La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

EL HOMBRE Arquitectura Frágil Y Complicada Reflexión.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "EL HOMBRE Arquitectura Frágil Y Complicada Reflexión."— Transcripción de la presentación:

1

2 EL HOMBRE Arquitectura Frágil Y Complicada

3

4 Reflexión

5 L a esencia de la intención por la que fui inducido con entusiasta manera, entre genialidades pasivas sobre el lienzo, según mis vocaciones para pintar un centro móvil abrazado a una cruz bajo la crisis de incertidumbre en relación a un panorama obscuro, por mas que el universo se ilumine con una esperanzadora chispa cuando por el horizonte el sol asoma y al momento por el mismo horizonte sin saber porque; muere. sí lo sentí sin apelaciones a los grandes cálculos numéricos en el seno de una multitud que jamás ha dado una explicación satisfactoria sobre la existencia de un caprichoso Artífice generador de conflictos, dentro de una atmósfera depredadora sin que se vislumbre organización posible: Mal de ignorancia, mal de ansiedad, mal de soledad, mal de descomposición, mal de inseguridad. A

6 E l Hombre se enrolla a la Ley Cósmica de Complejidad-Conciencia, sin saber nada del sentido de La Creación, bajo la organización, de investigación dentro del binomio Ciencia-Religión con sus torpes presumidos ejes de creencia desde la primitiva fase ramificada de los Pre homínidos, perdidos en las soledades de sus zonas reflexivas. P or favor, no habléis de Él, al que no conocéis, inocentes criaturas porque ensangrentáis al mundo opinión de hipótesis que no dura mas de una mañana. Todo razonamiento teológico es una megalomanía que inexorablemente lleva al error. El misterio mas inquietante en los anales de la historia es la presencia de El Hombre con su energía espiritual, solo se que ha venido viviendo rodeado y soportado por el polvo que le difumina su fundamental preocupación: El Hombre no sabe quien es El Hombre. Los fugaces hechizos se desvanecen en el Réquiem de la individual profundidad abrazado a la tierra madre que fue quien le dio su ser, pues.

7 N o tenemos mas dimensiones que las que podemos medir, riesgoso es internarnos en el espacio-tiempo, para decir si o para decir no… mi falta de sabiduría se repliega en El Silencio. Solo contamos con el rayo de la ilusa esperanza de la Transmutación por los caminos de la Naturaleza que convergen sublime… dentro de la belleza del amor.

8 O T A Z Z O

9 H omo R eus fue el nombre que di a la obra que ignoto y arcano pinté en el suelo de la casa de la cultura en el Convento de San Agustín en la Orotava por encargo de Don Antonio párroco de la Iglesia de la Concepción, que al verla terminada y expuesta entre dos frondosos árboles frente al kiosco en la plaza Constitución, quedó hemipléjico con perdida psíquica de los sentidos que al reaccionar después de una reflexión exclamó no poder aceptarlo por falta de espacio disponible debido a su tamaño, dejando de percibir el verdadero mensaje que determina la obra con solo levantar la vista, para ver la edificación unánime del espíritu de la Tierra, donde el Hombre jamás llegará a superar al mismo Hombre.

10 P or un momento sentí florecer Eminencia bajo mis pies que me elevó hasta alcanzar la cima únicamente reservada para los grandes iniciados desde donde contemplé lo minúsculo y lo magnánimo, el todo y la nada, el ser y no ser, para luego descender a mis orígenes y nuevamente continuar buscando el definitivo hogar para mi tan despreciada obra del Homo Sapiens, por lo que visité el Museo de Bellas Artes en la plaza del Príncipe, el departamento de Cultura del cabildo insular, el Gobierno de España, el Ayuntamiento de la Orotava, La Universidad de la Laguna… Por momentos sentí con orgullo el peso de una Cruz sobre mi espalda como una ofrenda que mi Señor me tenía reservada, la cuál animosamente soporté entre murmullos de la voz tenue del agua que corre y del viento que sopla. Me sentí minúsculo y grande muy Grande al recordar una de mis máximas oraciones : Considero desgraciado aquel que nunca atravesó dificultad alguna, esta frase me golpeo constante día y noche mientras cargaba con mi Cristo Roto por el Vía Crucis de la vida con la segura esperanza de al final del recorrido descansar con Honor.

