La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Dios dijo: ¿Quién es ése que oscurece el consejo con palabras sin sabiduría? Yo te preguntaré, y respóndeme tú: ¿Cazarás tú la presa para el león y.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Dios dijo: ¿Quién es ése que oscurece el consejo con palabras sin sabiduría? Yo te preguntaré, y respóndeme tú: ¿Cazarás tú la presa para el león y."— Transcripción de la presentación:

1

2

3 Dios dijo: ¿Quién es ése que oscurece el consejo con palabras sin sabiduría? Yo te preguntaré, y respóndeme tú: ¿Cazarás tú la presa para el león y saciarás el hambre de los leoncillos? ¿Quién prepara al cuervo su alimento, cuando sus polluelos claman a Dios? ¿Se remonta el águila por tu mandamiento, y pone en alto su nido? (Job 38:1- 3, 39; y 39:27).

4 Los instintos tienen como fin preservar la integridad del individuo y de su especie, y son conductas no aprendidas, ni modificables, comunes a todos los miembros de una especie; automáticas, innatas y heredadas por los genes; y que se expresan en comportamientos precisos, específicos, muy complejos, y de los cuales generalmente, no se tiene conciencia.

5 Así, aunque un animal, como la tortuga y la araña, quede aislado de sus progenitores desde su fase de huevo o larva, sabrá qué hacer, qué ruta tomar, cómo procurarse el alimento, y cómo reproducirse, desde el momento de su nacimiento.

6 Además, la araña construirá su red de diseño característico; los gusanos, capullos distintivos; y los pájaros nidos únicos.

7 Además, muchos mamíferos, aves, peces, e insectos, seguirán, sin instrucción o experiencias previas, a través de miles de kilómetros, por cielo, mar, ríos, o tierra, las mismas rutas de migración seguidas por todos sus antepasados, en búsqueda de alimento y climas propicios para sobrevivir y reproducirse, logrando a tiempo, llegar siempre al mismo sitio.

8 Desde el nacimiento, pero sólo en circunstancias y tiempos propicios, ciertos estímulos específicos ingresados por los órganos de los sentidos, son integrados y coordinados por el cerebro, quien por el sistema nervioso y con la ayuda de hormonas y otras sustancias, desencadena las complicadísimas conductas instintivas características en cada especie.

9 Algunos clasifican los instintos en vitales o de conservación, incluyendo aquí, los que permiten al animal alimentarse gracias a asombrosas destrezas; a aparearse después de complicados cortejos y peligrosas luchas por el derecho a la pareja; y a defenderse frente a sus depredadores, con sofisticados mecanismos que permiten la preservación de la especie.

10 En los animales frecuentemente se ejerce la ley del más fuerte como mecanismo instintivo para preservar lo mejor de la especie; pero jamás este mecanismo ha sido usado para modificar, cambiar, o transformar una especie en otra, por evolución o por selección natural; y nunca una conducta adquirida, se integra al ADN, para heredarse como instinto.

11 Se clasifican como instintos de placer, aquellos que aparte de satisfacer necesidades vitales, proporcionan una satisfacción agregada; como cuando se selecciona un alimento sobre otro igual de nutritivo (néctar, fruta, animal, etc.); ó un tipo de guarida, en vez de otra; una pareja en vez de otra, y una actividad y sitio para la recreación, en vez de otro.

12 Se llaman instintos sociales, los que permiten a los animales sociales forzosos, como las hormigas, abejas, y manadas de mamíferos, organizarse jerárquicamente, y repartirse las labores, en forma eficiente y prácticamente perfecta. Cuviller observa: las abejas actuales construyen sus panales exactamente como las abejas descritas por Virgilio hace 2000 años.

13 Pero a diferencia de los reflejos condicionados que son adquiridos, perfeccionados, y modificados por aprendizaje, los instintos reflejan una extraordinaria inteligencia no cerebral, que ahora se sabe está programada en el ADN, junto con todas las características singulares y no modificables de una especie, y que se transmiten genéticamente de padres a hijos.

14 La inteligencia es proporcional a la cantidad de masa cerebral, y aunque su capacidad de aprendizaje es extraordinaria, también lo es su capacidad de vacilar y errar. En cambio, el instinto es casi infalible. Hay insectos que clavan su aguijón con exactitud milimétrica, para sólo aletargar a su víctima, pues tanto él como sus crías, sólo la comerán si está viva.

15 Hay instintos para los que no hay alternativas, como los de insectos y aves que no pueden escapar volando hacia arriba en contenedores destapados; y hay animales que de acuerdo con la inteligencia disponible, logran completar felizmente una conducta instintiva, después de superar varios obstáculos, gracias a que son capaces de encontrar soluciones alternas.

16 También es sabido que hay aves que no construirán su nido, ni empollarán sus huevos, si las circunstancias no son propicias; y que muchos animales se multiplican de acuerdo al alimento disponible. Son asombrosas las veces en que una hembra es capaz de suprimir su instinto de conservación personal, para favorecer la conservación de sus crías.

17 Algunas conductas instintivas, como el canto de los pájaros, la procuración de alimento, y la conducta ante los humanos y otros animales, se logra modificar artificialmente, en los animales domesticados o en cautiverio; pero se ha demostrado que los instintos reaparecen íntegros, cuando los animales logran sobrevivir, al reintegrarlos a su hábitat natural.

18 Pero la mayoría de los instintos, como la forma de desplazarse, volar, cazar, alimentarse, migrar, defenderse, reproducirse y más, en los miembros de una especie, criados hasta la madurez psicomotora, aislados de los demás, se expresan en el momento de integrarlos, con la misma destreza que muestran los que nacieron y se criaron naturalmente.

19 Por ser extremadamente compleja, enorme, y específica, la información correspondiente a los instintos, sólo se explica razonablemente, aceptando que fue codificada, programada, e incluida en el ADN, por un ser inmensamente inteligente y sabio al que la Biblia llama Dios. Creer sin bases, que apareció por casualidad, evolución, o selección natural, es ridículo.

20 Dado que los insectos, aves, peces, y demás animales no tienen conciencia de sus instintos, cuya complejidad es siempre mayor a la que correspondería a su capacidad intelectual.

21 Solo al humano adulto se le considera responsable de su conducta, porque todo instinto es juzgado por la razón, y puede voluntariamente, ser modificado, reprimido, o anulado.

22 Ve a la hormiga, oh perezoso, mira sus caminos, y sé sabio; la cual no teniendo capitán, ni gobernador, ni señor, prepara en el verano su comida y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento (Proverbios 6:6-8)


Descargar ppt "Dios dijo: ¿Quién es ése que oscurece el consejo con palabras sin sabiduría? Yo te preguntaré, y respóndeme tú: ¿Cazarás tú la presa para el león y."

Presentaciones similares


Anuncios Google