánchez Pino Diseño: Vicente Sánchez Pino Imágenes : La mayoría son de la pagina POESÍAS DE AMOR Música: Fascination Respeten las autorías de los poemas y de la presentación Emma-Margarita R. A.-Valdés Todos los derechos reservados © Fecha: Mayo

69 GRACIAS POR SU VISITA Emma-Margarita R. A.-Valdés


Descargar ppt "NOTA DEL AUTOR DE LA PRESENTACIÓN LA NAVEGACIÓN POR ESTE LIBRO, SE HACE DE DOS MANERAS: Una: Pulsando las flechas de los vértices inferiores. Retroceder."

Presentaciones similares


Anuncios Google