11 L as Entidades Oficiales no solo no aceptaron mi ofrecimiento, sino que me recomendaron desprenderla de los clavos que la sustentaba porque dañaba la pared recién pintada en la entrada de la Escuela de Arte de San Agustín, por lo que convencido quedé de que no se debe sembrar una semilla de calidad donde no va a germinar. Luego percibí mi superlativa esencia guiada desde una mano invisible que rige los destinos que implica la adecuación del Todo a las medidas humanas idealizadas para la armonía. E n diciembre del año 2002 viajé a Suiza, invitado para pasar la temporada de invierno en el hogar de mis queridos amigos Pierre y Anna Holdener, en Chemis de La Foret, entre melódicas notas de su piano y copiosa nieve, sentí el espíritu de Richard Wagner en Tannhäuser; Parsifal y en El Ocaso de los Dioses, al propio tiempo que reflexionaba sobre mi tan desestimada obra, me sentí Inconmensurable y mimado habitando castillos de condado en condado, huésped distinguido en el museo Thyssen Bornemisza en Lugano: Exposición de Otazzo en el Château Allaman (Castillo Alemán) y Nel Mondo dei Fiore y en d¨Orange de Coppet.

12 D ecidido regresé a España con una solución honrosa, y en una mañana del mes de febrero del año 2003, en presencia de una multitud inocente que transitaba por la plaza frente a la Academia de Artes, corté Mi Gran Obra en fantásticos y virtuosos pedazos de efecto sobrenatural para englobar desde los cuentos de hadas hasta las hagiografías que circunscriben en narraciones maravillosas. H eroico momento de la Divina Inspiración para que escapara a la servidumbre de los conquistadores, aunque después comprendí mi exorbitado orgullo por lo que rodilla en tierra me ofrecí a la Diosa de la Creación.

13

14 M i Homo Sapiens, se ocultó embojotado de desván en desván y de trastero en trastero durante cuatro años sin ni siquiera imaginar cual sería su destino, hasta que un buen día por azar regresé a la roca basáltica de la afortunada isla, para rescatar a mi cautivo Cristo Roto, retenido por la fuerza, seducido, humillado y esclavizado pero inmarcesible. Cuando lo vi, percibí el inicio de un proceso febril: conmocionado y escalofriado por haber encontrado la huella inconclusa de mi Lux Aeterna, símbolo vivificante entre el amo y el esclavo, sentí una sensación psíquica muy intensa de terror, miedo y admiración impresionante: encrucijada del futuro, esperanza de la teoría sintética de la evolución, que es una síntesis del proceso por lo que distintos elementos del pensamiento se organizan lógicamente de forma unitaria en la evolución a la que rindo tributo de humana devoción, iluminando el misterio por un halo de Suprema Inspiración, que en sus comienzos se mostró absolutamente inoperante, a pesar de la buena voluntad con que lo ofrecía a las autoridades civiles y religiosas por demás decir Mágus Péludus.

15 E l egoísmo por falta de valores altruistas, parece, nunca podrá ser trocado por el bien ajeno aún a costa del propio para que destruya las murallas del dolor individual por el dolor compartido y abra los corazones entre si con un solo latido, iluminado desde una luz superior a vosotros mismos gracias a, no se, presiento algo mas poderoso que vuestros propios ínfimos cuerpos y los pueda hacer obedientes a la voz de la distancia casi inaudible, pero que todos apetecéis sentir antes del diezmo que pagareis a la derrota individual para que al fin se libere el espíritu divinizable y divinizado. L uego comprendí que el arte debe encontrar el camino por el que El Hombre se eleve a la contemplación del mundo sobrenatural, el camino luminoso y claro siguiendo el cual, los que creen firmemente y profesan abiertamente la fe pueden alcanzar las cimas mas altas.

16 A partir de entonces comencé por un sereno descanso entre el sueño y la vigilia abrazado a una atmósfera musical selecta Efemérides del momento: arias y escenas de óperas: Réquiem en Re menor de Mozart: Ofertorium, Sanctus Benedictus, Agnus Dei, Communio, Ynquisitio… hasta que elevado mis ánimos entre sueños vislumbré la Potencia Cósmica que evocará un conmovedor legado artístico sobre el que pesará un misterio idéntico al que cubre las tumbas de los mortales, bajo la influencia alucinante de valores mitológicos inducido por estímulos exteriores que al despertar concebí mi Resurrección bajo el silencio inspirado en el amor. P ero todavía en la Alambra tuve que pasar por la terrible prueba de la humildad y del perdón. Crucial sacrificio del momento en que se cumple el:

17

18 Enigma de la Profecía

19 S in saber porqué cuando estaba disfrutando del definitivo lugar para mi obra, el espíritu del mal posesionó a una indefensa entidad para arremeter violentamente contra el cuadro, tirándolo a la calle con improperios ante el asombro de los allí presentes, entre los que estaba mi entrañable amigo Francisco Sánchez que me ayudó a recoger mi Quid Divinum (El don de la Inspiración del Genio), sin poder entender lo que estaba pasando, por mas que siempre lo ofrecí regalado como muestra de amistad traída desde mi Venezuela. Días después de mi inquieta meditación, pensé que estaba en un país tradicionalmente inquisidor a ultranza, que ignora la magnitud moral del cristianismo, igual que los mejores Católicos de Europa…por un severo silogismo llegué a la conclusión de que: mi obra y yo ocasionábamos incomodidad, por lo que decidí regresar a Venezuela para darle un definitivo hogar a mi agraviada Creación, con la seguridad de que tendrá un sitial de ardiente admiración.

