La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Caja de herramientas: Foucault, Michel. Las palabras y las cosas, Ed. Paidos Havelock, Eric : Prefacio a Platón, Ed. Visor Platón. La República (Libro.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Caja de herramientas: Foucault, Michel. Las palabras y las cosas, Ed. Paidos Havelock, Eric : Prefacio a Platón, Ed. Visor Platón. La República (Libro."— Transcripción de la presentación:

1 Caja de herramientas: Foucault, Michel. Las palabras y las cosas, Ed. Paidos Havelock, Eric : Prefacio a Platón, Ed. Visor Platón. La República (Libro X), Ed. Planeta Aristóteles. Física. Ed. Planeta Metafísica, Ed. Planeta Etica a Nicomaco, Ed. Planeta Heidegger, M. La proveninecia del arte y la determinación del pensar, Ed. FCE

2 LA TRAGEDIA Según Aristóteles (Poética): debe cumplir tres condiciones básicas: 1.poseer personajes eminentes, de elevada condición social. 2.Contar un tema edificante en un lenguaje solemne y elevado. 3.terminar con la muerte, suicidio o locura de uno o varios personajes sacrificados por rebelarse contra las LEYES DEL DESTINO. Tres temas principales en Edipo Tirano: 1.La fuerza del destino. (el parricidio) 2.La relación entre Edipo y Yocasta (que sin saberlo mantienen una relación incestuosa) 3.El castigo de los responsables de la falta.

3 un tipo de techné que emplea a la vez recursos variados como el ritmo, la palabra y la música, con el fin de imitar a personas que realizan acciones. Y todo ello porque de esa imitación el ser humano extrae un placer cuyo gozo es connatural a su carácter, así como también lo es su mero gusto por aprender. En las Tragedias, se imitan (representan) personas que son moralmente superiores, mejores, con un comportamiento bello lo que implica acciones temibles y dignas de compasión. la Tragedia logra una placentera sensación de expurgación o CATARSIS de las pasiones; de ahí su innata grandeza Sus instrumentos son la compasión hacia la persona que no merece ser des- dichada y el temor que sentimos por el que es igual a nosotros … EL SENTIDO TRAGICO (Aristóteles, Poética) … es una imitación (representación) de hechos capaces de provocar el temor y la compasión".

4 … El reconocimiento, la peripecia" (p.38), y también "lo patético" (p.39) (pathos), son los tres elementos que "comportan compasión y temor". "La compasión tiene por objeto la persona que no merece ser desdichada…. …. el temor, el que ella es igual a nosotros" (p.41). El efecto: …..La obra debe estar compuesta de tal modo que, aun sin verlos, el que escucha el relato de los hechos se estremezca y sienta compasión por lo que ocurre, que es la sensación que experimenta el que escucha el relato del destino de Edipo... (p.43). "La compasión tiene por objeto la persona que no merece ser desdichada…. …. el temor, el que ella es igual a nosotros" (p.41). El autor: "Es posible que el temor y la compasión resulten por efecto del espectáculo, pero también pueden resultar del entramado mismo de los hechos, lo cual es sin duda preferible y propio de un poeta mejor" (p.43).

5 Peripecia: "por lo general y con preferencia, cuando los hechos acaecen contra lo que se espera, si bien derivándose el uno del otro, pues provocan así la sorpresa mejor que si los hechos ocurren automáticamente y por casualidad, ya que incluso los sucesos casuales son más asombrosos cuando parecen guardar relación con los precedentes" (p.36) El lenguaje la sintaxis gramatical el sentido

6 LA VERDAD M. Foucault Las formas jurídicas, Etica, estética y hermeneutica, 2000, Ed. Paidos, Barcelona

7 El primer testimonio acerca de la investigación de la verdad en la Grecia arcaica es el procedimiento judicial que se remonta a la Ilíada, a través del relato de la disputa de Antíloco y Menelao durante los juegos que se realizaron con ocasión de la muerte de Patroclo. Pusiéronse en fila, y Aquileo les indicó la meta a lo lejos en el terreno llano; y encargó a Fénix, escudero de su padre, que se sentara cerca de aquella como observador de la carrera, a fin de que, reteniendo en la memoria cuanto ocurriese, la verdad luego les contara. (Canto XXIII) Este personaje, no es otro que un TESTIGO, es decir aquel que está allí para VER. Antíloco, alumno de Zeus, ven aquí, y puesto, como es costumbre, delante de los caballos y el carro, teniendo en la mano el flexible látigo con que los guiabas y tocando los corceles, jura por Zeus, el que ciñe la tierra, que si detuviste mi carro fue involuntariamente y sin dolo (Canto XXIII) Perdóname oh rey Menelao, pues soy más joven y tu eres mayor y más valiente. No te son desconocidas las faltas que comete un mozo, porque su pensamiento es rápido y su juicio escaso. Apacíguese, pues, tu corazón: yo mismo te cedo la yegua que he recibido; y si de cuanto tengo me pidieras algo de más valor que este premio, preferiría dártelo en seguida, a perder para siempre tu afecto y ser culpable ante los dioses. (Canto XXIII)

8 JUEGO DE PRUEBA. La prueba, una característica de la sociedad griega arcaica, que aparecerá también en la Alta Edad Media. SIN EMBARGO, TODA LA TRAGEDIA DE EDIPO ESTÁ FUNDADA, EN UN MECANISMO DIFERENTE.

