La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

10. LA PASIÓN Y LA MUERTE EN LA CRUZ. 1. Jesucristo padeció y murió por nuestros pecados La Redención (que significa rescate) sólo podía venir de Dios.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "10. LA PASIÓN Y LA MUERTE EN LA CRUZ. 1. Jesucristo padeció y murió por nuestros pecados La Redención (que significa rescate) sólo podía venir de Dios."— Transcripción de la presentación:

1 10. LA PASIÓN Y LA MUERTE EN LA CRUZ

2 1. Jesucristo padeció y murió por nuestros pecados La Redención (que significa rescate) sólo podía venir de Dios. La Redención (que significa rescate) sólo podía venir de Dios. Por amor nuestro, Dios Padre entregó a su Único Hijo. Por amor nuestro, Dios Padre entregó a su Único Hijo. Cristo, "por nosotros los hombres y por nuestra salvación bajó del cielo... y por nuestra causa fue crucificado" (Credo). Cristo, "por nosotros los hombres y por nuestra salvación bajó del cielo... y por nuestra causa fue crucificado" (Credo).

3 Fue un pecado de desobediencia a la Voluntad divina. Fue un pecado de desobediencia a la Voluntad divina. Para redimimos, Cristo se hizo "obediente hasta la muerte y muerte de Cruz" (Philip 2,8). Para redimimos, Cristo se hizo "obediente hasta la muerte y muerte de Cruz" (Philip 2,8). Jesús aceptó libremente su pasión y su muerte por amor a su Padre y a los hombres. Jesús aceptó libremente su pasión y su muerte por amor a su Padre y a los hombres.

4 2. El sacrificio del Calvario En la Última Cena, Jesucristo anticipó la ofrenda de su vida, instituyendo la Santísima Eucaristía. En la Última Cena, Jesucristo anticipó la ofrenda de su vida, instituyendo la Santísima Eucaristía. La Eucaristía es "memorial" de su sacrificio en la Cruz. La Eucaristía es "memorial" de su sacrificio en la Cruz. Jesucristo -Sacerdote y Víctima - realizó un verdadero y perfecto sacrificio, pues entregó su vida, en un acto de amor y obediencia a la voluntad del Padre. Jesucristo -Sacerdote y Víctima - realizó un verdadero y perfecto sacrificio, pues entregó su vida, en un acto de amor y obediencia a la voluntad del Padre.

5 El Sacrificio de Cristo tiene valor de redención, de reparación, de expiación y de satisfacción: El Sacrificio de Cristo tiene valor de redención, de reparación, de expiación y de satisfacción: Redime (rescata) de la esclavitud del pecado, Redime (rescata) de la esclavitud del pecado, Repara (sana, levanta) la enfermedad o la caída del pecado, Repara (sana, levanta) la enfermedad o la caída del pecado, Expía o sufre, en nuestro lugar, la pena del pecado, y Expía o sufre, en nuestro lugar, la pena del pecado, y Satisface por la ofensa a Dios la culpa del pecado reconciliándonos con Él. Satisface por la ofensa a Dios la culpa del pecado reconciliándonos con Él.

6 3. Corredimir con Cristo La Redención es universal y se aplica -principalmente -por medio de los Sacramentos. La Redención es universal y se aplica -principalmente -por medio de los Sacramentos. El Señor nos llama: a tomar su cruz, a seguirle y a ser corredentores con Él. El Señor nos llama: a tomar su cruz, a seguirle y a ser corredentores con Él. No hay cristianismo sin cruz. No hay cristianismo sin cruz.

7 En la Cruz, Jesús nos da ejemplo de todas las virtudes: En la Cruz, Jesús nos da ejemplo de todas las virtudes: de caridad: nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos; de obediencia: se hizo obediente al Padre hasta la muerte y muerte de Cruz; de humildad, de mansedumbre y de paciencia: soportó los sufrimientos sin evitarlos ni suavizarlos, como un manso cordero ;

8 de desprendimiento de las cosas terrenas: el Rey de Reyes y Señor de los que dominan aparece en la Cruz desnudo, burlado, escupido, azotado, coronado de espinas, por Amor. El Señor ha querido asociar a su Madre, más últimamente que nadie, al misterio de su sufrimiento redentor. La Virgen nos enseña a estar junto a la Cruz de su Hijo.

9 4. Jesucristo fue sepultado El cuerpo de Cristo fue sepultado en un sepulcro nuevo, no lejos del lugar donde le habían crucificado. El cuerpo de Cristo fue sepultado en un sepulcro nuevo, no lejos del lugar donde le habían crucificado. La sepultura de Cristo manifiesta su verdadera muerte (separación entre él alma y el cuerpo). La sepultura de Cristo manifiesta su verdadera muerte (separación entre él alma y el cuerpo). El alma y el cuerpo, separados entre sí por causa de la muerte, continuaron unidos a la Persona divina. El alma y el cuerpo, separados entre sí por causa de la muerte, continuaron unidos a la Persona divina.

10 El Cuerpo de Cristo no sufrió corrupción, a causa de la unión qué conservó con la Persona del Hijo. El Cuerpo de Cristo no sufrió corrupción, a causa de la unión qué conservó con la Persona del Hijo.

11 Buenos Aires, 5 de abril 2010 Buenos Aires, 5 de abril 2010 Auditorio del CUDES Auditorio del CUDES P. Juan María Gallardo P. Juan María


Descargar ppt "10. LA PASIÓN Y LA MUERTE EN LA CRUZ. 1. Jesucristo padeció y murió por nuestros pecados La Redención (que significa rescate) sólo podía venir de Dios."

Presentaciones similares


Anuncios Google