20 ¿ Q uien puede garantizar la existencia de un mañana sin una salida conveniente?...La tierra nunca ha estado condicionada para albergar la vida sobre una plataforma que no acaba de nacer, vuestras conciencias siguen evaporándose dentro de las expansiones de El Universo estático y a la vez eternamente dinámico. A lgo os amenaza, algo os falta mas que nunca, sin que sepáis exactamente de que se trata ¿Cómo puede el Hombre encontrarse a sí mismo sin emerger de la animalidad que desde siglos por un simple murmullo anuncia de manera infalible encarnizadas riñas?.

21 E l siglo pasado conoció las primeras huelgas mundiales y este siglo XXI no se terminará sin una amenaza de huelga en la noosfera…Los elementos del mundo se niegan a servir al mundo por el hecho de pensar o mas exactamente aún el mundo negándose a sí mismo al darse cuenta de si mismo, bajo la reflexión bajo la inquietud moderna se está formando una crisis orgánica en la evolución. ¿Bajo que precio o bases contractuales se restaurará el orden?. Los centros reflexivos del mundo están torpemente disgregados, de nada sirve poner atención sobre la sombra del pasado, como tampoco aconsejaros inútilmente sobre el peligro de las profundidades que se os avecinan en el futuro. Mal de angustia es sentiros encerrados por dentro, la única salida está en renovar la faz de la tierra, con una nueva curvatura del Espíritu Creador. Mientras tanto hay que seguir soportando el peso del Globo-visión, de la oposición, del zancudo patas blancas y sobre todo del cura Néstor en la TV dominical explicando las torturas de Adán sin ombligo, los problemas del excremento en el Arca de Noé y la Teogonía antropomórfica de Heriodo.

22 C uanto mas llegue el hombre a sentirse hombre, tanto menos aceptará a mirar una estrella, poner atención en el porvenir o tan siquiera esperanza de convivencia alguna. Os puedo asegurar de que el tronco cada año mas se irá separando de sus raíces por estar inundadas de una herencia contagiosa inclinada al exterminio, no es necesario la profecía ante lo tangible, pues la flora y la fauna ya se nos ha adelantado a la extinción, posiblemente para comenzar con un mundo nuevo de otra forma y en otro lugar.

23 L a gran masa humana, no hace otra cosa mas que generar materia, si esta maquina no genera también sobre abundancia de espíritu, es que está trabajando mal, pues pareciera que El Hombre es un Error dentro de la Creación dislocada, abrazado por el barro condenado al fracaso y a la nada. ¿ N o te da risa…? … A Caray … a mi no, y a veces si…

24 ¿ S e puede todavía hablar de un simple juego de probabilidades? ó ¿tener el derecho a la duda?...tajantemente NO ya es tarde, la Tierra a sido excesivamente paciente y tolerante por las heridas recibidas desde sus orígenes cuando apareció la inteligencia. ¡Entonces! la humanidad… ¿Qué es la humanidad, un objeto errático, irreal, un vocablo convencional, una agrupación orgánica, una sociedad fisiológica con una débil estructura anatómica? Psicosomáticos, esquizofrénicos sois, unos, y oligofrénicos los demás, con propensión al canibalismo y al exterminio de todo lo que pisa ve y toca. Y en cuanto a mi respecto diré que; cuando era niño pensaba como niño, jugaba como niño, lloraba como niño y ahora sigo siendo niño viviendo entre adultos ¡¡Que Horrible!! Como errante cometa que se inflama al rozar vestigio alguno.

25 D esapareceré como un bálsamo en el agua, P ero mi obra queda Otazzo como un perfume en el aire

26 Producción Diseño y Montaje Asistente Personal del Maestro Artista Plástico : Sylvia R. Pérez L Música Banda Sonora de El Señor de los Anillos Y de la película El Gladiador ( Enya – Adiemus ) Filosofía y Redacción Antonio Otazzo Fotos del Archivo Personal Antonio Otazzo y Sylvia Rosa Se reserva el Derecho de Autor 2009 Obra : El Hombre Autor: Antonio Otazzo Valorada para subasta


Descargar ppt "EL HOMBRE Arquitectura Frágil Y Complicada Reflexión."

Presentaciones similares


Anuncios Google