9 EDIPO: «Tú inventaste todo esto simplemente para quitarme el poder y sustituirme».

10 CREONTE:«Bien. Juremos. Yo juraré que no he conspirado contra ti».

11 TIRESIAS: «Fuiste tú quien mató a Layo». «Prometiste que desterrarías a aquél que hubiese matado; ordeno que cumplas tu voto y te destierres a ti mismo.»

12 YOCASTA: «Ves bien, Edipo, que no has sido tú quien mató a Layo, contrariamente a lo que dice el adivino. La mejor prueba de esto es que Layo fue muerto por varios hombres en la encrucijada de tres caminos.» EDIPO: «Matar a un hombre en la encrucijada de tres caminos es exactamente lo que yo hice; recuerdo que al llegar a Tebas dí muerte a alguien en un sitio parecido.»

13 dos testimonios diferentes «Polibio no era tu padre». EL CICLO ESTÁ CERRADO. «En efecto, hace tiempo, dí a este mensajero un niño que venía del palacio de Yocasta y que, según me dijeron, era su hijo». SIMBOLON

14 La tragedia de Edipo tirano de Sófocles dejaré de lado el problema del fondo mítico es representativa y en cierta manera instauradora de un determinado tipo de relación entre poder y saber, entre poder político y conocimiento, relación de la que nuestra civilización aún no se ha liberado. La tragedia de Edipo es, fundamentalmente, el primer testimonio que tenemos de las prácticas judiciales griegas, que a partir de una historia en la que un soberano y un pueblo ignorando cierta verdad, consiguen a través de una serie de prácticas descubrir una verdad que pone en cuestión la propia soberanía del soberano. La tragedia de Edipo es, por lo tanto, la historia de una investigación de la verdad mediante un procedimiento que obedece a las prácticas judiciales griegas de esa época en relación a los procedimientos de la Grecia arcaica.

15

16 ...la diosa Atenea se presenta como, la meditabunda. ¿Hacia dónde se dirige la mirada meditabunda de la diosa? Se dirige, hacia el límite. El límite, sin embargo, no es sólo contorno y marco, ni solamente aquello en lo que algo termina. Límite muestra aquello mediante lo cual algo se halla reunido en lo suyo propio, para aparecer desde allí en su plenitud y hacerse presente. Al meditar el límite, Atenea ya tiene en la mirada aquello, hacia donde tiene que mirar previamente el actuar humano, para hacer aparecer lo así divisado en la visibilidad de una obra.

17 Más aún: la mirada meditabunda de la diosa no sólo contempla la figura invisible de posibles obras humanas. La mirada de Atenea descansa ante todo, ya, sobre aquello que deja que las cosas, que no necesitan primeramente de la producción humana, surjan desde sí mismas en la moldura de su presencia. A esto lo llamaron los griegos desde antaño la phýsis. La traducción romana de la palabra phýsis por natura y, finalmente, el concepto de naturaleza, que desde aquí se hizo rector en el pensamiento occidental, encubren el sentido de aquello que phýsis muestra: lo que surge por sí mismo en su respectivo límite y permanece en él. M. Heidegger / La proveniencia del arte

18 LA ORALIDAD. LA POESIA. EL DECIR. EL CUERPO LA ESCRITURA.

19 Eric Havelock: Prefacio a Platón 1996, Ed. Visor, Madrid En la Grecia Arcaica, cuando no conocía escritura, la poesía era el instrumento fundamental para la supervivencia de la tradición y por tanto constituía el eje de la educación comunitaria. En la actualidadesto puede parecernos extraño, pero dejaráde serlosi consideramos que en las culturas orales la poesía tiene un rol completamente diferente al que nosotros le asignamos. Para las sociedades que no poseen escritura la poesía no es un lujo cultural, ni la expresión subjetiva de un autor individual, sino que es la forma básica de la experiencia social, es el medio de la memoria comunitaria, el sistema de registro de los conocimientos, la vía para invocarlos. La única forma de registro en estas sociedades es la que provee la memorización. Lo que no se recuerda se pierde. La poesía, con su cadencia rítmica, provee una técnica sumamente eficaz para ampliar nuestra capacidad mnemotécnica, lo que la convierte en un instrumento funcional para el almacenamiento del información cultural para uso ulterior. Por eso la poesía está en el centro de todo proceso educativo en las culturas orales.

20 La actividad poética en la Grecia arcaica, basada sobre todo en el recitado de los poemas homéricos, constituían una verdadera enciclopedia social muy semejante a la representación teatral…. …. A través del ritmo en la poesía, la música y la danza se desarrolló una memoria a la vez corporal e intelectual, y se forjó una tradición cultural en un quehacer comunitario. El espacio del conocimiento era comunitario, afectivo, sensual, rítmico, cargado de empatía y emoción. En estas fiestas del conocimiento, la comunidad estaba en contacto con la enciclopedia tribal, y así era posible mantener la tradición y aprender…..

21 Escritura Grecia clásica (s. VI aC): Alfabeto de base Fenicia + vocales y elementos que adaptan el origen semítico de aquella a la lengua de raiz indoeuropea de los griegos. Escritura sintética pictográfica: cada signo del código gráfico -pictograma- es la traducción de una frase o de un enunciado completo. Escritura sintética ideográfica: cada signo -ideograma- representa una idea o imagen Escritura analítica fonética: el signo (grafema) no equivale a un objeto o idea, sino a un elemento lingüístico.

22

23 Poiesis Techné Técnica Hombre Humanismo Arte

24 Platón (tres formas de poiesis): -La poiesis del Demiurgo: producida en la contemplación directa de las Ideas en todo su esplendor e inmediatez. -La poiesis del artesano (technites) que produce cosas, objetos, tomando como modelo las Ideas. - La poiesis del artista, que no está relacionada con la idea y sólo produce simulacros (copias, trampas).

25 Jerarquías del conocimiento: -La Theoría (espisthemai): el saber del Demiurgo = =hombres que son casi dioses", (ven plenamente el ser tal y como es en su esencia = hypokeimenon-) -La technai o techné: el saber humano que intenta ver lo que los dioses ven plenamente y que funda su saber-hacer en esta visión limitada de las ideas. -El "saber" de los artistas: alejados completamente del mundo ideal y cuyo saber ni merece considerarse como la techné del technites. -Libro X de La República-

26 Aristóteles: el hombre animal racional: "los demás animales viven con imágenes y recuerdos y participan poco de la experiencia. Pero el género humano dispone de la techné y el razonamiento". "La experiencia hizo la techné", sin embargo no se pueden confundir ambas formas de conocer. La empiria tiene que ver con el conocimiento de las cosas singulares y por ello es fundamental en la vida práctica ya que supone una "cierta familiaridad con las cosas" y en cierta medida todo conocimiento teórico debe estar basado en la experiencia, ya que el médico no cura al hombre en general, sino que "sólo lo singular puede ser curado".

27 Experiencia y techné (Aristóteles) " la techné nace cuando de muchas observaciones experimentales surge una noción universal sobre casos semejantes y solo el sabio conoce las causas. El technites sabe el qué, pero no el por qué", pues no posee la theoría, el conocimiento de las causas".

28 la techné aristotélica: -un saber surgido del conocimiento racional desde la lógica. -un saber universal, ya que sólo este tipo de conocimiento permite predicciones verdaderas. -un saber enseñable, pues conoce las causas y por lo tanto puede ser enseñado. -un saber cuya techné aporta verdad donde antes sólo habían vaguedades. -un saber que explica, ya que plantea cuestiones sobre el por qué e intenta ofrecer respuestas fundamentadas (theoria).

29 "Todo saber, toda acción y toda deliberación tienden a un fin… y este fin es el bien. fines diversos jerarquizados en función de la polis: "el bien es deseable cuando concierne al individuo aislado, pero es mucho más bello cuando se aplica a un pueblo y a Estados enteros". Es decuir: la techné se convierte en mera poiesis cuando se aparta de su carácter social y ético. Cuando su finalidad contribuye al buen vivir de la ciudad, es saber. Etica a Nicómaco

30 -Una techné lógica: un instrumento de producción de modelos de argumentación propio del razonamiento dialéctico del hombre sabio. -Una techné moral: generadora de acciones justas (buenas, bellas) propias del hombre prudente para vivir bien. -Una techné poética, que permite el sentimiento trágico y la catarsis que aporta verosímilitud a los acontecimientos de la vida. -Una techné retórica, que permite argumentar, para que convencer (persuadir) equivalga a razonar bien.

31 Nuestras almas poseyeron, en otros tiempos, la visión directa de la belleza de las ideas y de la belleza divina. Ahora son prisioneras del cuerpo. Pero en contacto con el mundo sensible y con las cosas bellas, vuelven a encontrar las ideas y la belleza divina, remontándose por el pensamiento hacia el Creador, a la espera de que la muerte las libere. El amor es asi noble y legítimo, perfección humana, condición indispensable del amor de Dios: el hombre vuelve a encontrar la belleza del creador amando las bellas criaturas. El poeta y el artista, por tanto, son heraldos de la belleza, son los mensajeros de Dios, los portadores de oráculos cuya inspiración es efecto de una influencia especial de la divinidad. (Marsilio Ficino)

32


Descargar ppt "Caja de herramientas: Foucault, Michel. Las palabras y las cosas, Ed. Paidos Havelock, Eric : Prefacio a Platón, Ed. Visor Platón. La República (Libro."

Presentaciones similares


Anuncios Google